Navigation – Plan du site

AccueilRubriquesDébats2020“Valiéndome del derecho natural” ...

Débats | 2020
Víctor M. González Esparza

“Valiéndome del derecho natural” – La lucha de mujeres esclavas por su libertad en la Nueva Galicia, s. XVIII

[08/10/2020]

Résumés

L’objectif de cet essai est d’analyser la lutte des femmes esclaves pour leur liberté en Nouvelle-Galice au XVIIIe siècle et dans la pratique du droit, c’est-à-dire sur la base de cas spécifiques, tant au bureau du Maire qu’au niveau de l’Audience royale, montrer d'une part la capacité juridique et les arguments de ces « misérables » femmes, mais aussi connaître la réaction des instances impliquées dans l'administration de la justice et le rôle des procureurs pauvres ou misérables. Étant donné que la manumission a été l’un des problèmes centraux de l’accès à la liberté, en particulier pour les esclaves, et donc un élément clé de la comparaison entre les Amériques, le présent document cherche à démontrer l’importance de l’étude de cas spécifiques en matière de droit procédural, afin de connaître le fonctionnement de l’administration de la justice, en particulier chez les "misérables", ainsi que de montrer les arguments avancés à partir du droit naturel de demander la liberté.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

  • 1 Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes (AHEA), Fondo Judicial Civil, Caja 15, Exp. 14, 25 (...)

1A fines del mes de mayo de 1772, Antonia Josefa Cid, originaria de la ciudad de Guadalajara y residente en la villa de Aguascalientes, en representación y compañía de su hija María Guadalupe, había decidido presentar una grave denuncia. Confiadas en el derecho que tenían, madre e hija llevaron a cabo una de las demandas más singulares en la Nueva Galicia de las reformas borbónicas: demandar la libertad de María Guadalupe ante la incumplida promesa, realizada bajo juramento, de Domingo Antonio de Aguilera de liberar a María Guadalupe si ésta accedía a sus deseos.1

  • 2 AHEA, Caja 81, Exp. 2, 123-124v., 6 de noviembre de 1771.

2María Guadalupe era esclava de Domingo Antonio de Aguilera, un prominente propietario de la villa de Aguascalientes, desde hacía poco más de seis meses; éste la había comprado a Doña Rita de Ortega, mujer legítima de Don Vicente Cid de Escobar, por la cantidad de ciento cincuenta pesos de oro común en reales. María Guadalupe tenía en ese momento 18 años. La señora de Ortega había heredado a María Guadalupe de su madre, Doña María de la Encarnación de Acosta, por lo que “con licencia y expreso consentimiento que pidió de su esposo para otorgar y firmar esta escritura (…)”, realizó la venta.2

  • 3 AHEA, Fondo Judicial Civil, Caja 15, Exp. 14, 25 ff. Las negritas son del autor en esta cita y en (...)

3La demanda presentada por Antonia Josefa y su hija, junto con el Licenciado Félix Vicente de Silva, señalaba directamente no sin cierta crudeza las razones: “que por el mes pasado de Febrero de este año (1772), el citado Domingo Antonio, después de repetidas ingentes instancias desfloró a la dicha mi hija bajo la promesa, que le hizo con Juramento, de darle la libertad (…)”3 La demanda estaba ciertamente fundamentada en derecho, “como mejor proceda por derecho (…)”, y no obstante que María Guadalupe había reconvenido al citado Domingo Antonio para que cumpliese su promesa, “como es obligado”, no sólo se resistió “injustamente a hacerlo, sino que maquinó fraudulentamente haberla vendido (pues no ha otorgado escritura) a Don Pedro Díaz de Tiscareño (…)” Y agregaba en otra referencia al derecho: “esto supuesto (de simular la venta), y que la presente causa (de incumplimiento de promesa) tiene, y goza los recomendables privilegios, que el derecho concede en favor de la libertad, y de las personas miserables (…)” La demanda fue aceptada por Don Antonio de Carrera y Aramburu, Alcalde ordinario de segundo voto por su Majestad, no obstante que fuera hecha en “papel común”, no sellado, y siendo escribano Manuel Rafael de Aguilera, pariente del demandado.

4La frase última de que la causa de María Guadalupe tenía y gozaba de: “los recomendables privilegios, que el derecho concede en favor de la libertad, y de las personas miserables (…)”, más allá de una fórmula en la presentación de este tipo de escritos, nos da un indicio clave para entender este caso y en general las demandas de libertad por parte de mujeres esclavas en la Nueva Galicia. Esta demanda también me parece importante para entender algunos aspectos centrales en la administración de justicia de la época, con relación específicamente a los derechos adquiridos por esclavos (as). Porque, ¿Cómo una esclava se atrevía a demandar a un importante personaje de la villa? ¿Con qué derecho fundamentó su escrito? ¿Por qué contó con el apoyo inicial del cura de la parroquia y de un Procurador de oficio? A responder estas preguntas está dedicado el presente trabajo.

Las esclavas y la ley sobre “pobres y miserables”

  • 4 Aguirre Beltrán, Gonzalo, Obra antropológica II. La población negra de México. Estudio etnohistóri (...)
  • 5 González Undurraga, Carolina, “En busca de la libertad: la petición judicial como estrategia polít (...)
  • 6 Chaves, María Eugenia, “La mujer esclava y sus estrategias de libertad en el mundo hispano colonia (...)
  • 7 Valencia Villa, Carlos Eduardo, “Motivaciones económicas en la manumisión de esclavas: una compara (...)

5La historiografía sobre afrodescendientes y en particular sobre mujeres afrodescendientes en México y América Latina permitió reconocer la relevancia de la “tercera raíz” en la historia latinoamericana, al mismo tiempo que renovó la historiografía misma al incluir temas sobre género, raza y sexualidad en una perspectiva más amplia.4 Gracias a ello y en particular a las historias sobre mujeres esclavas y sus luchas en contra de los maltratos y abusos a las que eran sujetas, constituyendo lo que una autora llamó las “narrativas de la resistencia esclava”,5 conocemos más sobre cómo este grupo social utilizó las instituciones y el derecho como estrategia de adaptación, sobrevivencia y resistencia.6 Ello es importante reconocer dados los estudios que han privilegiado, por ejemplo, los aspectos económicos de la manumisión en América Latina, en el sentido de afirmar que la manumisión se dio más entre mujeres dado que no pagaban impuestos por el proceso, por lo que descartan la idea de que la libertad fuera una meta por sí misma. También el reconocimiento de la participación activa de las mujeres esclavas se diferencia de los estudios de manumisión en donde ésta es vista sólo como una concesión de los propietarios, que dependía de la voluntad de los amos.7

  • 8 De la Fuente, Alejandro y Gross, Ariela. “Comparative Studies of Law, Slavery and Race in the Amer (...)

6En un estudio comparativo sobre la historiografía del derecho y la esclavitud en las Américas, Alejandro de la Fuente y Ariela Gross hicieron un recuento de las transformaciones de esta historiografía: de los primeros contrastes entre América Latina y los Estados Unidos, los cuales enfatizaron el debate entre la consideración de derechos de las personas frente a los derechos de propiedad sobre los esclavos, hasta la reciente tendencia en la historia del derecho que explora la aplicación de la ley “desde abajo”, es decir desde los reclamos de los esclavos (as) y de cómo éstos se vincularon a las instituciones procesales a partir de los casos de manumisión. Otra característica de esta revisión historiográfica fue observar la esclavitud y la libertad desde una perspectiva global y comparada en el mundo Atlántico, como una manera de responder a viejas interrogantes, pero también de plantear nuevas preguntas.8 Una perspectiva que es necesario recuperar para abrir nuevas líneas de investigación.

  • 9 Lucena Salmoral, Manuel, Regulación de la esclavitud negra en las colonias de América española (15 (...)

7El concepto de manumisión tiene antecedentes en el derecho romano para establecer las formas en las que los esclavos obtenían su libertad. Fue retomado por Las Siete Partidas y trasladado a América desde el siglo XVI, por lo que es necesaria conocer cómo se difundió este derecho en las diferentes regiones. El acto de conceder la libertad se le nombró ahorramiento, por lo que ahorría era también el concepto legal para esta concesión de libertad. Coartación fue sinónimo de manumisión en la América española, particularmente cuando el esclavo pagaba el total de su valor al amo; para el siglo XVIII implicó también el pago a plazos.9 La mayor parte de las manumisiones registradas fueron otorgadas por la gracia de los amos, sin embargo existen casos en los que la demanda de “Carta de libertad”, es decir libertad amplia, o de “Papel de libertad” para cambiar de amo representaron una lucha de los propios esclavos (as) frente a los tribunales.

  • 10 Díaz Hernández, Magdalena, “Reflexiones sobre la capacidad jurídica de la mujer. Cautivas y esclav (...)

8La posibilidad o capacidad jurídica de mujeres en general y esclavas en especial con relación a los diferentes poderes, tanto locales y centrales, así como frente a las diferentes instituciones de procuración de justicia es uno de los temas centrales en el estudio de la manumisión. Es decir, la capacidad de mujeres esclavas para constituirse como actores legales. En un amplio recorrido historiográfico Magdalena Díaz Hernández ha puntualizado la relevancia, al menos desde las Leyes de Partidas, de la incorporación de mujeres en especial cautivas y esclavas dentro de una concepción que las diferenciará, como “pobres y miserables”. Ello conllevaba particularmente dentro de los reinos ibéricos la posibilidad de contar con un defensor público, Abogado o Procurador de pobres, para garantizar precisamente el derecho de los (las) pobres y miserables. Sería especialmente en España e Italia durante el siglo XV que esta figura de protección y defensoría llegó a extenderse. De tal forma que la incorporación de mujeres esclavas y cautivas de guerra como “miserables”, sería parte de este proceso en la administración de justicia de la corona castellana.10

  • 11 Díaz Hernández, Magdalena, “La Identidad de los esclavos negros como miserables en Nueva España: D (...)

9A partir de la segunda mitad del siglo XVI, después de la batalla legal ganada por Fray Bartolomé de las Casas y la puesta en vigor de las Leyes Nuevas, los indígenas fueron incluidos dentro de la categoría de “personas miserables” dentro de una vieja tradición jurídica del Ius commune en la que huérfanos, viudas, enfermos y otras personas miserables como los esclavos, especialmente mujeres esclavas, podían recibir atención especial respecto a sus derechos. Sin embargo, no sería sino hasta el III Concilio Provincial de México en 1585 que se establecería formalmente la protección de los miserables, indios y esclavos (as) también, lo que caracterizaría al gobierno de las Indias con relación a la pobreza y la esclavitud de mujeres en especial.11

  • 12 Existe una cada vez más amplia bibliografía latinoamericanista sobre manumisión, aunque los casos (...)
  • 13 Un ensayo relevante en este sentido es: Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y n (...)
  • 14 Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y niñas esclavizadas…”, p. 55.

10De ahí se derivaron los Juzgados de indios tanto de la Nueva España como del Perú, así como las figuras de Protectores de indios y de miserables existentes desde el siglo XVI, los cuales ya para el siglo XVII quedaron establecidos en las Audiencias reales en la misma jerarquía que los demás Fiscales civiles y del crimen, por lo que es importante observar la participación misma de las mujeres esclavas y a sus Protectores ante las propias instancias de administración de justicia.12 Esta procuración de justicia de personas miserables se extendió a la población más pobre, tanto india como afrodescendiente, particularmente durante la segunda mitad del siglo XVII, de ahí los casos de esclavos (as) solicitando justicia. El estudio de esta legislación paternalista y su práctica para las diferentes regiones de la Nueva España muestra no sólo la dinámica provincial y casuística del derecho, sino de manera relevante la resistencia, la resiliencia y la capacidad de ser agentes sociales activos, en la conformación de redes sociales, por parte de las mujeres esclavas, lo cual ha permitido una historia diferente en donde género y manumisión se entrelazan.13 “El uso de agencia y resiliencia, como lo han señalado Masferrer y Velázquez, implica dotar a las personas esclavizadas de la humanidad y la dignidad que siempre tuvieron, pero que la historiografía más tradicional les había negado.”14 En este sentido, el estudio de las demandas realizadas por mujeres esclavas en la Nueva Galicia intenta ser parte de esta nueva historiografía en donde no obstante los condicionamientos sociales y estructurales, mujeres esclavas tuvieron la capacidad para resistir y transformar las adversidades en una lucha libertaria.

  • 15 De la Fuente, Alejandro y Gross, Ariela. “Comparative Studies of Law…”

11La historiografía comienza a ser cada vez más amplia para América Latina, por lo que recientes estudios han tratado de observar más las coincidencias que las diferencias por ejemplo entre las tradiciones iberoamericanas y anglosajonas.15 Sin embargo, la clave para observar y comprender las diferencias en las tradiciones del derecho (castellano vs. anglosajón, iusnaturalista vs. iuspositivista) tiene que ver con la incorporación de las mujeres esclavas a ser consideradas como “miserables” en la práctica misma del derecho indiano desde el siglo XVI, y por lo tanto sujetas de derecho y de defensa a través de un Procurador de pobres y de las instancias correspondientes, ya fueran provinciales o centrales. El acceso a este derecho tiene que ver precisamente con el nivel de difusión y cumplimiento de una cultura jurídica que en especial en el siglo XVIII tendrá su mayor instrumentación, como veremos en los siguientes casos.

12Más allá de los debates sobre la “dicotomía” entre las Américas respecto a la manumisión o la contradicción del derecho indiano, es importante reconocer que el estudio de los casos concretos “desde abajo”, es decir desde las demandas mismas que las esclavas realizaron ante las autoridades del Ayuntamiento o ante las Audiencias puede contribuir a comprender la compleja realidad novohispana desde la Nueva Galicia.

El derecho natural “desde abajo”

  • 16 Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes (AHEA), Fondo Judicial Civil, Caja 15, Exp. 14, f. (...)

13El caso de María Guadalupe citado más arriba nos advirtió de los argumentos a favor del derecho de las “personas miserables”, particularmente esclavas, pero también del activo papel de la madre y de la propia María Guadalupe para resistir y recuperarse de la adversidad. Después del cambio de Alcalde, por lo cual llegaría al cargo José de Puerto y Verdad, el caso de María Guadalupe adquirió celeridad en abril de 1773, casi un año después de iniciada la demanda. José Domingo Antonio de Aguilera fue citado para carearse con María Guadalupe, no obstante que el Juez eclesiástico de la villa Vicente Antonio Flores Alatorre declarara que todo era “un chisme injustificable” por lo que pidió devolver las diligencias al Juzgado de la Alcaldía.16 En el careo, maría Guadalupe cuenta “que a los ocho días de entrada en la casa de dicho Domingo Antonio la enamoró…”, por lo que escapó varias veces, incluso quitándose un “Corma”, un cepo que le inmovilizaba los pies, con el fin de evitar tanto los azotes como la pretensión de su amo; finalmente comentó que después de varios intentos, estando sola con su amo: “entonces hubo de conceder movida a la promesa que le hizo de darle libertad, y que (después) ya no la solicitó y viendo que habían pasado algunos días y se desentendía se salió a hacer su pedimento al Señor Cura (…)”

  • 17 Se ha interpretado este tipo de demandas con base en el tema del honor y la esclavitud, v. Chaves (...)

14Ante las acusaciones de incumplimiento de promesa y de maltrato, Domingo Antonio respondió que “que no ha pensado tal cosa” como promoterle la libertad a su esclava y que en todo caso los azotes fueron propinados por su esposa por el robo de unos zapatos y de un paño, además que otro vecino de la villa enamoraba a su esclava. Desde luego María Guadalupe respondió rápidamente contra tales acusaciones, para centrar el careo en el punto principal de su demanda que era el incumplimiento de palabra y maltratos.17

15El 7 de mayo de 1773, una semana después del careo, el juicio adquirió de pronto un giro, Domingo Antonio de Aguilera se hace presente ante el juez para suplicar que debido a:

“la inquietud y disgustos que le ocasionaba el seguir este litigio (que) eran muchos, y que su crédito venía a perderlo (…) suplicaba viese el modo de composición, lo que quería la otra parte, y se concluyera este asunto (…)”

  • 18 AHEA, Protocolos Notariales, Caja 81, Exp. 3, 11v-14 ff., seis de febrero de 1774.

16Finalmente solicitaba pues terminar con el asunto, por lo que decidió otorgarle la Carta de libertad a su esclava María Guadalupe. Domingo Antonio había generado su riqueza en más de treinta años, principalmente en la compraventa de terrenos y casas en la villa de Aguascalientes, por lo que su prestigio y honor podían verse afectados. En su testamento, realizado al año siguiente de este caso (el seis de febrero de 1774), asentaba que tenía varias casas y terrenos en la villa, además de varios esclavos, un caballo y cien pesos de su esposa. Ciertamente Domingo Antonio tenía mucho que perder.18

  • 19 De la Fuente, Alejandro, “Slaves and the creation of Legal Rights in Cuba: Coartación and Papel”, (...)
  • 20 Novoa, Mauricio, “Derecho romano y el indio americano en Solórzano”, en BIRA: Boletín del Institut (...)
  • 21 Juan Manuel de la Serna comentó en una comunicación directa (11/Octubre/2019) la dificultad para e (...)

17Se ha discutido que este tipo de casos de manumisión son pocos en comparación al número de esclavos, sin embargo, como bien se ha señalado, su valor es más bien simbólico y representan una base en la creación de los derechos de gentes.19 Más aún, los casos que también presentaré muestran que las demandas de las esclavas están basadas en el derecho natural, explícitamente en Las Siete Partidas y en la tradición romano-castellana.20 Se trata de casos encontrados en el Archivo de la Audiencia de Nueva Galicia los cuales permiten ahondar en la participación de las propias esclavas en su lucha para obtener su libertad o mejores tratos por parte de sus amos, así como en el tipo de argumentos basados en el derecho natural que poco se han encontrado.21

  • 22 Archivo de la Audiencia Real del Reyno de Nueva Galicia, Biblioteca Pública del estado de Jalisco/ (...)

18La demanda siguiente muestra no sólo la lucha de una mujer esclava por mejorar su situación, sino la de su hijo natural, hijo también del amo. Se trata del caso de Micaela Antonia22 contra Juan Antonio de Robles, su amo en Autlán (lo que nos habla de una difusión de la cultura jurídica sobre “miserables”), para que deje en libertad o “pedir Papel” para el hijo de ambos, José Manuel, dados los malos tratos que le propina su propio padre.

  • 23 Habría que recordar que Las Siete Partidas reconocían “El Rey debe librar por sí, o por otro que l (...)

19Antonio de Padrera y Canto, fiscal de la Audiencia de Guadalajara, fue nombrado para que representara a Micaela Antonia. Un caso ciertamente temprano que se llevará a cabo entre noviembre de 1728 y noviembre del siguiente año. Habría que destacar que se trata del primer caso encontrado entre los papeles de la Audiencia de Guadalajara, la cual concede además que la esclava fuera atendida por un fiscal de la propia Audiencia.23 El defensor Padrera y Canto informa incluso que el caso se había seguido hacía siete años, por lo que no había fenecido, pidiendo así los anteriores autos o la documentación al respecto. El argumento proncipal de Micaela Antonia y su defensor fue el derecho natural a favor de los miserables:

  • 24 Las negritas son del autor.

“valiéndome del derecho natural, igual, y común a libres y Siervos, (com)paresco ante VM (Vuestra Majestad) y digo: Que el dicho José Manuel es mi hijo natural, y del dicho Don Juan Antonio de Robles, y sin embargo de ser así lo tiene en esclavitud, y le trata con nimia crueldad…”24

20El argumento principal, como se puede constatar, es “valiéndome del derecho natural, igual y común a libres y Siervos…”, es decir la esclava en este caso se había constituido en agente jurídico a través del derecho natural. Se trata de uno de los primeros casos encontrado en la Real Audiencia de demanda de libertad de una mujer (1728-29), Micaela Antonia, madre de un mulatillo José Manuel, que después de la solicitud de la Carta libertad que no obtiene finalmente, logró evitar los malos tratos de quien era el padre de su hijo y amo, Antonio Robles, que lo retuvo como esclavo hasta la lucha de Micaela Antonia para que su hijo fuera trasladado, cosa que ocurrió, a estar en depósito de otro amo. Destaca además el nombramiento de un Procurador o abogado de la misma Real Audiencia para que la defienda en este proceso, para evitar los malos tratos de su anterior amo y presunto padre de su hijo.

21Los malos tratos eran una de las principales causales por las cuales los esclavos podían solicitar su traslado o lo que se conocería como “solicitar el Papel de libertad”, con el fin de poderse cambiar de Amo bajo un procedimiento que incluía entre otras cosas el avalúo del esclavo (a), para luego ser ofrecido en compra. En este caso, el amo reconoce que sólo tenía bajo depósito al mulatillo Juan Manuel, por lo que finalmente es depositado con otro amo. No termina la esclavitud, pero sí el proceso le otorga a Micaela Antonia y a su hijo el derecho a cambiar de amo por malos tratos. El caso duró varios años pero finalmente fueron reconocidos los derechos de la demandante.

  • 25 Archivo de la Real Audiencia del Reino de Nueva Galicia, Biblioteca Pública del estado de Jalisco/ (...)

22Otro caso de maltrato es el presentado por Antonia Severina desde Compostela ante la Real Audiencia de Guadalajara. Así, a veinte días del mes de septiembre de 1763, la mulata esclava Antonia Severina25se presentó ante la real Audiencia de Guadalajara para denunciar a su amo don Fernando de la Peña, vecino de Compostela, por malos tratamiento a ella y a su marido, Simón Calvillo, así como a sus hijos, por lo que comparece para que se les otorge “Papel para que busquen amo en el precio que los avaluaren …” (sic) El defensor asignado por la Audiencia para Antonia Severina fue José Vicente Fernández Lechuga, quien logró que la Audiencia ordenara a los Alcaldes ordinarios proceder a que se les valuara tanto a Antonia Severina como a uno de sus hijos con el fin de conseguir Papel de libertad y poder cambiar de amo; sin embargo, días después denunciaría el defensor Fernández Lechuga que los Alcaldes ordinarios de Compostela “son parientes inmediatos de don Fernando” (el amo demandado), por lo que los testigos y los despachos no procederían, logrando así que la Audiencia le reconociera cambiar de testigos.

23La real Audiencia ordenó al Alcalde ordinario el 15 de noviembre del mismo año de 1763 que “proceda al avalúo de dicha esclava y que el susodicho (su amo Fernando) le de Papel para que busque amo a su contento…” El abogado defensor de Antonia Severina, Joseph Vicente Fernández Lechuga, presentó un nuevo alegato recordando la crueldad de don Fernando de la Peña, al no permitirle a Severina la crianza de sus hijos, por lo que recurre a la ley sobre personas miserables:

  • 26 Archivo de la Real Audiencia del Reino de Nueva Galicia, Biblioteca Pública del estado de Jalisco/ (...)

“Luego vi por la citada Ley de Partida es necesaria la venta por el Amo cruel de su Esclavo, corre y debe correr la misma que en las necesarias ventas de los demás bienes, y con mayor razón en los Esclavos, por ser de mejor y más noble naturaleza con referencia del derecho natural, y por eso con mayor favor en las Leyes (…) suplico” que comparezca en esta Real Audiencia don Fernando o su apoderado, y “se le debe compeler a la venta y Papel en el precio que se avaluaron y no en que quisiere, pues debiendo ser necesaria esta venta, se le prohíba por esta vía impedirle por venta particular con elución de autores clásicos…”26

24Me he extendido en este alegato porque el defensor de personas miserables recurre a lo que será central, como lo hemos comentado, en la defensa de los esclavos: las Leyes de Partida (o Las Siete Partidas) a favor de que los esclavos no son una mercancía más sobre la que se puede disponer discrecional e individualmente, sino de “mejor y más noble naturaleza”. Por otra parte, rechaza que el amo fije el precio en que se valúe a Antonia Severina y a su hijo. El juicio continuó lamentablemente para Antonia Severina varios años más, murió el demandado y su viuda consideró que su esclava se había fugado, por lo que pidió se le asegurase en la Casa de Recogidas en donde estuvo por algún tiempo, por lo que todavía en agosto de 1775, el defensor de Antonia Severina, Fernández Lechuga solicitaba justicia. Desconocemos el desenlace final del caso bien defendido, pero sin embargo obstaculizado por la influencia de los amos ante las autoridades locales. Sin embargo, el argumento del defensor dejaba en claro el derecho de los esclavos dado que no eran sólo una mercancía, si bien en este caso la dministración de justicia quedó sujeta al poder de los amos.

  • 27 Archivo de la Real Audiencia de Nueva Galicia, C. 358, E. 21, Pr. 5310, Años 1786-1791.

25Uno de los procedimientos para obtener la libertad por parte de los esclavos era la Coartación, es decir la posibilidad de comprar su libertad en acuerdo con los amos; sin embargo, este tipo de posibilidad en ocasiones se complicaba dado el cambio de opinión de éstos. Por ello María Josefa de Cueto, a través del Bachiller Mariano Pérez, Procurador de pobres, decidió presentar una solicitud en enero de 1786 ante la real Audiencia de Guadalajara contra su ama Rosa María de Cueto por romper el convenio que habían sostenido de pagar cuatro pesos mensuales, hasta el total de 145 pesos, para obtener así la libertad de su hijo y de ella misma.27 El ama argumentó que durante dos meses la esclava había incumplido el trato, por lo que había decidido rescindirlo; la esclava María Josefa alegó que la causa de la falta de pago fue porque su marido había caído gravemente enfermo, pero que podía pagar lo adeudado conforme lo acordado. El alegato del abogado de pobres fue:

“Todo contrato debe entenderse en términos hábiles y de modo que no se quebrante el derecho divino natural y positivo (…) la pronta obligación del dinero vencido en los dos meses hizo que mi parte recuperara su derecho (caso que lo hubiera perdido) y que esté vigente el contrato de su libertad.”

26El argumento central en este caso refirió el “derecho divino natural y positivo” de la esclava, en el sentido de tener derechos superiores a los de la propietaria. El 14 de agosto, ocho meses después de haber iniciado el juicio, los oidores de la real Audiencia del Reino de la Nueva Galicia ratificaron lo solicitado por la esclava María Josefa, lo cual fue reconocido por los oidores de la Audiencia de Guadalajara. Así pues, el reconocimiento de un derecho superior y de contar con un Procurador de pobres, permitió que este caso fuera favorable a la esclava en menos de un año de litigios, con lo cual se mantuvo el convenio de poder pagar su libertad.

  • 28 Archivo de la Real Audiencia del Reino de Nueva Galicia, Biblioteca pública del estado de Jalisco/ (...)

27El siguiente caso ilustra los maltratos por parte de los amos pero también de los argumentos esgrimidos por parte del Procurador de pobres, en el sentido de los límites que los propios amos tenían respecto a sus esclavos; también muestra el tipo de argumentos de los defensores de los amos, tratando de anular la concepción del derecho natural más allá del derecho de propiedad. El expediente está ubicado en 1819 por lo que nos advierte del tipo de tensiones entre las diferentes tradiciones del derecho que existieron en la liberación de los esclavos.28

28Agustín Yañez, en representación de María Paula y su hija María Dolores, presentó ante la Real Audiencia un primer escrito demandando a don Luis Navarro, vecino del puerto llamado el Quilote en la Jurisdicción de Tepatitlán, por malos tratos, en especial por los 100 azotes que les proporcionó “en las espaldas y en todo el cuerpo hasta arrojarles la carne y arrancarles parte de ella, por el débil pretexto de que consintieron de que una niña del mismo Navarro platicara con un hombre por una ventana de la casa (…)” Por lo que solicita que comparezca Luis Navarro no sólo por el cargo de excesivos.

“castigos que les dio a ella y a su hija injustamente con evidente riesgo de perder hasta la vida…, sino para que valuándose en esta ciudad por persona inteligente, ver si puede lograr su entera libertad con arreglo a la Real Instrucción que habla de la piedad con que se deben tratar a los esclavos por los dueños de estos, por medio del Abogado de pobres o síndico Procurador de esta ciudad…”

29La Real Audiencia recibe este escrito el 3 de agosto de 1819 “para que se tome información sobre los hechos que se refieren…” y para que remita citación y emplazamiento a don Luis Navarro.

30El caso se prolongó dado la negativa de Navarro en reconocer su comportamiento, por lo que hubo de conseguir testigos que mostraran que María Paula y María Dolores habían recibido los dichos azotes. Agustín Yañez, el defensor, solicitó que se condene a Navarro, dado que: “Las leyes que han dado autoridad a los amos sobre sus esclavos y que por lo mismo lo hacen responsable de sus acciones, la limitaron a una verdadera corrección, equiparándola enteramente con los hijos, pero jamás han permitido abusen de esta autoridad para inferir castigos atroces, que solamente corresponden a los Magistrados (…)

31La defensa de Navarro el amo, el abogado Pablo Pérez, alegó en contra de reconocer los derechos de los esclavos:

  • 29 Negritas del autor

“reconsidérese en buena hora, para las quejosas, la natural y primaria igualdad de los hombres, tan quimérica y fantástica en el orden social, como contraria a la seguridad individual, al derecho de propiedad, a las Regalías del Trono, y a los principios de Nuestra Augusta Religión, como se ha experimentado por gracias, en los más de los Estados de la Europa moderna infundados en sangre, y en las más atroces impiedades, para conseguir esta igualdad tan decantada por los espíritus inquietos para alucinar al Pueblo, y substraerlo del cumplimiento de sus más sagrados deberes…”29

32El cuestionamiento a los derechos de las esclavas, en particular al derecho natural, era equiparado en este alegato a los derechos libertarios propiciados por las rebeliones independentistas, mostrando así el temor de la élite novohispana contra los procesos libertarios.

33El testimonio finalmente de Ma. Francisca Rodríguez Alcalá, española, viuda y de más de cuarenta años, quien vió en el Mesón de la Merced “las espaldas (de las esclavas) en extremo inflamadas con unos verdugones más gruesos que un dedo, preguntándoles de que era aquello, le expresaron que unos azotes con crueldad que les infirió su amo como esclavas, por cuyo método se huyeron de su casa y se vinieron a esta ciudad (…)”, este testimonio pues orilló al amo Navarro que aceptara el avalúo de sus esclavas para que recibieran el Papel y pudieran pagar su libertad: 60 pesos por María Paula, 50 por la hija mayor, por la “chiquilla” 30 pesos, y por el muchacho 25 pesos, es decir María Paula había logrado que se le reconociera su derecho a solicitar el pago y con ello su Carta de libertad en definitiva.

Reflexiones finales

  • 30 Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y niñas esclavizadas en la Nueva España: Ag (...)

34En los últimos años se ha desarrollado una historiografía tanto en el derecho indiano como en la historia social que ha privilegiado el estudio “desde abajo”, es decir de los casos específicos de esclavos (as) que decidieron usar los recursos jurídicos a su alcance para evitar seguir siendo maltratados y conseguir así mejores condiciones de vida, ya sea para obtener su “Carta de libertad” o bien su “Papel de libertad”. Ello reconoce el papel activo de las esclavas para luchar por su libertad, y ver la manumisión no sólo como una concesión de los amos o bien como un asunto económico para liberarse de ellos. Se trata de una nueva historia social del derecho y de género en donde la agencia y la resiliencia de mujeres esclavas adquiere relevancia.30

35Uno de los elementos clave para comprender las diferencias entre las tradiciones del derecho procesal en las Américas es la participación especialmente de las esclavas ante los tribunales, a partir de su incorporación en la tradición castellana y posteriormente en el derecho indiano dentro del concepto de ser consideradas “pobres y miserables”, un aspecto que explica por ejemplo los casos aquí presentados. En este sentido las múltiples discusiones dicotómicas sobre si los esclavos eran personas o propiedades terminan diluyéndose, sobre todo al advertir que dentro del derecho indiano y de la relación de los esclavos como súbditos del rey tenían la protección, sustentada desde las Leyes de Partida, a partir de esta concepción paternalista en la protección de las esclavas como “miserables”.

36Otro aspecto importante es la existencia de los Procuradores de pobres, como parte precisamente de la tradición del derecho natural en los procesos ante “pobres y miserables”, figuras que en la mayoría de los casos estudiados mostraron una auténtica y expedita participación en la defensoría de las esclavas, aunque en ocasiones la Real Audiencia no fallara positivamente en todos los casos.

37La argumentación de los Procuradores y en general de las esclavas está basada en el derecho natural, incluso refieren explícitamente “las Partidas” (Las Siete Partidas), como parte de la protección de los miserables, mientras que las consideraciones de los abogados de los amos se centraron especialmente en el cuestionamiento a este derecho natural dado que, decían, propiciaba los levantamientos del pueblo contra los derechos de propiedad.

  • 31 González Undurraga, Carolina, “El abogado y el procurador de pobres: la representación de esclavos (...)

38De acuerdo a Carolina González, se trataban de mediadores entre el mundo jurídico de “saberes letrados”, y el mundo de los litigantes que la autora llama de los “saberes profanos”.31 Lo relevante en todo caso es que su existencia está considerada desde las Leyes de Partidas y que su difusión varió de acuerdo a las regiones; los casos aquí presentados muestran que es en el siglo XVIII, particularmente en la segunda mitad, que una cultura jurídica con base en la protección a pobres y miserables comenzó a propalarse entre esclavas en la Nueva Galicia, más allá de la ciudad de Guadalajara. La acción decidida de mujeres esclavas ante los tribunales en Nueva Galicia, puede explicarse no por la disminución de la importancia numérica de esclavos (as), sino por la construcción de estrategias que permitirían una más clara resistencia ante las adversidades. Cómo es que esta agencia se fue construyendo es algo que el estudio de estos casos nos ha permitido vislumbrar.

  • 32 Klein, Herbert S. “The African american experience in comparative perspective: The current questio (...)

39Se ha discutido entre las diferentes experiencias sobre manumisión en las Américas, que las condiciones de vida de los esclavos tanto en Norteamérica como en Latinoamérica eran similares.32 Sin embargo, la posibilidad de tener acceso a los tribunales de la real Audiencia, contar con un Procurador de pobres y tener un juicio en donde las declaraciones de los actores y de los testigos mantenían un procedimiento de oralidad equitativo, pues es lo que marca la diferencia entre las diferentes tradiciones.

40El caso en particular de María Guadalupe muestra además, porque es el único caso encontrado y resuelto positivamente a nivel local, que era posible que una esclava demandara a su amo y que en un par de años de insistir en el Juzgado obtuviera su Carta de libertad. Cabe señalar que tanto su madre como ella provenían de Guadalajara, lo cual nos advierte de una cultura jurídica que supo permear entre la población más miserable de la región. De ahí que varios casos llegaran a la Audiencia de Guadalajara desde Aguascalientes, Autlán, Compostela, Teocaltiche, Tepatitalán, etc., entre otras localidades de la Nueva Galicia de más casos que hemos encontrado por ejemplo desde Tepic.

41Ciertamente habría que contextualizar estos casos dentro de una disputa mayor a favor de ciertas tradiciones jurídicas, entre el iusnaturalismo y el iuspositivismo, tradiciones que para el siglo XVIII comenzaron a entrar en tensión; en algunos momentos la legislación mexicana a través por ejemplo de recuperar la Procuraduría de pobres en 1847, gracias a la iniciativa de Ponciano Arriaga, intentó conciliar. Disputa que nos muestra que el estudio de los casos de las esclavas en demanda de libertad, y la existencia misma de la Procuraduría de pobres, es una memoria que no podemos olvidar. Se trata finalmente de los casos que ejemplifican simbólicamente, antes incluso de la idea de ciudadanía, la lucha primigenia de esclavas por su libertad aún siendo súbditos del rey, gracias a la figura de Procurador de pobres que las leyes castellanas y las instituciones como la real Audiencia de Nueva Galicia supieron garantizar.

Haut de page

Bibliographie

Fuentes de Archivo

Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes (AHEA)

Archivo de la Real Audiencia del Reino de Nueva Galicia en la Biblioteca Pública “Juan José Arreola” del estado de Jalisco

Bibliografía consultada

Aguirre Beltrán, Gonzalo, Obra antropológica II. La población negra de México. Estudio etnohistórico, México, FCE/INI/Universidad Veracruzana/Gobierno de Veracruz, 3ª ed., corregida y aumentada, 1998.

Bernal Gómez, Beatriz, “El derecho Indiano, concepto, clasificación y características”, en Ciencia Jurídica, México, Universidad de Guanajuato (México), vol. 4 (7), p. 183-193.

Bobbio, Norberto, El tiempo de los derechos, Madrid, España: Editorial Sistema, 1991.

Cunill, Caroline, Los defensores de indios de Yucatán y el acceso de los mayas a la justicia colonial, 1540-1600, Mérida, México, Centro Peninsular de Humanidades y Ciencias Sociales/UNAM, 2012, 391 p.

Cunill, Caroline, “La circulación del derecho indiano entre los Mayas: Escritura, oralidad y orden simbólico en Yucatán, siglo XVI”, Jahrbuch fü Geschichte Lateinamerikas, no 52, december 2015, p. 15-36.

Cunill, Caroline, “Un mosaico de lenguas: los intérpretes de la Audiencia de México en el siglo XVI”, Historia mexicana, vol. 68, no 1, (269) (Julio-Septiembre 2018), p. 7-48.

Chaves, María Eugenia, “La mujer esclava y sus estrategias de libertad en el mundo hispano colonial de fines del siglo XVIII”, en Anales, Revista del Instituto Iberoamericano de la Universidad de Gotemburgo, no 1, segunda época, 1998, 91-117.

Chaves, María Eugenia, Honor y libertad. Discursos y recursos en la estrategia de libertad de una mujer esclava (Guayaquil a fines del periodo colonial), Suecia, Departamento de Historia e Instituto Iberoamericano de la Universidad de Gotemburgo, 2001.

Cottrol, Robert J. The Long, Lingering Shadow. Slavery, Race and Law in the American Hemisphere, USA, The University of Georgia Press, 2013.

De la Fuente, Alejandro, “Epílogo. La esclavitud y la ley: nuevas líneas de investigación. Debate y perspectivas”, Debate y Perspectivas, no 4 (2004), p. 199-206.

De la Fuente, Alejandro y Gross, Ariela. “Comparative Studies of Law, Slavery and Race in the Americas”, Legal Studies Research Papers Series no 10-2, USA, University of Southern California Law School, 2010, 41 p.

De la Serna, Juan Manuel, “Esclavizados y libres: Historia e historiografía de México” en Cartografías afrolatinoamericanas: perspectivas situadas para análisis transfronterizos, Buenos Aires, Ed. Biblos, 2013, p. 263-273.

De la Serna, Juan Manuel, “La justicia y los esclavos en la Nueva España del siglo XVIII”, en Ulúa no 19, 2012, p. 101-119.

De la Serna, Juan Manuel, (coordinador), Vicisitudes negro africanas en Iberoamérica. Experiencias de investigación, México, CIELAC/UNAM, 2011.

Del Arenal Fenochio, Jaime. El Derecho en Occidente, México, El Colegio de México, 2ª. reimp. 2018.

Díaz Hernández, Magdalena, “Reflexiones sobre la capacidad jurídica de la mujer. Cautivas y esclavas pobres en el Mediterráneo medieval y moderno”, en Martín Casares, Aurelia y Delaigue María Cristina, Cautivas y esclavas: el tráfico humano en el mediterráneo, España, Universidad de Granada, 2016, p. 61-80.

Díaz Hernández, Magdalena, “La Identidad de los esclavos negros como miserables en Nueva España: Discursos y Acciones (siglos XVI-XVIII)”, en Martín Casares, Aurelia, Esclavitudes Hispánicas (siglos XV al XXI): Horizontes Socioculturales, España, Universidad de Granada, 2014, p. 41-57.

Díaz Hernández, Magdalena, “Esclavos y la imagen de la justicia paternalista del rey y del virrey en el Veracruz colonial”, Nuevo Mundo/Mundos Nuevos [En línea], Extracto de tesis, Puesto en línea el 12 de junio del 2015, p. 16. Consultado el 10 de octubre 2019, URL: http://journals.openedition.org/nuevomundo/68121.

Elliott, John H. “Una Europa de monarquías compuestas”, en España, Europa y el mundo de Ultramar (1500-1800), Madrid, España, Taurus/Santillana ediciones, 2010.

Elliott, John H. Imperios del mundo atlántico: España y Gran Bretaña en América (1492-1830), Marid, España, Taurus historia, 2006.

Gayol, Víctor, “Los Procuradores de número de la Real Audiencia de México, 1776-1824. Propuesta para una historia de la administración de justicia en el antiguo régimen a través de los operarios”, Chronica Nova, no 29, 2002, 109-139.

González Esparza, Víctor M. “Demanda de libertad. La esclava María Guadalupe, 1771-1773”, en Resignificar el mestizaje Tierra Adentro. Aguascalientes, Nueva Galicia, siglos XVII y XVIII, México, El Colegio de San Luis/Universidad Autónoma de Aguascalientes, 2018, 65-85.

González Undurraga, Carolina, “En busca de la libertad: la petición judicial como estrategia política. El caso de las esclavas negras (175-1823)”, en González U., Carolina y Cornejo C., Tomás, Editores, Justicia, Poder y Sociedad en Chile: Recorridos históricos, Chile, Ediciones Universidad Diego Portales, 2007, p. 57-83.

González Undurraga, Carolina, Esclavos y esclavas demandando justicia. Chile, 1740-1823. Docuemntación judicial por cata de libertad y papel de venta, Santiago de Chile, Editorial Universitaria, 2014.

González Undurraga, Carolina, “El abogado y el procurador de pobres: la representación de esclavos y esclavas a fines de la Colonia y principios de la República”, en SudHistorias, vol. 5, julio-diciembre 2012, 81-96.

Handler, Jerome S. y Pohlmann, John T. “Slave Manumissions and Freedmen in Seventeenth-Century Barbados”, The William and Mary Quarterly, vol. 41, no 3, (Jul 1884), p. 390-408.

Klein, Herbert S. “The African american experience in comparative perspective: The current question of the debate”, Chapter 9, en: Bryant, Sherwin K.; O’Toole, Rachel Sarah, Vinson III, Ben. (Edited by) African to Spanish America. Expanding the Diaspora, USA, University of Illinois Press, 2012.

Lucena Salmoral, Manuel, Regulación de la esclavitud negra en las colonias de América española (1503-1886): Documentos para su estudio, Universidad de Alcalá/Universidad de Murcia, 2005, 148 y 154.

Malagón Barceló, Javier. “Un documento del siglo XVIII para la historia de la esclavitud en las Antillas”, en Estudios de Historia y Derecho, Prólogo de Américo Castro, México, Universidad Veracruzana, 1966, 101-120.

Martín Casares, Aurelia y Periáñez Gómez, Rocío (Eds.), Mujeres esclavas y abolicionistas en España de los siglos XVI al XIX, Madrid, España, Iberoamericana, 2014.

Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y niñas esclavizadas en la Nueva España: Agencia, resiliencia y redes sociales”, en Velázquez, María Elisa y González Undurraga, Carolina (Coordinadoras), Mujeres africanas y afrodescendientes: experiencias de esclavitud y libertad en América Latina y África. Siglos XVI al XIX, México, INAH/Secretaría de Cultura, 2016, p. 29-58.

Mazín, Óscar y Ruiz Ibáñez, José Javier Editores, Las Indias Occidentales. Procesos de incorporación territorial a las Monarquías ibéricas, México, El Colegio de México, 2012.

Mintz, Sidney, W. y Price, Richard, El origen de la cultura africano-americana. Una perspectiva antropológica, México, CIESAS/UAM/Universidad Iberoamericana, 2012.

Novoa, Mauricio, “Derecho romano y el indio americano en Solórzano”, en BIRA: Boletín del Instituto Riva-Agüero, núm. 26, 1999, p. 253-272.

Nuzzo, Luigui, “De Italia a las Indias. Un viaje del derecho común”, en Estudios Socio-Jurídicos, Bogotá (Colombia), vol. 10 (1), p. 87-126, enero-junio de 2008.

Oñate Laborde, Santiago, “El Procurador de Pobres, Instituido en San Luis Potosí en 1847, y la Protección de los Derechos Humanos”, Anuario Jurídico, 1974, p. 516-527; https://www.juridicas.unam.mx/ consultada el 20/11/2018,

Owensby, Brian P., “Pacto entre rey lejano y súbditos indígenas. Justicia, legalidad y política en Nueva España, siglo XVII”, en Historia mexicana, vol. LXI, no 1, julio-septiembre 2011, p. 59-106.

Owensby, Brian P., “How Juan and Leonor won their freedom: Litigation and Liberty in Seventeenth-Century Mexico”, Hispanic American Historical Review, 85, 1, 2005, p. 39-79.

Periáñez Gómez, Rocío, “El acceso a la libertad de las esclavas: ¿Liberación o distinta forma de sometimiento?”, en Martín Casares, Aurelia y Periáñez Gómez, Rocío (Eds.), Mujeres esclavas y abolicionistas en España de los siglos XVI al XIX, Madrid, España, Iberoamericana-Vervuert, 2014, p. 133-154.

Premo, Bianca, “Before the Law: Women’s Petitions in the Eighteenth-Century Spanish Empire”, Comparative Studies in Society and History, vol. 53, no 2 (April 2011), p. 262-289.

Proctor III, Frank “Tray”, Gender and the Manumission of Slaves in New Spain”, Hispanic American Historical Review, vol. 86, may 2006, p. 309-336.

Rebaglati, Lucas, “’Un honorífico empleo’. Apuntes para el estudio de los defensores de pobres en el Río de la Plata (Siglos XVIII-XIX).” Revista da Faculdade de Direito UFPR, Curitiba, PR, Brasil, vol. 62, no 3, 157-186.

Sempat Assadourian, Carlos, “Fray Bartolomé de las Casas Obispo: La naturaleza miserable de las naciones indias y el derecho de la Iglesia. Un escrito de 1545”, Historia Mexicana, vol. XL:3, 1991, 387-451.

Tannenbaum, Frank, Slave and Citizen. The Negro in the Americas, USA, Vintage Books, Random House, 1946,

Twinam, Ann, Purchasing whiteness. Pardos, mulatos, and the Quest for social mobility in the Spanish Indies, USA, Stanford University Press, 2015,

Valencia Villa, Carlos Eduardo, “Motivaciones económicas en la manumisión de esclavas: una comparación entre ciudades de América Latina”, Procesos, Revista Ecuatoriana de Historia, vol. 27, I semestre, 2008, p. 19-42.

Velázquez, María Elisa y González Undurraga, Carolina (Coordinadoras), Mujeres africanas y afrodescendientes: experiencias de esclavitud y libertad en América Latina y África. Siglos XVI al XIX, México, INAH/Secretaría de Cultura, 2016.

Velázquez, María Elisa e Iturralde Nieto, Gabriela. Afrodescendientes en México. Una historia de silencio y discriminación, México, CONAPRED/INAH, 2012.

Velázquez, María Elisa, “Aportes y debates recientes sobre africanos y afrodescendientes en México”, en A Contra Corriente. Una revista de historia social y Literatura de América Latina, 7.3, primavera, 2010, p. 419-426.

Velázquez, María Elisa, Mujeres de origen africano en la capital novohispana, siglos XVII y XVIII, México, INAH/UNAM, 2006.

Vinson III, Ben y Vaughn, Bobby Afroméxico. Herramientas para la historia, México, CIDE/FCE, 2004.

Wade, Peter. Race and Sex in Latin America, Londres y Nueva York, Pluto Press, 2009.

Haut de page

Notes

1 Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes (AHEA), Fondo Judicial Civil, Caja 15, Exp. 14, 25 ff, 30 de mayo de 1772.

2 AHEA, Caja 81, Exp. 2, 123-124v., 6 de noviembre de 1771.

3 AHEA, Fondo Judicial Civil, Caja 15, Exp. 14, 25 ff. Las negritas son del autor en esta cita y en las siguientes.

4 Aguirre Beltrán, Gonzalo, Obra antropológica II. La población negra de México. Estudio etnohistórico, México, FCE/INI/Universidad Veracruzana/Gobierno de Veracruz, 3ª ed., corregida y aumentada, 1998. La invitación a este tipo de historias viene también por el lado de la antropología estadounidense: Mintz, Sidney, W. y Price, Richard, El origen de la cultura africano-americana. Una perspectiva antropológica. México, CIESAS/UAM/Universidad Iberoamericana, 2012. Para el caso mexicano, la bibliografía es cada vez más abundante. Una síntesis puede consultarse en el libro de Vinson III, Ben y Vaughn, Bobby. Afroméxico. Herramientas para la historia, México, CIDE/FCE, 2004. Cabe mencionar que este tipo de introducciones al tema por historiadores estadounidenses han sido criticadas, con razón, por los escasos trabajos citados de estudiosos mexicanos, véase Velázquez, María Elisa. “Aportes y debates recientes sobre africanos y afrodescendientes en México”, en A Contra Corriente. Una revista de historia social y Literatura de América Latina, 7.3, primavera, 2010, p. 419-426. Quizá un trabajo complementario en este sentido es el de la misma Velázquez, María Elisa e Iturralde Nieto, Gabriela. Afrodescendientes en México. Una historia de silencio y discriminación, México, CONAPRED/INAH, 2012. Un libro clave para el estudio de las mujeres afrodescendientes y sus representaciones: Velázquez, María Elisa, Mujeres de origen africano en la capital novohispana, siglos XVII y XVIII, México, INAH/UNAM, 2006. Para una historiografía reciente De la Serna, Juan Manuel, “Esclavizados y libres: Historia e historiografía de México” en Cartografías afrolatinoamericanas: perspectivas situadas para análisis transfronterizos, Buenos Aires, Ed. Biblos, 2013, p. 263-273.

5 González Undurraga, Carolina, “En busca de la libertad: la petición judicial como estrategia política. El caso de las esclavas negras (175-1823)”, en González U., Carolina y Cornejo C., Tomás, Editores, Justicia, Poder y Sociedad en Chile: Recorridos históricos, Chile, Ediciones Universidad Diego Portales, 2007, 57-83, la cita está en p. 80.

6 Chaves, María Eugenia, “La mujer esclava y sus estrategias de libertad en el mundo hispano colonial de fines del siglo XVIII”, en Anales Nueva Época, núm. 1, Instituto Iberoamericano/Universidad de Gotemburgo, 1998, p. 97-117; De la Serna, Juan Manuel (coordinador), Vicisitudes negro africanas en Iberoamérica. Experiencias de investigación, México, CIELAC/UNAM, 2011; Velázquez, María Elisa y González Undurraga, Carolina (Coordinadoras), Mujeres africanas y afrodescendientes: experiencias de esclavitud y libertad en América Latina y África. Siglos XVI al XIX, México, INAH/Secretaría de Cultura, 2016.

7 Valencia Villa, Carlos Eduardo, “Motivaciones económicas en la manumisión de esclavas: una comparación entre ciudades de América Latina”, Procesos, Revista Ecuatoriana de Historia, vol. 27, I semestre, 2008, p. 19-42; Periáñez Gómez, Rocío, “El acceso a la libertad de las esclavas: ¿Liberación o distinta forma de sometimiento?”, en Martín Casares, Aurelia y Periáñez Gómez, Rocío (Eds.), Mujeres esclavas y abolicionistas en España de los siglos XVI al XIX, Madrid, España, Iberoamericana-Vervuert, 2014, p. 133-154.

8 De la Fuente, Alejandro y Gross, Ariela. “Comparative Studies of Law, Slavery and Race in the Americas”, Legal Studies Research Papers Series no 10-2, University of Southern California Law School, 2010, 41 p.

9 Lucena Salmoral, Manuel, Regulación de la esclavitud negra en las colonias de América española (1503-1886): Documentos para su estudio, España, Universidad de Alcalá/Universidad de Murcia, 2005, p. 148 y 154.

10 Díaz Hernández, Magdalena, “Reflexiones sobre la capacidad jurídica de la mujer. Cautivas y esclavas pobres en el Mediterráneo medieval y moderno”, en Martín Casares, Aurelia y Delaigue María Cristina, Cautivas y esclavas: el tráfico humano en el mediterráneo, España, Universidad de Granada, 2016, p. 61-80.

11 Díaz Hernández, Magdalena, “La Identidad de los esclavos negros como miserables en Nueva España: Discursos y Acciones (siglos XVI-XVIII), en Martín Casares, Aurelia, Esclavitudes Hispánicas (siglos XV al XXI): Horizontes Socioculturales, España, Universidad de Granada, 2014, p. 41-57. La autora muestra que la protección de esclavos en América estuvo desde los debates iniciales sobre la consideración de indios como miserables, dado que ya existía tradición desde la época medieval al respecto. Carlos Sempat rescató un documento relativamente temprano de Bartolomé de las Casas y la concepción de los miserables en Indias, Sempat Assadourian, Carlos, “Fray Bartolomé de las Casas Obispo: La naturaleza miserable de las naciones indias y el derecho de la Iglesia. Un escrito de 1545”, Historia Mexicana, vol. XL:3, 1991, p. 387-451. Desde su llegada a Guatemala como Obispo, en su primera carta pastoral declaraba: “que las miserables personas, como son los indios…son de nuestro fuero y jurisdicción…”, p. 405; lo cual incluía contrario a la opinión común a esclavos y en especial a esclavas y cautivas como lo hemos mencionado.

12 Existe una cada vez más amplia bibliografía latinoamericanista sobre manumisión, aunque los casos de demanda de esclavas por su libertad destacan por ser analizados en las representaciones y en la práctica misma; un estudio pionero es: Chaves, María Eugenia, “La mujer esclava y sus estrategias de libertad …, p. 97-117; Chaves, María Eugenia, Honor y libertad. Discursos y recursos en la estrategia de libertad de una mujer esclava (Guayaquil a fines del periodo colonial), Suecia, Departamento de Historia/Instituto Iberoamericano de la Universidad de Gotemburgo, 2001; para la Nueva España, en particular con el análisis de casos en Querétaro, v. De la Serna, Juan Manuel, “La justicia y los esclavos en la Nueva España del siglo XVIII”, Ulúa, núm. 19, 2012, p. 101-119; para un estudio más amplio v. Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y niñas esclavizadas en la Nueva España: Agencia, resiliencia y redes sociales”, en Velázquez, María Elisa y González Undurraga, Carolina (Coordinadoras), Mujeres africanas y afrodescendientes: experiencias de esclavitud y libertad en América Latina y África. Siglos XVI al XIX, México, INAH/Secretaría de Cultura, 2016, p. 29-58; para el caso de Chile, González Undurraga, Carolina, Escalvos y esclavas demandando justicia. Chile, 1740-1823. Documentación judicial por carta de liebrtad y papel de venta, Santiago de Chile, Editorial Universitaria, 2014.

13 Un ensayo relevante en este sentido es: Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y niñas esclavizadas …”, p. 29-58. Para el estudio de las defensorías y el estudio de género y manumisión en algunas regiones de la Nueva España v. Cunill, Caroline, Los defensores de indios de Yucatán y el acceso de los mayas a la justicia colonial, 1540-1600, Mérida, México, Centro Peninsular de Humanidades y Ciencias Sociales/UNAM, 2012, 391 p.; y más recientemente sobre otro grupo de “mediadores” v. Cunill, Caroline, “Un mosaico de lenguas: los intérpretes de la Audiencia de México en el siglo XVI”, Historia mexicana, vol. 68, no 1, (269) (Julio-Septiembre 2018), p. 7-48. Rebaglati, Lucas, “’Un honorífico empleo’. Apuntes para el estudio de los defensores de pobres en el Río de la Plata (Siglos XVIII-XIX).” Revista da Faculdade de Direito UFPR, Curitiba, PR, Brasil, vol. 62, no 3, p. 157-186. Cunill, Caroline, “Archivos en los pueblos mayas de Yucatán y la construcción de una memoria legal (siglo XVI), Fronteras de la historia, vol. 21, no 1, enero-junio 2016, p. 14-39; Cunill, Caroline, “La circulación del derecho indiano entre los Mayas: Escritura, oralidad y orden simbólico en Yucatán, siglo XVI”, Jahrbuch fü Geschichte Lateinamerikas, no 52, december 2015, p. 15-36. Owensby, Brian P. “How Juan and Leonor won their freedom: Litigation and Liberty in Seventeenth-Century Mexico”, Hispanic American Historical Review, 85, 1 (2005), p. 39-79; Premo, Bianca, “Before the Law: Women’s Petitions in the Eighteenth-Century Spanish Empire”, Comparative Studies in Society and History, vol. 53, no 2 (April 2011), p. 262-289. Para la autora el sistema legal del imperio español, más que una sólida estructura era un espacio dinámico en el que las mujeres entraban y salían…, p. 288. Proctor III, Frank ‘Trey’, “Gender and the Manumission of Slaves in New Spain”, Hispanic American Historical Review, 86, 2, (2006), p. 309-336. Díaz Hernández, Magdalena, “Esclavos y la imagen de la justicia paternalista del rey y del virrey en el Veracruz colonial”, Nuevo Mundo, Mundos Nuevos [En línea], Extracto de tesis, Puesto en línea el 12 de junio del 2015, p. 16. Consultado el 10 de octubre 2019, URL: http://journals.openedition.org/nuevomundo/68121.

14 Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y niñas esclavizadas…”, p. 55.

15 De la Fuente, Alejandro y Gross, Ariela. “Comparative Studies of Law…”

16 Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes (AHEA), Fondo Judicial Civil, Caja 15, Exp. 14, f. 2.

17 Se ha interpretado este tipo de demandas con base en el tema del honor y la esclavitud, v. Chaves María Eugenia, Honor y Libertad…, en el sentido de la reconstrucción del honor como una estrategia de libertad; sin embargo, me parece que habría que interpretar los discursos en disputa, por un lado quien les niega derechos a los esclavos incluido el honor, y por la otra la argumentación utilizadas por las propias esclavas con base en el derecho natural de “personas miserables”.

18 AHEA, Protocolos Notariales, Caja 81, Exp. 3, 11v-14 ff., seis de febrero de 1774.

19 De la Fuente, Alejandro, “Slaves and the creation of Legal Rights in Cuba: Coartación and Papel”, Hispanic American Historical Review, 7, 4, (2007), p. 659-692.

20 Novoa, Mauricio, “Derecho romano y el indio americano en Solórzano”, en BIRA: Boletín del Instituto Riva-Agüero, no 26, 1999, p. 253-272. El autor muestra la relevancia del derecho romano a través de Las Siete Partidas en el derecho indiano, particularmente en la obra de Solórzano Pereyra y en su definición de quiénes eran las “personas miserables”. Habría que recordar que con los borbones el derecho romano estuvo explícitamente prohibido, sin embargo estaba presente a través del derecho natural.

21 Juan Manuel de la Serna comentó en una comunicación directa (11/Octubre/2019) la dificultad para encontrar referencias explícitas, en los documentos de las mujeres esclavas, a Las Siete Partidas y al derecho natural, de ahí el enfoque en este ensayo.

22 Archivo de la Audiencia Real del Reyno de Nueva Galicia, Biblioteca Pública del estado de Jalisco/Universidad de Guadalajara, C. 306, E. 10, Pr. 4443, 1728-1729 años. “Micaela Antonia contra su amo Antonio Robles sobre que le dé libre a José Manuel hijo de ambos. Año de 1764” El año de la carátula, de acuerdo al expediente, no representa el contenido que ocurre tempranamente en 1728-1729.

23 Habría que recordar que Las Siete Partidas reconocían “El Rey debe librar por sí, o por otro que lo haga luego, las apelaciones y pleytos que deban venir a su corte de viudas y huérfanos, de pobres que no tengan 20 maravedíes (…) porque su piedad debe amparar a estas personas miserables (…)”, Partyida III-20, lo cual implicó en la práctica tener los defensores de pobres o miserables, y que ello se extendiera sobre todo en el siglo XVIII en Nueva Galicia.

24 Las negritas son del autor.

25 Archivo de la Real Audiencia del Reino de Nueva Galicia, Biblioteca Pública del estado de Jalisco/Universidad de Guadalajara, Caja 77, Exp. 4, Pr. 877, 1763.

26 Archivo de la Real Audiencia del Reino de Nueva Galicia, Biblioteca Pública del estado de Jalisco/Universidad de Guadalajara, Caja 77, Exp. 4, Pr. 877, 1763. El subrayado es del autor.

27 Archivo de la Real Audiencia de Nueva Galicia, C. 358, E. 21, Pr. 5310, Años 1786-1791.

28 Archivo de la Real Audiencia del Reino de Nueva Galicia, Biblioteca pública del estado de Jalisco/UdeG, C. 431, E. 3, Pr. 7021, Año de 1819.

29 Negritas del autor

30 Masferrer, Cristina y Velázquez, María Elisa, “Mujeres y niñas esclavizadas en la Nueva España: Agencia, resiliencia y redes sociales”, en Velázquez, María Elisa y González Undurraga, Carolina (Coordinadoras), Mujeres africanas y afrodescendientes: experiencias de esclavitud y libertad en América Latina y África. Siglos XVI al XIX, México, INAH/Secretaría de Cultura, 2016, p. 29-58.

31 González Undurraga, Carolina, “El abogado y el procurador de pobres: la representación de esclavos y esclavas a fines de la Colonia y principios de la República”, en SudHistorias, vol. 5, julio-diciembre 2012, 81-96, en especial 90-91.

32 Klein, Herbert S. “The African american experience in comparative perspective: The current question of the debate”, Chapter 9, en: Bryant, Sherwin K.; O’Toole, Rachel Sarah, Vinson III, Ben. (Edited by) African to Spanish America. Expanding the Diaspora, USA, University of Illinois Press, 2012.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Víctor M. González Esparza, « “Valiéndome del derecho natural” – La lucha de mujeres esclavas por su libertad en la Nueva Galicia, s. XVIII », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Débats, mis en ligne le 08 octobre 2020, consulté le 23 octobre 2020. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/81136 ; DOI : https://doi.org/10.4000/nuevomundo.81136

Haut de page

Auteur

Víctor M. González Esparza

Universidad Autónoma de Aguascalientes, México

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search