Navigation – Plan du site
Colloques | 2018
Entre historia y memoria. El museo comunitario de Cupilco, Tabasco, y la tutela de las identidades indígenas – Coord. par Massimo De Giuseppe, Hilda Iparraguirre Locicero et Clementina Battcock
Massimo De Giuseppe, Hilda Iparraguirre Locicero et Clementina Battcock

Entre historia y memoria. El museo comunitario de Cupilco, Tabasco, y la tutela de las identidades indígenas

Between History and Memory. The Community Museum of Cupilco, Tabasco, and the Protection of Indigenous
[10/12/2018]

Texte intégral

...comencé mi camino por la costa hasta una provincia que se dice Cupilcom que está de aquella villa del Espíritu Santo hasta treinta y cinco leguas y tuvimos que pasar muchas ciénegas y ríos en los que se tuvo que hacer muchos puentes(...) Esta provincia de Cupilcom es abundosa de esta fruta que llaman cacao y de otros mantenimientos de la tierra y de mucha pesquería; hay en ella diez o doce pueblos buenos, es tierra muy baja y de muchas ciénegas, tanto que en tiempo de invierno no se puede andar, y para pasarla se hicieron más de cincuenta puentes
Hernán Cortés, capitán de la corona de España, Cartas de Relación, 1526

Vamos a comenzar… por la aparición de la Virgen, ¿Dónde apareció? ¿Y cómo vino caminando? ¿Y a dónde fue? ¿Y dónde se encontró? ¿Y dónde se quedó? ¡ándale! Eso les voy a platicar, porque eso, eso a mí me lo platicó el finado mi abuelito. ¡Bueno! Entonces la Virgen cuando apareció, apareció en la Barra de Tupilco del municipio de Paraíso. Allá andaban unos abuelitos, de este pueblito de Ayapa. Se iban esos viejitos allá a cangrejear y ahí se encontraron a la Virgen con su barquito. Entonces ahí lo encontraron los señores viejitos esos y se lo trajeron, se lo pasaron para su pueblito; pero la Santísima Virgen al llegar a su pueblito lo pusieron en el altar en la parroquia, la ermita de Ayapa y la Virgen no se quedaba ahí, se daba vuelta. Y entonces los viejitos, como eran tan católicos, dijeron: “Esto cómo, a ver, vamos a caminar”; lo llevaron a Jalpa, como allá estaba su hermana de ella lo dejaron ahí, y tampoco se quedó la Virgen, se daba vuelta. Entonces “Oye, y esto… vamos a Nacajuca”; lo llevaron a Nacajuca, tampoco, allá estaba la otra hermana, y se daba vuelta. “Y ahora qué hacemos, vamos a Cunduacán”; lo pasaron de Nacajuca a Cunduacán a la Virgen, y llegó a Cunduacán y tampoco se quedaba, ella se daba vuelta. “¡Ay chihuahua! Decían los viejitos, ya estamos cansados y esto no se queda; ¿Y ahora? –se acordaron- pero nos quedó un pueblo que no lo pasamos a visitar, ¿y cuál?, Cupilco; vamos a llevarla a Cupilco”. Y la trajeron para acá; aquí lo pusieron a la Virgen, y donde lo pusieron ahí se quedó, ése es su pueblo de ella.
Adelaido Pérez, campesino de Cupilco, Archivo de la palabra, 2010

Imagen 1 – Poster del II Encuentro Entre Historia y Memoria: del Pasado al territorio, 21-22 julio 2016

Archivo de la Palabra y la Imagen, Museo di Cupilco, 2018

1Cupilco es una comunidad de origen nahua, ubicada en un espacio de contacto histórico en la región maya de la Chontalpa, en el actual estado mexicano de Tabasco. Cerca de Cupilco se encuentra el sitio arqueológico de Comalcalco, corazón de la antigua producción y distribución del cacao mesoamericano. Asimismo, las crónicas tempranas durante la conquista hacen referencia a Cupilco, ya que fue citada por Hernán Cortés en su Quinta Carta de Relación al rey, y referida en la Historia verdadera de Bernal Díaz del Castillo.

2Desde el siglo XVIII se desarrolló en la comunidad un importante culto mariano regional bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción, cuya importancia identitaria fue en aumento desde la época pos-independentista. La comunidad fue atravezada por las consecuencias de la intervención francesa, por la revolución, así como por las “políticas desfanatizadoras” del gobernador Garrido Canabal durante las primeras décadas del siglo XX. Posteriormente, Cupilco se posicionó como un centro de defensa identitaria del culto de la “cupilqueña”, mismo que provocó incluso algunas tensiones entre la comunidad y las instituciones eclesiásticas en los años de la “recristianización” de Tabasco, en la segunda mitad del siglo.

Imagen 2 – Iglesia de Cupilco, Santuario Nuestra Señora de la Asunción, Archivo de la Palabra y la Imagen, Museo di Cupilco

Foto M. De Giuseppe, 2010

3El proyecto del Museo Comunitario de Cupilco fue inaugurado en el mes de junio de 2013, frutco de una idea de la propia comunidad y de un intenso trabajo promovido en colaboración con el Posgrado de Historia y Etnohistoria de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Departamento de Humanidades de la Università IULM de Milán. Sin lugar a dudas, este proyecto ha surgido de un encuentro entre una comunidad multifacética y resiliente, sus actores inter-gegenracionales y un grupo de académicos y, considerado las particularidades de la región, se ha cohesionado en una experiencia única de dinamismo socio-cultural y enlace entre tutela comunitaria, museografía, historia cultural, religiosa, política, arqueología y etnohistoria.

4El proyecto del Museo Comunitario de Cupilco fue construido con una gestión limitada de recursos, a través de un largo y permanente diálogo original e interdisciplinario entre las comunidades indígenas, la parroquía y los centros académicos. Esta singularidad se hizo evidente en el fuerte impulso social que promovió, quizá de manera pausada pero efectiva, la remodulación intergeneracional de la Memoria cuilqueña.

5Esta perspectiva, vuelta en experiencia concreta, permitió al proyecto desarrollarse creativamente, es decir, constituir un cruce original de trabajos de Archivo y de Historia Oral. Esta posibilidad metodológica de trabajo fue viable debido a que desde el principio contó con la participación activa y propositiva de la comunidad a través de un comité organizador muy articulado (entre sus miembros había maestros, enfermeras, estudiantes, religiosas, carpinteros, albañiles, jóvenes y ancianos…). Dicho comité gestionó un trabajo activo en la comunidad para su involucramiento en todas las actividades para la construcción del museo: desde el diseño de los muebles y la pintura de los murales, pasando por la recuperación de objetos etnográficos y testimonios, el asesoramiento informático y la creación del Archivo de la palabra y la imagen.

6Entre las distintas actividades del Museo Comunitario, se han organizado dos coloquios internacionales intitulados bajo los tópicos: Entre historia y memoria. En el primero, desarrollado en diciembre 2013, la comunidad se enfrentó con otras experiencias de museos comunitarios, que les permitió tejer caminos de reflexión interdisciplinaria y generó una confrontación abierta entre las diversas experiencias museísticas y las distintas aproximaciones a la memoria, a la luz de los nudos históricos. Un grupo de historiadores de varias generaciones y procedencias institucionales dialogó con expertos y directores de museos comunitarios activos en México y en Centroamérica, girando la discusión en torno a los ejes problemáticos: la relación entre Historia y Memoria, con la finalidad de examinar distintos y complejos caminos interpretativos para el futuro de los museos comunitarios en Latinoamérica.

7Un segundo encuentro denominado: Entre Historia y memoria: del pasado al territorio, fue organizado tres años después, con el apoyo de Escuela Nacional de Antropología e Historia, La Coordinación Nacional de Antropología del Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Università IULM de Milán, el Instituto Estatal de Cultura del Estado de Tabasco. Con este impuslo institucional, varios investigadores nos sumamos al intento de fortalecer el diálogo interdisciplinar entre la academia y las comunidades. En esa ocasión, el coloquio se convirtió en la llave de un proceso dialógico que fructificó en una discusión original entre historiadores, arqueólogos y antropólogos, continuando el palpitante debate sobre la relación entre Historia y Memoria, pues aunque esta vinculación resulta cuasi natural para algunos, se redefine constantemente con respecto a la transformación del territorio (entre una perspectiva local y una global). Por su lado, los encargados del museo, y los representantes de las comunidades que forman el poblado de Cupilco, ofrecieron su propia lectura de esta relación espacio-temporal, para evidenciar como el pasado respira y se reinterpreta a través de un pequeño museo, que condesa la multiplicidad de significados inscritos en un territorio vivo y real.

Imagen 3 – Archivo de la Palabra y la imagen, Museo di Cupilco

Foto M. De Giuseppe, 2013

8Finalmente, este dossier reune una presentación del proyecto de Cupilco, un ensayo que recontruye su historia y retos y algunas de las investigaciones presentadas en el segundo coloquio sobre nuevas formas de construcción de identidades. Proponemos la organización de los siete ensayos aquí presentados, en dos secciones. La primera, dedicada al caso específico de Cupilco y la región de Comalcalco para develar cómo se contruye una idea del pasado en la definición del territorio y la relación local-global, entre fuentes, archivos y memorias. Los cuatros ensayos que conforman la segunda sección proponen estudios desde una dimensión regional y nacional, con el objetivo de ofrecer una perspectiva comunicante entre los nuevos horizontes hermeneúticos y heurísticos, fundamentados en un intento de entablar nuevas formas de cooperación entre las comunidades indígenas y la academia.

9Pensamos que este conjunto de trabajos aportan nuevas líneas de investigación y experiencias en la compleja relación entre las comunidades y la academia. La posición colectiva de este trabajo se pone como objetivo el re-pensar la articulación de este peculiar binomio, que en otras oportunidades ha brindado variantes de análisis originales y adecuadas. Terminamos esta presentación señalando que los textos son un entramado articulado que dialoga internamente entre los contenidos que postulan ambas secciones, a la vez que invitan al lector a establecer cruces y producir intersecciones propias.

Haut de page

Table des illustrations

Légende Imagen 1 – Poster del II Encuentro Entre Historia y Memoria: del Pasado al territorio, 21-22 julio 2016
Crédits Archivo de la Palabra y la Imagen, Museo di Cupilco, 2018
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/74296/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 572k
Légende Imagen 2 – Iglesia de Cupilco, Santuario Nuestra Señora de la Asunción, Archivo de la Palabra y la Imagen, Museo di Cupilco
Crédits Foto M. De Giuseppe, 2010
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/74296/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 568k
Légende Imagen 3 – Archivo de la Palabra y la imagen, Museo di Cupilco
Crédits Foto M. De Giuseppe, 2013
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/74296/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 526k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Massimo De Giuseppe, Hilda Iparraguirre Locicero et Clementina Battcock, « Entre historia y memoria. El museo comunitario de Cupilco, Tabasco, y la tutela de las identidades indígenas », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Colloques, mis en ligne le 10 décembre 2018, consulté le 23 juillet 2019. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/74296 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.74296

Haut de page

Auteurs

Massimo De Giuseppe

Università IULM, Milano, Italia.
massimo.degiuseppe@iulm.it

Articles du même auteur

Hilda Iparraguirre Locicero

Escuela Nacional de Antropología e Historia/Instituto Nacional de Antropología e Historia, México,
hildaipa@gmail.com

Clementina Battcock

Dirección de Estudios Históricos/ Instituto Nacional de Antropología e Historia, México,
cbattcock@yahoo.com.ar

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page