Navigation – Plan du site

Proyecto científico y prácticas editoriales de la Revue d’Anthropologie des Connaissances

El Comité Editorial
Traduction de Dominique Vinck et Gloria Zarama
Cet article est une traduction de :
Projet scientifique et pratiques éditoriales de la Revue d’anthropologie des connaissances [fr]
Autre(s) traduction(s) de cet article :
The scientific project and editorial practices of the Revue d’Anthropologie des Connaissances [en]

Résumé

El artículo recuerda al proyecto científico y editorial del origen de la Revue d’Anthropologie des Connaissances (RAC), que se inició en 2007, en particular la convergencia multidisciplinar que se había llevado sobre sus fundaciones. A continuación, se describen las prácticas y las opciones de política editorial que han dado forma a la revista y cuyos procedimientos no son, a priori, menos importante que el contenido y las pautas epistémicas. Se refieren a los procedimientos de evaluación, pero también a la elección del medio de difusión (el acceso electrónico en línea), de los formatos de los artículos, del idioma de publicación, del tipo de difusión (acceso completo por los lectores) y el modelo económico.

Haut de page

Texte intégral

Un convergencia pluridisciplinaria en los orígenes de la RAC

  • 1 Concepción que se indica en los estatutos de la SAC que publica este Revue d’Anthropologie des Conn (...)

1En el momento de la creación de la Sociedad de Antropología del Conocimiento (SAC), definimos su perímetro de manera muy amplia,1 como el estudio multidisciplinario del conocimiento que se lleva a cabo como discurso, como prácticas o como dispositivos técnicos; y el estudio de las condiciones de su producción, uso, transmisión y, en términos más generales, su movilización a través del colectivo humano.

2Que sea el conocimiento ordinario o los conocimientos especializados, incluida la ciencia, el objetivo era crear un diálogo entre trabajos de diversas disciplinas en torno a las formas cognitivas y los procesos humanos y técnicos asociados. Esta elección de un enfoque multidisciplinario también resulta de la reunión de tres colectivos antes de la creación de la SAC:

  • un grupo de investigadores en sociología y otras ciencias sociales, unidos por el psicólogo social Jean-Pierre Poitou, editor a esa época de la revista Technologies, Ideologies, Pratiques, subtitulada Revue d’Anthropologie des Connaissances;

  • la comunidad de investigadores en estudios sociales de la ciencia, la tecnología y la innovación de la lengua francesa que se había desarrollado desde la década del 2000 como parte de un Grupo de Trabajo y luego un Comité de Investigación de la Asociación Internacional de Sociólogos de Lengua Francesa (AISLF);

  • por último, los investigadores en psicología y ergonomía que desarrollaron enfoques alternativos a la creciente ola de las ciencias cognitivas.

3Por lo tanto, Jean-Pierre Poitou,2 quien había creado en 1979 la revista Technologies, Idéologies, Pratiques (TIP),3 que, desde 1998, llevaba el subtítulo Revue d’Anthropologie des Connaissances, buscaba un sucesor. La revista publicaba artículos sensibles a los aspectos psicológicos, sociales, técnicos, económicos y políticos del conocimiento y quería ir más allá de las fronteras disciplinarias, entre otros las de la sociología del conocimiento. Consagraba una atención especial a los objetos técnicos con el fin de situar las prácticas y habilidades que la gente necesita para asimilar y aplicar los conocimientos, así como las formas de división del trabajo asociado. Cada número de la revista se centró en una técnica concreta, especialmente el grafismo técnico, la inteligencia artificial, el transporte, la agricultura, el papel de los conocimientos técnicos en economía. En sus últimas ediciones, la revista trataba del gesto, del trabajo y del pensamiento técnico, del aprendizaje y la memoria, del trabajo de diseño, del la experticia y de los nuevos modelos de producción. Una parte de los autores, de los editores de números temáticos y del comité de redacción,4 contribuyeron al lanzamiento de la RAC (entre otros Rigas Arvanitis, Christian Brassac, Blandine Brill y Jean-Pierre Darré) o han contribuido como autores o evaluadores (entre otros Jacques Theureau).

4El segundo grupo, con el mayor número de autores potenciales, está representado por los investigadores en estudios sociales de ciencia y tecnología, el cual tuvo la oportunidad de reunirse en el Congreso de la Asociación Internacional de Sociólogos de Lengua Francesa (AISLF), organizado en Montreal en 2000 y en Tours en 2004, así como en las jornadas de estudio en Dijon en 2003 y Grenoble en 2006 organizadas por un Grupo de Trabajo y luego por un Comité de Investigación de la Asociación. El grupo expresó la necesidad de un medio de publicación académico de calidad, en francés, que dio como resultado el propósito de crear una nueva revista, impulsada dentro del comité en particular por Dominique Vinck. Parecía necesario para valorizar la investigación que tenga en cuenta no sólo las convenciones, organizaciones sociales y dinámicas sino también el contenido del conocimiento, las instituciones, las culturas, la corporalidad, los materiales y los instrumentos. Fue también un espacio de oferta editorial para los más jóvenes entre nosotros.

5El tercer grupo estaba compuesto por investigadores de psicología y ergonomía, especialmente por Christian Brassac y Béatrice Cahour, que desarrollaron enfoques alternativos a la creciente ola de ciencia cognitiva, que tuvo el efecto de descontextualizar el proceso de producción de conocimiento. Inspirados en particular por la obra de Edwin Hutchins (1994) y su noción de cognición distribuida y la de Lucy Suchman (1987) sobre la noción de acción situada, consideraron que los protocolos rigurosos de psicología experimental o neurociencias no fueron suficientes para entender las actividades y los procesos de conocimiento (memoria, análisis, cálculo, evaluación, aprendizaje, juicio, etc.), ya que también dependen de las interacciones entre las personas y con los objetos e instrumentos.

Los últimos números de TIP antes de la entrega a la RAC

Los últimos números de TIP dan cuenta de una articulación estrecha entre la importancia acordada a los objetos técnicos y la cuestión del conocimiento. La edición de 1998 se enfoca en la construcción de buques y se ocupa de los cambios simultáneos de técnicas de diseño y de construcción, vistos especialmente como procesos institucionalizados; reúne como autores especialmente arqueólogos, historiadores y sociólogos. La edición de 1999 se dedica a las conexiones entre la memoria y la técnica. La de 2000 examina las actividades de producción, la importancia de la innovación y la gestión del conocimiento en la competitividad de las empresas y los conocimientos colectivos, a través de un diálogo entre economistas y sociólogos. La edición de 2002 trata de los gestos devolviéndose a los grandes antropólogos Marcel Mauss y André Leroi-Gourhan y a la ergonomía para impulsar un diálogo entre las ciencias humanas y sociales y las ciencias de la vida sobre los mecanismos de control de movimientos, las limitaciones biomecánicas, su enseñanza y aprendizaje, las variaciones culturales y la innovación, y su adaptación en el caso de la discapacidad. Finalmente, el último número de TIP, en 2004, antes de la entrega a la RAC, cubre el trabajo y pensamiento técnico en la antigüedad clásica, siguiendo el camino trazado por el trabajo del historiador, filólogo y filósofo Jean-Pierre Vernant.

6Desde la reunión de estos tres grupos y de sus referencias comunes a los trabajos de la tradición de la sociología y la antropología cognitiva (D’Andrade, 1995) y sus descripciones minuciosas del pensamiento tal como se produce en la situación y dentro de grupos particulares (Traweek, 1988; Hutchins, 1994, 1995; Conein y Jacopin, 1994; Goodwin 1995; Quéré, 2003) nacieron los proyectos de fundar una sociedad científica y una revista científica de calidad dedicadas al estudio multidisciplinar de los procesos y productos de la cognición que evitan disolverlos en explicaciones reduccionistas, ya sea sociológica, epistemológica, psicológica o material. Se trataba, al contrario, de reflejar los agenciamientos de lógicas, de procesos mentales, de dinámicas sociales y de artefactos así como la transformación de problemas y cogniciones a lo largo que los elementos de todo tipo (personas, contenidos, instrumentos, etc.) intervienen y los empujan. Al hacerlo, también se trataba de contrarrestar las tendencias dominantes en la epistemología y la neurociencia (neurobiología, las imágenes del cerebro y la simulación informática) a presentarse como explicación final rigiendo lo que hay que decir sobre el conocimiento científico o la cognición. La epistemología como la neurociencia dejan a un lado las ciencias sociales para construir sus afirmaciones descontextualizan completamente el proceso de producción del conocimiento.

7Este proyecto científico en la confluencia de tres corrientes de pensamiento nos ha llevado a adoptar el término «antropología» en el sentido amplio de la encuesta multidisciplinaria sobre las prácticas y comportamientos, representaciones e ideologías, profesiones, organizaciones e instituciones, técnicas y producciones en sus singularidades históricas.

  • 5 Ver también el articulo del filólogo David Bouvier (RAC, 2014, 8(4), 605-724) titulado «Los web de (...)

8El primer número de la Revue d’Anthropologie des Connaissances (RAC) concretiza el proyecto a través de cinco artículos. El primero, escrito por Jean-Pierre Poitou, desarrolla una reflexión sobre la gestión del conocimiento que, más allá de la ideología de gestión y la caja de herramientas de las best practices, es una dimensión constitutiva de cualquier actividad cognitiva. Este componente de la cognición tiene su historia5 en la que se articulan los aspectos económicos y técnicos. La antropología del conocimiento entonces pasa por el estudio de la producción como una actividad cognitiva que se acopla a la organización colectiva de las actividades mentales y la creación de patrimonios culturales comunes, entre otros técnicos, en la base para la cooperación entre las personas y una acción eficaz. El segundo artículo, de Remi Barbier y Jean-Yves Trepos, propone renovar las teorías de la acción y del actor, dándoles un sentido común de la objetividad vinculada a sus oportunidades de participación relacionados con la diversidad de modos de existencia social de los objetos. Describen el equipamiento de este sentido ordinario de la objetividad frente a los ensamblajes del mundo de los cuales ellos ponen de relieve la dimensión política. El tercer artículo de Nicolas Veyrat, Eric Blanco y Pascale Trompette, se refiere al acoplamiento de los objetos a los humanos, incluyendo la disolución de la frontera que los separaría. A continuación, cuestionan el humano moderno como «ser híbrido» al hacer un desvío a través de la historia de la transformación de las configuraciones sociotécnicas de los lentes como instrumento involucrado en el conocimiento del mundo. El análisis pone de manifiesto la variedad de formas de acoplamiento entre los sujetos, los artefactos técnicos y situaciones de uso. El cuarto artículo, de Béatrice Cahour, Christian Brassac, Pierre Vermersch, Jean-Léon Bouraoui, Bernard Pachoud y Pascal Salembier, proporciona una evaluación de la utilización de las nuevas tecnologías de la comunicación enfocándose tanto en los procesos cognitivos que en los procesos emocionales, en el caso del uso de una herramienta de comunicación audio y vídeo para les interacciones móviles a distancia y la disimetría generada por la herramienta. El texto final de Christian Brassac, psicólogo social de los procesos cognitivos de colaboración, ofrece un análisis de la obra del geógrafo Ash Amin y del economista Patrick Cohendet (2004) que piensan el conocimiento como una práctica (knowing) que se actualiza dentro de las comunidades mediadas por artefactos. Por lo tanto, este primer número instó el debate multidisciplinar sobre la aprehensión de los objetos de conocimiento en la comprensión de los procesos cognitivos estudiados como conjuntos de los cuales se trata de explorar las transformaciones.

9En un artículo de este número de aniversario, también vamos a hacer un inventario de lo que se ha producido realmente en 10 años y situarlo con respecto al proyecto inicial.

Una revista y sus prácticas editoriales

10Hasta este punto, solamente hemos tratado del proyecto científico de la RAC, pero una revista no sólo está hecha por comunidades científicas y contenidos. También está conformada por las prácticas y opciones de políticas editoriales. Los procedimientos adoptados no son menos importantes, a priori, que el contenido y las directrices epistémicas.

Los procedimientos de evaluación de los artículos

11Por lo tanto, la RAC ha elegido ser una revista académica de calidad y en consecuencia se ha equipado con procedimientos. Sus fundadores y la Asamblea Constituyente de la SAC han elegido especialmente rodearse de una amplia comunidad de pares cuyas opiniones son solicitadas de forma anónima (por lo menos dos evaluadores externos), pero nunca tomamos una decisión mecánicamente en la base de la revisión externa anónima. Después de un corto período de exploración, se ha establecido que también se realizaran al menos dos evaluaciones profundas de parte del Comité editorial (una de parte de un editor afectado al artículo y la otra parte del editor encargado de todos los artículos variados o del editor encargado del dosier temático), además de la evaluación de parte de los editores invitados en el caso de un dosier temático. La revista se involucro entonces en un proceso de evaluación muy intenso, ya que cada articulo recibe un mínimo de cuatro evaluaciones argumentadas y escritas, incluyendo al menos dos externos (cuyo anonimato se garantiza) y es objeto de un debate en el Comité editorial (cuyos miembros son conocidos obviamente) alimentado por la extensa revisión de los evaluadores internos y externos (en el caso de los dossiers temáticos, los editores invitados también dan su propia evaluación la cual se tiene en cuenta).

12Por otra parte, la RAC ha establecido un Comité editorial de diez a veinte personas que representan una variedad de disciplinas e instituciones de investigación. Los fundadores de la RAC han optado por establecer sus decisiones (asignación de artículos a los evaluadores, aceptación, solicitudes de revisión, invitación a presentar una nueva versión o rechazo) atreves de una deliberación colegial. Las decisiones y la recomendación general sobre cada artículo son producidas por el Comité editorial que se reúne regularmente y delibera sobre la base de las evaluaciones externas e internas. La deliberación pretende garantizar la calidad de los textos publicados y su facilidad de lectura interdisciplinaria. Esto condujó tanto a la formulación de la orientación general para la revisión del texto como a comentarios y sugerencias detallados. El asesoramiento del Comité a los autores esta acompañado de los comentarios, anónimos, de cuatro o cinco evaluadores. El mismo procedimiento se aplica a las nuevas versiones de artículos, mientras que los artículos con menores revisiones se controlan internamente. Con el tiempo, sin embargo, hemos añadido una función de pre-filtro asumida por las dos revisiones internas con el fin de no sobrecargar los evaluadores externos con artículos irrelevantes o demasiado lejos de ser un artículo académico; después del pre-filtro, o los artículos son rechazados o sus autores son animados a presentar un nuevo texto evaluable. Estas deliberaciones del Comité, a veces con debates fuertes o controversias, también ayudaron a establecer una comunidad científica y una consistencia relativa de la revista a pesar de los riesgos de dispersión asociados con la apertura (en términos de enfoques) a la cual siempre la RAC ha adherido. La figura 1 resume de forma esquemática el proceso de evaluación hasta la publicación de un articulo.

Figure 1. Proceso editorial de la RAC

Figure 1. Proceso editorial de la RAC

13Un repaso a las actividades de evaluación puede dar algunos elementos cuantitativos. La tasa de rechazo es del 60% para los artículos variados y el 30% de los dossiers temáticos, una cifra que podemos considerar baja si no tomamos en cuenta el hecho de que los dossiers atraen autores ya marcados por un interés en el tema. La revisión de los diez años también indica que más de 600 evaluadores han contribuido al trabajo de evaluación. También a ellos se les agradece en el sitio de la SAC (http://www.socanco.org/​rubrique31.html).

Opciones editoriales reflexionadas

14Con estos procedimientos, la RAC hizo también la elección de una apertura y un apoyo a los textos de los investigadores más jóvenes, y por lo tanto, la elección de una inversión colectiva de apoyo a los autores a fin de que los textos que tienen perspectivas se logren finalizar, a veces después de varias versiones, hasta llegar a publicaciones de calidad. Siempre nos hemos negado a ceder a las presiones de nuestras instituciones, y ciertas normas internacionales, que pretenden que una buena revista sea una revista que rechaza muchos artículos. Dicho esto, después de 10 años de experiencia, enriquecedora científicamente aunque a veces agotadora, nos damos cuenta de que, finalmente, la población de nuestros autores se compone sobre todo de investigadores experimentados, llegamos a preguntarnos si el nivel requerido para las publicaciones no es demasiado alto, lo que implica o bien una buena experiencia de investigación de parte de los autores o que son, de hecho, acompañados por investigadores con experiencia fuera o dentro de la RAC.

15Una de las otras elecciones era mantener tanto el rigor propio a la disciplina a la cual al autor revidinca su pertencia así como a la legibilidad interdisciplinaria de la contribución. Esta política editorial ha generado numerosos debates en el Comité editorial, cada vez que un grupo constituido y portador de un enfoque muy específico parecía querer aprovechar de la RAC como medio de publicación para su escuela de pensamiento sin tener en cuenta el proyecto global e interdisciplinario de la revista. Estas discusiones han permitido al Comité editorial forjar progresivamente una filosofía y convenciones compartidas, mientras que continúan las discusiones fructíferas, aunque a veces difíciles con los editores invitados, las discusiones, en algunos casos, no llegaron a un acuerdo entre los editores del Comité y los editores invitados, y finalmente condujeron al abandono de varios proyectos de dossiers temáticos.

16Estas discusiones sobre las orientaciones científicas y disciplinarias eran también la oportunidad de volver al proyecto inicial y la reafirmación de la apertura en términos de enfoques, escuelas de pensamiento y disciplinas siempre dentro del ámbito indicado inicialmente del estudio teórico y empírico del conocimiento como prácticas y comportamientos, representaciones e ideologías, profesiones, organizaciones e instituciones, técnicas y productos en sus peculiaridades históricas. De deliberación en deliberación, la dinámica colectiva, sin embargo ha llevado a veces a la elaboración de una visión compartida que en última instancia puede constituir otra forma de cierre. Estas derivas internas, cuando nos damos cuenta, han sido cada una discutidas y negociadas para asegurar colectivamente el hecho de evitarlas y para reafirmar la apertura de la RAC en términos de enfoques. Esto se vio reflejado por la atención a reabrir regularmente la composición del Comité editorial hacia ciertas disciplinas menos representadas o ausentes.

Elecciones editoriales en contexto: posicionar la revista en la prolongación de una política editorial

17En cuanto a los tipos de artículos, la RAC ha tenido como principal objetivo hacer posible la publicación de artículos empíricos y teóricos, lo que se puede considerar como una limitación dada la variedad de formatos en la publicación científica (debates y opiniones, críticas y respuestas de los autores, multimedia, entrevistas, polémicas). Esto se explica por el trabajo editorial adicional que debería haber sido realizado por una secretaría de redacción a tiempo completo. Al centrarse en primer lugar en el trabajo editorial de calidad, a saber, la aplicación de los procedimientos robustos de evaluación y un trabajo exhaustivo de revisión de los artículos, el compromiso de la RAC para publicar una variedad más amplia de formatos esta por el momento en el estado de debate interno y de proyecto.

18Por otra parte, la RAC ha optado por publicar sólo los artículos que los autores envían espontáneamente (a la excepción del lanzamiento de la revista que llevó inicialmente a buscar algunos textos) como respuesta a una convocatoria abierta permanente (artículos variados) o a convocatorias para un dossier temático. Estos dossiers también son proposiciones de parte de editores invitados en respuesta a una convocatoria abierta permanente. En todos los casos, los artículos son las proposiciones de los autores y no solicitaciones de parte de la revista. Entre artículos variados y dossiers temáticos, la RAC nunca ha decidido privilegiar el uno o el otro. De hecho, el flujo de propuestas de dossiers temáticos, algunos de los cuales son proposiciones que vienen de miembros del Comité editorial, se continuó hasta el punto que los primeros 10 volúmenes de la RAC son sobre todo ediciones incluyendo un dossier temático. Su éxito es tal que llevó a algunos lectores o instituciones a pensar que no haya artículos variados. Esta impresión se acentúa por la atención de los Internautas hacia los artículos de los dossiers temáticos; por consecuencia, los artículos variados a veces pasan desapercibidos. Por esta razón, el Comité editorial ha decidido publicar algunos números compuestos enteramente de artículos variados.

19La RAC hizo la elección arriesgada de ser una revista deliberadamente en lengua francesa (todos los artículos se publican en francés) con metadatos (títulos, resúmenes y palabras clave) en tres idiomas (Inglés, Francés y Español). Los artículos introductorios, que deben presentar el estado de la literatura y posicionar la problemática del dossier, también se publican en estos tres idiomas. Por otra parte, si los autores lo quieren, además de la versión francesa, el artículo se puede publicar simultáneamente en otro idioma. Por último, para evitar cargar a nuestros colegas que no hablan Francés con las asimetrías lingüísticas que nosotros soportamos con las revistas anglosajonas, hemos optado por permitir a los autores de presentar su artículo en el idioma de su elección, acompañado de un resumen extendido en Francés; el Comité editorial se involucra a llevar a cabo las evaluaciones y las interacciones con los autores sobre la base de las versiones iniciales e intermedias en el idioma del autor. Es sólo cuando la versión final está aprobada por el Comité editorial que los autores deben proporcionar su artículo en un Francés correcto.

20La RAC también ha elegido traducir y publicar textos buenos de colegas no reconocidos en el mundo académico francés (que vienen de América del Sur, Asia, Europa del Este, o de países europeos que no hablan Francés). No se trata de buscar estos colegas para que escriban específicamente para la RAC, sino de seleccionar algunas de sus publicaciones interesantes, traducirlas y publicarlas en francés.

Modelo económico, consultas y referenciamiento

El registro de la RAC en el paisaje de la publicación científica francesa

21La Société d’Anthropologie des Connaissances (SAC) es el editor de la RAC y financia su distribución. La SAC administra el modelo económico de la RAC y sobre todo los costos de distribución por CAIRN (https://www.cairn.info/​revue-anthropologie-des-connaissances.htm) y, a partir de 2014, la edición en papel como parte de un contrato de autor con EAC (http://www.archivescontemporaines.com/​#). Además, la SAC publica un sitio web (http://www.socanco.org/​), editado por Rigas Arvanitis, que mantiene información sobre las actividades de la asociación y da la bienvenida a los autores para redirigirlos al sistema de gestión publicaciones (presentación, evaluación y edición) utilizando la tecnología de Open Journal System(http://rac.inra-ifris.org/​index.php/​rac/​about/​submissions#onlineSubmissions).

22La SAC es el depositario de la asignación de derechos de autores publicados, pero esta sesión no incluye ninguna obligación financiera por su parte. Si la SAC tiene estos derechos para la distribución en línea por CAIRN (como parte de un contrato de distribución), los archivos de los autores y editores son libres de difundir sus trabajos electrónicamente en el formato de difusión obligados a mencionar el DOI y la URL de edición original.

23Entonces, la SAC ha decidido promover el acceso libre al conocimiento diseminando una revista de acceso completamente libre para los lectores (los lectores o sus instituciones no deben hacer ningún tipo de suscripción ni comprar los artículos), entre otros para promover el acceso al conocimiento publicado para los investigadores con menos dotaciones en su institución (algunos estudiantes de doctorado e investigadores de algunas regiones del mundo en África o América Latina). Se tomó la decisión inicial, pero regularmente discutida, de una publicación en el portal electrónico de la empresa privada CAIRN, junto con una serie de revistas académicas de calidad, hacia las cuales CAIRN genera un flujo importante de lectores que ha crecido en la medida en que la RAC fue ganando reconocimiento.

24La SAC también ha tomado la decisión, después de discusiones entre los fundadores en el momento de la creación de la RAC, de tampoco hacer pagar a los autores para ser publicados. Por consecuencia, la existencia y la publicación regular de la revista dependía, hasta 2012, de las instituciones y organizaciones de investigación o laboratorios que teníamos que convencer cada año para apoyar nuestro proyecto editorial. También se deduce que el funcionamiento de la revista esta todo en manos de sus miembros, los cuales muchos son Profesores o Directores de investigación, lo que no es una solución óptima, pero es inevitable, porque la revista se mantiene al margen de los modelos dominantes y no quiere depender de una institución específica a través de un empleado tomando a cargo la Secretaría de Redacción y cada vez más las actividades de una community manager relacionadas a la tecnología digital.

25Estas cuestiones económicas han sido a menudo discutidas por los miembros de la SAC en el momento en que la publicación científica en general esta experimentando transformaciones profundas cuya orientación es difícil anticipar a pesar de la obvia concentración de empresas en el mundo de la publicación internacional y un cuestionamiento fuerte del capitalismo cognitivo por muchos investigadores de todas las disciplinas. Bajo la dirección de su presidente Marc Barbier, nuestros debates han dado lugar a la experimentación, a partir de 2012, de un modelo economico basado en la solidaridad. Hemos elegido introducir un principio de solidaridad, dejando a los autores la tarea de entender lo que está en juego y el proyecto editorial de unirse a la SAC como miembro y/o mediante el apoyo directo sobre sus recursos (subsidio estatal, contratos) parafinanciar directamente la diseminación de las publicaciones. Por lo tanto, no se trata de un pago-autor, la transferencia de los derechos de autores está libre de cualquier transacción financiera con el autor. Trabajamos entonces con los editores invitados para obtener un apoyo financiero puntual relacionado con la temática de los dossiers publicados, mientras que solo llamamos a los autores, una vez tomada la decisión de publicar su artículo, para proporcionar un apoyo, siendo este a menudo el apoyo de su laboratorio.

26Desde 2013, el modelo económico intenta así combinar el suministro gratuito e inmediato de las publicaciones de acuerdo con un principio de libre difusión del conocimiento y la participación de los autores en la economía de su diseminación sobre una base voluntaria. Los autores están invitados a contribuir financieramente a la diseminación electrónica de sus obras, y estas se publican de todos modos. Aún así, sobre esa base, hasta la fecha sólo el 50% de los costos de producción y distribución están cubiertos voluntariamente por autores y editores invitados (ver Figura 2). La diseminación de la RAC, por lo tanto, también se basa en las ayudas directas en forma de subvenciones de instituciones públicas o laboratorios que apoyan el proyecto desde sus inicios: PACTE, INRA, IRD, CNRS e IFRIS: sin estos aportes, no habría la RAC! No hay que olvidar, además, que el tiempo de trabajo de los miembros del Comité Editorial y los evaluadores es una parte importante de los costos ocultos. Sobre la base de una serie de más de 1600 evaluaciones de artículos estimada a partir de nuestro sistema OJS, podemos calcular este costo «oculto» al precio por hora de un investigador, lo que conduce a una cantidad de más de 100.000 euros. El tiempo de trabajo de los miembros del Comité editorial también debería contabilizarse teniendo en cuenta cinco reuniones al año y el trabajo de edición y publicación, lo que quiere decir un total estimado de 300.000 euros durante diez años. En total, la revista habría costado unos 400.000 euros.

Figure 2. Ingresos y gastos de la RAC en 2015

Figure 2. Ingresos y gastos de la RAC en 2015

27Se puede considerar este modelo como económico y de solidaridad con respecto a la generalización del modelo de pago autor-pagador por las editoriales científicas que venden las obras a las instituciones que emplean a los autores que crean esas obras. La RAC propone una diseminación económica de las publicaciones, en el sentido de que los costos se reducen a los de la distribución gracias al voluntariado de las instituciones y autores, los cuales no están obligados. Sobre esta base, la publicación de un número equivale a un costo entre 1500 y 1800 euros dependiendo del número de páginas. Se puede resaltar que el costo de la diseminación es mínimo con respecto al costo de trabajo de edición científica.

Análisis de la consulta de artículos

28La consulta de los trabajos distribuidos por el portal Cairn está siendo monitoreada por las estadísticas entregadas en línea por Cairn (número de consultaciones de resúmenes, de artículos con una aclaración sobre el número de visitas de parte de instituciones reconocidas en el contexto de las ofertas de Cairn).

29La distribución de los artículos en función de su número total de consultas sigue una ley de potencia (Figura 3). Estos datos proporcionan un balance (Tabla 1) del número bruto de consultas de RESUMENES, artículos, artículos identificados por la afiliación institucional INSTIT y relaciones: RES/ART, INST/ART y relación entre el número de consultas y el tiempo de exposición del artículo RATIO DE CONSULT. Los 92 artículos en el cuartil más alto tuvieron una serie de consultas en el tiempo de exposición entre 692 y 2645 consultas anuales. Los 40 artículos más consultados son con una relación de más de 1000 consultas anuales.

Figure 3. Distribución de los artículos publicados con respecto a los niveles de consultas

Figure 3. Distribución de los artículos publicados con respecto a los niveles de consultas

Fuente: Cairn 1 Ene de 2017

Tableau 1. Evaluación de la consulta

RESUMES

ARTICLES

INSTIT.

RES/ART

INST/ART

RATIO DE CONSULT.

MOYENNE

772

2712

262

0,30

0,10

588

ECART-TYPE

689

2544

304

0,14

0,06

372

MEDIANNE

689

2072

187

0,28

0,10

488

QUARTILE SUP

941

3297

324

0,39

0,14

692

Fuente: Cairn 1 Ene, de 2017

30Es interesante tener en cuenta la evolución de la consulta de un número a otro (Figura 4), especialmente a raíz de la relación INST/CONS ART, que mide la proporción de consultas de los usuarios del portal Cairn reconocidos por un dominio institucional. Esta proporción aumenta drásticamente en los últimos cuatro números. Este crecimiento se puede interpretar como un reconocimiento gradual de la revista por parte de los lectores académicos. Al mismo tiempo, la relación de «consultas de resúmenes sobre consultas de artículos» disminuye significativamente, lo que significa un interés que cada vez más marcado de parte de los usuarios del portal hacia el acceso directo a los textos completos y menos a sus metadatos; la «curiosidad» se transforma en «interés».

Figure 4. Evolución de la consulta de un número al otro

Figure 4. Evolución de la consulta de un número al otro

Referenciamiento y sitio de la RAC en el paisaje de las revistas francesas en ciencias humanas y sociales

31A la RAC se hace referencia en varias bases de datos académicas, incluyendo Scopus desde 2012, lo que permite beneficiar de elementos de comparación, y, desde 2016, en el Web of Science en la categoría de revistas emergentes («Emerging Sources Citation Index»). En Scopus, la RAC hace parte de cuatro áreas: Antropología, Educación, Historia y filosofía de la ciencia y Sociología y ciencias políticas.

32Gracias a los datos de la interfaz de SCImago,6 es interesante observar que la RAC progresa desde el año 2008, ya que es parte del segundo cuartil para tres de estas áreas y que aumenta su índice SJR significativamente.7 También observamos que la tasa de auto-citación es estable o ligeramente creciente durante los últimos cinco años. Con todas las limitaciones que pueden incluir el uso de indicadores bibliométricos, es útil tener en cuenta la evolución de la posición de la RAC dentro del valor del SJR en el ranking de revistas francesas. Los indicadores proporcionados por SCImago en 2015 la posiciona en el rango superior de las revistas francesas en la categoría Antropología (3°) y Sociología y ciencias políticas (4°). La RAC ha evolucionado significativamente desde 2010 (véase la Tabla 2), lo que indica un cierto éxito de su proyecto editorial y, probablemente, el interés puede suscitar a sus lectores.

Tableau 2. Evolución de la clasificación de la RAC en la categoría «Sociología y ciencia política» –Datos de SCImago sobre la base de datos Scopus

Title

Rank 2015

Rank 2014

Rank 2013

Rank 2012

Rank 2011

Revue Française de Science Politique

1

7

7

3

4

Sociétés Contemporaines

2

1

1

1

3

Revue Française de Sociologie

3

6

6

5

2

Politix

4

3

3

4

6

Geneses

5

4

4

6

1

Revue d'Anthropologie des Connaissances

6

5

5

10

10

Revue Française d'Administration Publique

7

11

11

11

9

Sociologie du Travail

8

2

2

2

5

Critique Internationale

9

9

9

7

13

La Revue du MAUSS

10

21

21

15

15

Droit et Société

11

17

17

8

12

33Estos elementos representan un fuerte incentivo pero el enfoque de los indicadores no debe resumir lo que puede significar la RAC para sus autores y lectores. Las prácticas de diseminación y publicación de los conocimientos científicos están cambiando rápidamente, abriendo así un espacio para el estudio y la investigación sobre ellos para comprender mejor lo que quiere decir publicar y leer (Pontille & Torny, 2015). Sin embargo, estos resultados conducen a continuar con el proyecto de la revista, pero renovando la composición del Comité Editorial y especialmente rejuveneciéndolo y el fortaleciendo su feminización. En este momento del décimo aniversario, la Société d’Anthropologie des Connaissances confirmará esta renovación con ocho nuevos miembros y con discusiones sobre la manera de diseminar las publicaciones de los autores que confían en la RAC.

Una parte significativa de las reflexiones publicadas aquí son el resultado de 10 años de debate en el Comité editorial; el merito va para las personas que se involucraron, entre otros aquellas que tomaron responsabilidades editoriales para la publicación de dossiers temáticos, de los artículos variados y reseñas. La lista de los miembros del Comité de Redacción y su evolución se indican en el anexo.
Agradecemos también la participación de los editores invitados y los numerosos evaluadores que han acompañado el progreso de la
RAC en la ejecución de su proyecto editorial. A todos ellos y ellas aquí queremos agradecerles.

Haut de page

Bibliographie

Ash, A., & Cohendet, P. (2004). Architectures of Knowledge: firms, capabilities, and communities. Oxford: Oxford University Press.

Conein, B., & Jacopin, E. (1994). Action située et cognition : le savoir en place. Sociologie du travail, (4), 475-499.

D’Andrade, R. (1995). The Development of Cognitive Anthropology. Cambridge: Cambridge University Press.

Goodwin, C. (1995). Seeing in Depth. Social Studies of Science, 25(2), 237-274.

Hutchins, E. (1994). Comment le « cockpit » se souvient de ses vitesses. Sociologie du travail, (4), 451-474.

Hutchins, E. (1995). Cognition in the wild. Cambridge, Mass.: MIT Press.

Pontille, D., & Torny, D. (2015). From Manuscript Evaluation to Article Valuation: The Changing Technologies of Journal Peer Review. Human Studies, 38(1), 57-79.

Quéré, L. (2003). La cognition comme action incarnée. In A. Borzeix, A. Bouvier & P. Pharo, Sociologie et connaissance. Nouvelles approches cognitives (pp. 143-164). Paris : CNRS Éditions.

Suchman, L. (1987). Plans and situated actions. The problems of human/machine communication. Cambridge: Cambridge University Press.

Traweek, S. (1988). Beamtimes and Lifetimes. The World of High Energy Physicists. Cambridge, MA, Harvard University Press.

Haut de page

Annexe

Miembros del comite editorial

Haut de page

Notes

1 Concepción que se indica en los estatutos de la SAC que publica este Revue d’Anthropologie des Connaissances.

2 Fallecido el 22 de Febrero de 2017.

3  http://www.indexsavant.com/index.php?title=Technologies,_id%C3%A9ologies,_pratiques

4 Consejo Honorario de TIP : C. Flament, M. Godelier, N. Ramognino, M. Vovelle. Comité de revisión: P. Bouffartigue, P. Cornu, J.-P. Durand, P. Fridenson, A. Geistdoerfer, J. Guillerme, A. d’Iribarne, N. Jerome, D. Linhart, P. Livet, M. Rébérioux, A. Rip, F. Rychener, Y. Schwartz, R. Vuarin, A. Wisner. Comité editorial: D. Bellan, C. Brassac, B. Conein, B. Grison, J.-P. Poitou, J. Riff, J. Theureau.

5 Ver también el articulo del filólogo David Bouvier (RAC, 2014, 8(4), 605-724) titulado «Los web de Penélope. Formas y limitación del conocimiento en la Grecia arcaica».

6 http://www.scimagojr.com/

7 Se puede consultar el detalle de los resultados en: http://www.scimagojr.com/journalsearch.php?q=17300154984&tip=sid&clean=0

Haut de page

Table des illustrations

Titre Figure 1. Proceso editorial de la RAC
URL http://journals.openedition.org/rac/docannexe/image/2037/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 28k
Titre Figure 2. Ingresos y gastos de la RAC en 2015
URL http://journals.openedition.org/rac/docannexe/image/2037/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 24k
Titre Figure 3. Distribución de los artículos publicados con respecto a los niveles de consultas
Crédits Fuente: Cairn 1 Ene de 2017
URL http://journals.openedition.org/rac/docannexe/image/2037/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 36k
Titre Figure 4. Evolución de la consulta de un número al otro
URL http://journals.openedition.org/rac/docannexe/image/2037/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 28k
URL http://journals.openedition.org/rac/docannexe/image/2037/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 203k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

El Comité Editorial, « Proyecto científico y prácticas editoriales de la Revue d’Anthropologie des Connaissances »Revue d’anthropologie des connaissances [En ligne], 11-2 | 2017, mis en ligne le 01 juin 2017, consulté le 07 avril 2020. URL : http://journals.openedition.org/rac/2037

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus de la Revue d’anthropologie des connaissances sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Société d’anthropologie des connaissances
  • Logo DOAJ – Directory of Open Access Journals
  • Logo ERIH PLUS | NSD
  • OpenEdition Journals