Navigation – Plan du site

AccueilRubriquesDébats2021La serie de Antonio Conselheiro y...

2021

La serie de Antonio Conselheiro y la rebelión popular de Canudos en la prensa periódica internacional hacia 1897

Antonio Conselheiro and the popular rebellion of Canudos in the international periodical press around 1897
Juan Recchia Paez

Résumés

El presente trabajo se propone vincular la guerra de Canudos, acontecida en el estado de Bahía (Brasil) entre 1896 y 1897, con la expansión de la prensa periódica internacional, sobre todo de las fuentes telegráficas, hacia finales del siglo XIX. Lo cual se realizará a partir de un análisis de las operaciones de figuración bajo las que fue leída e interpretada la figura de Antonio Conselheiro. El caso del “mesías brasileño” es paradigmático para leer las operaciones y el funcionamiento de la red de mediaciones que operaba más allá del territorio brasileño, en países tan distantes como EEUU, España, México, Argentina y Chile.
Ampliando el célebre trabajo de Walnice Nogueira Galvão (1977) trabajaré con un conjunto de textualidades periodísticas internacionales que refieren a los modos en los que la experiencia de Antonio Conselheiro se configuró en dos acepciones, en tanto un desvío del cristianismo y como un ícono rebelde. El objetivo del presente artículo es reflexionar sobre las formas en las que se interpretaron la fama del líder religioso, su muerte y las teorías sobre los orígenes del fanatismo en Canudos, donde, en diálogo con posturas críticas letradas, cobró especial relevancia la forma del relato popular.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

  • 1 Levine, Robert M. O sertão prometido: o massacre de Canudos. São Paulo: EDUSP, 1995.
  • 2 Al decir de Juan Pablo Dabove: “Canudos is less a product of the sertão tan that of the interactio (...)

1El episodio histórico de “la guerra de Canudos” (1896-1897) se ha transformado en una experiencia modélica para varios estudios teórico-críticos sobre el pensamiento latinoamericano. La inclusión histórica del Brasil dentro de la modernidad, desde los comienzos de la constitución del período republicano en 1889, no fue un proceso pacífico y consensual, sino que se trató de una lucha en la que estaban en juego objetivos diferentes para el futuro de una Nación.1 El conflicto “Canudos” se desenvolvió en dos planos determinantes para la conformación de la república del Brasil: por un lado fue un enfrentamiento bélico que tuvo como campo de batalla un pequeño asentamiento en el nordeste brasileño; por otro lado, se trató también de un acontecimiento discursivo sobre el cual se conformaron modos y sentidos interpretativos sobre el Brasil, todavía hoy pregnantes.2

  • 3 Galvão, Walnice Nogueira. No calor da hora: a Guerra de Canudos nos jornais, 4ta expedição. Ed. Sã (...)
  • 4 El presente artículo forma parte de una investigación más amplia que vengo desarrollando sobre la (...)
  • 5 Para una rápida identificación de los lugares de publicación de cada texto se utilizarán las sigui (...)
  • 6 Utilizo como referencia metodológica las formulaciones de Ramos, Julio. Desencuentros de la modern (...)

2En el presente artículo, me interesa retomar la pregunta sobre los sentidos histórico-culturales que la guerra de Canudos propició, focalizando en la figura enigmática de Antonio Conselheiro, aquel considerado el “líder espiritual” del movimiento rebelde. Para ello, propongo un análisis de las textualidades periodísticas internacionales más inmediatas sobre la guerra: aquellas publicadas en el contexto internacional, “no calor de hora”3, en 1897.4 El presente trabajo es parte de un trabajo mayor elaborado sobre un corpus textual híbrido que consiste en un recorte del material publicado en la prensa periódica en el año 1897 y consta de un total de 348 telegramas de los cuales: 188 se publicaron en Buenos Aires, 58 en México DF, 43 en Madrid, 20 en Nueva York, 17 en Washington y 22 en California.5 En este corpus, tan difícil de limitar y clasificar, me inclinaré a trabajar con las fuentes de noticias telegráficas en tanto textos producidos principalmente como reescrituras y traducciones.6 El conflicto, en términos discursivos, en la escala internacional, no se expande como una mera copia o importación de ideas sino, sobre todo, a partir de operaciones complejas, tales como préstamos, reformulaciones, asimilaciones y apropiaciones.

3La figura de Antonio Conselheiro es el nombre por excelencia que condensa los modos de configurar el acontecimiento bélico de Canudos en las mediaciones escritas internacionales, tal como aparece mencionado en dos de las notas más completas y extensas publicadas en 1897 en la prensa mexicana y estadounidense sobre el “líder rebelde” en su máximo esplendor:

  • 7 The Mexican Herald, MX 23/04/1897: 3.

Just what is the significance to the grotesque figure, Antonio Conselheiro by name, who is now stalking through the state of Bahia, in Brazil, in still undetermined.7

  • 8 The Sun, NY 05/12/1897: 3 (sic).

Antonio´s revolution. It took Brazil a year to suppress the fanatics. Many times the followers of this unknown prophet of an unexplained religion repulsed the government, until at last they were overwhelmed and Antonio was killed. 8

4Este punto de partida es compartido por casi todas las fuentes de información: el desconocimiento sobre la persona que se encuentra combatiendo y pregonando en Canudos, Antonio Vicente Maciel. Desde este desconocimiento o “significado indeterminado”, las páginas de la prensa despliegan figuraciones sobre un personaje cuyos caracteres, historias y origen van a variar en las múltiples versiones discursivas. Antonio Conselheiro es lo que Dawid Danilo Bartelt definió como un signo:

  • 9 Bartelt, Dawid Danilo, Sertão, República e Nação, Sao Paulo: EDUSP, 2009, p. 160.

Não se trata de Antônio Vicente Maciel. Embora a imprensa não disponha de modo algum a reconhecer facilmente em Maciel a competência religiosa e a dignidade de um Conselheiro, ela usa seu nome civil apenas em casos excepcionais. “Antônio Conselheiro” tornou-se um signo. O signo permite a produção da pessoa de Maciel como topos passível de ser estabelecido e decodificado de vários modos. 9

  • 10 The Mexican Herald, MX 23/04/1897: 3.
  • 11 The Mexican Herald, op. cit.

5The Mexican Herald pone en escena esta doble operación con el siguiente comentario: “has now given way to a vague apprehension of some sacred and potent force back of his movements which has very definite and very serious objects view.”10 Más allá del desconocimiento, de las limitaciones de la red, de las distancias insalvables entre Canudos y las imprentas metropolitanas, la prensa internacional realizará en sus publicaciones un esfuerzo primordial por relatar, retratar y explicar quién es Antonio Conselheiro. Al decir de The Mexican Herald, el potencial de este signo radica en las posibles formas de su figura: “But however that may be Conselheiro remains a very remarkable and picturesque figure, and one of potential possibilities in the near at hand history of Brazil.”11

“With the power of miracles”

  • 12 La Nación, BA 19/07/1897 en nota titulada “Cartas Fluminenses”, firmada por “Noé”, p. 4. La analog (...)

¡Singular personaje este Antonio Conselheiro; -especie de Mahdí, perdido en el sertão de Bahía, teniendo en jaque, desde los muros de su gran aldea, al ejército de la federación! 12

  • 13 Para un estudio sobre las representaciones literarias de la figura de Antonio Conselheiro recomien (...)
  • 14 Opto por llamar a estos textos “réplicas” ya que, en su mayoría, los telegramas, en tanto formas c (...)

6Hacia finales del siglo XIX, la serie de Antonio Conselheiro implica un vasto conjunto de textos que se replican y esparcen por toda la prensa nacional e internacional: desde crónicas con firma de autor, telegramas sueltos que lo mencionan, dibujos a carbonilla, grabados y xilografías replicados por varios medios, hasta notas militares o pequeños comentarios de funcionarios de gobierno.13 Entre las publicaciones analizadas encontramos dos figuraciones sobre las cuales oscilan la mayor cantidad de réplicas14: la figuración del Conselheiro como profeta; y la figura del líder en su máximo esplendor rebelde. El profeta y el rebelde no son configuraciones opuestas o antitéticas sino que se relacionan en cada texto de manera particular.

Figura 1 – 1a. La Nación (BA), presenta, el 9 de Marzo de 1897, un grabado del Conselheiro, de cuerpo entero con su túnica y su bastón. 1b. Retrato original del Conselheiro publicado en Gazeta da Tarde (RJ 29/01/1897).

Figura 1 – 1a. La Nación (BA), presenta, el 9 de Marzo de 1897, un grabado del Conselheiro, de cuerpo entero con su túnica y su bastón. 1b. Retrato original del Conselheiro publicado en Gazeta da Tarde (RJ 29/01/1897).

Fuente: Alves 1997. La autora comenta que probablemente esta sea la imagen buscada por la señora del relato de Machado de Assis publicado días después en Gazeta da tarde (RJ 14/02/1897).

7La Nación replica este grabado del Conselheiro, de cuerpo entero con su túnica y su bastón. Se reflexiona sobre el aspecto físico de Conselheiro y se le otorga agencia propia en una operación de figuración y autorepresentación:

  • 15 La Nación, BA 09/03/1897: 5.

Conselheiro predica la paz, el amor a Dios, la humildad y la pobreza, y fulmina á los ricos, a los felices de la tierra. Tiene especial cuidado en que su persona conserve rasgos característicos de lo que él considera como indispensables atributos de un profeta: la barba y la cabellera crecidas, la túnica azul y las amplias sandalias, el báculo y; sobre todo, esa larguísima uña del dedo pulgar, que es objeto de la adoración frenética de sus prosélitos.15

  • 16 Literalmente ha sido copiada, por eso la encontramos en espejo con la original. Se trata de una té (...)
  • 17 Lizir Arcanjo Alves es quien formula esta hipótesis: “Este retrato, publicado em 29 de janeiro, na (...)

8Esta imagen es un calco invertido de un perfil publicado el 29 de enero, en la primera página de Gazeta da Tarde (RJ).16 Se trata de una imagen que causó mucha sensación y, posiblemente, sea el objeto de una escena comentada por Machado de Assis en la publicación sobre el líder religioso del 14 de febrero de 1897 en la Gazeta da Notícias (RJ).17 A diferencia de la reproducción publicada en La Nación, en la original se ve de fondo una iglesia en construcción, una casa pequeña y algunas ondulaciones del terreno, seco y sin vegetación. Como si la imagen fuera perdiendo su entorno y la figura cuerpo fuese tomando cada vez más pregnancia a medida que las copias se replican. En ambas representaciones se destacan, gracias a la posición del cuerpo elegida, la barba, la uña pulgar gigante y el paso como levitando de los pies despojados, casi descalzos, de Conselheiro. Esta representación coincide en parte con otra realizada por El Imparcial que, en sus páginas, describe al Conselheiro como un:

  • 18 El Imparcial, MD 30/7/1897: 2.

hombre elocuente y persuasivo, pero de cultura escasa, no aspiró en un principio a luchar con el gobierno federal; habla a las muchedumbres, encareciendo las ventajas de practicar las virtudes y renunciar a las riquezas, y no pensó en combatir directamente a los gobernantes, ni en preparar motines y revoluciones.18

9Líneas más delante a Conselheiro se le atribuyen objetivos de desestabilización de la república y hasta de incitador comunista que busca construir una nueva organización social propia de los “cristianos primitivos”. El profeta se configura entonces en línea con los cristianos primitivos y tiene su hito en la figura de San Francisco que parece oficiar como modelo en las descripciones y en la imagen: vestimenta marrón y el cordón atado a la cintura.

Figura 2 – “The fanatic arousing the natives”. The Mexican Herald (MX 23/04/1897).

Figura 2 – “The fanatic arousing the natives”. The Mexican Herald (MX 23/04/1897).
  • 19 Machado de Assis, en una crónica del 14/02/1897 publicada en la columna A semana de la Gazeta de N (...)
  • 20 Estas imágenes parecieran tener alguna relación con las representaciones de la rebelión de Tomochi (...)

10Por otro lado, en esta representación pictórica publicada en The Mexican Herald bajo el título “The fanatic arousing the natives” podemos ver entronizada la figura de Conselheiro como la de un rebelde. Allí, aparece con un brazo en alto en una clara postura combativa arengando a varios de sus seguidores que lo escuchan (escalones más abajo) con gran admiración. No estamos aquí frente a una imagen franciscana: Conselheiro no es el anciano encorvado que se apoya en su báculo para andar sino se ha convertido en un gran agitador de las masas que lleva una especie de amuleto y, trepado a una roca, levanta su báculo como si fuese un arma. Aquí se pone en primer plano las habilidades retóricas del líder y su relación con las multitudes de “nativos” que según la imagen se representan como hombres de barbas, muy bien armados con grandes cargas de municiones y con aspectos físicos similares a piratas.19 Llevan sombreros y pañuelos que algunos agitan por lo alto. Hacia el fondo de la imagen se reproduce un brazo en alto que enfatiza el carácter combativo y establece por analogía el vínculo de deber y obediencia, sugestión o fanatismo, con el brazo en alto del líder.20

  • 21 The Mexican Herald, MX 23/04/1897: 3.
  • 22 The Mexican Herald, op. cit.
  • 23 The New York Times, NY 1/04/1897: s/n.

11La nota que acompaña la imagen se titula “Fanatics in Brazil. Strange leader who head, the uprising in Bahia. Under the Gulse of a Prophet he arouses the spirit of rebellion and stars an insurrection.”21 En ella se asocian los caracteres físicos de Conselheiro, “he had visions, cut capers of the approved catalepto-prophetic kind, were a long robe, has nothing but sandals on his feet, and developed an astounding condition of hair and whiskers” (3 sic), con un modelo estético de creencia popular sobre cómo debe ser un verdadero profeta: “All this was well up to the standard popular conception of what a miraculously gifted person should be.”22 Se expone la aparente creencia popular (“Whereas most people beleived”) de que Conselheiro es un “semifanatic, semimadman”. El Conselheiro al construir una plataforma mesiánica, se configura, según esta nota, como un personaje mesiánico confiable y verdadero para el mundo de las creencias populares. Es así que también va acompañado por “a dozen of the most promising maniacs” que se hacen llamar sus “twelve apostles”. En esta línea interpretativa, The New York Times comenta que Conselheiro ha recolectado gran cantidad de seguidores ya que “he is credited with the power of miraculous healing and promises to those killed inaction resurrection in three months time.”23

  • 24 El Imparcial MD 30/7/1897: 2.

12Una nota, proveniente de Buenos Aires, relevada de Nueva York por cable el 29/07/1897 y titulada “Los fanáticos de Bahia”24 también replica esta teoría. Lleva al extremo la amenaza de Conselheiro y lo figura como un líder que busca un cambio de estructuras sociales, políticas y religiosas para todo el país.

  • 25 El Imparcial, op. cit. Simultáneamente, El Nuevo régimen publica una réplica muy similar donde se (...)

El agitador de Bahía aspira á algo más que á provocar un simple cambio en la forma de gobierno: pretende nada menos que sustituir la actual organización social con una especie da comunismo inspirado en las prácticas de los cristianos primitivos, á reformar las costumbres de nuestra época, á despertar el sentimiento religioso desviándose de las sendas trazadas por la Iglesia Católica, á nivelar las fortunas, excitando á los ricos a ceder una parta de sus riquezas.”25

  • 26 El Motín, MD 16/1/1897: 4.
  • 27 El Motín, op. cit.

13Por su parte El Motín, un periódico semanal satírico de Madrid comenta, con tono de burla, estos desvíos del cristianismo. En este caso, con ironía, se habla de Conselheiro como un Cristo y se lo describe con su clásico atuendo: “lleva los pelos largos como el de Judea, viste túnica azul, y le acompañan doce perdidos á quienes titula sus apóstoles; finge éxtasis en que pretende recibir inspiraciones divinas, y predica la guerra santa en beneficio de la religión y la monarquía.”26 Sin embargo al final de la nota se enjuicia: “No apostaría una peseta contra un millón en favor de ese Cristo. Los malditos inventos modernos quitan la fe con el resuello en menos que se persigna un cura loco.”27

  • 28 Freyre, Gilberto. Atualidade de Euclydes da Cunha. 2. ed. Rio de Janeiro: Casa do Estudante, 1943, (...)
  • 29 Asimismo Freyre (1943) comenta que el vínculo entre “comunista” y “monarquista” ha sido una clasif (...)

14Abundantes ejemplos como estos sobre la figura de Antonio Conselheiro nos confirman que el alcance famoso de Conselheiro está más allá de las formas que adquiere su figura en cada uno de los textos. Ya Gilberto Freyre señalaba que “quanto faz do Conselheiro – um dos raros sul-americanos que alcancaram então fama mundial” curiosa figura de profeta que prègrava “le communisme en même temps que le rétablissement de la monarchie...”28 Rareza y fama se conjugan en Conselheiro y habilitan, más allá de la veracidad de cada enunciación sobre su persona, un espacio discursivo amplio y en disputa. En este contexto enunciativo toman especial relevancia discursividades antimodernas, como lo son el monarquismo y el comunismo (en el sentido de los “cristianos primitivos”), que se alejan de discursos modernizadores y normalizadores como lo era, para la época, el discurso psiquiátrico, por ejemplo.29 Hay una lectura de crítica “moderna” que se reitera para señalar el carácter reaccionario (en vínculo con lo pasado, con lo atávico) del líder fanático.

Desvíos del cristianismo y orígenes del fanatismo

  • 30 “Nesta população de espírito infantil e inculto, assim atormentada por uma aspiração religiosa não (...)

15En buena parte de los retratos y de las descripciones, a Conselheiro se lo intenta aprehender mediante analogías con otras figuras religiosas famosas. La asociación con figuras “locas” conocidas ya aparece en la prensa brasileña y, también, en textos cientificistas, como los de Nina Rodrigues quien compara el caso con el del padre Cícero para señalar cómo estos “profetas” logran, sobre la base del pensamiento popular brasileño “puramente fetichista”, reemplazar a la Iglesia Católica y erguirse como líderes religiosos.30

16La Correspondencia de España en una nota de primera plana, titulada “Un nuevo profeta”, utiliza la analogía con lo religioso para replicar una teoría sobre el origen de la locura.

  • 31 La Correspondencia de España, MD 13/01/1897: 1.

En la modernísima república del Brasil ha aparecido un Mesías ó profeta, lo cual no es sorprendente ni á fines del siglo xix, cuando por todas partes disfrutan el pueblo soberano y la superstición de las masas, de apóstoles de agua del rio; de videntes espiritistas; damas, como las de París, que se entienden con el arcángel San Gabriel; nigrománticas y echadoras de cartas.31

  • 32 “Se llama Antonio Conselheiro, pero le ha parecido mal y se ha confirmado á si mismo, llamándose e (...)
  • 33 Juan de Leyden (1510-1536), fue miembro de un grupo anabaptista revolucionario dirigido por Jan Ma (...)
  • 34 “Juan de Leyden, convertido, en rey profeta, solo se presentaba al público con un acorona de oro y (...)
  • 35 La Correspondencia de España, MD 13/1/1897: 1.
  • 36 La Correspondencia de España, op. cit.

17Este texto más positivista que salva la República y menciona la tesis de “superstición de las masas” en línea con el discurso patologizante; replica una imagen del profeta muy similar a la de El Motín, donde se compara al Mesías con figuras del repertorio religioso cristiano, especialmente de los bajos mundos.32 En esta línea, se detiene a explicar la figura de Juan de Leyden33 y los vínculos de esta figura histórica con la recientemente estrenada ópera sobre su vida.34 Según la nota, la historia de vida “verdadera” se diferencia de la ópera “ficcional” en los eventos sobre cómo lo tomaron prisionero, lo pasearon en jaula por toda Alemania y finalmente lo mataron. La Correspondencia de España explicita rasgos novelescos en su comparación con la ópera de Juan de Leyden: “Su vida ha sido tan trágica y original, que se presta a un drama ó á una ópera; y es posible que con el tiempo algún Meyerbeer del porvenir presente á nuestros nietos como hoy vemos en la escena lírica á Juan de Leyden rodeado de anabaptistas.”35 El texto cierra la digresión volviendo a la historia del “nuevo ejemplar de Juan de Leyden”, el profeta “contemporáneo que empieza a ser ya legendario”.36

  • 37 Laclau, Ernesto. “2. Le Bon: sugestión y representaciones distorsionadas.” En La razón populista, (...)
  • 38 Laclau, Ernesto, op. cit.

18Los periódicos citados hasta aquí pueden dividirse según elaboran dos tipos de teorías para explicar el origen de la “locura” en Antonio Conselheiro. Por un lado, se presentan réplicas de la teoría, de matriz cientificista, de la psicología de las multitudes, para la cual es la masa la que provoca el fuera de sí del profeta. Es por medio de la “sugestión” como se establecen dos supuestos rectores del pensamiento cientificista frente a las multitudes. Ernesto Laclau, en su estudio sobre Gustave Le Bon, conceptualiza estos supuestos como: a) “la línea divisoria entre las formas racionales de organización social y los fenómenos de masas coincide en gran medida con la frontera que separa lo normal de lo patológico”37 y b) “la distinción entre racionalidad y la irracionalidad coincidiría ampliamente con aquella entre el individuo y el grupo”38. Por otro lado, encontramos la explicación biografista de Conselheiro, historia individual y excepcional, que mediante la narración de su pasado explica un presente legendario y milagroso. Este tipo de explicaciones proviene de una matriz narrativa que reproduce por medio de un relato de tipo novelesco o de “culebrón”, los pesares y sufrimientos de la vida de Antonio Maciel que lo llevaron a transformarse en el Conselheiro.

  • 39 Nina Rodrigues, Raimundo. "A loucura epidemica de Canudos". In As coletividades anormais. Organiza (...)
  • 40 The Mexican Herald, MX 23/04/1897, p. 3.
  • 41 A pesar de su numerosidad, se desmerece la victoria fanática, ya que “the fanatics fought as only (...)
  • 42 The Mexican Herald, op. cit.

19Por lo general la teoría cientificista rechaza el origen biografista. Para Nina Rodrigues este tipo de historias sobre el origen de Conselheiro no son fiables científicamente: “Bem conhecida em seus menores detalhes está a vexaria que o aflige, sempre perfeitamente diagnosticável, mesmo com dados truncados e deficientes como os que possuímos sobre a história pessoal deste alienado.”39 Sin embargo, en la prensa periódica, ambas formulaciones conviven como en el caso de la nota que replica y combina las dos teorías sobre el “madman” y sus seguidores publicada por The Mexican Herald el 23 de abril de 1897, comentada anteriormente. En primer lugar, la nota se alinea con las teorías de las psicologías de las masas para resaltar que la “sugestión” opera, no sólo sobre aquellos hombres salvajes sino también, sobre las multitudes “civilizadas” y “semicivilizadas”. El fanatismo se propaga como una infección y es la causa de “the way the fanaticism spread and the high pitch of frenzied fury” que es propia de todos los que “where once infected with it.”40 La propagación infecciosa es la causa por medio de la cual se pasa de un número poco significativo de 200 o 300, en muy pocas semanas, a “the movement was across the country with the ímpetus of 3000 or 4000 people back of it.”41 En segundo lugar, la nota retoma la biografía de Conselheiro, a la cual llamaré de ahora en más historia romántica, al decir que “the strange person who has brought about all this trouble is a typical, half insane fanatic.”42 Se cuenta que vivía en Ceará como vagabundo hasta que cometió la “indiscreción” de matar a su propia madre. Esto lo llevó a huir a los bosques y llevar una vida “sin ostentación” hasta que el crimen fuese olvidado por las mentes de la gente (lo cual no demoró mucho, tratándose de personas de “some parts of Brazil”). Esta historia romántica se basa en que la muerte de su madre no fue un asesinato sino una muerte accidental, y que, como veremos, se transforma en la explicación del por qué el asesino se transformó en santo y profeta.

Historia romántica sobre el origen de Conselheiro

  • 43 “Hay en estos momentos en el Brasil una especie de iluminado que da bastante quehacer al gobierno (...)
  • 44 El Motín, MD 16/1/1897: 7.
  • 45 The Sun, NY 05/12/1897: 3.
  • 46 The Sun, op. cit.
  • 47 The Sun, op. cit, traducción mía.

20El Universal en “Sección extranjera. Un mesías brasileño.” menciona a Conselheiro como un “iluminado”43. La nota reproduce la misma descripción física e ideológica de Conselheiro que El Motín como también la teoría sobre el origen de su locura que comenzó cuando, al intentar matar al amante de su mujer in fraganti, asesinó por error a su propia madre. Es la interpretación de ese acontecimiento lo que vuelve “loco de horror y de desesperación” a Conselheiro “supersticioso como todos sus paisanos, el remordimiento de su crimen le hizo caer en la alucinación, el misticismo y el fanatismo, y pasando a los ojos del pueblo ignorante como un ser superior.”44 A partir de dicho acontecimiento se llenó de una multitud que lo rodeaba, una “horda fanatizada que cree contar con el apoyo de legiones de ángeles”. The Sun relata, por medio de un flash back a 1896, la época en la que Antonio aparecía por primera vez en el nordeste. En sus discursos pregonaba y prometía cosas, entre estas, dice el periódico que “prometió liderar Rio de Janeiro e instaurar allí un nuevo orden en nombre de Dios.”45 Otros reportes informaban que se trataba de un agente promonárquico en línea directa con el emperador Don Pedro: “employed to break up the republican government, in the Interest of the pretenders who lay claim to the throne of Brazil, as the legitimate heirsof the former Emperor, Dom Pedro.”46 Se aclara muy bien el alcance famoso de su figura que “por las historias que se replican de él en Rio de Janeiro, ha obtenido el título de fanático.”47

  • 48 Galvão, Walnice Nogueira. No calor da hora: a Guerra de Canudos nos jornais, 4ta expedição. Ed. Sã (...)
  • 49 La Nación, BA 9/03/1897: 5. La Correspondencia de España (MD 13/01/1897) despliega también una bio (...)
  • 50 Galvão, op. cit., p. 89.

21El dibujo de Conselheiro de cuerpo entero con su túnica y su bastón publicado en La Nación, que mencioné anteriormente (Fig. 1a), está acompañado de un contrapunto narrativo entre dos versiones de la vida de Antonio Maciel y el origen de su misticismo. En una, se presenta la biografía de Conselheiro publicada por el escritor Julio César Leal en el Jornal do Brasil de Rio de Janeiro.48 En ella se relata una tragedia, cuasi edípica, del asesinato de Conselheiro a la propia madre para concluir de allí que “y poco tiempo después apareció con la túnica azul y el crucifijo en la mano, predicando contra el vicio y fanatizando a las multitudes.”49 En la otra (colocada en un primer lugar debido a que “este escritor conoce personalmente a Conselheiro y su familia desde hace muchos años”) se repone una breve narración de la vida de Antonio Maciel extraída del artículo publicado en A República de Ceará por el coronel João Brígido que no dice nada del supuesto asesinato a su madre citado en las otras fuentes.50 Aquí, como graves causas de su adolescencia aparece una suegra que le hace la vida matrimonial insoportable y se menciona que el exceso de locura fue producto de que su mujer, estando casada, se hizo prostituta. De allí que aparentemente toma los hábitos en extremo sobrios y mortificantes (entre ellos no comer carne, por ejemplo).

22Esta fuente es transcripta, pero no citada, por Olavo Bilac en su primera crónica sobre el tópico Canudos, publicada el 11/12/1897 en el periódico A Bruxa. En esta versión se cuela una referencia shakespeariana y la culpa del asesinato se carga sobre la envidia de la propia madre, cuyo éxito pagó con la su muerte. Me permito citar un fragmento:

A velha, alma danada, para reconquistar o amor e a confiança do filho, não trepida em se valer de uma calúnia. E convence Antônio de que a mulher o engana: "Queres a prova? finge uma viagem, volta depois às escondidas, oculta-te na chácara, e espreita! Verás que, às horas tantas da noite, há de chegar aquele que é mais amado do que tu!".

  • 51 Bilac, Olavo. Vossa Insolência, São Paulo: Companhia das Letras,1996. Original en A Bruxa, RJ 11/1 (...)

Aceita o moço o conselho, diz que vai jornadear, beija a mulher, e parte. Mas, à boca da noite volta, e, dentro de uma moita, fica à espreita. Daí a pouco, vê que um vulto de homem salta o muro e, com passo de gatuno, leve e abafado, se aproxima da casa. Antônio (em todo homem há sempre a fúria de um Otelo!), Antônio não resiste ao primeiro impulso da cólera: põe à cara o clavinote e diz para-o. Cai o vulto, baleado. E quando o desgraçado vai ver de perto quem matou, vê estendida por terra, numa poça de sangue, a própria mãe, vestida de homem. A mísera, querendo iludir o filho, tivera a diabólica ideia de combinar toda esta aventura, cujo êxito pagou com a morte…51

  • 52 Para Machado, atender el caso inédito de la “horda” de Canudos desde una lectura (y una escritura) (...)

23Llegado este punto de análisis podemos visualizar que el flujo de relatos sobre Conselheiro que circulan internacionalmente transgrede los límites de la escritura de autores (como el caso de Olavo Bilac o de Nina Rodrigues, por ejemplo) y los grados de ficcionalización de su historia no son privativos de la cultura letrada. Al contrario, Bilac realiza el deseo que ya había señalado Machado de Assis, en una de sus crónicas, donde señalaba que las versiones ilustradas debían reapropiarse el tópico “Conselheiro” de las textualidades consideradas “menores”, como telegramas y papeles públicos.52

  • 53 El periódico El Universal explica “A propósito del Mesías brasileño, encontramos en La Unión de Ch (...)
  • 54 El Universal, op. cit.

24En el periódico El Universal, también, encontramos replicada la nota sobre la vida del “líder fanático” en este caso extraída de La Unión de Chile.53 Esta repone la versión de la infancia y el episodio desgraciado que Antonio Maciel vivió al asesinar, sin saberlo, a su propia madre. De allí reafirma el origen del “misticismo” y de la falta de razón del presente Conselheiro: “Qué mente podría resistir semejante golpe de maza?”54 Luego, el texto se transforma en un relato dialogado en el que elementos de la naturaleza sertaneja interrogan los principios políticos del Conselheiro. En un diálogo donde se borran límites de enunciación, Conselheiro habla con la naturaleza y la naturaleza lo interroga en discurso directo. Al final aparece la voz de un espectro monstruoso que le habla a Conselheiro:

  • 55 El tópico del sebastianismo, directamente ligado a la explicación mesiánica del movimiento sociorr (...)
  • 56 El Universal, op. cit.

Fue entonces cuando oyó una voz glacial, voz de ultratumba que le hablaba así: - Antonio! Yo fui quien te descubrió. A mis perspicaces ojos nada escapa en toda la extensión de este imperio, desde la frontera del Chuy hasta estos áridos desiertos en que moras. A mi espíritu de perfidia, de intriga y de agitación, ningún ardid le repugnan, ninguna mentira se le escapa! Quieraslo o no, eres el jefe de ese bando que ahí viene, ciego, delirante, fanático, que te cree santo, que te juzga rey, que te proclama Dios! Tú no sabes lo que es el telégrafo: es un hilo misterioso, que aumenta, engrandece, exalta y multiplica las cosas. Tú eres, cada vez más, consejero! No podría perderte. Y fui quien te denunció: eres maestro, eres monarca, eres santo, eres rey; eres, por tanto, sebastianista55… Vamos, amigo, trabaja, lucha, resiste y vencerás! Tu causa es noble y, como no entiendes nada de eso, permanece tranquilo, quédate a rezar que el resto corre de nuestra cuenta. Nosotros tenemos dinero, tenemos armas, tenemos personal; tenemos periódicos para fantasear y sobre todo tenemos mucha prosa. Bah! No habías de ser maestro impunemente.56

25El espectro misterioso que habla puede pensarse como la escritura de la prensa y su medio de fantaseo, desde la frontera con el Chuy y hasta México DF, es el telégrafo. Enunciado desde una escritura de ficción, se encuentran cara a cara la naturaleza, el telégrafo y Antonio Conselheiro, la modernidad y el fanatismo; pero no para oponerse dicotómicamente, ocurre en el discurso cientificista de Nina Rodrigues, sino para convivir y construir, en conjunto, relatos plausibles sobre el acontecimiento. La fama o “celebridad” (al decir de Machado de Assis) es el resultado de esta operación conjunta donde Antonio Conselheiro trabaja, lucha, resiste y reza, mientras los periódicos fantasean y reescriben “mucha prosa”.

La muerte del Conselheiro y la proliferación de su figura

Figura 3 – “O corpo de Antônio Conselheiro foi desenterrado e sua cabeça, retirada. Na foto, Antônio Conselheiro, depois de exumado, em 1897.”

Figura 3 – “O corpo de Antônio Conselheiro foi desenterrado e sua cabeça, retirada. Na foto, Antônio Conselheiro, depois de exumado, em 1897.”

Foto Flávio de Barros,1897. Museu da República/Instituto Moreira Salles, RJ.

  • 57 Dicha tesis presuponía el apoyo militar por parte de la corona portuguesa a los sublevados en el n (...)
  • 58 The New York Times, NY 09/10/1897, s/n.
  • 59 El municipio libre, MX 15/10/1897, p. 2.
  • 60 El municipio libre, op.cit.
  • 61 Imparcial, MX 10/10/1897, s/n.
  • 62 Imparcial, MX 14/10/1897, s/n.
  • 63 The islander, WH 21/10/1897, p. 1.
  • 64 The islander, op. cit.
  • 65 The Seattle post-intelligencer, WH 10/10/1897, s/n.

26Entre el 7 de octubre y el 21 de octubre muere, en todos los periódicos, Antonio Conselheiro. Luego de haber sido desmentida su prisión, se publica la muerte del líder y la evidencia que comprobaría la tesis de conspiración monárquica.57 The New York Times publica “El Conselheiro dead. Capture of Canudos from Brazilian fanatics announced in London.” y replica un telegrama, proveniente de Londres (08/10/2897), que, después de una campaña en la que murieron 3000 fanáticos, confirma la toma de Canudos, “the headquarters of the religious fanatics”58, donde el Conselheiro también ha sido muerto. El municipio libre informa sobre el último ataque y confirma que Conselheiro fue muerto: “El cadáver de Conselheiro fue hallado en una de las calles de Canudos.”59 De tinte morboso y amarillista, se menciona que su cadáver se encontró escoltado por otros cien cadáveres que fueron horriblemente mutilados. Se abona a la tesis de la conspiración monárquica y se sienta la que será la evidencia empírica de la misma: “Al lado de Conselheiro se encontró la bandera imperial.”60 El Imparcial por primera vez habla sobre el momento en que muere Conselheiro: “Se dice oficialmente que Conselheiro fue muerto en momentos en que animaba a sus tropas para hacer la última resistencia y poder salvar del enemigo.”61 Esta versión de la muerte de Conselheiro posee, extrañamente, un tinte heroico ya que pelea hasta el final; y, a la vez, es testimonial ya que no quedarían dudas sobre su muerte. Días más tarde, El Imparcial titula “Detalles sobre el combate en Canudos”, donde se comunica la muerte oficial de Conselheiro, de la cual “no hay la menor duda”. Se trata de otra versión de la muerte de Conselheiro que la publicada cuatro días atrás, “Según parece, al principio del combate.”62 Esta versión se replica luego en El municipio libre y The islander bajo el título “The battle of Canudos. Further particulars by way of Buenos Aires.” Ya no quedan dudas de la muerte de Antonio Conselheiro, “the fanatic leader” y con su muerte, los fanáticos, que hasta entonces habían luchado “salvajemente”, “perdieron el corazón” y fueron masacrados de a cientos. El cuerpo de Conselheiro se describe rodeado de al menos unos 100 seguidores fieles que habrían muerto con él. El telegrama agrega que “the bodies were fearfully hacked and mutilated”63 pero no sabemos por quién. A su lado aparece una bandera imperial. Según estas versiones, los canudenses no se rinden sino que prefieren prender fuego sus casas, sus pertenencias y hasta a ellos mismos antes que entregarse a la derrota. Las tropas del gobierno prenden fuego las casas restantes. Se toman 300 prisioneros, “and now the rebellion may be said to be over.”64 En The Seattle post-intelligencer se clausura el conflicto con la nota: “Fanatics Annihilated. The battle at Canudos a Massacre, and thousands killed”65 donde se admite la muerte de Antonio Conselheiro.

  • 66 de Almeida, Cícero F., Canudos: imagens da guerra. Os últimos dias da Guerra de Canudos pelo fotóg (...)
  • 67 Recomiendo el análisis de Alejandra Mailhe sobre estos registros fotográficos, publicado en: Mailh (...)

27La imagen que congela el momento final del Conselheiro es la famosa fotografía, tomada por Flavio de Barros (Fig. 3). En la fotografía de su cuerpo no aparecen los seguidores, la escena está cuidadosamente armada, se ve una leve camilla de arpillera bajo Conselheiro y se lo presenta muerto en soledad. En cuanto a la vestimenta y aspecto, ropa, sandalias y barba son muy similares a la representación pictórica que ya se había publicado (Fig.1a y b). Hay claras señas de manipulación del cadáver que terminarán por el degollamiento y el envío de su cabeza para ser analizada por Nina Rodrigues en la capital litoraleña, tal como anuncia el epígrafe: “O corpo de Antônio Conselheiro foi desenterrado e sua cabeça, retirada. Na foto, Antônio Conselheiro, depois de exumado, em 1897.”66 Esta fotografía del cadáver de Antonio Conselheiro es nuestro punto de llegada, además de ser prueba de la victoria republicana sobre Canudos, el valor del cuerpo de Conselheiro, fotografiado, es la prueba de cómo para finales del siglo XIX la fotografía, en tanto tecnología, se posiciona como mediación en términos de acceso a la verdad acontecimental. Si bien la muerte de Antonio Conselheiro se publica, en los diferentes periódicos entre el 7 de octubre y el 21 de octubre de 1897, hasta después de finalizado el conflicto se siguen replicando imágenes de su figura. Tal fue así como ocurrió con estas fotografías de Flavio de Barros que fueron proyectadas, finalizado el conflicto bélico, el 02 de febrero de 1898 en Rio de Janeiro.67

Figura 4 – Flavio de Barros, al volver de la guerra, proyecta sus fotografías en Rio de Janeiro. Las proyecciones se publicitan en la Gazeta de Notícias, RJ 2/02/1898.

Figura 4 – Flavio de Barros, al volver de la guerra, proyecta sus fotografías en Rio de Janeiro. Las proyecciones se publicitan en la Gazeta de Notícias, RJ 2/02/1898.

Conclusiones

28Partimos del carácter inexplicable y novedoso de la figura de Conselheiro en su aparición mundial. Hacia 1897, desde Buenos Aires hasta Nueva York, Antonio Conselheiro irrumpe como una gran incógnita que adquiere fama y sobre él se replican múltiples versiones y figuraciones. Asociado siempre al carácter religioso (“cristiano primitivo”, “mesías”, “profeta”) y a las multitudes sertanejas (“comunista”, “líder inspirador”) las representaciones sobre el Conselheiro, en la prensa internacional, están configuradas, en menor medida, por su agencia en el sertón bahiano; y, en mayor parte, lo están por tradiciones discursivas que la prensa periódica reescribe, no solo a partir de discursos letrados sino también de discursos populares o provenientes de la tradición oral.

  • 68 Galvão, Walnice Nogueira. No calor da hora: a Guerra de Canudos nos jornais, 4ta expedição. Ed. Sã (...)

29La prensa telegráfica internacional se constituye como una máquina de réplicas en las cuales se disputa la apropiación de la figura enigmática. La centralidad de la figura de Antonio Conselheiro, es, por un lado, un signo rellenado en cada enunciación; pero también, por otro lado, se encuentra siempre ubicado en una posición central que le da sentido y credibilidad a los relatos. Los relatos periodísticos abogan por la credibilidad basada en la mímesis y el uso del dato realista con la intención de construir veracidad testimonial sobre los acontecimientos; pero, paradójicamente, al mismo tiempo, elaboran una serie muy variada de relatos ficcionales o “fantasiosos”68. En la complejidad de estas textualidades, como hemos visto, se trenzan formulaciones cientificistas, tradiciones literarias, discursos políticos, creencias religiosas, relatos orales, caracteres legendarios e historias de fama y poder.

Haut de page

Bibliographie

Alves, Lizir Arcanjo, Humor e Sátira na Guerra de Canudos, Salvador: Secretaria da Cultura e Turismo, EGBA, 1997.

Assis, Machado de. Obras completas de Machado de Assis. São Paulo/Rio de Janeiro/Porto Alegre/Recife: Editora Mérito,1961.

Bartelt, Dawid Danilo, Sertão, República e Nação, Sao Paulo: EDUSP, 2009.

Bilac, Olavo. Vossa Insolência, São Paulo: Companhia das Letras,1996.

Bovo, Ana Paula Martins Correa. Antonio Conselheiro: os vários, 2007, 130 p. Dissertação (mestrado) - Universidade Estadual de Campinas, Instituto de Estudos da Linguagem, Campinas, SP. Disponível em: <http://www.repositorio.unicamp.br/handle/REPOSIP/269871>. Acesso em: 11 nov. 2020.

Dabove, Juan Pablo. Nightmares of the Lettered City. Banditry ans Literature in Latin America (1816-1929), Pittsburgh: University of Pittsburgh Press, 2007.

de Almeida, Cícero F., Canudos: imagens da guerra. Os últimos dias da Guerra de Canudos pelo fotógrafo expedicionário Flávio de Barros, Rio de Janeiro, Museu da República/Lacerda, 1997.

Fleischmann, Ulrich, “Cañones contra dios. Canudos y Tomochic como paradigmas textuales en las postrimerías del siglo XIX” en Casa de las Américas, Noviembre-Diciembre, 1987, Año XXVIII, n. 165.

Freyre, Gilberto. Atualidade de Euclydes da Cunha. 2. ed. Rio de Janeiro: Casa do Estudante, 1943. (Conferência – Salão de conferências da Biblioteca do Ministério das Relações Exteriores do Brasil, 29 out. 1940).

Galvão, Walnice Nogueira. No calor da hora: a Guerra de Canudos nos jornais, 4ta expedição. Ed. São Paulo, Ática, 1977.

Laclau, Ernesto. “2. Le Bon: sugestión y representaciones distorsionadas.” En La razón populista, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2005.

Levine, Robert M. O sertão prometido: o massacre de Canudos. São Paulo: EDUSP, 1995.

Mailhe, Alejandra. “Imágenes del otro social en el Brasil de fines del siglo XIX: Canudos como espejo en ruinas” en Prismas, Bernal, UNQ, 2010.

Nina Rodrigues, Raimundo. "A loucura epidémica de Canudos". In As coletividades anormais. Organização, prefacio e notas de Artur Ramos. Rio de Janeiro: Civilização Brasileira, p. 50-77,1939.

Recchia Paez, Juan “«Los hilos del telégrafo han obligado a las palmeras a doblar la cabeza»: Desvíos y desplazamientos de la Guerra de Canudos (Brasil 1897) en la prensa internacional” en revista digital Transas. Revista semanal sobre letras y artes de América Latina. Maestría en Literaturas de América Latina, Escuela de Humanidades, UNSAM. ISSN 2525-0426. Diciembre 2019. Disponible en: https://www.revistatransas.com/2019/11/28/canudos_tesis_recchia/ Ultima visita: 11/11/2020.

Recchia Paez, Juan “Rebeliones populares latinoamericanas y mediaciones escritas. La Guerra de Canudos (1893-1897) en la prensa nacional brasileña y versiones internacionales del acontecimiento” en Cuadernos del CEL, UNSAM, ISSN: 2469-150X, año 4 número 8, Abril 2020, pág 85-96. Disponible en: http://www.celcuadernos.com.ar/ Ultima visita: 11/11/2020.

Ramos, Julio. Desencuentros de la modernidad en América latina, México: FCE, 1987

Santiago, Silvano “O entre-lugar do discurso latino-americano” en Uma literatura nos trópicos. Rio de Janeiro: USP, 2000.

Ventura, Roberto "A Nossa Vendéia": Canudos, o Mito da Revolução Francesa e a Constituição de Identidade Nacional: Cultural no Brasil (1897-1902) Revista de Crítica Literaria Latinoamericana Año 12, No. 24, Modernidad y Literatura en America Latina, 1986, p. 109-125 Published by: Centro de Estudios Literarios "Antonio Cornejo Polar"- CELACP DOI: 10.2307/4530275 Stable URL: http://www.jstor.org/stable/4530275 Page Count: 17

Corpus periodístico (en orden original de publicación)

La Correspondencia de España (MD 13/01/1897)

El Motín (MD 16/1/1897)

Gazeta da Tarde (RJ 29/01/1897)

Gazeta da Notícias (RJ 14/02/1897)

El Universal (MX 12/05/1897)

El Universal (MX 17/02/1897)

La Nación (BA 09/03/1897)

The New York Times (NY 1/04/1897)

The Mexican Herald (MX 23/04/1897)

La Nación (BA 19/07/1897)

El Imparcial (MD 30/7/1897)

El Nuevo régimen (MD 31/7/1897)

Revue de Brésil (PA 15/08/1897: 310)

The New York Times (NY 09/10/1897)

The Seattle post-intelligencer (WH 10/10/1897)

El Imparcial (MX 10/10/1897)

El Imparcial (MX 14/10/1897)

El municipio libre (MX 15/10/1897)

The islander (WH 21/10/1897)

The Sun (NY 05/12/1897)

Haut de page

Notes

1 Levine, Robert M. O sertão prometido: o massacre de Canudos. São Paulo: EDUSP, 1995.

2 Al decir de Juan Pablo Dabove: “Canudos is less a product of the sertão tan that of the interaction between sertão and coastal elites.” (Dabove, Juan Pablo. Nightmares of the Lettered City. Banditry ans Literature in Latin America (1816-1929), Pittsburgh: University of Pittsburgh Press, 2007, p. 219)

3 Galvão, Walnice Nogueira. No calor da hora: a Guerra de Canudos nos jornais, 4ta expedição. Ed. São Paulo, Ática, 1977.

4 El presente artículo forma parte de una investigación más amplia que vengo desarrollando sobre la rebelión popular de Canudos en las textualidades periodisticas internacionales. Para un resumen general de la misma ver Recchia Paez, Juan, “«Los hilos del telégrafo han obligado a las palmeras a doblar la cabeza»: Desvíos y desplazamientos de la Guerra de Canudos (Brasil 1897) en la prensa internacional” (2019) y “Rebeliones populares latinoamericanas y mediaciones escritas. La Guerra de Canudos (1893-1897) en la prensa nacional brasileña y versiones internacionales del acontecimiento” (2020).

5 Para una rápida identificación de los lugares de publicación de cada texto se utilizarán las siguientes abreviaciones: BA – Buenos Aires, MD – Madrid, MX – México DF, NY – Nueva York, WH – Washington, RJ – Rio de Janeiro, PA- París. La selección trabajada en este artículo (en orden original de publicación) es la siguiente: La Correspondencia de España (MD 13/01/1897), El Motín (MD 16/1/1897), Gazeta da Tarde (RJ 29/01/1897), Gazeta da Notícias (RJ 14/02/1897), El Universal (MX 12/05/1897), El Universal (MX 17/02/1897), La Nación (BA 09/03/1897), The New York Times (NY 1/04/1897), The Mexican Herald (MX 23/04/1897), La Nación (BA 19/07/1897), El Imparcial (MD 30/7/1897), El Nuevo régimen (MD 31/7/1897), The New York Times (NY 09/10/1897), The Seattle post-intelligencer (WH 10/10/1897), El Imparcial (MX 10/10/1897) , El Imparcial (MX 14/10/1897), El municipio libre (MX 15/10/1897), The islander (WH 21/10/1897), The Sun (NY 05/12/1897).

6 Utilizo como referencia metodológica las formulaciones de Ramos, Julio. Desencuentros de la modernidad en América latina, México: FCE, 1987, y de Santiago, Silvano “O entre-lugar do discurso latino-americano” en Uma literatura nos trópicos. Rio de Janeiro: USP, 2000.

7 The Mexican Herald, MX 23/04/1897: 3.

8 The Sun, NY 05/12/1897: 3 (sic).

9 Bartelt, Dawid Danilo, Sertão, República e Nação, Sao Paulo: EDUSP, 2009, p. 160.

10 The Mexican Herald, MX 23/04/1897: 3.

11 The Mexican Herald, op. cit.

12 La Nación, BA 19/07/1897 en nota titulada “Cartas Fluminenses”, firmada por “Noé”, p. 4. La analogía con la figura de Mahdí se vincula con las formulaciones milenaristas donde se agrupan interpretaciones mesiánicas y también sebastianistas del movimiento de Antonio Conselheiro. En este caso, asociado a una figura musulmana vinculada al regreso del profeta. Hacia finales del siglo XIX, en Sudán se estaba llevando adelante la sublevación de los derviches contra las fuerzas anglo-egipcias, al mando del Mahdí Muhammad Ahmad ibn as Sayyid abd Allah.

13 Para un estudio sobre las representaciones literarias de la figura de Antonio Conselheiro recomiendo consultar el trabajo de Bovo, Ana Paula Martins Correa. Antonio Conselheiro: os vários, 2007, 130 p.

14 Opto por llamar a estos textos “réplicas” ya que, en su mayoría, los telegramas, en tanto formas condensadas, se alejan de ser una mera “reproducción” de una noticia original ya que en ellos juega un rol clave mediaciones tales como la locación, la temporalidad y nuevos agentes mediadores en la red global.

15 La Nación, BA 09/03/1897: 5.

16 Literalmente ha sido copiada, por eso la encontramos en espejo con la original. Se trata de una técnica de xilografía muy utilizada por las revistas ilustradas y periódicos de la época.

17 Lizir Arcanjo Alves es quien formula esta hipótesis: “Este retrato, publicado em 29 de janeiro, na primeira página da Gazeta da Tarde, do Rio de Janeiro, causou grande sensação e foi, possivelmente, objeto da cena presenciada por Machado de Assis, relatada na crónica de 14 de fevreiro, na Gazeta da Notícias.” (Alves, Lizir Arcanjo, Humor e Sátira na Guerra de Canudos, Salvador: Secretaria da Cultura e Turismo, EGBA, 1997, p. 22)

La escena comentada es la siguiente:

Conheci ontem o que é a celebridade. Estava comprando gazetas a um homem que as vende na calçada da Rua de São José, esquina do Largo da Carioca, quando vi chegar uma mulher simples e dizer ao vendedor com voz descansada:

— Me dá uma folha que traz o retrato desse homem que briga lá fora.

— Quem?

— Me esqueceu o nome dele.

Leitor obtuso, se não percebeste que “esse homem que briga lá fora” é nada menos que o nosso Antônio Conselheiro, crê-me que és ainda mais obtuso do que pareces. (Assis, Machado de. Obras completas de Machado de Assis. São Paulo/Rio de Janeiro/Porto Alegre/Recife: Editora Mérito,1961, p. 346)

18 El Imparcial, MD 30/7/1897: 2.

19 Machado de Assis, en una crónica del 14/02/1897 publicada en la columna A semana de la Gazeta de Notícias (RJ), hace explícito este paralelismo entre los canudenses y los piratas a partir de un paralelismo con textos de Victor Hugo para hablar de Canudos y sus habitantes. Machado compara a los canudenses con los piratas franceses de 1830 y cita en su crónica versos de la “chanson de pirates” incluida en Les orientales (1828) de Victor Hugo. Esta referencia intertextual se emparenta con los artículos tempranos de Euclides Da Cunha titulados “A nossa Vendeia” y su vinculación entre Canudos y la revolución francesa (Ventura, Roberto "A Nossa Vendéia": Canudos, o Mito da Revolução Francesa e a Constituição de Identidade Nacional: Cultural no Brasil (1897-1902), en Revista de Crítica Literaria Latinoamericana Año 12, no 24, Modernidad y Literatura en America Latina, 1986, p. 109-125.)

20 Estas imágenes parecieran tener alguna relación con las representaciones de la rebelión de Tomochic publicadas en México y diseñadas en el taller de José Guadalupe Posada. Para una comparación temprana del caso Canudos con Tomochic, ver Fleishmann, Ulrich, “Cañones contra dios. Canudos y Tomochic como paradigmas textuales en las postrimetrías del siglo XIX” en Casa de las Américas, Noviembre-Diciembre, 1987, Año XXVIII, no 165.

21 The Mexican Herald, MX 23/04/1897: 3.

22 The Mexican Herald, op. cit.

23 The New York Times, NY 1/04/1897: s/n.

24 El Imparcial MD 30/7/1897: 2.

25 El Imparcial, op. cit. Simultáneamente, El Nuevo régimen publica una réplica muy similar donde se mencionan los riesgos y alcances de los pretendidos intereses de la figura de Conselheiro:

El agitador Conselheiro aspira á algo más que á derrocar la República. Pretende sustituir la organización social con una especie de comunismo inspirado en las prácticas de los primitivos cristianos; reformar las costumbres de la época; despertar el sentimiento religioso, desviándolo de las sendas trazadas por la Iglesia católica, y nivelar las fortunas, excitando á los ricos á que se despojen de parte de sus riquezas. (El Nuevo régimen MD 31/7/1897: 2)

26 El Motín, MD 16/1/1897: 4.

27 El Motín, op. cit.

28 Freyre, Gilberto. Atualidade de Euclydes da Cunha. 2. ed. Rio de Janeiro: Casa do Estudante, 1943, p. 20.

29 Asimismo Freyre (1943) comenta que el vínculo entre “comunista” y “monarquista” ha sido una clasificación muy común para varios movimientos brasileños del siglo XIX, entre estos: sertanejos del nordeste, restos de quilombolas, fanáticos del Contestado y europeos mal asimilados (como el caso de Jacobina Mentz).

30 “Nesta população de espírito infantil e inculto, assim atormentada por uma aspiração religiosa não satisfeita, forçosamente havia de fazer profunda sensação a figura impressionante de um problema ou enviado divino desempenhada por um delirante crônico na fase megalomaníaca da psicose.” (Rodrigues 1939: 156)

31 La Correspondencia de España, MD 13/01/1897: 1.

32 “Se llama Antonio Conselheiro, pero le ha parecido mal y se ha confirmado á si mismo, llamándose el Buen Jesús. Con esta advocación fanatiza á las muchedumbres del campo; se ha dejado crecer los cabellos y ostenta hermosas melenas; viste una larga túnica azul y va siempre rodeado de doce tenientes, que titula apóstoles.” (El Motín MD 16/01/1897: 4) En esta nota, al igual que en La Nación (BA 09/03/1897), podemos leer el grado de agencia y autodeterminación que aceptan en Conselheiro diversas descripciones periodísticas. Esta “advocación” pareciera, por momentos, escaparle a cierta noción peyorativa o negativista de comprender al Conselheiro con los marcos de la alteridad.

33 Juan de Leyden (1510-1536), fue miembro de un grupo anabaptista revolucionario dirigido por Jan Matthijs que se hizo con el control de la ciudad de Münster, Holanda hacia 1530. Cuando Matthijs murió fue él quien se hizo cargo de la jefatura de la comunidad.

34 “Juan de Leyden, convertido, en rey profeta, solo se presentaba al público con un acorona de oro y diamantes, y con vestidosde tisú, resplandecientes de pedrerías. Se adjudicó quince esposas de las muchachas más guapas del país; daba comidas al pueblo, sirviendo él con sus ministros a millares de personas. Se llamaba el rey de la justicia, y á Munster la intituló la Nueva Jerusalen. Mientras dieron de si para estos gastos las joyas y tesoros robados á lostemplos y á los señores, aquel pueblo comunista vivió en perpetuas saturnales, ó como ahora se dice, en la juerga más monumental que registra la historia.” (La Correspondencia de España MD 13/1/1897: 1)

35 La Correspondencia de España, MD 13/1/1897: 1.

36 La Correspondencia de España, op. cit.

37 Laclau, Ernesto. “2. Le Bon: sugestión y representaciones distorsionadas.” En La razón populista, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2005, p. 46

38 Laclau, Ernesto, op. cit.

39 Nina Rodrigues, Raimundo. "A loucura epidemica de Canudos". In As coletividades anormais. Organização, prefacio e notas de Artur Ramos. Rio de Janeiro: Civilização Brasileira, p. 50-77, 1939, p. 156.

40 The Mexican Herald, MX 23/04/1897, p. 3.

41 A pesar de su numerosidad, se desmerece la victoria fanática, ya que “the fanatics fought as only fanatics can” (The Mexican Herald, MX 23/04/1897, p. 3) y se menciona que se descubrieron armas como rifles winchester en poder de los fanáticos. La secuencia lógica de la nota estipula que como los canudenses carecen de recursos, esas armas deben provenir de otro lado. Se reproduce una teoría de la conspiración monárquica en términos de una “alergy” que se propaga también por la ciudad, por los grupos de afinidad antirepublicanos. Estos serían quienes proveen de armas a los fanáticos.

42 The Mexican Herald, op. cit.

43 “Hay en estos momentos en el Brasil una especie de iluminado que da bastante quehacer al gobierno del Estado de Bahía” El Universal, MX 17/02/1897, p. 7.

44 El Motín, MD 16/1/1897: 7.

45 The Sun, NY 05/12/1897: 3.

46 The Sun, op. cit.

47 The Sun, op. cit, traducción mía.

48 Galvão, Walnice Nogueira. No calor da hora: a Guerra de Canudos nos jornais, 4ta expedição. Ed. São Paulo, Ática, 1977, p. 81.

49 La Nación, BA 9/03/1897: 5. La Correspondencia de España (MD 13/01/1897) despliega también una biografía explicativa y detallada sobre esta versión:

Conselheiro, ahora el Buen Jesús, no podía soportar las escena violentas que á cada momento estallaban entre las dos mujeres, y se determinó á abandonar su pueblo. Entonces la madre tuvo un pensamiento diabólico para detenerlo: le declaró que si odiaba á la nuera era porque sabía que faltaba á la fidelidad conyugal. Conselheiro, que adoraba á su esposa, ardió en furiosos celos. Fingió una ausencia, volvió secretamente por la noche, se introdujo en su casa y esperó escondido. Pronto vio entrar una sombra, con precaución, en la alcoba nupcial. Creyendo que era su rival lo dejó muerto de una puñalada. Pero cuando Conselheiro quiso hacer constar la identidad del ladrón de su honra, reconoció, en medio de un charco de sangre, á EU propia madre, quien para que resultara mejor la trama urdida con objeto de perder á la nuera se había vestido de hombre. Loco de horror y de desesperación, Conselheiro huyó de su país natal, donde vivía en medio del respeto y de la estima de todos sus conciudadanos. Supersticioso en sumo grado, el remordimiento de su delito involuntario lo lanzó á las alucinaciones, al misticismo y al fanatismo, y pisando á los ojos de las poblaciones por una ser superior, no tardó no ver reunirse en torno suyo una horda de individuos prontos á obedecerle y hacerse matar por la santa causa. (1)

50 Galvão, op. cit., p. 89.

51 Bilac, Olavo. Vossa Insolência, São Paulo: Companhia das Letras,1996. Original en A Bruxa, RJ 11/12/1896: s/n.

52 Para Machado, atender el caso inédito de la “horda” de Canudos desde una lectura (y una escritura) artística, es el modo valido para asimilar las figuras del sertón (entre ellas, principalmente la de Antonio Conselheiro) y transformar su carga de “amenaza social” en un producto literario. Para esto, construye un pacto con el lector de la Gazeta por medio de un contrato de creencia en sus palabras como cronista en oposición a la forma en que los telegramas y los papeles públicos dicen de Conselheiro: “Crede-me, ese Conselheiro que está em Canudos com os seus dois mil homens, não é o que dizem telegramas e papeis públicos.” (Assis, Machado de. Obras completas de Machado de Assis. São Paulo/Rio de Janeiro/Porto Alegre/Recife: Editora Mérito, 1961. Original en Gazeta de Noticias, 22/06/1984: s/n)

53 El periódico El Universal explica “A propósito del Mesías brasileño, encontramos en La Unión de Chile, el artículo siguiente (…)” (El Universal, MX 12/05/1897: 3).

54 El Universal, op. cit.

55 El tópico del sebastianismo, directamente ligado a la explicación mesiánica del movimiento sociorreligioso de Canudos, es una constante que podemos emparentar a la figura de profeta analizada anteriormente.

56 El Universal, op. cit.

57 Dicha tesis presuponía el apoyo militar por parte de la corona portuguesa a los sublevados en el nordeste brasileño. Hay varias versiones sobre la conspiración. La Prensa (BA), por ejemplo, publicó que habían partido barcos desde Buenos Aires con armamento para ayudar a los sublevados. Por su parte, Nina Rodrigues asocia esta tesis con el carácter atávico de los sertanejos:

A população sertaneja é e será monarquista por muito tempo, porque no estágio inferior da evolução social em que se acha, falece-lhe a precisa capacidade mental para compreender e aceitar a substituição do representante concreto do poder pela abstração que ele encarna, pela lei. (Nina Rodrigues, Raimundo. "A loucura epidemica de Canudos". In As coletividades anormais. Organização, prefacio e notas de Artur Ramos. Rio de Janeiro: Civilização Brasileira, p. 50-77,1939, p. 156)

58 The New York Times, NY 09/10/1897, s/n.

59 El municipio libre, MX 15/10/1897, p. 2.

60 El municipio libre, op.cit.

61 Imparcial, MX 10/10/1897, s/n.

62 Imparcial, MX 14/10/1897, s/n.

63 The islander, WH 21/10/1897, p. 1.

64 The islander, op. cit.

65 The Seattle post-intelligencer, WH 10/10/1897, s/n.

66 de Almeida, Cícero F., Canudos: imagens da guerra. Os últimos dias da Guerra de Canudos pelo fotógrafo expedicionário Flávio de Barros, Rio de Janeiro, Museu da República/Lacerda, 1997, p. 105.

67 Recomiendo el análisis de Alejandra Mailhe sobre estos registros fotográficos, publicado en: Mailhe, Alejandra. “Imágenes del otro social en el Brasil de fines del siglo XIX: Canudos como espejo en ruinas” en Prismas, Bernal, UNQ, 2010.

68 Galvão, Walnice Nogueira. No calor da hora: a Guerra de Canudos nos jornais, 4ta expedição. Ed. São Paulo, Ática, 1977, p. 81.

Haut de page

Table des illustrations

Titre Figura 1 – 1a. La Nación (BA), presenta, el 9 de Marzo de 1897, un grabado del Conselheiro, de cuerpo entero con su túnica y su bastón. 1b. Retrato original del Conselheiro publicado en Gazeta da Tarde (RJ 29/01/1897).
Crédits Fuente: Alves 1997. La autora comenta que probablemente esta sea la imagen buscada por la señora del relato de Machado de Assis publicado días después en Gazeta da tarde (RJ 14/02/1897).
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/83353/img-1.png
Fichier image/png, 1,2M
Titre Figura 2 – “The fanatic arousing the natives”. The Mexican Herald (MX 23/04/1897).
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/83353/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 205k
Titre Figura 3 – “O corpo de Antônio Conselheiro foi desenterrado e sua cabeça, retirada. Na foto, Antônio Conselheiro, depois de exumado, em 1897.”
Crédits Foto Flávio de Barros,1897. Museu da República/Instituto Moreira Salles, RJ.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/83353/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 527k
Titre Figura 4 – Flavio de Barros, al volver de la guerra, proyecta sus fotografías en Rio de Janeiro. Las proyecciones se publicitan en la Gazeta de Notícias, RJ 2/02/1898.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/83353/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 111k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Juan Recchia Paez, « La serie de Antonio Conselheiro y la rebelión popular de Canudos en la prensa periódica internacional hacia 1897 »Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Débats, mis en ligne le 29 mars 2021, consulté le 13 avril 2021. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/83353 ; DOI : https://doi.org/10.4000/nuevomundo.83353

Haut de page

Auteur

Juan Recchia Paez

Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (IDHICs), Universidad Nacional de La Plata (UNLP) / CONICET

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search