Navigation – Plan du site

AccueilRubriquesComptes rendus et essais historio...2020Diego Galante, El Juicio a las Ju...

Cecilia Vázquez Lareu

Diego Galante, El Juicio a las Juntas: Discursos entre política y justicia en la transición argentina

La Plata: UNLP; Posadas: UNM; Los Polvorines: UNGS, Entre los libros de la buena memoria n° 15, 2019, 267 p.Argentina, 2019, Colección Entre los libros de la buena memoria número 15, 267 p.
Référence(s) :

Diego Galante, El Juicio a las Juntas: Discursos entre política y justicia en la transición argentina

[08/10/2020]

Texte intégral

1El libro de Diego Galante tiene por objetivo abordar el Juicio a las Juntas Militares como un acontecimiento de trascendencia política y cultural, construyendo una genealogía de sus usos y resignificaciones sociales.

2El trabajo se sitúa en el campo de estudios de la memoria social y la historia reciente, focalizado en el análisis de las prácticas discursivas y las disputas por los sentidos que se atribuyen a los hechos históricos. Publicado en un contexto nacional de apertura de un nuevo ciclo político (año 2019), el libro analiza las memorias del llamado Juicio a las Juntas y aporta a su continua construcción e interpretación colectiva. En comparación con los diversos eventos históricos abordados en sus páginas, el escenario en que se publica presenta una intervención menguada de los tribunales respecto de los procesos previos de judicialización del pasado dictatorial desenvueltos entre 1983 y 1987 y entre 2005 y 2015. Este nuevo contexto propicia el abordaje retrospectivo y analítico sobre las reapropiaciones y disímiles usos sociales de los que, hasta el presente, fueron objeto aquellos procesos. La obra dialoga con una importante producción académica sobre las memorias y los sentidos gestados en la sociedad argentina frente al pasado dictatorial, la transición democrática y los distintos procesos de judicialización y reparación que tuvieron lugar desde 1983.

3El trabajo de Galante constituye una contribución valiosa para este campo del conocimiento al abordar un hito histórico fundamental, el juicio a las Juntas militares, trascendiendo su aspecto jurídico e incorporando herramientas de la escuela francesa de análisis del discurso para rastrear sus prolongaciones culturales desde el punto de vista de la producción social. El autor, Doctor en Ciencias Sociales (UBA), ha indagado previamente en las relaciones entre discurso político, memorias sociales y justicia transicional en la historia argentina reciente, alcanzando a plasmar en este libro una extensa investigación que entrama el relato historiográfico con una perspectiva que le permite reconstruir dimensiones subjetivas implicadas en el Juicio a las Juntas.

4En este libro, Galante indaga en las representaciones presentes en la opinión pública y en discursos políticos oficiales, articulando fuentes testimoniales, encuestas, materiales de prensa, entrevistas, transcripciones judiciales y documentos históricos de discursos públicos. Presenta el Juicio como referente para tomas de posición, análisis e interpretaciones por parte de diversos actores socio-históricos, echando luz sobre la percepción y los usos que aquellos generaron. Con un análisis elocuente sobre los discursos convocados por el evento judicial, el texto rehúye binarismos y oposiciones tipificadas idealmente, evidenciando una compleja y heterogénea trama discursiva extrajudicial con posturas que dialogan y entran en conflicto.

5Constituye una lectura valiosa para quienes se dedican a la labor académica de las Ciencias Sociales y las Humanidades, así como para quienes se interesan en la historia reciente argentina y las estructuras discursivas que modelan constantemente las disputas por el sentido y configuran el juego político.

6En el primer capítulo, “La antesala. El proyecto de justicia transicional”, el autor examina los procesos que desembocaron en el Juicio a las Juntas, describiendo el tensionado clima social en el cual se construyó y comunicó el proyecto oficial. Al rastrear las características de los discursos gubernamentales, analizando las claves y los términos contenidos en los decretos, el autor expone los vaivenes y reconfiguraciones del proyecto inicial alfonsinista, así como las oposiciones que suscitaron. Identifica con claridad el entrecruzamiento de la función de la justicia y la construcción pública de una verdad, resaltando la existencia de criterios políticos detrás de arquitecturas jurídicas. Desde este primer capítulo se plantea que, lejos de purismos, lo que tuvo lugar fue una proliferación de discursos influenciados por su entorno social de producción, con relaciones antagónicas y dialógicas entre sí.

7El segundo capítulo, “La Sala. El juicio como narrativa: la construcción y deconstrucción del pasado dictatorial”, lo dedica a los discursos y representaciones desplegados principalmente dentro de los tribunales. Durante el juicio oral de 1985, en el que diversos actores confrontaron sus visiones sobre el pasado reciente, Galante analiza cómo el evento judicial fue el escenario donde se pusieron en juego sentidos, relatos particulares, justificaciones provenientes del campo castrense y claves morales. La modalidad oral y pública del Juicio llevó a que los relatos presentes en los testimonios, así como el propio discurso judicial, generasen un profundo impacto social. En este aspecto, el autor desarrolla el contrapunto entre la sensación de inconmensurabilidad que comenzó a circular en la sociedad y las limitaciones propias de una práctica jurídica que, esforzada en instaurarse más allá de las voces particulares, necesariamente abstrae y sintetiza.

8El análisis de la práctica judicial presente en el capítulo 3, “La Sala. El proceso cultural”, permite entender el Juicio a las Juntas tanto en su dimensión penal-judicial como penal-cultural. En este apartado, Galante presenta el Juicio como una instancia que actualiza representaciones y abre el juego para que ciertos discursos, apoyados en diversas figuras e interpretaciones, se construyan como alternativas y discutan sentidos. En continuidad con el capítulo anterior, examina los efectos de la modalidad pública y oral del acontecimiento, los dispositivos de enunciación que permitió y la trascendencia social y política que le fueron atribuidas a la causa por otras prácticas sociales. Se condensa aquí una tesis clave del autor, quien propone que una de las características centrales del Juicio a las Juntas es la implicación en el discurso jurídico de otros discursos sociales.

9En el cuarto capítulo, “La Sala Grande. El juicio como acontecimiento: el evento judicial en las luchas políticas de la transición”, aborda las representaciones desplegadas fuera de los tribunales, realizando una interpretación de los actos de enunciación como tomas de posición en momentos históricos. Partiendo de este eje, analiza diversos discursos mediáticos y sostiene la existencia de acciones performativas y normativas por parte de medios de comunicación que se ofrecían como intérpretes de los hechos presentados en el tribunal. Identifica, también, estrategias discursivas de actores sociales, tanto como intentos de instalar determinados debates en el campo social. A su vez, ahonda en el análisis de las expectativas sociales sobre el juicio y la manera en que éste fue vivido y descodificado por variados actores, siendo de especial relevancia el análisis dedicado a los Organismos de Derechos Humanos. Galante trata en profundidad el evento que configuró la sentencia, describiendo los modos en que los argumentos allí dispuestos alimentaron y, en cierto sentido, determinaron los discursos sobre el pasado. El acontecimiento judicial, propone el capítulo, constituye así su primacía como referente obligado para interpretar los hechos.

10Finalmente, el quinto capítulo, “La Sala histórica. El juicio como objeto de memoria”, lo dedica a indagar en el proceso de constitución del Juicio a las Juntas como objeto cultural y pieza memorable, extendiendo el análisis a los años 90 y al nuevo siglo. Para desarrollar este aspecto, ilustra las formas en las que el juicio se convirtió en fuente para la construcción de nuevos discursos, lo cual implicó la elaboración de redes de sentido que indefectiblemente llevaron al acto judicial más allá de sus límites jurídicos. El autor ahonda en la dimensión cultural de la segunda mitad de los años 90, donde sitúa la progresiva recuperación de la justicia como escenario para la reconstrucción de memorias sobre la dictadura. Por otro lado, en relación a los desplazamientos de las discusiones jurídicas, analiza el giro conceptual de la justicia hacia los derechos fundamentales que tiene lugar ya en los años 2000. Asimismo, examina las nuevas temporalidades que, propuestas desde el campo gubernamental peronista, rompen con el foco sobre la ruptura de 1983 y establecen nuevas relaciones. De esta manera, el capítulo trae a escena la introducción de nuevos elementos que generaron desplazamientos y produjeron aperturas a otros sentidos, alentando la aproximación a temas del pasado reciente que, hasta el momento, habían permanecido sin tratamiento público.

11En las conclusiones, Galante condensa la lectura del Juicio a las Juntas que recorre todo el libro, como un acontecimiento discursivo que interactúa con un contexto socio-histórico. Esta definición le atribuye una complejidad que excede su categoría de acontecimiento jurídico y que le permitió al autor indagar en la construcción de nuevos tipos de interlocutores situados más allá de los tribunales. Remarca. a su vez. la importancia de abordar el discurso social del período considerando que muchos de los materiales y sentidos allí presentes contenían su propia historicidad y estaban anclados en imaginarios y prácticas de la cultura política previa.

12El libro presenta contribuciones valiosas así como ejes analíticos sustanciales para extender la producción de conocimiento sobre la justicia transicional en Argentina y las memorias sociales. En primer lugar, el Juicio a las Juntas es abordado como un objeto amplio y polifacético, donde lo jurídico, lo político y lo cultural se entraman e implican entre sí. Este enfoque permite ver de qué manera dialogaron interpretaciones y representaciones sobre el proceso penal, articuladas con memorias y expectativas. A la vez que abre una reflexión sobre las limitaciones que tuvo el juicio para organizar bajo su jurisprudencia los múltiples discursos que convocó, permite comprender la existencia de referencias valorativas y de sentido por fuera de los parámetros judiciales, así como su acción performativa sobre discursos y decisiones políticas. Trabaja también los cambios en las percepciones de los grupos sociales sobre las trayectorias pasadas, promovidos por la aparición de discursos emergentes en la sociedad, en el marco de nuevos procesos políticos y culturales. En segundo lugar, presenta un enfoque interesante sobre el protagonismo simbólico del rol judicial vinculado al fortalecimiento democrático y rastrea el proceso de construcción de verdades implícitas en el discurso jurídico y su articulación con otras voces que lo desbordan. El autor nos lleva a indagar tras la “neutralidad” jurídica, examinando el modo en que se jugaron intereses y valoraciones políticas de diversos grupos, expresados en cosmovisiones diferentes sobre el pasado de violencia y el rol de la justicia. En este sentido, la lectura de los hechos que propone el libro enfatiza la comprensión del juicio y su significación social en el contexto de cierta cultura política, más allá de la verdad jurídica que se intentaba fundar a través de él. Explica cómo, al ser tomado a modo de anclaje referencial para estrategias argumentativas, el juicio fue objeto de diversos usos y apropiaciones de sentido. En definitiva, estos usos de la voz del Tribunal son los que difuminaron el límite entre lenguaje político y lenguaje jurídico, y analizarlos permite romper con la idea muchas veces presente de un campo puramente jurídico, técnico e incontaminado.

13En este balance, sería importante destacar no sólo la trascendencia del Juicio a las Juntas respecto de los elementos que propició para la construcción colectiva de sentidos sociales e interpretaciones del pasado. De algún modo, el mismo proceso judicial evidencia además un tejido efectivo de solidaridades, una gran movilización de la sociedad civil y el rol de las víctimas que sostuvieron el reclamo de justicia. A su vez, la producción de sentidos y claves de interpretación no se agota en los discursos políticos, en los testimonios y en la opinión pública. Merece ser remarcada la importancia de la tarea de reconstrucción desde un pensamiento científico que aportó elementos analíticos, a través de una producción académica posibilitada por la presencia de testigos en las sucesivas instancias judiciales.

14Por otro lado, un punto que se podría profundizar sobre el Juicio a las Juntas – complementario a los efectos discursivos que suscitó en el campo político-ideológico – es el desprendimiento de información relativa a las responsabilidades económicas en delitos de lesa humanidad, que dejó su huella en la justicia argentina desde el mismo momento de transición a la democracia. Aquí cabría matizar el rol del juicio como anclaje referencial, considerando que no sólo en su desarrollo, así como no sólo en las investigaciones de la CONADEP, aparecen relatos y elementos que permitieron y permiten indagar esta dimensión fundamental del accionar represivo. Ya en los juicios laborales a lo largo de la década de los ‘80 aparecen indicios en esta dirección y, luego de los indultos de los años 1989 y 1990, hallamos un hito muy significativo en los Juicios por la Verdad, donde emergieron una gran cantidad de testimonios y voces nuevas que no habían hablado en tiempos de la CONADEP y tampoco habían testificado en el Juicio a las Juntas. Aquellas voces abrieron un nuevo campo de pruebas y documentación, enriqueciendo las memorias y lecturas del pasado. Nuevamente, esto evidencia cómo los distintos acontecimientos que tienen lugar en la historia argentina, tanto judiciales como extrajudiciales, se entrelazan, aportando nuevos discursos o reformulando elementos ya presentes y suscitando interpretaciones que complejizan y cambian el rumbo de las disputas por el sentido y las memorias sociales.

15En síntesis, Galante logra examinar en este libro la capacidad particular del Juicio de convocar múltiples procesos de confrontación, trayendo a escena disputas del pasado y luchas de aquel presente político. Analiza pormenorizadamente los tonos de variadas líneas discursivas que aparecieron en la sociedad civil, evidenciando que cada instancia judicial suscitó lecturas e interpretaciones encontradas y ningún sector permaneció indiferente. Mediante el recorrido de las discusiones que impulsó el proceso del Juicio, el libro trae a escena las voces que entablaron diálogo mediante argumentos jurídicos pero, también, a través de lecturas del pasado reciente argentino. Interpretar el juicio a las Juntas como un acontecimiento discursivo lo expone en su multidimensionalidad y habilita un fértil campo de análisis sobre el período de la justicia transicional más allá de lo estrictamente historiográfico.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Cecilia Vázquez Lareu, « Diego Galante, El Juicio a las Juntas: Discursos entre política y justicia en la transición argentina », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 08 octobre 2020, consulté le 05 décembre 2020. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/82238 ; DOI : https://doi.org/10.4000/nuevomundo.82238

Haut de page

Auteur

Cecilia Vázquez Lareu

Lic. en Sociología, Universidad de Buenos Aires, Argentina

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search