Navegación – Mapa del sitio
Editorial

Editorial

Francisco Leal Buitrago
p. 05-06

Texto completo

1Los cambios profundos por los que atraviesa el mundo desde hace más de dos décadas han mostrado la fragilidad de los paradigmas de las ciencias sociales en que se apoyaban buena parte de sus análisis. Esos cambios han servido al mismo tiempo para valorizar disciplinas antes ignoradas en los centros de decisión de la vida pública, como la sociología y la ciencia política, ya que sus postulados no eran considerados como prioritarios por parte de quienes tomaban esas decisiones. Estos fenómenos, en apariencia contradictorios, obedecieron en buena parte a la toma de conciencia sobre la insuficiencia explicativa no sólo de las disciplinas sociales sino de las ciencias en general, y por tanto a la necesidad de buscar complementaciones para afinar los análisis sobre hechos y situaciones que generan ¡incertidumbre.

2Dentro de este proceso, las universidades de los países industrializados abrieron el camino a los estudios y programas interdisciplinarios, tanto en las ciencias sociales como en las ciencias básicas, a la vez que los proyectos tecnológicos requirieron del aporte de diferentes disciplinas para llenar vacíos antes ignorados. En los países del Tercer Mundo, sin embargo, el proceso fue mucho más lento, no obstante el avance observado en la última década. Durante estos años, las universidades y los gobiernos de los países menos industrializados han tenido en cuenta los aportes de las ciencias sociales, en un mundo cada vez más interconectado y requerido de perspectivas diversas.

3En Colombia la experiencia ha sido variada y ha estado cruzada por factores que como las violencias y sus implicaciones políticas e ideológicas han pesado más como restricciones que como estímulos, Sin embargo, a partir de los años noventa se observa un cambio importante, imbuido por el espíritu de la nueva Constitución y estimulado por un mundo donde el fin de la bipolaridad abrió nuevos espacios y redujo las prevenciones frente a muchas actividades sociales.

4La nueva situación que se vive ha mejorado de manera significativa el ambiente para la producción en las ciencias sociales, aunque persisten interferencias por causa de las violencias y hay notorias diferencias entre disciplinas y limitaciones en la capacidad de trascender las fronteras nacionales. Además, se perciben restricciones adicionales al adecuado desarrollo de las ciencias sociales, en particular por las deficiencias en la divulgación de sus aportes. Aunque con excepciones importantes, no hay suficientes medios de difusión escrita que tengan buena calidad.

5Todo este conjunto de factores fue el que motivó la creación de esta revista. Con ella, estamos seguros que llenaremos un vacío importante en el campo del pensamiento social, en momentos en que el país lo requiere con urgencia. La crisis política por la que atraviesa la nación necesita de ¡deas y orientación, con el fin de superar entre otras cosas la falta de liderazgos y decisiones para el bien común, carencias que han servido para entronizar vicios contrarios a cualquier idea de convivencia democrática. Esperamos, entonces, contribuir en forma decidida a esta imperiosa necesidad.

6La Revista de Estudios Sociales es una publicación cuatrimestral creada por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Los Andes y la Fundación Social, cuyo objetivo es contribuir a la difusión de los análisis y opiniones que sobre los problemas sociales elabore la comunidad académica nacional e internacional, además de otros sectores de la sociedad que merecen ser conocidos por la opinión pública. De esta manera, buscamos ampliar el campo del conocimiento en materias que contribuyen a entender mejor nuestra realidad más inmediata y a mejorar las condiciones de vida de la población.

7La estructura de la revista contempla seis secciones, a Saber: El Editorial, que destaca aspectos que merecen la atención de algún miembro del Comité Editorial; el Dossier que integra un conjunto de versiones sobre un problema específico de un contexto general; el Debate, que puede orientarse a responder los escritos de la sección anterior o transmitir entrevistas sobre un tema particular; la sección Otras voces, que destina a sectores que no necesariamente tiene cabida en las demás secciones; los Documentos, que difunden una o más reflexiones sobre temas de interés social; y las Lecturas, que muestran adelantos bibliográficos en el campo de las ciencias sociales.

8Esta estructura de la revista se cruza con una política editorial que busca hacer énfasis en ciertos aspectos, entre los cuales cabe destacar los siguientes: proporcionar un espacio disponible para diferentes discursos como la teoría, la investigación, la coyuntura y la información bibliográfica; facilitar el intercambio de información sobre las ciencias sociales con buena parte de los países de la región latinoamericana; difundir la revista entre diferentes públicos y no sólo en el académico; incorporar diversos lenguajes, como el ensayo, el relato, el informe y el debate, para que el conocimiento sea de utilidad social; finalmente, tener una concepción amplia del concepto de investigación social, con el fin de dar cabida a expresiones ajenas al campo específico de las ciencias sociales.

9Este primer número de la revista se ocupa en la sección Dossier de problemas del país, mediante ensayos desde la óptica de las ciencias sociales. En esta sección hacen su contribución los profesores Fernando Cubides, Sergio De Zubiría, Jaime Jaramillo Uribe, Salomón Kalmanovitz, Oscar Mejía y Maritza Formizano, Jorge Morales, Luís Javier Orjuela, Mauricio Rubio y María Emma Wills. La sección Debate presenta respuestas a algunos de los planteamientos hechos en los ensayos del Dossier, por parte de analistas que no se inscriben dentro de las líneas ortodoxas de sus disciplinas. Participan en ella Fabio Giraldo, Manuel Hernández y Javier Saénz. Otras voces muestra el pensamiento de la juventud y otros aportes con el fin de consignar algunas de sus evidencias. La sección Documentos incluye los escritos “Antidisciplina, transdisciplina y redisciplinamientos del saber” de la analista chilena Nelly Richard, y “Sobre el crepúsculo de la sociología y el comienzo de otras narrativas” del sociólogo chileno José Joaquín Burnner. Por último, la sección Lecturas presenta algunas reseñas de libros.

10Este número de la Revista Estudios Sociales se distribuye en forma gratuita entre personas e instituciones destacadas, para que lo conozcan y lo den a conocer a distintos públicos que estén interesados en los problemas sociales. De esta manera, comenzamos a cumplir con el objetivo de difundir análisis y opiniones sobre esta problemática. Invitamos a todos los lectores y a las instituciones que se ocupan de los asuntos sociales a adquirir su suscripción, con la seguridad de que de esta manera se contribuye al desarrollo del pensamiento social, y sobre todo a conformar un núcleo de opinión pública capaz de aportar con sus orientaciones a las soluciones de los graves problemas que enfrenta la sociedad en estos momentos.

11El segundo número de la revista, previsto para el próximo mes de diciembre estará dedicado al problema de la guerra y la paz en Colombia. Las ideas que se presenten las personas con experiencias en estas lides, a quienes les hemos solicitado su colaboración, garantizan de ante mano que vamos por el camino correcto hacia el cumplimiento de los propósitos que nos hemos propuesto.

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

Francisco Leal Buitrago, « Editorial »,Revista de Estudios Sociales, 1 | 1998, 05-06.

Referencia electrónica

Francisco Leal Buitrago, « Editorial », Revista de Estudios Sociales [En línea], 1 | 1998, Publicado el 12 marzo 2019, consultado el 21 octubre 2019. URL : http://journals.openedition.org/revestudsoc/31261

Inicio de página

Autor

Francisco Leal Buitrago

director

Artículos del mismo autor

Inicio de página

Derechos de autor

Licence Creative Commons
Los contenidos de la Revista de Estudios Sociales están editados bajo la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International.

Inicio de página
  • Logo DOAJ – Directory of Open Access Journals
  • Logo Latindex
  • Logo Universidad de los Andes
  • OpenEdition Journals