Navigation – Plan du site

AccueilRubriquesExtraits de thèses2024Biocolonialidad del poder. Eugene...

2024

Biocolonialidad del poder. Eugenesia, género y pacificación. Contrainsurgencia neomaltusiana: antropología política del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar (1996-2000) durante el Conflicto Armado Interno peruano.

Thèse de doctorat en anthropologie sociale et ethnologie réalisée sous la direction de Carmen Salazar-Soler, directrice de recherche au CNRS, et soutenue le 22 avril 2022, à l’ École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS).
Composition du jury :
• Mme Capucine Boidin, Professeure des Université Sorbonne Nouvelle (rapporteur),
• Kimberly Theidon, Professeure à l'Université Tufts de Massachusetts (rapporteur),
• Patricia Ruiz Bravo, Directrice de la Chaire UNESCO pour l'égalité des genres, Lima et Professeure à la Pontificia Universidad Católica del Perú,
• Narda Henríquez, Professeure émérite à la Pontificia Universidad Católica del Perú,
• Alexandre Surrallés, Directeur de Recherche au CNRS et Directeur d´étude à l’EHESS.
Biocolonialité du pouvoir. Eugénisme, genre et pacification. Contre-insurrection néomalthusienne : anthropologie politique du Programme national de santé reproductive et de planification familiale (1996-2000) pendant le conflit armé interne péruvien.
Biocoloniality of power. Eugenics, gender and pacification. Neomalthusian Counterinsurgency: Political Anthropology of the National Program for Reproductive Health and Family Planning (1996-2000) during the Peruvian Internal Armed Conflict.
Alejandra Ballón-Gutiérrez

Résumés

Le Pérou, comme d'autres États de la région amérindienne3 (Amérique latine), est un produit de la modernité dont la préoccupation principale était et est la constitution d'une autonomie politique. Ce processus est particulièrement problématique dans sa relation avec les conséquences du colonialisme et les nouvelles formes de biopouvoir qui génèrent des tensions internes, d'une part, avec les descendants des peuples d'origine, laissés de côté par le mouvement d'indépendance vis-à-vis du pouvoir vice-royal et, d'autre part, avec la lutte pour l'égalité des droits et opportunités des femmes, qui réclament, aux marges de la décolonialité, la reconnaissance d'une autonomie politique sur leurs propres corps subalternes.
Le Pérou contemporain a une histoire marquée par le conflit armé interne (1980-2000), le gouvernement autocratique de l'ancien président – aujourd'hui emprisonné pour crimes contre l'humanité – Alberto Fujimori (1990-2000) et une dynamique sociale où le racisme, la corruption, l’exclusion et les violences de genre se sont consolidées avec de graves répercussions dans les cultures andine et amazonienne. C'est donc, dans le contexte de la fin du XXe siècle, que le Programme National de Santé de la Reproduction et de Planification Familiale 1996-2000 (PNSRPF, pour son sigle en espagnol) a été présenté à la communauté nationale et internationale sous le prétexte d'être un moyen – en dialogue apparent avec le discours féministe du droit de décider (pro-choix) – pour réduire la pauvreté dans les quartiers urbains marginaux et les zones rurales du Pérou.
Cette étude cherchera à élucider les liens entre le PNSRPF et la corruption politico-militaire et économique dans l'une des périodes de violence politique les plus cruel et dévastatrice. L'hypothèse centrale affirme que le programme national de santé publique était de nature anti-nataliste et néo-malthusienne, et qu'il correspondait à l'idéologie et aux orientations militaires du Plan Vert4. Cela a abouti à une stratégie de nettoyage ethnique sous le double manteau de contre-insurrection et de pacification. Ainsi, nous argumenterons que le PNSRPF était un exemple clair de la colonialité du pouvoir contemporain. Un programme eugénique et anatomopolitique, où le contrôle de l'utérus indigène par la stérilisation forcée était une arme de guerre du biopouvoir.

Haut de page

Texte intégral

  • 7 Cita original en inglés: “I am not free while any woman is unfree, even when her shackles are very (...)

«No soy libre mientras cualquier mujer no sea libre, incluso si sus grilletes son muy distintos a los mios.»7 Audre Lorde (1981)

Imagen 1 – Centro de salud I, barrio Ramon Castilla, distrito de Huancabamba, Piura, 2012.

Imagen 1 – Centro de salud I, barrio Ramon Castilla, distrito de Huancabamba, Piura, 2012.

Fuente: Centro de Salud I, barrio Ramon Castilla, distrito de Huancabamba, Piura, 2012. Fotografía de Alejandra Ballón.

1La sociedad peruana, al igual que la de otros Estados de la región amerindia (latinoamericana), es producto de la modernidad cuya preocupación principal era y continúa siendo la constitución de una autonomía política. Este proceso resulta particularmente problemático respecto a las consecuencias del colonialismo y las nuevas formas de biopoder que generan tensiones internas, de una parte, con los descendientes de los pueblos originarios, apartados y abandonados por el movimiento de independencia del poder virreinal y, de otra parte, con la lucha por la igualdad en los derechos y las oportunidades de las mujeres, quienes exigen, desde los márgenes de la descolonialidad del poder, el reconocimiento de la autonomía política sobre sus propios cuerpos.

2El Perú contemporáneo tiene una historia marcada por el conflicto armado interno (1980-2000), el gobierno autocrático del ex presidente – que hoy cumple condena por crímenes de lesa humanidad – Alberto Fujimori (1990-2000) y una dinámica social en que el racismo, la corrupción, la exclusión y la violencia de género se han consolidado con graves repercusiones para las culturas andina y amazónica. Es, entonces, en este contexto de finales del siglo XX, que el Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar (PNSRPF, por sus siglas en español) fue presentado por la política estatal de Fujimori ante la comunidad nacional e internacional bajo el ardid de ser un medio moderno – en aparente diálogo con el discurso feminista pro choice – para reducir la grave pobreza sufrida en los barrios urbano-marginales y las áreas rurales del Perú.

3El tema que abarca las graves vulneraciones de los derechos sexuales y reproductivos de mujeres indígenas despertó un interés mayor en mi al finalizar mis estudios de maestría en el programa de Crítica Curadoría y Cibermedia en la HEAD de Ginebra, Suiza. Para entonces, ya había realizado una pieza artística sobre la tragedia que se expuso en una galería en Perú, sin embargo, poco se había investigado y publicado sobre el tema. Así, para intentar llenar el vacío histórico acerca de lo que se podría considerar como el crimen de Estado más masivo cometido contra las mujeres indígena desde la colonia, durante la última década me he dedicado a investigar el conflicto social crucial de las esterilizaciones forzadas ocurridas bajo el PNSRPF en el Perú; en ese sentido, he publicado diversos artículos académicos y, realizado diversas actividades artísticas y activistas en torno al tema. Sustentada en dichas investigaciones y experiencias, el objetivo principal de la tesis “Biocolonialidad del poder. Eugenesia, género y pacificación.

  • 8 La tesis fue sustentada en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS) en París en e (...)

4Contrainsurgencia neomaltusiana: antropología política del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar (1996-2000) durante el Conflicto Armado Interno peruano.”8, fue realizar un estudio transdisciplinario y fundamentado de las políticas públicas de salud reproductiva ocurridas en la denominada “década de la planificación familiar” (1990-2000) para poder esclarecer sus vinculaciones con las políticas demográficas, económicas y militares tanto peruanas como norteamericanas. De tal modo que los datos y el análisis comparativo correspondiente a dicho contexto, sumado a las afectaciones personales, comunitarias y socioculturales ocasionadas por el PNSRPF, estas últimas recogidas principalmente en una exhaustiva encuesta testimonial a cientos de mujeres campesinas y trabajadoras originarias de los Andes y la Amazonía peruanos, nos permitieron obtener una indagación – de orden antropológico político – de lo acontecido con la aplicación del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar (1996-2000).

Imagen 2 – Alberto Fujimori en la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer, ONU en Beijing.

Imagen 2 – Alberto Fujimori en la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer, ONU en Beijing.

Fuente: Diario El Comercio, septiembre 1995.

  • 9 Defensoría del Pueblo, “La aplicación de la anticoncepción quirúrgica y los derechos reproductivos (...)
  • 10 Chávez, Héctor. “Informe final sobre la aplicación de la anticoncepción quirúrgica voluntaria (AQV (...)

5En 1993, a poco más de un año del autogolpe de Estado, dado por el presidente Fujimori el 5 de abril de 1992, se firmó el acuerdo entre los gobiernos de Perú y de Estados Unidos de Norte América con la participación del Ministerio de Salud del Perú (MINSA) y de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Así nació el Proyecto 2000 que fue una iniciativa político-económica que ambos gobiernos implementaron conjuntamente en el marco de la salud reproductiva en Perú. Entre los años 1996 y 2000 – años finales del denominado “proceso de pacificación” iniciado en el año 1993 –, operó el PNSRPF que tuvo un impacto en la salud reproductiva nunca antes alcanzado a nivel nacional. Para lograr semejante alcance y desarrollo del programa, fue indispensable el apoyo político y económico de instituciones internacionales y nacionales. Entre las instituciones internacionales destacó la participación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el de las Naciones Unidas a través del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el del Banco Mundial (BM), entre otras agencias de cooperación internacional. Localmente predominaron con su intervención el Ministerio de Salud (MINSA), el Instituto Peruano de Seguridad Social (IPSS) y las Fuerzas Armadas del Perú (Fuerza Aérea del Perú, Marina, Ejército y Policía Nacional) entre otras instituciones de menor envergadura. Más precisamente fue la Dirección de Programas Sociales del MINSA la encargada de elaborar, dirigir, coordinar, supervisar y evaluar el PNSRPF (1996-2000) bajo el que se realizó la esterilización de al menos 272 mil mujeres y 22 mil varones provenientes de las regiones costeras, andinas y amazónicas del Perú.9 Asimismo, el PNSRPF se implementó en el marco del Programa Nacional de Planificación Familiar (1990-1999) bajo el que se ejecutó la anticoncepción quirúrgica de más de 300 mil mujeres y 24 mil varones en la última década del s. XX.10

Imagen 3 – Gráfico de intervenciones-ligaduras de trompas realizadas entre los años 1990-2000.

Imagen 3 – Gráfico de intervenciones-ligaduras de trompas realizadas entre los años 1990-2000.
  • 11 Defensoría del Pueblo, “La aplicación de la anticoncepción quirúrgica y los derechos reproductivos (...)

Fuente: elaboración propia a partir del Reporte de la Defensoría del Pueblo.11

  • 12 Succar Rahme, Juan et al. “Informe final sobre la aplicación de la anticoncepción quirúrgica volun (...)

6Los discursos políticos enarbolados por Alberto Fujimori desde el inicio de la década de los años noventa mantuvieron, en el ámbito nacional e internacional, un doble discurso: por una parte, presentaron al PNSRPF como una forma de lucha contra la pobreza y, de otra parte, pretendieron que el programa fuera visto como una defensa del derecho a decidir de las mujeres. Así, las campañas de anticoncepción quirúrgica se centraron en áreas rurales y peri-urbanas habitadas por poblaciones indígenas originarias y sus descendientes.12 En este sentido, afectó sobre todo a las mujeres campesinas, nativas, trabajadoras, migrantes y desplazadas internas, las mismas que desconocían sus derechos sexuales y reproductivos, tenían bajo nivel educativo – muchas de ellas analfabetas, y/o hablantes de lenguas originarias –, vivían en condiciones económicas de extrema pobreza y provenían de los estratos sociales más desfavorecidos y marginados del país.

  • 13 Consultar los Informe no 27 y 69, de la Serie Informes Defensoriales; y el Informe Nada personal: (...)

7Señalamos a lo largo del estudio que la forma más perniciosa del programa se llevó a cabo entre los años 1996 y 1997. Según el MINSA las cifras anuales del programa fueron las siguientes: 81 762 casos en 1996; 109 689 en 1997; 25 995 en 1998; 26 788 en 1999; 16 640 en el 2000 y 11 154 en el 2001. Aunque no se ha logrado determinar a cabalidad la cantidad de muertes, decenas de pacientes fallecieron a consecuencia directa de la operación a las que fueron sometidas.13 La esterilización de más de 250 mil personas en el último quinquenio del siglo pasado, se promovió a través de «Festivales de ligaduras», «Campañas de planificación familiar» o «Campañas preventivo promocionales en salud» que se realizaron temporalmente en asentamientos humanos, comunidades campesinas nativas, centros poblados y caseríos.

Imagen 4 – Gráfico de intervenciones-ligaduras de trompas realizadas entre los años 1990-2000

Imagen 4 – Gráfico de intervenciones-ligaduras de trompas realizadas entre los años 1990-2000

Fuente: elaboración propia basado en data del Anexo 8 de la tesis doctoral: Cuadro del número de intervenciones-ligaduras regionales durante el Programa Nacional de Planificación Familiar 1990-2000 (MINSA).

8La implementación masiva del PNSRPF resultó luego en miles de denuncias por la parte de las y los afectados a nivel nacional. Se denunciaron una serie de tratos denigrantes, además de la esterilización forzada, e incluso una investigación de la época derivó en una denuncia por genocidio de Estado. Por ello, nos preguntamos si es posible que las mencionadas campañas de esterilización privilegiasen un método permanente de anticoncepción quirúrgica sobre otros métodos anticonceptivos temporales. En ese sentido, ¿por qué razón en las campañas del programa nacional gubernamental, las anticoncepciones quirúrgicas fueron promovidas como ‘voluntarias’, ‘gratuitas’ y ‘temporales’, si terminaron siendo involuntarias, costosas y permanentes? Es decir, ¿cómo es que lo prometido en los objetivos del PNSRPF distó tanto de sus resultados? Estas son algunos de los cuestionamientos claves sobre los que indagamos a lo largo del estudio.

9Es un hecho probado que en la segunda mitad de la década de los años noventa no existía un riesgo demográfico de sobrepoblación en el Perú; en vista de ello, se intenta dilucidar en la investigación cuál fue el verdadero propósito del PNSRPF. Podemos así suponer, en primer lugar, que antes de ser un programa de planificación familiar, el PNSRPF fue uno de control demográfico. En efecto, qué ganaba o qué perdía el Ministerio de Salud al acometer el control poblacional, socavando así su propia deontología: ¿poder político?, ¿afianzar las relaciones internacionales?, ¿necesidades clientelares? Aparte de ello y puesto que el programa respondió a una visión neoliberal de la salud reproductiva, indagaremos sobre los cuestionamientos políticos y económicos: ¿el PNSRPF logró reducir la pobreza de los más pobres como estipulaban sus objetivos o, en cambio, tornó a las afectas en extremo paupérrimas?, ¿tal vez la prioridad del PNSRPF obedecía a objetivos económicos neomalthusianos para eliminar la pobreza (inversión de la teoría de la transición demográfica) antes que a un afán de velar por la salud reproductiva de las y los afectados?

10Bajo ese criterio, una vez planteadas las principales interrogantes, analizamos la relación internacional que guardó el PNSRPF con la ideología eugenésica promovida por la política de seguridad nacional estadounidense que fomentó el control demográfico en los países considerados como de ‘tercer mundo’. Nos preguntamos, también con mayor precisión: ¿qué relación existe entre las esterilizaciones forzadas llevadas a cabo en Perú y las políticas demográficas antinatalistas ejercidas por los Estados Unidos de Norteamérica tanto en su propio territorio como en otros países de la región latinoamericana?; y ¿qué poblaciones han sido las más afectadas por estas políticas coercitivas de salud reproductiva?

Imagen 5 – Presencia de las Fuerzas Armadas en el Centro Materno Infantil de Ayabaca, Piura (1996).

Imagen 5 – Presencia de las Fuerzas Armadas en el Centro Materno Infantil de Ayabaca, Piura (1996).
  • 14 En la página no 24 del Reporte del Centro Materno Infantil de Ayabaca, Piura, (1996) se menciona q (...)

Fuente: Fotografía publicada en el Diario 16 (2015).14

11Prosiguiendo en ese sentido, indagamos en la relación que mantuvieron dos de las más importantes instituciones peruanas, el Ministerio de Salud y las Fuerzas Armadas, en el panorama nacional de las políticas de planificación familiar. Desde este punto de vista, nos propusimos averiguar qué rol tuvo la participación de las Fuerzas Armadas en la conceptualización, diseño, implementación, sistematización y masificación del programa de salud pública. ¿Es posible que el PNSRPF prosiguiera y aplicara la ideología y los lineamientos contrainsurgentes de control poblacional estipulados en el Plan Político Militar (PPM) más conocido como Plan Verde (1989-1990)? ¿Fueron las políticas peruanas de salud reproductiva parte de las estrategias de contrainsurgencia empleadas por el gobierno en la segunda mitad del Conflicto Armado Interno? ¿Acaso las anticoncepciones quirúrgicas involuntarias resultaron de una violencia institucional compartida? ¿Fue, más bien, una cooptación de la salud pública por parte de las FFAA o viceversa? ¿Podemos pensar en una militarización de la planificación familiar o más bien se trató de un daño colateral desvinculado de las estrategias militares desplegadas durante el Conflicto Armado Interno? Desde otro ángulo ¿las esterilizaciones forzadas perpetradas a miles de mujeres descendientes de pueblos originarios, fueron utilizadas como un arma de guerra o resultaron un subproducto de anatomopolítica que coincidió temporalmente con la guerra interna, pero que no guardó conexión alguna con la estrategia antisubversiva?

12El Colegio Médico del Perú, así como la Federación Médica de Piura, entre otras instituciones de salud pública, han explicado los tipos de beneficios laborales y pagos que se ofrecían a los servidores de salud, tanto para reclutar pacientes como por realizar las esterilizaciones. Sumado a ello contamos con las denuncias que dan cuenta del trato humillante desplegado por los médicos y el personal de salud. Por todo esto ahondaremos en los roles que jugaron los servidores de la salud en el marco del PNSRPF. ¿Los promotores de salud, enfermeras y enfermeros, fueron instigados a seguir una orden directa de Fujimori bajo las amenazas de perdida laboral o fueron cómplices de la discriminación médica?, ¿debían cumplir drásticas metas y cuotas prestablecidas en un corto tiempo?, los promotores de salud ¿bajo qué condiciones laborales enseñaban que se trataba de una ley obligatoria procedente de Lima?, ¿los médicos y servidores de la salud fueron perpetradores de esterilización forzosa, cómplices del crimen, o tal vez víctimas del sistema?, ¿en el caso de quienes cumplieron con las metas, podemos considerar que fue un tema de lealtad dual?; y ¿qué responsabilidad compete a los médicos colegiados que realizaron las operaciones de anticoncepción quirúrgica en contra de la voluntad o sin el consentimiento legítimo de las afectadas?, ¿hubo médicos, enfermeras y servidores del Ministerio de salud que se negaron a participar del PNSRPF?, ¿denunciaron los hechos?, finalmente, después de veinticinco años, ¿qué papel juegan hoy los médicos y servidores de salud, por ejemplo, en la investigación judicial?, ¿se les debe considerar en la categoría de testigos eficaces?

13De esta manera, a lo largo de la tesis, ahondamos en la antropología política de la salud pública a partir de un enfoque de género y decolonial. Tenemos al respecto estas otras cuestiones: ¿hubo realmente información completa en el idioma originario de la paciente que legitimase el consentimiento?, ¿qué protocolos médicos se siguieron y cuáles fueron incumplidos?, ¿cuáles fueron las justificaciones médicas para que las esterilizaciones fueran practicadas compulsiva y desproporcionalmente en el cuerpo de las mujeres antes que en el cuerpo de los varones?, ¿se trató de sexismo o de discriminación por género?; ¿acaso el PNSRPF buscó esterilizar a las mujeres por ser físicamente más débiles, por ser más pobres, por ser consideradas subalternas, es decir, por ser más indias?, ¿es posible que el antinatalismo sistemático del PNSRPF vulnerara particularmente los derechos fundamentales de mujeres descendientes de pueblos originarios? Y, de ser así, ¿por qué fueron mujeres indígenas, nativas y migrantes internas descendientes de pueblos originarios, las más afectadas por el PNSRPF si ellas no mantenían una demanda de métodos de control natal permanentes?, ¿es dable suponer que la discriminación de la mujer en el contexto de la salud reproductiva esté intrínsecamente relacionada a las categorías de género, lo que supondría que el PNSRPF se decidió por una feminización y/o etnitización de la planificación familiar? Sumado a lo expuesto, también indagaremos sobre las repercusiones etnofisiológicas en la vida de las víctimas a causa de las anticoncepciones quirúrgicas del PNSRPF, y cómo estas afectaciones perjudicaron a sus familiares y comunidades. ¿Es posible que las afectaciones hayan atravesado el ámbito etnofisiológico y que, incluso, se viera afectado el ámbito sociocultural a partir de un quiebre en la transmisión del conocimiento y habilidades ancestrales?

Imagen 6 – Familia de la fallecida María Mamérita Mestanza Chávez.

Imagen 6 – Familia de la fallecida María Mamérita Mestanza Chávez.

Fuente: Foto tomada de los archivos del GREF, Cajamarca, 2019.

14Aparte de examinar sensiblemente las violaciones a los derechos humanos fundamentales de las personas y sus afectaciones a lo largo del tiempo, se examinará el rol que las autoridades de salud femeninas desempeñaron frente a las mujeres consideradas ‘clientes’ desde la perspectiva del PNSRPF. Los médicos que llevaron a cabo las operaciones de anticoncepciones quirúrgicas fueron por lo general varones y las servidoras de salud quienes realizaban la labor de reclusión y asistencia de las “pacientes” fueron por lo general mujeres, ¿esta diferencia se debió, acaso, solo por la jerarquía de género predominante en el sector salud de la época? Si esto es así, ¿cómo reaccionaron las mujeres urbanas por lo general mestizas que fueron parte del sistema de salud, frente a las mujeres indígenas que fueron objetivo del PNSRPF?, ¿las engañaron y callaron, o quizás se solidarizaron con ellas y brindaron testimonios que reforzaron sus denuncias?

15Teniendo en cuenta los acuerdos del Cairo (1994) y de Beijing (1995), ¿cuál fue el rol de las ONG feministas frente a los acontecimientos relativos a la salud reproductiva de las mujeres indígenas?, ¿qué feministas escucharon las repetidas denuncias por esterilización forzada y realizaron las investigaciones debidas y, quiénes callaron y, entonces, se tornaron en aliadas del gobierno?, ¿logró la Mesa Tripartita de Seguimiento MTS (1997) velar por el cumplimiento del mandato de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) en Perú? Mientras sucedieron los hechos, ¿cómo se manifestaron públicamente las ONG feministas?, ¿cambiaron su postura una vez que se dio de baja al régimen fujimorista? Por último, ¿qué rol juegan en la actualidad y qué relación mantienen con las organizaciones de afectadas?

  • 15 La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) tuvo como objetivo principal elaborar un Informe F (...)

16En el año 2003, las esterilizaciones forzadas ocurridas en Perú fueron reconocidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como crímenes de lesa humanidad. Se intentará, por ello, comprender por qué la Comisión de la Verdad y la Reconciliación15 no incluyó como parte de su Informe Final las esterilizaciones forzadas dentro de las diversas tipologías de la violencia sexual cometida durante la guerra interna. Si es de conocimiento público que uno de los pilares de la CVR fue contar con un enfoque de género y de derechos humanos, entonces cabe la siguiente interrogante: ¿por qué no ha sido suficiente el enfoque de género y el de derechos humanos para reconocer las violaciones a los derechos sexuales y derechos reproductivos me mujeres indígenas durante el conflicto armado?, ¿qué razones llevaron a los comisionados a excluir esta violencia sexual y reproductiva?; ¿si las esterilizaciones forzadas se hubiesen incorporado en la tarea de la CVR, ello hubiera influido en el Plan Integral de Reparaciones (PIR) y en el Registro Único de Víctimas (RUV) y, de ser así, se hubiera ayudado a cumplir los principios de verdad, inclusión social y tolerancia?, ¿qué consecuencias ha tenido en la lucha de las afectadas este «olvido» histórico?

Imagen 7 – II Encuentro Nacional de Mujeres Víctimas de Esterilizaciones Forzadas.

Imagen 7 – II Encuentro Nacional de Mujeres Víctimas de Esterilizaciones Forzadas.
  • 16 En la imagen podemos ver a las sobrevivientes de esterilizaciones forzadas provenientes de Iquitos (...)

Fuente: Mujeres afectadas participaron del II Encuentro Nacional de Mujeres Víctimas de Esterilizaciones Forzadas organizado por el GREF 15 y 16 de marzo, 2018. Foto: archivo GREF.16

  • 17 Rendón, Silvio. “Política de esterilizaciones con información incompleta: Perú 1995-2000.” Researc (...)

17Han pasado más de dos décadas desde las primeras denuncias por parte de las afectadas con el latrocinio, además de las académicas independientes que las acompañan con sus investigaciones y, las organizaciones feministas y de derechos humanos que las representan. Actualmente, el Estado peruano ha logrado identificar en el Registro de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas – REVIESFO, a más de 7 mil afectadas. Esta cifra es alta si consideramos, por un lado, que el registro se inició en el 2016 y solo contó con un presupuesto propio – aunque reducido – hasta el 2018; también, que las afectadas enfrentan muchas dificultades para poder llevar a cabo las tres etapas que conforman el registro. Por otro lado, la cifra es baja si tenemos en consideración que todo el programa se implementó de forma muy precaria y en el contexto de un estado de emergencia permanente. Aparte de esto, como algunos estudios calculan que solo el 33 % del total de las afectadas y afectadas fueron esterilizadas bajo un consentimiento legítimo,17 nos preguntaremos a lo largo del estudio, ¿qué reconocimiento existe para las afectadas inscritas en el Registro de Victimas de Esterilizaciones Forzadas (REVIESFO) creado por el Estado peruano?, ¿han logrado ser beneficiarias del Plan Integral de Reparaciones (PIR) o aún siguen siendo excluidas del Registro Único de Víctimas (RUV)?, ¿qué significado tiene la compensación cuando el daño es irreparable?, ¿de qué manera es posible reparar social y políticamente la mutilación de trompas a cientos de mujeres campesinas?

  • 18 Theidon, Kimberly. “Presentación”. En A. Ballón (comp. e inv.), Memorias del caso peruano de ester (...)

18Por lo tanto, en el transcurso de la investigación damos cuenta del camino que las afectadas han tenido que recorrer en su lucha por la verdad, la justicia y la reparación. Si se tiene en cuenta el factor de utilización política del caso, al menos en las ultimas tres campañas presidenciales (2011, 2016 y 2021), ¿qué políticos han denunciado públicamente las violaciones e incluso se han reunido y comprometido con las afectadas en campañas preelectorales? y ¿qué ha sucedido con sus compromisos en el contexto postelectoral?; ¿qué partidos políticos han negado los hechos catalogándolos como “errores aislados” o “mitos” y han revictimizado a las afectadas llegando a apostrofarlas públicamente de ‘mentirosas’? Argumentaremos, entonces, que las afectadas han debido enfrentar estrategias políticas negacionistas, revisionismo histórico y las tretas de la posverdad plagadas de noticias falsas (fake news) que han intentado invadir el sentido común de las personas, la prensa y las redes sociales ayudando a consolidar lo que Theidon denomina “la arquitectura de la impunidad”.18 De ahí que, igualmente, en el estudio indagaremos acerca de las políticas de memoria en el contexto de la justicia transicional: ¿existen políticas de memoria claras y estudios académicos pluridisciplinarios sobre el tema?, ¿qué intervención ha jugado el arte y el activismo de la sociedad civil en la visibilidad del caso y qué relación mantienen con las afectadas?, ¿existen memoriales, lugares de memoria, museos de sitio o lugares de acogida para los rituales de pasaje y el recogimiento simbólico de lo sucedido?

19Más allá de las pesquisas contundentes y hallazgos sobre los hechos acontecidos, la investigación intentará responder al rol social que presumiblemente puede representar la presente tesis doctoral frente al posible silenciamiento de un crimen de Estado semejante: ¿la producción de conocimiento sobre el tema, puede o no ser una forma de reparación social?, ¿qué perspectivas deontológicas plantea el estudio desde una antropología política de la eugenesia institucional?, ¿existe una integración epistemológica singular que conecta, relaciona y da sentido a los hallazgos?, ¿cuáles son las metodologías aplicadas y las perspectivas interdisciplinarias desde donde se aborda el conocimiento de la problemática? Al fin y al cabo, ha sido importante auto-cuestionar: ¿cuál es, de hecho, mi propio lugar de enunciación?

  • 19 Segato, Rita, La guerra contra las mujeres. Madrid: Traficantes de Sueños. 2016.

20En ese mismo sentido, ¿la tesis como forma de restauración social, tendrá la capacidad de hacer reflexionar sobre ciertas falencias de la memoria colectiva y, de ese modo ser, un agente de concientización pública? Es posible que los estudios dedicados a este tema sean considerados como respuesta a eso que Segato llama «antropología por demanda»19, cabe aclarar, una antropología que responda a una necesidad social. En vista de este extremo, al aproximarnos a la complejidad del contexto de violencia social extrema para discernir los conocimientos y dar sentido a los hechos sucedidos, nos preguntamos si la demostración de tales hechos a lo largo de este trabajo, pudiesen servir en forma directa a la justicia restaurativa. En otras palabras, ¿la epistemología de los hechos que nos permitirá nombrarlos y conceptualizarlos, nos permite también acompañar y ampliar de algún modo la voz y experiencia de las afectadas?, ¿acaso tiene la academia una responsabilidad deontológica justificable en la producción de conocimientos sobre el tema? Siguiendo los preceptos de la Teoría Comprometida, ¿es posible contribuir a la toma de conciencia social desde una especulación intelectual ejercida públicamente?

21Al abordar la antropología médica del PNSRPF desde la perspectiva transdisciplinaria, es decir, que atraviesa los conocimientos de género, la etnohistoria, la sociología política, los derechos humanos, el arte y el activismo, el actual trabajo plantea la hipótesis que el caso de las esterilizaciones forzadas nos permitirá trazar la genealogía del biopoder ejercido sobre la sociedad peruana en la última década del siglo XX. Las experiencias logradas desde la recolección de testimonios en curso de un exhaustivo trabajo de campo etnográficamente multisituado, permiten obtener nuevos enfoques que intentarán establecer un análisis comparado e intercultural que abarca desde las implicancias militares del PNSRPF, hasta las afectaciones etnofisiológicas del programa nacional en las mujeres procedentes de las comunidades nativas, rurales y los barrios urbano marginales.

22La investigación de este tópico supone una metodología mixta que se desplaza permanentemente desde y entre lo cuantitativo y lo cualitativo. Así, las frías pero contundentes cifras y estadísticas cobran sentido a través de las huellas inferidas, o sea las cicatrices corpóreas, las voces y los testimonios, que, como ríos, pampas, bosques y lagos andinos y amazónicos, recorrerán el proceso cognoscitivo de los hechos. Ello nos permitirá explicar los sucesos entretejidos por las estrategias militares de contrainsurgencia y las anticoncepciones quirúrgicas de la planificación familiar, enfocados mediante una serie de hallazgos que nos llevarán a vislumbrar un horizonte histórico distinto al oficialmente decidido. En tal sentido, a partir de la perspectiva de género decolonial, cuestionaremos si la salud reproductiva de fin de siglo XX fue un eslabón más en la cadena de interseccionalidad de la violencia ya históricamente institucionalizada en los cuerpos, culturas y territorios habitados por las mujeres indígenas. De tal modo que, al momento de contextualizar los hallazgos (demográficos, militares, culturales, económicos), nos preguntaremos si es posible plantear un giro epistemológico en el paradigma histórico que narra los hechos ocurridos en la última década del Conflicto Armado Interno, sobre todo en los años denominados de ‘pacificación interna’ (1993-2000) que son los mismos años en que se ejecutó el Proyecto 2000 (MINSA y USAID, 1997) destacado como el marco institucional del PNSRPF. Con esto último, se proyecta dilucidar los mecanismos del poder estatal, los mismos que moldearon un control poblacional masivo y sistemático.

* * *

23A fin de abordar pertinentemente las temáticas e hipótesis expuestas, la tesis ha sido estructurada en dos partes: La primera parte titulada Metodologías se inicia con el capítulo La interdisciplinariedad o la necesidad transdisciplinar dedicado a explicar el procedimiento y la experiencia transdisciplinaria transcurrida a lo largo de la década de investigación, reflexión y escritura (2011-2021); ello nos llevará a examinar la relación entre arte, activismo y academia, así como a reflexionar sobre los límites y alcances de nuestra investigación doctoral como proyecto de reparación en el contexto de la actual justicia transicional.

24El capítulo La autoetnografía y la etnografía multi-situada me permitió, de una parte, situar el lugar de enunciación a partir de una autoetnografía multisituada, la misma que ayudará a comprender los avatares y subjetividades del proceso de investigación en relación a las personas afectadas, la academia y el activismo feminista. Se da cuenta de los cambios epistemológicos y de los cuestionamientos personales que los hallazgos acarrean.

Imagen 8 – Mapa 1: departamentos y comunidades donde se situó el trabajo de campo (2012-2017) |Mapa 2: universo departamental del trabajo de campo.

Imagen 8 – Mapa 1: departamentos y comunidades donde se situó el trabajo de campo (2012-2017) |Mapa 2: universo departamental del trabajo de campo.

Fuente: elaboración propia. Izquierda: departamentos en los que se realizó el trabajo de campo. Derecha: departamentos que abarca el estudio de campo. En color celeste los departamentos de la costa, en amarillo los de los andes y en verde los de la Amazonía.

25En el apartado dedicado a La encuesta antropológica se dimensiona el exhaustivo universo del estudio comparado de la encuesta antropológica que reúne un total de 272 ítems entre testimonios y entrevistas, realizadas en 8 departamentos y 10 distritos del Perú, aparte del territorio de la ciudad de Lima (2): Pichanaqui, Junín (5); Oxapampa, Pasco (3); Huancabamba, Piura (1); Limatambo, Cusco (9); Independencia, Ayacucho (7); Padre Márquez, Loreto (14), Padre Abad (15) y Yarinacocha (16), Ucayali; Juanjuí (11) y Campanilla (12 y 13), San Martín. De ahí que el estudio se ubique con mayor precisión en las ciudades de Anta (10), Juanjuí (11) y Pichanaqui (5); las comunidades nativas de Tsachopen (3), Bajo Aldea (4) y Santa Rosa de Aguaytía (15); las comunidades campesinas de Huancabamba (1), Paccha Huallhua (8) y Pampaconga (8); los centros poblados de Paoyhan (14), Sión (13) y Shumanza (12); y el asentamiento humano de Nueva era (16) en los distritos señalados. Sin embargo, el proyecto abarca los testimonios de mujeres provenientes de 4 departamentos más: Lambayeque, Cajamarca, Huánuco y Huancavelica, es decir que el universo del trabajo de campo comprende los testimonios sobre las experiencias de esterilizaciones forzadas ocurridas en 13 departamentos ubicados en la Costa, los Andes y la Amazonía peruanos (ver mapa no 2).

26La mencionada encuesta se basa en el recojo de 181 testimonios (entrevistas a profundidad) en los que las afectadas narran sus experiencias y da buena cuenta de la integridad del trabajo de campo, testimonios de los cuales el 99 % fueron de mujeres. Forman también parte del trabajo las acepciones metodológicas de observación participante tanto en zonas urbanas como rurales. En las comunidades nativas y campesinas se optó por los procedimientos de consulta previa y reunión con autoridades comunales. En cambio, en las ciudades y zonas peri-urbanas, se entrevistó a un total de 91 personas (57 % de las entrevistas fueron realizadas a mujeres) entre informantes claves, autoridades regionales, médicos y expertos en salud sexual y reproductiva, así como también a diversas autoridades en materia de derechos humanos y estudios de género.

Imagen 9 – Universo del trabajo de campo: relación por género.

Imagen 9 – Universo del trabajo de campo: relación por género.

Fuente: elaboración propia. Izquierda: gráfico sobre las personas afectadas que brindaron testimonio. Derecha: tabla del universo del trabajo de campo.

  • 20 Se recomiendan los informes realizados por Giulia Tamayo para el CLADEM en 1998 y 1999.
  • 21 Los dos Informes Congresales del 2002, tanto el dirigido por Chuchón como el de Succar.
  • 22 Los diversos Informes Defensoriales (no 7, 27, 69, 90).
  • 23 Ver el informe periodístico de Zauzich, Maria-Christine. et al. Política demográfica y derechos hu (...)
  • 24 Hartmann, 1987 y 2010; Pérez Días, 1994 y 2010; Presser, 1969; y Núñez y Presser, 2000.
  • 25 Consultar: Tamayo,1999; Barrig, 1998; Ewig, 2014; Boesten, 2014; Citrioni, 2014.
  • 26 Ver: Gianella 2014; Cáceres, et al. 2009.
  • 27 Theidon 2014; Anderson, 1990; Yon, 2000; Arnillas, Ballón y Henríquez 2017.
  • 28 Stoler, 1995; Quijano, 1993; Segato, 2013, Salazar-Soler, 2013.
  • 29 Galton 1904; Black, 2012; Foucault, 1992 y 2008; Liesen y Walsh, 2012; y Getgen, 2009, entre otros

27Al concluir esta primera parte, se presenta el apartado El estado del arte que da cuenta del marco teórico, conceptual y transdisciplinario del estudio, todo a partir de los documentos fuente, por ejemplo, los dictados del PNSRPF publicados por el Ministerio de Salud (plan, manuales, normas, etc.), los reportes de derechos humanos,20 los Informes Congresales,21 los Informes Defensoriales22 y las investigaciones tanto de la prensa escrita nacional como internacional, aparte de los documentales cinematográficos y audiovisuales.23 Se suman a dichas fuentes los aportes de las investigaciones académicas demográficas sobre los estudios de poblaciones,24 así como las investigaciones locales con enfoque de género sobre los derechos sexuales y reproductivos,25 desde la salud pública26 y los estudios socio-antropológicos.27 Se han considerado, por último, los estudios teóricos acerca de la colonialidad del poder y la raza;28 la eugenesia y la biopolítica.29

28La segunda parte de la tesis titulada Eugenesia se ocupa de proponer una descripción genealógica de la historia eugenésica global y los hechos ocurridos antes, durante y después de la implementación del PNSRPF en Perú. Por lo tanto, en este acápite se incluye el capítulo La casuística internacional que abarca una breve genealogía de la eugenesia en relación a la esterilización forzada y el genocidio e igualmente el estado de la cuestión en términos de políticas internacionales de población. También se presenta aquí un breve recuento comparado que pormenoriza los programas más representativos de esterilizaciones forzadas en América y las poblaciones que se han visto afectadas por ellas.

Imagen 10 – Asociaciones de Mujeres afectadas por las esterilizadas forzadas de Cusco, Piura, Lima y Callao.

Imagen 10 – Asociaciones de Mujeres afectadas por las esterilizadas forzadas de Cusco, Piura, Lima y Callao.

Fuente: Izquierda foto del archivo de la Asociaciones de Mujeres afectadas por las esterilizadas forzadas de Cusco (AMAEFC). Medio: foto del archivo de la Asociaciones de Mujeres de la provincia de Huancabamba, Piura (AMHBA) Derecha: foto del archivo de la Asociaciones de Víctimas de Victimes de Esterilizadas Forzadas de Lima y Callao (AVEFLC).

29En el capítulo sobre La casuística nacional se aborda, de un lado, el contexto político económico neomaltusiano y, de otro lado, el contexto demográfico nacional antinatalista en la década de los años noventa del siglo XX comparado con el proceso de implementación y los hallazgos acerca de los resultados del PNSRPF en la población rural, campesina y nativa. Desarrollaremos, en este punto, un recuento histórico contextual de los programas nacionales de salud reproductiva, la descripción de los hechos en torno a las campañas de esterilizaciones forzadas, las denuncias y resistencia de las mujeres en busca de la verdad, la justicia y la reparación de los daños. Cabe notar ahora que la descripción de los hechos ocurridos será fundamentada a partir de la reconstrucción comparada de los testimonios de las directamente afectadas y sus familiares. De modo semejante nos enfocaremos en las políticas de memoria y reparación en el contexto actual de la justicia transicional.

30Damos cierre a la segunda parte planteando el caso de Las esterilizaciones forzadas como paradigma de la biocolonialidad moderna. En este último capítulo se da cuenta de la biocolonialidad del poder, es decir, del biopoder y las formas de la eugenesia contemporánea. Aquí se sustenta el hecho que las anticoncepciones quirúrgicas involuntarias llevadas a cabo durante el PNSRPF, constituyen un hito en extremo cruel y siniestro de la historia política de la eugenesia contemporánea; y que para lograr sus fines fomentó una cultura de violencia obstétrica a denominar: pedagogía de la humillación. Indagaremos también los aciagos límites de las políticas poblacionales que persiguen objetivos de desarrollo económico, tomando en cuenta la adhesión del discurso feminista pro-choice y la cooptación anatomopolítica del cuerpo subalterno.

31Disertamos igualmente en este lugar sobre el control demográfico como una problemática de género específica del dominio gubernamental sobre el cuerpo de la mujer. ¿Es concebible que durante el Conflicto Armado Interno (CAI) el útero indígena haya sido territorio de una apuesta política, una verdadera arma de guerra? El contexto del CAI (1980-2000) como estado de excepción aparecerá, entonces, como el marco de desarrollo del PNSRPF (1996-2000) en donde los derechos sexuales y los derechos reproductivos de las mujeres pobres del Perú fueron vulnerados sistemáticamente. Por ello, se elucida en cómo las diversas formas de violencia contra la mujer durante el CAI – secuestro, la tortura, la violación sexual y las esterilizaciones forzadas –, se relacionaron con las desigualdades sociales históricas: clase, género y etnicidad.

32Mostramos, para concluir, la relación entre la problemática de género y la memoria subalterna. Teniendo en cuenta la memoria y la historia de resistencia de los cuerpos subalternos de las mujeres indígenas, se responde a las siguientes interrogantes: ¿qué sentido tiene plantear una antropología política del PNSRPF?; ¿es dable que a partir de esta perspectiva el estudio del caso peruano de esterilización forzada desencadene un nuevo paradigma epistemológico distinto a la visión oficial de la historia, es decir, un cambio estructural en nuestra forma de concebir la guerra interna de fin del siglo XX en Perú?

33Finalmente, el estudio también da cuenta de los obstáculos securitarios, académicos, ideológicos y etnográficos encontrados a lo largo de las indagaciones. Así, en la presente tesis, estos obstáculos se han transformado en perspectivas críticas que dan una consistencia particular al análisis. Asimismo, debido a la dimensión nacional de las afectaciones y a la relación que estas afectaciones mantienen con los contextos culturales y geopolíticas particulares de cada departamento o comunidad, esta tesis no es exhaustiva. Nuevas investigaciones comparativas, interdisciplinarias y con enfoque de género, son necesarias para poder comprender las reales dimensiones de las afectaciones ocurridas en lo que los hallazgos dan luces de ser: el caso mas grave y masivo de violencia reproductiva contra las mujeres indígenas perpetrado por el Estado peruano desde la colonia.

Haut de page

Notes

1 En esta investigación se utilizará el término “amerindia” usado por la antropología y la lingüística actual.

2 Consultar: Plan por un Gobierno de la Reconstrucción Nacional (1989-1990). La CVR lo nombra a lo largo del Informe Final bajo el nombre de Plan Político-Militar, pero también es conocido bajo la abreviación de: Plan Verde.

3 Dans cette recherche, le terme « amérindien » utilisé par l'anthropologie et la linguistique actuelle sera utilisé.

4 Voir : Plan pour un Gouvernement de Reconstruction Nationale (1989-1990). La CVR le nomme tout au long du Rapport final sous le nom de Plan Politico-Militaire (Plan Político Militar–PPM), mais il est aussi abrégé et connu sous le nom de « Plan Vert » (Plan Verde).

5 In this research the term “Amerindian” used by anthropology and current linguistics will be used.

6 See: Plan for a Government of National Reconstruction (1989-1990). The CVR names it throughout the Final Report under the name of Political-Military Plan (Plan Político Militar–PPM), but it is also known under the abbreviation name of “Green Plan” (Plan Verde).

7 Cita original en inglés: “I am not free while any woman is unfree, even when her shackles are very different from my own.”

8 La tesis fue sustentada en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS) en París en el mes de abril del año 2022.

9 Defensoría del Pueblo, “La aplicación de la anticoncepción quirúrgica y los derechos reproductivos III. Casos investigados por la Defensoría del Pueblo” Serie Informes Defensoriales. (69), 2002.

10 Chávez, Héctor. “Informe final sobre la aplicación de la anticoncepción quirúrgica voluntaria (AQV) en los años 1990-2000.” Subcomisión Investigadora de Personas e Instituciones Involucradas en las Acciones de Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria (AQV). 2002.

11 Defensoría del Pueblo, “La aplicación de la anticoncepción quirúrgica y los derechos reproductivos III. Casos investigados por la Defensoría del Pueblo” Serie Informes Defensoriales. (69), 2002, p. 136.

12 Succar Rahme, Juan et al. “Informe final sobre la aplicación de la anticoncepción quirúrgica voluntaria (AQV) en los años 1990-2000.” Comisión especial sobre actividades de anticoncepción quirúrgica voluntaria (AQV). MINSA. 2002.

13 Consultar los Informe no 27 y 69, de la Serie Informes Defensoriales; y el Informe Nada personal: Reporte de derechos humanos sobre la aplicación de la anticoncepción quirúrgica en el Perú 1996-1999 realizado por Giulia Tamayo para el CLADEM, 1999.

14 En la página no 24 del Reporte del Centro Materno Infantil de Ayabaca, Piura, (1996) se menciona que el programa se benefició del soporte de las Fuerzas Armadas del Perú.

15 La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) tuvo como objetivo principal elaborar un Informe Final (2003) en el que se analizara el contexto, las condiciones políticas, sociales y culturales, así como los comportamientos que contribuyeron a la situación de violencia, tanto desde el Estado como desde la sociedad.

16 En la imagen podemos ver a las sobrevivientes de esterilizaciones forzadas provenientes de Iquitos, Pucallpa, Cajamarca, Piura, Cusco, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Huánuco y Lima, quienes llegaron a Lima para el II Encuentro Nacional de Mujeres Víctimas de Esterilizaciones Forzadas organizado por el GREF Grupo de Seguimiento a las Reparaciones por Esterilizaciones Forzadas durante el 15 y 16 de marzo, 2018.

17 Rendón, Silvio. “Política de esterilizaciones con información incompleta: Perú 1995-2000.” Research Gate. 2018.

18 Theidon, Kimberly. “Presentación”. En A. Ballón (comp. e inv.), Memorias del caso peruano de esterilización forzada, 2 Lima: Biblioteca Nacional del Perú, 2014, p. 13-20.

19 Segato, Rita, La guerra contra las mujeres. Madrid: Traficantes de Sueños. 2016.

20 Se recomiendan los informes realizados por Giulia Tamayo para el CLADEM en 1998 y 1999.

21 Los dos Informes Congresales del 2002, tanto el dirigido por Chuchón como el de Succar.

22 Los diversos Informes Defensoriales (no 7, 27, 69, 90).

23 Ver el informe periodístico de Zauzich, Maria-Christine. et al. Política demográfica y derechos humanos. Investigación periodística de la situación en el Perú. Bonn: Schriftenreihe Gerechtigkeit und Frieden der Deutschen Kommission Justitia Pax. 2002. El video documental de Mathilde Demoiselle A woman’s womb, the politics of reproduction, Arte France/Temps Noir. 2010, y el reporte de prensa de Amanda Meza y Juan Carlos Chamorro 2015, publicado por Diario 16.

24 Hartmann, 1987 y 2010; Pérez Días, 1994 y 2010; Presser, 1969; y Núñez y Presser, 2000.

25 Consultar: Tamayo,1999; Barrig, 1998; Ewig, 2014; Boesten, 2014; Citrioni, 2014.

26 Ver: Gianella 2014; Cáceres, et al. 2009.

27 Theidon 2014; Anderson, 1990; Yon, 2000; Arnillas, Ballón y Henríquez 2017.

28 Stoler, 1995; Quijano, 1993; Segato, 2013, Salazar-Soler, 2013.

29 Galton 1904; Black, 2012; Foucault, 1992 y 2008; Liesen y Walsh, 2012; y Getgen, 2009, entre otros.

Haut de page

Table des illustrations

Titre Imagen 1 – Centro de salud I, barrio Ramon Castilla, distrito de Huancabamba, Piura, 2012.
Crédits Fuente: Centro de Salud I, barrio Ramon Castilla, distrito de Huancabamba, Piura, 2012. Fotografía de Alejandra Ballón.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 1,2M
Titre Imagen 2 – Alberto Fujimori en la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer, ONU en Beijing.
Crédits Fuente: Diario El Comercio, septiembre 1995.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-2.png
Fichier image/png, 208k
Titre Imagen 3 – Gráfico de intervenciones-ligaduras de trompas realizadas entre los años 1990-2000.
Crédits Fuente: elaboración propia a partir del Reporte de la Defensoría del Pueblo.11
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 15k
Titre Imagen 4 – Gráfico de intervenciones-ligaduras de trompas realizadas entre los años 1990-2000
Crédits Fuente: elaboración propia basado en data del Anexo 8 de la tesis doctoral: Cuadro del número de intervenciones-ligaduras regionales durante el Programa Nacional de Planificación Familiar 1990-2000 (MINSA).
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 17k
Titre Imagen 5 – Presencia de las Fuerzas Armadas en el Centro Materno Infantil de Ayabaca, Piura (1996).
Crédits Fuente: Fotografía publicada en el Diario 16 (2015).14
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 524k
Titre Imagen 6 – Familia de la fallecida María Mamérita Mestanza Chávez.
Crédits Fuente: Foto tomada de los archivos del GREF, Cajamarca, 2019.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 952k
Titre Imagen 7 – II Encuentro Nacional de Mujeres Víctimas de Esterilizaciones Forzadas.
Crédits Fuente: Mujeres afectadas participaron del II Encuentro Nacional de Mujeres Víctimas de Esterilizaciones Forzadas organizado por el GREF 15 y 16 de marzo, 2018. Foto: archivo GREF.16
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 304k
Titre Imagen 8 – Mapa 1: departamentos y comunidades donde se situó el trabajo de campo (2012-2017) |Mapa 2: universo departamental del trabajo de campo.
Crédits Fuente: elaboración propia. Izquierda: departamentos en los que se realizó el trabajo de campo. Derecha: departamentos que abarca el estudio de campo. En color celeste los departamentos de la costa, en amarillo los de los andes y en verde los de la Amazonía.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-8.png
Fichier image/png, 261k
Titre Imagen 9 – Universo del trabajo de campo: relación por género.
Crédits Fuente: elaboración propia. Izquierda: gráfico sobre las personas afectadas que brindaron testimonio. Derecha: tabla del universo del trabajo de campo.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-9.png
Fichier image/png, 110k
Titre Imagen 10 – Asociaciones de Mujeres afectadas por las esterilizadas forzadas de Cusco, Piura, Lima y Callao.
Crédits Fuente: Izquierda foto del archivo de la Asociaciones de Mujeres afectadas por las esterilizadas forzadas de Cusco (AMAEFC). Medio: foto del archivo de la Asociaciones de Mujeres de la provincia de Huancabamba, Piura (AMHBA) Derecha: foto del archivo de la Asociaciones de Víctimas de Victimes de Esterilizadas Forzadas de Lima y Callao (AVEFLC).
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/95071/img-10.png
Fichier image/png, 1,1M
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Alejandra Ballón-Gutiérrez, « Biocolonialidad del poder. Eugenesia, género y pacificación. Contrainsurgencia neomaltusiana: antropología política del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar (1996-2000) durante el Conflicto Armado Interno peruano. »Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Extraits de thèses, mis en ligne le 12 février 2024, consulté le 14 avril 2024. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/95071 ; DOI : https://doi.org/10.4000/nuevomundo.95071

Haut de page

Auteur

Alejandra Ballón-Gutiérrez

Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)

Haut de page

Droits d’auteur

CC-BY-NC-ND-4.0

Le texte seul est utilisable sous licence CC BY-NC-ND 4.0. Les autres éléments (illustrations, fichiers annexes importés) sont « Tous droits réservés », sauf mention contraire.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search