Navegación – Mapa del sitio
Dossier: Revistas al Estado: circulación de publicaciones especializadas y profesionalización de la ‘órbita judicial’ en Buenos Aires, 1897-1946

La Revista de Policía de Buenos Aires: ¿inauguración de un género periodístico moderno? (1897-1909)

The Revista de Policía of Buenos Aires: foundation of a modern journalistic genre? (1897-1909)
La Revista de Policía de Buenos Aires : fondation d’un genre journalistique moderne ?
Teresita Rodríguez Morales

Resúmenes

Nos centraremos en los doce primeros años de la Revista de Policía de Buenos Aires, correspondientes a la dirección de Antonio Ballvé, desarrollada entre 1897 y 1909, momento en que se estableció el formato que caracterizaría a la prensa policial, proceso en que el comisario argentino tuvo una importante labor como “agente periodístico”. Se expone el contexto de fundación de la Revista y el rol que ocupó Ballvé en dicho proceso. Luego, se caracteriza al formato, analizando sus estrategias de circulación y estructuras temáticas. Por último, se da cuenta de las redes de intercambio y colaboración que mantuvo la Revista a partir de dos estrategias de interacción, que reforzaron los vínculos que mantenía Ballvé con revistas de policía, prensa especializada y de alto tiraje.

Inicio de página

Notas de la redacción

Recibido: 23 de enero de 2019 / Aceptado: 05 de mayo de 2019

Texto completo

Introducción

  • 1 Este texto se enmarca en el proyecto de tesis doctoral: “El “magazine policial”: prensa, policía e (...)

1Aunque como material de investigación, las denominadas “revistas de policía” han protagonizado con bastante frecuencia diversas investigaciones, especialmente aquellas que han buscado dilucidar problemáticas relativas a la historia de la policía, y a la historia social y cultural del delito; ha quedado pendiente destacar sus condiciones de publicación periódica1. Desde esa necesidad, este artículo pretende situarse en el contexto de modernización de la prensa de Buenos Aires con el objetivo de caracterizar a los formatos policiales a partir de aquellos rasgos que permitirían entenderlos dentro de las dinámicas del periodismo moderno, estableciendo qué vínculos existieron con el resto de las publicaciones que transitaban por la ciudad. Aunque la línea principal de este trabajo se sitúa desde la historia de la prensa, se pretende igualmente contribuir a una historia de la policía urbana, a partir del estudio de la primera gestión editorial de la Revista de Policía de Buenos Aires, publicación que fue la primera fundada en el Cono Sur, la de más larga data y, además, el ejemplo que habría contribuido a definir el género.

  • 2 Pugliese, María Rosa, “Las Revistas Jurídicas en la Argentina en la primera mitad del siglo XX. Una (...)
  • 3 En este mismo dossier, se encuentra el artículo de Mariana de Moraes Silveira, que aborda justament (...)
  • 4 En relación a estas transformaciones y complementando lo argumentado por Pugliese respecto a que la (...)

2Tal como sucedió con otras publicaciones de temáticas especializadas, las revistas de policía surgieron en momentos de institucionalización de saberes y funciones dentro de la naciente estructura de los estados nacionales finiseculares. Como lo ha planteado María Rosa Pugliese para el caso de las revistas jurídicas en Argentina2, éstas aparecieron en contextos de transformación del Derecho y de intensos y constantes debates entre sus actores, convirtiéndose desde sus primeros años en instancias que impulsaron innovaciones y cambios al interior del estudio y la práctica del Derecho3, y más ampliamente, dentro del propio ejercicio de la Justicia4. Esta hipótesis también es aplicable a las revistas de policía, por cuanto éstas fueron la herramienta escritural por medio de la cual los funcionarios de la institución canalizaron sus inquietudes y necesidades de reforma, junto con albergar entre sus páginas todos aquellos contenidos que pudiesen servir para el mejoramiento de la profesión, desde sus lineamientos técnicos, de instrucción y comunicacionales. Sin embargo, otro aspecto que comparten las revistas jurídicas con las policiales es que durante sus primeros años trataron temáticas que no sólo incluyeron asuntos propios al mundo jurídico o policial, siendo entonces lugares propicios para observar ideas y miradas heterogéneas, provenientes de actores socialmente variados y no necesariamente vinculados a las órbitas del Estado moderno.

  • 5 Sarlo, Beatriz, “Intelectuales y revistas: razones de una práctica”, Cahiers du Criccal, Ns°9-10, P (...)

3En su marco de institucionalidad y como vía de comunicación “oficial”, la revista –como género periodístico– se emplazaría como una “necesidad y vacío”5, siendo entonces el resultado de procesos de producción y circulación de textos que pusieron su acento en lo público, en lo coyuntural, pero también en las “intervenciones exigidas” por sus interlocutores –al Estado, a la sociedad o a su ámbito corporativo inmediato. En ese sentido, las revistas de policía pueden ser vistas como una vía de canalización de “intervenciones” al oficio en su ejercicio del día a día, cuya circulación habría emergido entonces con el propósito de denunciar, dar a conocer o bien promover, los aspectos centrales de sus funciones dentro de la estructura del Estado nación.

  • 6 Lila Caimari ha explorado esas relaciones extra oficiales de la policía en: Mientras la ciudad duer (...)
  • 7 El concepto “profano”, lo entendemos a partir de: Caimari, Lila, Apenas un delincuente. Crimen, cas (...)

4Sin embargo, en el contexto abordado aquí, que corresponde al momento inaugural del género, las revistas de policía abarcaron una amplia variedad temática, que no siempre estuvo relacionada a los quehaceres propios de lo policial o bien, lo estuvo desde la divulgación de textos que integraron a actores que, aun no siendo de la institución, estaban presentes en sus entramados cotidianos6. Por estas razones, las revistas de policía se convierten en vitrinas hacia otros mundos, siendo preciso estudiarlas dentro de un universo mayor de publicaciones que circularon de manera contemporánea en diversas latitudes y a partir de la divulgación de textos dirigidos tanto hacia públicos especializados como a “profanos” 7.

5De ese modo, el objetivo de este artículo es distinguir qué condiciones permitirían situar a la Revista de Policía, y por ende, al género “revista de policía”, no únicamente como un espacio de instrucción y canalización de reformas institucionales, sino que especialmente, como una experiencia editorial que dio lugar a la expansión periodística de la policía porteña desde narrativas que recuperaron tanto necesidades de “intervención” en el oficio como estrategias del periodismo modernizador. Esto porque las revistas, además de haber sido instancias en que las diversas policías sudamericanas se traspasaron conocimientos e información de carácter técnico y teórico -pero diametralmente diferentes de los congresos de policía científica o de aquellas visitas e intercambios institucionales, ampliamente estudiados para el caso argentino- éstas, al menos en su etapa inaugural, fueron espacios híbridos, cuyos contenidos no siempre representaron o estuvieron dirigidos hacia interlocutores especializados.

6Esa hibridez remitiría a dos tipos de lectores relacionados a las revistas de policía. El primer tipo derivaría de la necesidad de integrar a públicos institucionales diferenciados jerárquicamente de acuerdo a sus procedencias sociales y sus funciones o roles dentro de la propia policía. Cabe señalar que a pesar de situarse desde un lugar oficial, el público receptor de carácter institucional no siempre estuvo conformado por lectores expertos, dado que quienes pertenecían a la tropa –principal sector al que estaban destinadas las revistas- no contaban con tal formación o ni siquiera sabían leer. En segundo lugar, la hibridez del género nos remite a otros actores sociales, ajenos a la institución pero que también constituyeron el universo de destinatarios de los contenidos policiales, a partir de una larga tradición letrada que había hecho de dichas temáticas un objeto de interés desde varias décadas antes.

  • 8 Reiner, Robert, “Policing and Social Democracy: Resuscitating a Lost Perspective”, Cahiers Polities (...)
  • 9 Reiner, Robert, The politics of the police, Oxford University Press, Oxford, 2010.

7A partir entonces de esa condición de hibridez constitutiva de la prensa policial durante el cambio de siglo, ¿ podríamos desmitificar los roles estrictos o funciones esencialistas dadas antaño a lo policial en tanto institución de control o aparato ideológico, redefiniendo a la policía –y las policías- desde sus “factores culturales/situacionales” y no únicamente en sus “consideraciones legales”8? Para comenzar a responder esta cuestión, la revista de policía debe dejar de ser pensada exclusivamente como un espacio de ilustración e instrucción, para situarla también desde una heterogeneidad que da cuenta de las interacciones de las “subculturas”9 del oficio policial, con todos sus matices y voces.

  • 10 Caimari, L., Mientras la ciudad duerme… Op. Cit, p. 194.

8Otras hipótesis planteadas acerca de la separación de los contenidos policiales de los “profanos”, han mostrado que en el caso concreto de las revistas que transitaron por la ciudad de Buenos Aires sus temáticas darían cuenta no sólo de un “divorcio sino también de su parentesco con la cultura popular: de un proceso de selección y resignificación de temas muy presentes en la literatura folletinesca, el tango y los medios masivos”10. Ese “parentesco” de las revistas de policía con géneros provenientes de la cultura popular e incipientemente masiva, de fines del siglo XIX y principios del XX, correspondería también a un proceso común a otras experiencias urbanas de la región sudamericana. En suma, resulta imprescindible establecer cómo a partir del propio contexto dado por la constitución del periodismo modernizador, configurado a partir de la tensión constante entre la tradición letrada decimonónica y las nuevas tecnologías de impresión, las revistas de policía integraron a sus contenidos estrategias que convocaron a públicos extraoficiales y no necesariamente especializados.

9Los vínculos entre los formatos policiales y aquellos propios de la cultura popular pueden entenderse entonces en medio de elementos de continuidad y novedad que acentuaron contenidos dirigidos hacia públicos amplios, anónimos e, incluso, no alfabetizados. En este sentido ¿qué rasgos de la cultura popular se traspasaron hacia las publicaciones de la policía y cuáles transitaron de ésta hacia la prensa de alto tiraje? ¿Podríamos entender la inserción de contenidos policiales en la prensa de alto tiraje y viceversa, la de aquellos heterogéneos en la prensa policial, como la representación de una disputa por el lugar simbólico que ocuparía la policía en la ciudad?

  • 11 Barry, Viviana, “Lecturas de policías. La Revista de Policía de la ciudad de Buenos Aires”, Papeles (...)

10A fin de lograr comprender el rol que habrían cumplido la Revista de Policía en los procesos de fundación y despliegue de la prensa policial en Buenos Aires, este trabajo se inscribe, principalmente, en la historia de la prensa y más específicamente, de la circulación de periódicos de corte modernizador. Trabajos previos en torno a este mismo título han puesto su acento en los procesos de instrucción profesional y en los traspasos de conocimientos policiales de carácter científico11, resaltando las características emanadas de la profesionalización de la policía en un contexto de fundación de la propia figura del Estado. Desde ese lugar, las revistas posibilitaron la discusión de tópicos comunes que afectaban el funcionamiento de las labores policiales, más allá de las temáticas estrictamente científicas, relativas más bien a las élites policiales. Sin embargo, las revistas policiales no sólo propiciarían la existencia de lugares de enunciación institucionales; también incluyeron voces “profanas”, no siempre adscritas o clausuradas en torno al proyecto oficial de la policía. Cabe preguntarse entonces, ¿cuál sería el rol de esas voces “extraoficiales” en la conformación de los periódicos policiales?

11Para responder a todas las cuestiones planteadas, se ha establecido un recorte que nos remite a una gestión editorial en particular: la del comisario Antonio Ballvé, fundador y quien estuvo a cargo de la publicación policial desde 1897 hasta 1909. La razón de esa elección tiene que ver con el propósito de destacar su figura en tanto “agente periodístico” y no sólo como funcionario policial, aspecto que sería clave para comprender el desarrollo de la prensa policial. A través de los doce años que dura su gestión al interior de la Revista de Policía, podremos ver qué las estrategias se fueron adoptando y qué redes al interior del periodismo capitalino o a través de las principales publicaciones policiales de la región, habrían otorgado a la Revista sus rasgos de heterogeneidad e hibridez, en línea a los propios procesos que se experimentaban en la prensa durante el tránsito del siglo XIX al XX.

  • 12 Williams, Raymond, Sociología de la Cultura, Paidós, Madrid, 2015 [1977].

12La figura de Ballvé explorada a partir de aquellas herramientas comunicacionales que Williams sintetizó en la “estructura de sentimiento”12, nos permitirá comprender las decisiones individuales de su gestión editorial en el contexto de los procesos de conexión de la prensa policial con la de alto tiraje y, desde un marco más amplio, con la cultura masiva. Esa “estructura de sentimiento” o “sentido epocal”, que selecciona elementos de la tradición para resignificarlos en función de las necesidades del presente, correspondería a las estrategias implementadas por los diversos “agentes” de la prensa para definir sus temáticas, modos de circulación y públicos. Desde allí, podemos distinguir las particularidades de los géneros y sus características. Estos procesos experimentados en la primera gestión editorial la Revista de Policía son un aspecto fundamental de la definición de esta publicación y explicaría el éxito que tuvieron este tipo de periódicos en públicos ajenos a la esfera institucional o de saber especializado, que transitaban de un modo más lento que las herramientas técnicas entre las tradiciones letradas decimonónicas y el periodismo modernizador.

1. ¿Un proyecto profesional o un proyecto periodístico?: la dirección editorial de Antonio Ballvé

1.1. Aspectos fundacionales

  • 13 Respecto a los países vecinos, se fundaron los siguientes formatos: el Boletín de la Policía de San (...)
  • 14 Barry, V., “La policía de la Capital y sus revistas”, Op. Cit., p. 29 y 30.

13Considerando otras experiencias editoriales de la región13, es posible sostener que la primera revista de policía en América Latina –o, al menos en el denominado Cono Sur– apareció en la ribera meridional del Río de La Plata bajo el título de Revista de Policía, puesta en marcha en la temprana década de 1870 en el marco de un proceso inicial de modernización y profesionalización de la Policía de Buenos Aires. Como ha mostrado Viviana Barry14 en este período, anterior a las reformas federales que constituyeron a la Policía de la Capital, la publicación policial tuvo una corta vida y no siempre estuvo vinculada oficialmente a la institución. Pero tras la creación de la Policía de la Capital, en 1880, se refundó dos años más tarde, una nueva publicación, cuya vida editorial se extendió hasta 1883, resurgiendo entre 1888 y 1890. A pesar de esta evidente inestabilidad editorial, la sola existencia de los proyectos periodísticos de la policía capitalina mostraría la necesidad de contar con un espacio de expresión y divulgación que se logró concretar finalmente en 1897, en el que fue su tercera época.

14La Revista de Policía, en su tercera época, fue inaugurada como órgano de la Policía de Buenos Aires por los comisarios Antonio Ballvé y José Cesareo y su vida editorial se extendió de manera casi ininterrumpida hasta 1939, siendo el período de circulación de más larga data. Estas cuatro décadas permiten obtener un panorama amplio de los cambios de formato, contenido y de sus estrategias periodísticas. Los doce años relativos a la gestión de Ballvé y Cesareo corresponderían al momento inaugural del periodismo de la policía y también al de mayor circulación regional de la Revista, motivo por el cual es este marco temporal el que permite ver la constitución de sus redes de colaboración como uno más de los atributos de circulación. Sin embargo, en términos más específicos, los doce años de gestión de Ballvé, permiten también obtener un panorama de los cambios del formato a partir de la relación que existió entre la publicación y las jefaturas de policía que se sucedieron.

  • 15 Galeano, D. & García Ferrari, M., “En búsqueda del vigilante lector”, Op. Cit., p. 60 a 65.
  • 16 Ejemplo de esto, fue la célebre revista Magazine Policial, publicada en Buenos Aires entre 1922 y 1 (...)
  • 17 Galeano, D. & García Ferrari, M., “En búsqueda del vigilante lector”, Op. Cit., p. 77.

15De manera más general, las cuatro décadas de circulación de la Revista de Policía han sido analizadas a partir de tres etapas en las que se habría definido esta publicación15, hasta convertirse en un referente regional: una primera, la formativa, que abarcaría los primeros siete años y que correspondería a un momento inaugural en que la estructura del periódico fue ambivalente, del mismo modo en que lo fueron los vínculos institucionales de la publicación con la propia policía porteña. Una segunda etapa que ha sido propuesta, extendida entre los años 1904 y 1916, sería la de oficialización del formato y tendría como hitos de inicio y cierre, una reforma de contenidos realizada en noviembre de 1904, por un lado, y la salida de la dirección editorial de José Cesareo, el último de sus fundadores, por otro. Tras ese cambio de dirección en 1916 y luego de casi un año sin circular, la Revista reapareció en 1918, fecha que para Diego Galeano y Mercedes García Ferrari daría inicio a la última y más importante de sus etapas: su expansión fuera de Argentina. Desde ese año, sin embargo, la publicación perdió el financiamiento de la policía porteña, motivo por el cual debió competir con el resto de la prensa comercial, especialmente, de aquella que hizo de las temáticas policiales su principal atractivo comercial16. Pero dicha precarización de su condición editorial, lejos de ser un obstáculo, habría permitido que, a contar de 1918, la Revista de Policía se convirtiera en el “Decano de los órganos de Sudamérica”17, es decir, desde entonces, la publicación se emplazaría como un referente para las demás revistas de policía del Cono Sur.

16Esta propuesta relativa a las etapas de la Revista ofrece importantes luces sobre el desarrollo de la publicación a través de su larga vida editorial; en ese sentido, contribuye a demostrar cómo la Revista de Policía se convertiría, en tanto material de investigación, en una vitrina para vislumbrar el desarrollo institucional de la Policía de Buenos Aires durante casi medio siglo, sobre todo en relación a su implementación técnica y a los modos de difusión de sus conocimientos teóricos entre la tropa. Y aunque el análisis contribuye, igualmente, a conocer la evolución del formato en relación a las necesidades comunicaciones de la policía porteña, al estar centrado en aspectos estrictamente científicos y de instrucción, no diferencia sustantivamente entre las gestiones que estuvieron al mando de la dirección editorial, ni permite conocer la relación entre éstos y otros agentes periodísticos cercanos a la policía. Tampoco aborda la relación que habría existido entre los directores de la Revista y el resto de los funcionarios policiales que tuvieron injerencia en las decisiones editoriales, como lo fueron los jefes de la policía, quienes no siempre estuvieron en sintonía con el proyecto periodístico propuesto por la gestión editorial.

17Al reducir la mirada e introducirnos en la exploración de una gestión editorial en particular, es posible comprender qué factores influyeron en la conformación de los contenidos de la Revista y de sus contactos con otras publicaciones, atendiendo, simultáneamente, a causas como las relaciones interpersonales entre sus actores, o la intensificación de los contactos y vínculos con la prensa porteña de alto tiraje. El estudio de la Revista desde esta escala reducida de su contexto de publicación, muestra que ésta comenzó su expansión internacional mucho antes, al poco tiempo de ser inaugurada y no a partir de 1919. Esto, a contar de los contactos establecidos por gestión de Ballvé con otras publicaciones policiales de la región, especialmente con editores policiales de países vecinos. Otro aspecto importante que surgiría desde una mirada centrada en los primeros años de la Revista, es que la ambivalencia de ésta con la institucionalidad policial estuvo sujeta a las relaciones interpersonales entre quienes ostentaron las direcciones editoriales y las jefaturas policiales, siendo éstos últimos, en definitiva, quienes propiciaron mayor o menor autonomía a la publicación a partir de sus propios proyectos institucionales.

  • 18 En ese sentido, sólo es posible mencionar el ya referido trabajo: Galeano, D., Escritores, detectiv (...)
  • 19 De las pocas referencias biográficas que existen sobre la figura de Antonio Ballvé, en el año 2017 (...)
  • 20 En un trabajo presentado recientemente, aun en preparación para ser publicado, se abordó específica (...)

18Antonio Ballvé, reconocido como referente en el ámbito de la historia penitenciaria, ha sido escasamente explorado desde la historia de la policía18 y, mucho menos, se lo estudiado desde su rol como agente periodístico o como integrante de las redes de escritura periodística de la ciudad de Buenos Aires. Conocemos un poco mejor al Ballvé que desde 1904 hasta su muerte, ocurrida en 1909, estuvo al frente de la Penitenciaría Nacional de Buenos Aires y cuya gestión en dicho recinto fue admirada por el criminólogo italiano Enrico Ferri19. No obstante, del Ballvé periodista, aquel que solía escribir para diarios de alto tiraje o participar en polémicas con la prensa u otros actores sociales20, poco se sabe. Dentro de lo que sí se conoce en torno a su rol dentro de la policía, podemos mencionar que siendo inmigrante y sin estudios universitarios, se inició en la institución en el escalafón más bajo, con tan sólo 18 años, desde donde fue ascendiendo paulatinamente hasta ocupar el cargo de Secretario General, en 1902. En ocasiones también se desempeñó como Jefe interino, sustituyendo a Francisco Beazley, de quien fue uno de sus más cercanos colaboradores.

19El rol de Ballvé como agente periodístico y principal promotor del periodismo policial tendría entonces un semblante de clase social y remite a una experiencia laboral inserta en un momento de profesionalización institucional. Desde ese lugar, vale preguntarse ¿cómo pensar al Ballvé periodista? Sus múltiples pseudónimos utilizados para escribir en diversos medios, sus redes al interior de la prensa policial internacional y de la porteña de alto tiraje, su gestión como director y su autoría en innumerables textos de la publicación policial ¿hasta qué punto nos permitirían distinguir al funcionario policial del autor?

  • 21 Calandria, M.S., González, E. & González Alvo, L., Op. Cit.; Galeano, Diego, Escritores, detectives (...)

20La trayectoria de Antonio Ballvé en la policía porteña puede ser abordada desde diversas ópticas. En primer lugar, por su propia carrera al interior de la policía, ascendente y marcada por méritos. También es posible abordar la trayectoria de Ballvé entendiéndolo como un importante referente de instrucción policial, especialmente a partir de la publicación de aquellas obras destinadas al mejoramiento de los conocimientos técnicos y teóricos de los agentes21. La tercera entrada al estudio de la figura de Ballvé, la que interesa a efectos de esta investigación, es a través de su gestión como fundador y primer director de la Revista de Policía, donde tuvo un rol protagónico desde el primer momento.

  • 22 “Antonio Ballvé”, Revista de Policía N° 300, Buenos Aires, 16 de noviembre de 1909.

21En este sentido, su colega y colaborador más cercano, José Cesareo, en el número correspondiente al 16 de noviembre de 1909, publicado a tan sólo días después de su muerte, señalaba la versatilidad de Ballvé en el órgano periodístico de la Policía de la Capital, donde su labor se había tornado casi era irremplazable: “se podría decir que [la Revista] le debe su existencia. Fue uno de sus fundadores, su redactor en más de diez años consecutivos y desde sus columnas trató con sabiduría é inteligencia todos los asuntos que interesaran á la Institución”22. Su trabajo al interior de la publicación policial tuvo, pues, el signo propio de la precariedad de la prensa moderna en el momento de transición en que se encontraba durante el cambio del siglo XIX al XX, al desempeñarse simultáneamente, como director, redactor, editor y autor, lejos, pues, del ideal promovido por el periodismo moderno, que buscaba la separación de funciones en el proceso editorial. Aunque tal aspecto sería esperable únicamente para la prensa de alto tiraje, en tanto ésta era la que se encontraba en pleno proceso de modernización técnica y profesional, consideramos que por la hibridez de la publicación policial ésta también pretendía garantizar un medio “imparcial” y “profesional”, que habría sido un objetivo primordial de la gestión de Ballvé, en tanto éste consideraba a la Revista como un género que dialogaba de manera estrecha con el periodismo “profano” y con la prensa especializada.

  • 23 Galeano, D. & García Ferrari, M., “En búsqueda del vigilante lector”, Op. Cit.

22Como parte de ese momento de transición periodística y siendo a la vez, una publicación de corte especializado, la puesta en marcha de la última de las épocas Revista de Policía fue un proyecto ampliamente anhelado que se emplazó como un hito de continuidad con los proyectos que le precedieron. El hecho de que fuera el mismo Ballvé, quien ya había dirigido el anterior proyecto periodístico de la policía capitalina, quien ostentara nuevamente la dirección editorial de la Revista es un claro signo de esa herencia y continuidad23. En ese sentido, habrían sido tres las intencionalidades heredadas desde las épocas anteriores: primero, constituir a la revista como un formato de representación corporativa; segundo, promover su circulación como un lugar para desarrollar las necesidades de instrucción; y, por último, entenderla como un espacio de expresión de proyectos coorporativos.

23Sin embargo, aunque en la propia nota inaugural de la tercera época de la Revista de Policía, los directores anunciaron que este proyecto editorial se trataba de una instancia institucional heredera de los proyectos anteriores, también se planteaba que era fundada con el objetivo de convertirla en un espacio periodístico heterogéneo, atribuyéndole así las aspiraciones de objetividad e imparcialidad propias de la prensa moderna, mediante la publicación de:

  • 24 “Nuestro Programa”, Revista de Policía Nº 1, Buenos Aires, 1 de junio de 1897. La cursiva es origin (...)

Un programa absolutamente impersonal, pero si, defendiendo principios, fuera necesario rozar personalidades; si manteniendo nuestras ideas, llegáramos á escitar paciones, iremos á la lucha sin reservas ni cobardías, pero, en todo momento, nuestra propaganda ha de ajustarse á esta sentencia de un escritor contemporáneo: el periodista debe tener algo de la madera del sándalo, que perfuma el hacha que la hiere24.

24Esa declaración vaticinaba lo que sería la Revista hasta la salida de Ballvé o, al menos, lo que él mismo, Cesareo y el jefe de la Policía de Buenos Aires, Francisco Beazley, quien participaba activamente en la planificación editorial y en ocasiones también como autor, esperaban de su publicación:

  • 25 Ibídem.

Una tribuna abierta donde puedan manifestarse libremente todos los pensamientos, todas las controversias y todas las iniciativas desinadas á fomentar el adelanto moral é intelectual de ese mismo personal, que es de suyo modesto, pero que estudia y que se afana en mérito de legitimas aspiraciones. Tales son los ideales á que obedece la publicación de LA REVISTA y en ellos resumimos su programa25.

25Aunque se manifestaba abiertamente proclive a “todos los pensamientos” y “todas las controversias” que pudieran servir al mejoramiento del oficio, la Revista de Policía pretendió también dialogar de cerca con los circuitos periodísticos de la ciudad, sirviendo muchas veces como trinchera para diversas polémicas suscitadas al interior de la prensa porteña. Aunque esta característica guardaba también cierta herencia de los formatos decimonónicos, en cuanto se situaba desde lineamientos afines a un grupo específico o, en este caso, ligados a una institución del Estado, como lo es la policía; al poco tiempo de ser puesta en circulación, la Revista tuvo que expandir su tamaño para poder incorporar más y variadas secciones, que se relacionaban con los intereses de la institución, pero también con contenidos destinados a todo tipo de público.

26La recepción positiva que tuvo la Revista entre las filas policiales y otros lectores de la ciudad fue percibida rápidamente por los directores, de modo que a contar del Nº 3, del 16 julio de 1897, la publicación dobló su cantidad de páginas por número, que habían comenzado en 10 páginas un mes y medio antes. La razón de ese incremento de páginas quedó explicada por los propios directores, ya que de tal modo se estaba:

  • 26 “Sueltos. La Revista de Policía”, Revista de Policía Nº 3, Buenos Aires, 1 de julio de 1897.

Correspondiendo al favor, cada día creciente, con que nos distinguen nuestros suscritores, nos creemos obligados á no omitir sacrificio alguno para mejorar nuestra publicación, y así el presente número aparece con veinte páginas de texto, conteniendo el nutrido material que indica el sumario –en vez de las diez acostumbradas- y con un suplemento de otras cuatro páginas del mismo formato y tipo, lo que hace un total de veinte y cuatro26.

  • 27 Ibídem.

27A pesar de no contar con cifras exactas sobre la cantidad de ejemplares por tiraje, ya que estos datos, a diferencia de lo que ocurría en otros periódicos, no eran explicitados en la información editorial de la Revista, en la misma nota recién citada que anunció el incremento en el número de páginas, se dejó constancia que la publicación no sólo estaba destinada a las tropas policiales, ya que de esas 14 páginas extra que se añadieron, tan sólo 4 de ellas estaban destinadas exclusivamente al público de la institución, motivo por el cual se expresaba que éstas irían añadidas a tan sólo “quinientos ejemplares, de los cuatro mil que se imprimen de este periódico”27, dato que resulta clave, porque nos acerca a las cifras relativas al tiraje por número. En dicho anuncio se expresó que esas 4 páginas extras –que remitían a información exclusivamente de interés policial- serían añadidas a tan sólo 500 ejemplares que estaban destinados a los funcionarios. Se concluye, de ese modo, que del universo total de ejemplares que se imprimían en cada entrega durante el primer año de circulación -es decir 4.000- tan sólo el 12,5% de ellos -500- estaba destinado a los miembros de la policía. ¿Qué sucedía, entonces, con los restantes 3.500 ejemplares? ¿Por dónde eran distribuidos? ¿Quiénes podían acceder y a qué costo, a los números de la Revista?

1.2. Circulación y estructuras temáticas: tres momentos editoriales

28Tanto la venta y circulación de la Revista de Policía como las temáticas escogidas por la dirección de Ballvé, pueden dividirse en tres momentos, definidos de acuerdo a quien ostentó la jefatura de la policía capitalina. En ese sentido, los vínculos personales y profesionales entre editores y jefes policiales no estuvieron ajenos a polémicas, tensiones y desencuentros. Es necesario destacar sobre qué rol tuvieron los distintos jefes, cuyas opiniones fueron comúnmente incorporadas en las páginas de la publicación; así como es posible evidenciar en ellas sus propios estilos de gestión institucional. Los cambios en la jefatura policial –y, por ende, en la dirección editorial de la Revista– obedecen, a su vez, a los propios cambios en la gestión política nacional.

  • 28 Respecto a la muerte de Falcón, ver los trabajos de: Barry, Viviana, “La policia ha perdido a su je (...)

29De este modo, un primer momento corresponde a la jefatura de Francisco Beazley, quien estuvo al mando de la institución entre 1895 y 1904, año en que dejó la jefatura de la policía porteña tras presentar su renuncia ante el nuevo gabinete ministerial, una vez iniciado el gobierno del presidente Manuel Quintana. Un segundo momento corresponde a la jefatura de quien lo reemplazó, Rosendo Fraga, quien se mantuvo como jefe de la policía porteña hasta 1906, año en que nuevamente cambiaron las autoridades nacionales, tras lo cual asumió la jefatura Ramón Falcón, marcando así un tercer momento, que acabó con la propia muerte de Falcón, en noviembre de 1909, ocurrida luego de un atentado en su contra perpetrado mientras regresaba del funeral de Antonio Ballvé28. Cada uno de ellos, a partir de su cercanía o distancia con los directores de la publicación, en especial con Ballvé y, sobre todo, desde sus propios proyectos institucionales pensados individualmente, intentó dar a la Revista un sello propio, con mayor o menor sintonía respecto a la gestión editorial.

  • 29 Este precio corresponde, a modo de ejemplo, a la popular revista magazine Caras y Caretas.
  • 30 Ese precio corresponde a la revista Criminalogía Moderna.

30Así, durante el primer momento, correspondiente a la jefatura de Beazley, la Revista de Policía, tal como cualquier otro periódico, era comercializada a través de suscriptores y mediante la venta de números sueltos. Sin embargo, el precio de cada ejemplar estaba diferenciado a partir de su destinatario: 30 centavos para agentes, en lo que se consideraba la edición “económica”; 50 centavos para la edición común, impresa en un papel de mejor calidad; y 80 centavos como precio establecido para el número suelto. El valor de un ejemplar, por lo tanto, era relativamente costoso si lo comparamos con el precio de diarios y revistas de alto tiraje, que fluctuaba entre los 20 y 25 centavos por ejemplar29. Sin embargo, si comparamos este precio con una revista especializada, la publicación de la policía porteña se torna considerablemente accesible, teniendo en cuenta que el precio promedio de una revista de criminología o derecho fluctuaba entre 1 y 1,5 pesos por número suelto30.

  • 31 “Los bonos de compra”, Revista de Policía Nº 1, Buenos Aires, 1 de junio de 1897.

31Otro aspecto propio de la prensa del cambio de siglo, es que la Revista incorporó la exhibición de publicidad entre sus páginas, del mismo modo que lo hacía cualquier otra publicación periódica. Aunque tal aspecto no tuvo tanta relevancia en esta etapa como sí la tendría tras 1918, ciertamente la publicidad le otorgaba a la gestión editorial una cierta independencia de contenidos, a pesar de que la Revista se encontraba adscrita institucionalmente al Departamento Central de Policía. Al respecto, cabe señalar que se incorporaron dos tipos de publicidad: la primera, correspondiente a avisos contratados por pequeñas tiendas o servicios profesionales, tal como aquellos que aparecían en diarios y magazines de alto tiraje. El segundo tipo de publicidad apuntaba directamente al bienestar del personal de la institución y fue incorporada a través de “bonos de compra”, que consistían simplemente en descuentos exclusivos para los lectores de la Revista. Tales descuentos iban desde el 5 al 10 % en productos variados, tales como artículos de zapatería y talabartería, cigarros, sastrería, ropa fabricada, mueblería y servicios fúnebres. Sin embargo, contrario a lo que se podría suponer, estos “bonos” eran al portador, por lo que cualquier persona podía cobrarlos con tal sólo mostrar un ejemplar de la Revista, sin que fuera necesario estar suscrito o pertenecer a la institución. Esta modalidad se incorporó desde el primer momento, señalándose en el número inaugural que era un sistema inspirado en las publicaciones europeas31.

32En relación a sus temáticas, durante este primer momento las secciones de la Revista estuvieron constituidas principalmente por artículos y columnas fijas, relativas a instrucción policial, divulgación científica, jurisprudencia, información administrativa, literatura, bibliografía policial, consultas y correspondencia proveniente de la tropa. La Tabla N°1 muestra la diversidad temática presente en la Revista, destacando aquellas secciones misceláneas y donde se establecieron contactos con otras publicaciones periódicas:

Tabla N°1. Contenidos temáticos de la Revista de Policía, entre 1897 y 1909

Contenido temático

Administración de justicia

Clasificación delictual

Correspondencia

Editoriales

Estadísticas

Historia de la policía

Literatura

Notas de actualidad

Policías de otros países

Procedimientos, técnicas e instrucción policial

Sistema carcelario

Socorro mutuo

Varios/Sueltos

Fuente: Elaboración propia, a partir del análisis de Revista de Policía, 1897-1909.

33Respecto a las autorías de estos textos, una gran parte le pertenecían al propio Ballvé, bajo su pseudónimo más común “Bedel”, otras, provenían de revistas policiales –nacionales y extranjeras- y de la prensa de alto tiraje. El propio Ballvé, en una edición extraordinaria que inauguró el año 1898, hacía un recuento sobre todo lo que se había publicado durante los primeros seis meses de circulación de la Revista, entre junio y diciembre de 1897:

  • 32 “La Revista de Policía”, Revista de Policía Nº 15, Buenos Aires, 1 de enero de 1898, p. 244.

Se ha publicado en nuestras columnas: 34 artículos doctrinarios; 16 sobre procedimientos policiales; 22 sobre asuntos varios; 4 notas importantes de la Gefatura; 4 sentencias judiciales; 3 trabajos literarios; 2 artículos necrológicos; 1 biográfico; 6 Causas Criminales de Alberto Bataille; jurisprudencia de 94 artículos del Código Penal; 8 páginas del Manual de Instrucción para clases, redactado especialmente para LA REVISTA; 70 sueltos y hemos evaluado 94 consultas32.

34De todas estas secciones temáticas, los “Asuntos Varios” y los “Sueltos” correspondían a columnas con contenidos misceláneos, donde estaban incluidos los comentarios sobre otras publicaciones periódicas recibidas por la Revista en forma de canje. Éstos consistían en el intercambio de ejemplares con publicaciones de los tres espacios de conexión: revistas policiales, prensa de alto tiraje y revistas especializadas en materias afines.

  • 33 “La Revista de Policía. Modificaciones en su publicación”, Revista de Policía, Nº 181, Buenos Aires (...)

35En el segundo momento, correspondiente a la jefatura de Rosendo Fraga, desarrollada entre 1904 y 1906, las relaciones de la Revista con estos espacios de conexión cesaron, puesto que se pretendió que la publicación se restringiera exclusivamente al público policial. El reemplazo de Beazley por Fraga, a partir de la renovación de los cargos de la administración pública, también afectó a Ballvé, quien fue nombrado director de la Penitenciaría Nacional, dejando así su cargo de Secretario General de la Policía de Buenos Aires y, con ello, implícitamente, la dirección de la Revista de Policía, aunque esto no se manifestó abiertamente en la editorial en que fueron anunciados dichos cambios33.

36Apuntando hacia la institucionalización de la Revista, la reforma realizada por Fraga se centró en dos puntos principales: los cambios en el formato y otro relativo a la distribución, aspectos definitorios en el modo en que se desarrollaría la publicación desde entonces. En relación con el último punto, a su distribución, y tal vez siendo el cambio más importante, la reforma estableció la repartición gratuita de la Revista entre los agentes de la tropa que supieran leer, con el objetivo de que éstos pudiesen acceder fácilmente a los textos publicados sin tener que suscribirse y pagar los 30 centavos que se exigían hasta entonces:

  • 34 Ídibem.

En lo tocante á la administración de la REVISTA, la reforma es más trascendental. El personal subalterno recibirá en adelante la REVISTA gratuitamente, por intermedio de sus respectivas comisarías, á cada una de las cuales se enviará con ese objeto un número de ejemplares para distribuir á todos los agentes que sepan leer y escribir. Los empleados, de escribientes para arriba, que se interesen en la publicación, deberán estar suscriptos á ella, en la misma forma y condiciones que actualmente. Lo propio de exigirá a subscriptores particulares. El papel de los números correspondientes á las subscripciones pagas, será como ahora, de otra calidad que los de la edición para agentes34.

37La distribución gratuita explicaría, como se verá más adelante en las tablas N° 3, 4 y 5, por qué cesaron los canjes con otras publicaciones policiales durante el período de jefatura de Fraga, ya que la tirada por número apenas alcanzaba para ser repartida entre la tropa. El propio archivo de la Biblioteca Nacional dio cuenta de este problema en reiteradas ocasiones, notificando que la Revista de Policía no había sido integrada a su acervo porque se encontraba agotada:

Foto N°1. Nota de la Biblioteca Nacional, notificando que la Revista de Policía se encontraba agotada

Foto N°1. Nota de la Biblioteca Nacional, notificando que la Revista de Policía se encontraba agotada

Transcripción: “El no. 216 correspondiente á este tomo de la “Revista de Policía” no figura aquí, por no haberse recibido y hallarse agotado en el momento que se formuló el respectivo reclamo. Buenos Aires, septiembre 29 de 1908. LA DIRECCIÓN”.
Fuente: “Nota de la Biblioteca Nacional”, Revista de Policía, tomo correspondiente a 1908. Sección Periódicos Antiguos, Hemeroteca de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, Buenos Aires.

38A pesar de que la Revista podía ser adquirida por “suscriptores particulares”, el cese de los canjes con otras publicaciones, tanto policiales como con otra prensa especializada y con la prensa de alto tiraje, mostrarían los esfuerzos realizados –desde la jefatura- por dar a la Revista un carácter estrictamente institucional, superando la hibridez que caracterizó a los primeros años.

39La segunda modificación importante realizada en la jefatura de Fraga fue en relación con los contenidos: en este sentido, fue integrada de manera permanente, la sección de “Comentarios a las Órdenes del Día”, escritas por distintos funcionarios, entre ellos el propio Fraga. Esta nueva información ocupó gran parte de las páginas que antes estaban destinadas a temáticas misceláneas y cuya exhibición no sólo era de interés al interior de la institución. Para Fraga, esta incorporación tenía como propósito transmitir:

  • 35 Ibídem.

El pensamiento de la Jefatura sobre las múltiples cuestiones relacionadas con el servicio, y que sea, al mismo tiempo, un colaborador constante y eficiente de la mejor instrucción de ese mismo personal, instrucción que constituye el secreto de todos los éxitos en materia policial; el nuevo Jefe de la Policía, decíamos, inspirado en esos laudables propósitos ha encontrado en la REVISTA DE POLICÍA –fundada, como se sabe, hace ya ocho años y con semejantes fines- el instrumento preparado para realizar su pensamiento, y ha resuelto aprovecharlo, conviniendo con sus directores, la continuación de su publicación, bajo una nueva forma. La dirección de la REVISTA, se ha puesto sin reservas al servicio de los propósitos de la Jefatura, que considera inspirados en el bien general y continuará colaborando en la obra del progreso moral y material de la Policía, que ha sido siempre su permanente aspiración35.

40Si bien, se indicó que estos cambios se establecieron en acuerdo con los directores, lo cierto es que, desde el mes de diciembre de 1904, Antonio Ballvé y José Cesareo fueron removidos de los créditos editoriales de la portada, apareciendo ocasionalmente como “fundadores”. Pero al cambiar nuevamente la gestión política nacional, el período de correspondiente a la jefatura Fraga llegó a su fin en 1906, iniciando así el tercer momento, con la incorporación de Ramón Falcón en la jefatura, marcando con esto también el regreso de Ballvé y Cesareo a la dirección editorial, y con ello, al restablecimiento de algunas secciones inauguradas por éstos en 1897. Sin embargo, permanecieron aspectos introducidos por la reforma de Fraga, como la distribución gratuita para la tropa y los comentarios relativos a las órdenes del día.

41A pesar de los vaivenes editoriales de esta primera década de circulación de la Revista de Policía, un aspecto central de la gestión de Ballvé fueron los intercambios que se establecieron con otras publicaciones, instancia que muestra hasta qué punto la Revista se vinculó con otro tipo de formatos y cuáles fueron los elementos con los que, en definitiva, se establecieron diálogos e interacciones. Este sería un aspecto propio de la gestión de Ballvé, que no fue replicado por las posteriores direcciones de la Revista, ni siquiera por su colaborador y sucesor, José Cesareo.

2. Interacciones de la Revista de Policía: Antonio Ballvé como “agente periodístico”

2.1. Estrategias y ámbitos de interacción

42Las interacciones con otras publicaciones corresponderían a una estrategia implementada por la Revista de Policía para fortalecer sus redes de colaboración periodística, las que el propio Ballvé propició desarrollando dos tipos de vínculos editoriales que fueron expresados en las páginas de la Revista, las que pueden ser entendidas como “estrategias de interacción directa” e “indirecta”. Las primeras se refieren a aquellos intercambios relativos a colaboraciones, transcripciones o correspondencias, que fueron reproducidas a través de columnas permanentes o al menos, publicadas de manera frecuente. En estos intercambios directos se traspasaron informaciones, se transcribieron artículos y se cedieron textos originales entre una u otra publicación. Otra dimensión de los contactos directos fueron los comentarios a los contenidos publicados en los periódicos recibidos, los que, si bien no implicaron el traspaso de textos o la generación de contenidos inéditos, contribuyeron a la difusión de ideas a través de la reescritura, la crítica o la sola exhibición de las temáticas tratadas en las diversas publicaciones referidas.

43El segundo tipo de interacción, la indirecta, fue materializada en referencias exhibidas en la sección permanente llamada “publicaciones recibidas”. Este tipo de contacto corresponde principalmente a la visibilización de los canjes de ejemplares, los que estaban basados exclusivamente en el envío y recepción de números de la Revista dentro o fuera de Argentina. Este tipo de contacto no fue considerado en el análisis de la estadística específica de este trabajo; el foco fue puesto en aquellos periódicos con los que se establecieron contactos directos. No obstante, los contactos indirectos comprenden el universo total de títulos en la estadística general, representada en las tablas y gráficos confeccionados a partir de la revisión de los doce años de gestión editorial de Ballvé. Pero, aunque no conforman el análisis, los contactos indirectos contribuyen a contrastar la información obtenida de los contactos directos.

  • 36 Ver detalles más adelante, en la Tabla N° 2.

44En relación con los espacios periodísticos con los cuales se establecieron todas las interacciones, fueran directas o indirectas, el primero de éstos corresponde, por supuesto, al universo de publicaciones policiales fundadas al interior de Argentina y en los vecinos Brasil, Chile, Perú y Uruguay, principalmente, que fueron apareciendo una vez inaugurada la experiencia editorial de Buenos Aires. El segundo espacio de interacción, en tanto, lo constituye la prensa de alto tiraje de la ciudad de Buenos Aires, que mantuvo contacto cercano con la dirección editorial de Ballvé, ya fuera colaborando con ella mediante sus propios escritos o recursos periodísticos, intercambiando ejemplares o extendiendo contenidos de la Revista entre sus páginas y lectores. Finalmente, el tercer espacio corresponde a otros circuitos de escritura periodística especializada, no relacionados oficialmente a la policía ni a la prensa de alto tiraje capitalina, pero que mantuvieron vínculos estrechos con Ballvé: juristas, criminólogos y jueces, que usualmente dialogaron desde revistas relativas a derecho y criminología36.

45Dentro del universo de la prensa periódica intercambiada durante el período comprendido entre junio de 1897 y noviembre de 1909, lapso temporal en el que se imprimieron 300 números, la Revista de Policía mantuvo contactos directos e indirectos con 41 publicaciones, clasificadas en cuatro tipos de periódicos y resumidas en el siguiente gráfico, de acuerdo con el porcentaje de relación de cada tipo:

Gráfico N°1. Contactos de la Revista de Policía, entre 1897 y 1909

Gráfico N°1. Contactos de la Revista de Policía, entre 1897 y 1909

46Como se muestra en el Gráfico Nº1, respecto a las publicaciones especializadas, es decir aquellas temáticamente afines o relacionadas de algún modo a la policía porteña, éstas correspondieron tan sólo al 17%, a lo que hay que añadir que los intercambios fueron más bien breves y restringidos específicamente al primer momento de circulación de la Revista, no extendiéndose más allá del año 1904, como es posible ver en la Tabla Nº2. Asimismo, la Revista de Policía integró el circuito de publicaciones especializadas que transitaron por Buenos Aires, realizando canjes de ejemplares o siendo fuente directa de las principales revistas en torno a la justicia, el derecho, la criminología e incluso, sobre medicina o demografía.

47Sin embargo, aunque están presentes en la estadística, de los canjes con las publicaciones especializadas sólo se extraían datos, pocas veces se reprodujeron textos o hubo colaboraciones directas explícitas; estos datos eran interpretados luego a través de la pluma de Ballvé o a través de las columnas de “Comentarios” de forma anónima. Aunque el comisario era un importante referente en relación con la escritura especializada, contribuyendo como ya se ha mencionado, con una serie de libros de formación policial, la relación de la Revista de Policía con los editores de publicaciones especializadas no fue tan estrecha, aunque tampoco se observan tensiones o vínculos competitivos.

2.2. Contactos extra-policiales

  • 37 Esta revista, editada y dirigida por Pietro Gori, fue canjeada desde sus inicios con la Revista de (...)
  • 38 Dos referencias a Ballvé en Criminalogía Moderna se encuentran en los números 12 y 16, de 1899 y 19 (...)

48La primera revista especializada en ser incorporada a los canjes fue Criminalogía Moderna37, de la que no se escribieron reseñas ni comentarios. No obstante, esta publicación sí utilizó a la Revista de Policía como fuente de información, reseñando continuamente sus contenidos y refiriéndose a la figura de Ballvé38. Del mismo modo, la última de las revistas especializadas en incorporarse a los intercambios, en 1904, fue la célebre Archivos de Psiquiatría y Criminología, fundada en 1902 y dirigida por José Ingenieros; no obstante, a esta revista tampoco se le realizaron comentarios específicos aun cuando ya contaba con prestigio dentro del circuito de revistas especializadas y de todas, fue tal vez la que presentaba mayor afinidad temática con la Revista de Policía. Una respuesta a esta falta de referencias a revistas de materias afines pueda ser justamente que al tratar temáticas insertas en una misma área, se optara por no inmiscuirse en sus contenidos, de manera de no generar polémicas o tensiones entre éstas.

Tabla N°2. Intercambios de la Revista de Policía con publicaciones especializadas de Buenos Aires

Título

Inicio de intercambio

Criminalogía Moderna

1899

La Semana Médica

1899

Dijesto de Justicia

1899

El Monitor de la Educación Común

1899

Boletín demográfico argentino

1900

Revista Judiciaria

1900

Archivos de Psiquiatría y Criminología

1904

Fuente: Elaboración propia, a partir del análisis cuantitativo de Revista de Policía, entre 1897 y 1909.

49No fueron, pues, las revistas especializadas los periódicos extra-policiales con los que se tuvo mayor contacto. Como muestra el Gráfico Nº2, la prensa de alto tiraje, en particular diarios y revistas magazines, fue la que ocupó un poco más de un tercio de los intercambios (34%), casi el mismo porcentaje que ocuparon las revistas policiales extranjeras. La prensa de alto tiraje sería, por tanto, el lugar con el cual sí se establecieron contactos directos, ya fuera colaborando o reseñando contenidos mutuamente.

Gráfico Nº2. Tipos de secciones de intercambio directo entre 1897 y 1909

Gráfico Nº2. Tipos de secciones de intercambio directo entre 1897 y 1909

Nota: Sólo corresponde a prensa policial y prensa de alto tiraje.
Fuente: Elaboración propia, a partir del análisis de Revista de Policía, entre 1897 y 1909.

50El Gráfico Nº2 está basado en la cantidad de revistas policiales y diarios de alto tiraje con los que la Revista de Policía mantuvo intercambios directos, es decir, a través de correspondencia entre sus editores y colaboraciones, y traspaso o transcripción de textos. No se incluyeron en este registro, por lo tanto, las publicaciones con las que sólo se realizaron canjes de ejemplares, que fueron contactos indirectos y la mayoría de las veces no se trataron en la sección de “Comentarios” (ver detalles en Tabla N°3).

51Como vemos, porcentualmente los contactos directos entre la Revista, las publicaciones policiales y la prensa de alto tiraje se muestran exactamente equivalentes, sin embargo, aquellos con publicaciones policiales se extendieron durante toda la etapa que duró la dirección editorial de Ballvé, incluso –aunque en menor medida- entre 1904 y 1906 durante el desarrollo de la jefatura de Fraga (ver detalles en Tabla Nº5). Al contrario, los intercambios con la prensa de alto tiraje sólo se realizaron en los momentos en que Ballvé se desempeñaba en la dirección.

Tabla N°3. Intercambios con publicaciones periódicas de alto tiraje de la ciudad de Buenos Aires, 1897-1909

Título*

Tipo de publicación

Tipo de Intercambio

La Tribuna

Diario

Canje, Correspondencia, Colaboraciones

El País

Diario

Canje, Correspondencia, Colaboraciones

El Diario

Diario

Canje, Colaboraciones

Iris

Magazine

Canje, Correspondencia, Colaboraciones

El Orden

Diario (Rosario)

Canje, Colaboraciones

The Review of the River Plate

Diario

Canje, Colaboraciones

The Buenos Aires Herald

Diario

Canje, Correspondencia, Colaboraciones

La Prensa

Diario

Canje

La Nación

Diario

Canje, Colaboraciones

La Patria Italiana

Diario

Canje

Le Courrier de La Plata

Diario (La Plata)

Canje

El Tiempo

Diario

Canje, Correspondencia

El Día

Diario (La Plata)

Canje

El Pueblo

Diario

Canje

Nota: “Correspondencia” y “colaboraciones” corresponden a tipos de intercambios directos. Por su parte, “Canje” se refiere al intercambio indirecto entre publicaciones. Los títulos de diarios y revistas están enlistados por orden de aparición en la Revista de Policía.
Fuente: Elaboración propia, a partir del análisis de la Revista de Policía de Buenos Aires, entre 1897 y 1909.

52La Tabla N°3 muestra los títulos de prensa diaria y revistas de alto tiraje con los que se mantuvieron contactos, directos e indirectos, a lo largo de toda la gestión de Antonio Ballvé; la mayoría de estos intercambios, no obstante, se establecieron antes de la reforma de 1904. Tal como se puede observar, en relación a la prensa diaria, los intercambios consistían principalmente en la publicación de artículos o extractos sobre algún tema de interés. En ese sentido, destacaron periódicos como La Tribuna, La Prensa, El Diario, El País y La Nación, formatos desde los que continuamente se copiaban o transcribían notas a modo de colaboraciones. Junto con el título, se indica a qué tipo de periódico corresponde (diario o revista) y el tipo de intercambio establecido (directo o indirecto). Vemos así, que, de los 14 títulos relativos a prensa de alto tiraje, con 9 de ellos se mantuvieron contactos directos, es decir, un 64% del universo total.

  • 39 “Varios. Agradecimientos”, Revista de Policía Nº 4, Buenos Aires, 16 de julio de 1897.

53En estos intercambios directos con la prensa de alto tiraje, la Revista también sirvió como fuente de procedencia de textos, es decir, la prensa periódica reprodujo artículos ya publicados en la Revista o se publicaron textos inéditos de autoría, la mayoría de las veces, de Antonio Ballvé. Como muestra de esas interacciones, se incorporaron en la sección “Sueltos” referencias sobre textos de autoría de la Revista de Policía que habían sido reproducidos o parafraseados en la prensa, ejemplo de ello lo constituye el agradecimiento de Ballvé a La Tribuna por el “interesantísimo editorial, inspirado en nuestro trabajo sobre Juegos de Azar, adhiriendo á su doctrina y conclusiones y agregando abundante argumentación histórica y legal”39. Pero no sólo los textos de la Revista fueron reproducidos en la prensa de alto tiraje, la publicación policial también incorporó columnas aparecidas primero en diarios y revistas “profanas”. Muestra de ello fueron los reportajes publicados en los periódicos The Buenos Aires Herald y The Review of the River Plate, desde donde se extrajeron textos relativos a la vida cotidiana en la ciudad, crónicas económicas y otros aspectos culturales y sociales de Buenos Aires.

54El diario La Tribuna fue el periódico con el que se tuvo un sostenido desarrollo de intercambios directos, el que era dirigido por el jurista y escritor Luis Vicente Varela, junto a sus hermanos Mariano y Héctor, siendo entonces el lugar de mayor exposición de las polémicas iniciadas por Ballvé. Las disputas con el Poder Judicial fueron las predilectas al interior de las páginas de la Revista de Policía, por lo que no resulta extraño que fuera el diario La Tribuna su mayor aliado y, en particular el de Ballvé, si consideramos los propios nexos de los hermanos Varela con el mundo judicial.

2.3. Contactos con publicaciones policiales

55Al mismo tiempo en que desarrollaron contactos directos con la prensa de alto tiraje, la Revista de Policía se vinculó con publicaciones de otras reparticiones policiales, dentro de Argentina y, especialmente, provenientes desde otros países de la región. Estos contactos, al igual que aquellos con la prensa de alto tiraje, radicaron, además de los canjes, en correspondencia y colaboraciones y, a pesar de que porcentualmente fueron equivalentes (ver Gráfico Nº2), la inclusión de los “Comentarios” de los contenidos de estos periódicos marcó la diferencia entre el tratamiento dado a diarios y revistas de alto tiraje y el dado a las revistas policiales.

56Si bien los contactos con las publicaciones policiales deben ser entendidos, principalmente, como parte de los propios procesos de intercambio de las policías regionales, de sus técnicas y conocimientos profesionales, éstos sólo fueron directos cuando se trató de publicaciones extranjeras, en especial de países vecinos. En cambio, en relación con periódicos policiales fundados en ciudades argentinas, tal como muestra la Tabla N°4, sólo se establecieron contactos directos con una publicación.

Tabla N°4. Intercambios directos con publicaciones policiales de Argentina, 1897-1909

Título

Año de fundación /Inicio de intercambio

Dirección*

Ciudad

Tipo de intercambio

Boletín de Estadística

c.1895 / 1899

Juan Vucetich

La Plata

Canje

Revista de Policía del Rosario de Santa Fe

1899

Sin datos

Rosario

Canje

Revista de Policía de la Plata

1900

José S. Pereyra; Daniel A. Navarro

La Plata

Correspondencia, Canje, Colaboración

Boletín de Estadística Policial

Sin datos /1902

Sin datos

Buenos Aires

Canje

Revista de Policía del Rosario

1903

Lucas E. Delgado

Rosario

Canje

Nota: La columna “Dirección” corresponde al nombre del director de cada publicación al momento del primer contacto con la Revista de Policía.
Fuente: Elaboración propia, a partir del análisis de la Revista de Policía, entre 1897 y 1909.

  • 40 De acuerdo a Osvaldo Barreneche, esta publicación era editada por la Sociedad de Socorros Mutuos de (...)
  • 41 Respecto a esta publicación, existe una breve referencia en la Reseña histórica de la Sociedad de S (...)

57La Tabla Nº4 nos muestra todas las publicaciones policiales argentinas que mantuvieron contactos directos e indirectos con la Revista. De éstas, sólo existieron conexiones directas con la Revista de Policía de La Plata40, fundada en julio de 1900 y que sólo circuló durante dos años en su primera época. Esta publicación fue comentada ampliamente en la Revista, Ballvé tuvo acceso al primer número en borrador, un mes antes de su inauguración oficial, y a contar de su segundo número constituyó una columna propia, independiente de la sección de “Comentarios”. Otra publicación reseñada fue el Boletín Mensual de Estadística41 que, según lo que se expresó en diversos comentarios en la Revista de Policía, era dirigido por Juan Vucetich. Aunque no existieron contactos directos con esta publicación y tampoco aparece en la bibliografía especializada, a diferencia de otras revistas canjeadas, ésta sí fue incluida en los “Comentarios”.

  • 42 Galeano, D., & Bretas, M. (Coords.), Policías escritores, delitos impresos. Op. Cit.

58De acuerdo a lo señalado por Diego Galeano y Marcos Bretas en el prefacio de la compilación coordinada por ambos y que reunió una serie de trabajos especializados en revistas policiales en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay42, a contar de la última década del siglo XIX y especialmente durante la primera del XX, se inauguraron revistas policiales en diversas ciudades argentinas, como Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Tucumán, además de las dos épocas de la Revista de Policía de la Provincia editada en la ciudad de La Plata. Sin embargo, además de la publicación de ésta última ciudad, sólo fue incluida en los comentarios de la Revista la publicación de la ciudad de Rosario, Santa Fe, en dos épocas distintas. Por otro lado, las publicaciones policiales argentinas sólo estuvieron presentes en las referencias hasta el año 1903, es decir, un año antes de la reforma editorial realizada por Fraga que limitó los contenidos y las interacciones con otras publicaciones. Pero a diferencia de la prensa de alto tiraje, las revistas especializadas y –como veremos- de las revistas policiales internacionales, a contar de 1904, ya no se incluyeron más comentarios a publicaciones policiales editadas en Argentina.

59Tal como es posible ver en la Tabla N°5, que muestra los títulos de todas aquellas revistas con las que se establecieron contactos directos e indirectos, las revistas internacionales fueron notoriamente mayores al número de contactos establecidos dentro de Argentina.

Tabla N°5. Contactos internacionales de la Revista de Policía, entre 1897 y 1909

Título

Año de fundación

Ciudad, país

Inicio de intercambio

Tipo de intercambio

Revista de Policía del Callao

1898

Callao, Perú

1899

Canje

Journal des Commisaires de police

1855

París, Francia

1899

Canje

La Ilustración Militar

1899

Santiago, Chile

1900

Canje, Correspondencia

Boletim do Serviço de Identificação Judiciária

1900

Rio de Janeiro, Brasil

1900

Canje

Revista de Policía de Cuzco

1900

Cuzco, Perú

1900

Canje

La Policía

1900

Valparaíso, Chile

1900

Canje

Boletín de la Policía de Santiago

1901

Santiago,

Chile

1901

Correspondencia, Canje, Colaboraciones

La Revue belge de la pólice administrative et judicaire

1880

Tournai, Bélgica

1901

Canje

Revista de Policía de Arequipa

1901

Arequipa, Perú

1901

Canje

Revista de Policía de Montevideo

1904

Montevideo, Uruguay

1904

Canje

Manuale del Funzionario di Sicurezza Publica e di Polizia Giudiziaria

1863

Roma, Italia

1905

Canje

Revista Policial

1903

Río de Janeiro, Brasil

1905

Canje

Boletín Policial

1907

Río de Janeiro, Brasil

1907

Canje, Colaboraciones

Gaceta Judicial y de Policía

1908

La Habana, Cuba

1908

Canje, Colaboraciones

Nota: “Correspondencia” y “colaboraciones” corresponden a tipos de intercambios directos. Por su parte, “Canje” se refiere al intercambio indirecto entre publicaciones. Los contactos generados en 1905 correspondieron al período de reforma de Fraga.
Fuente: Elaboración propia, a partir del análisis de la Revista de Policía, entre 1897 y 1909.

60La expansión de los formatos periodísticos policiales habría seguido una ruta iniciada en Buenos Aires; así, a partir del segundo año de circulación de la Revista, se iniciaron los intercambios con la Revista de Policía del Callao, publicación fundada en 1898. Hasta 1904, dicha publicación, junto con la revista La Ilustración Militar de Santiago de Chile, la Revista de Policía del Cuzco, la revista La Policía de Valparaíso, el Boletín de la Policía de Santiago y la Revista de Policía de Arequipa, fueron integradas a una sección permanente denominada “Policías del Pacífico”, donde se comentaban los textos aparecidos en tales publicaciones desde una perspectiva regional.

61Si bien estos contactos se enmarcan dentro de intercambios policiales de tipo técnico-profesional, la ruta periodística se diferenció al incluir a las revistas peruanas, policías con las que, desde Argentina, no se mantuvo contactos institucionales importantes. En cambio, los contactos policiales profesionales más estrechos se llevaron con las policías brasileras; sin embargo, en relación a las publicaciones periódicas, las experiencias provenientes desde Brasil sólo se limitaron a canjes y, en el caso de la Revista Policial, la más importante que circulaba en Río de Janeiro, ésta se integró a los canjes relativamente tarde si consideremos su fecha de inauguración.

  • 43 Palma, Daniel, “El Boletín de la Policía de Santiago. Autorretrato de una policía urbana (1901-1924 (...)

62Pero de todas estas publicaciones radicadas en el lado occidental de Los Andes, fueron las revistas chilenas La Ilustración Militar y el Boletín de la Policía de Santiago con las que desde sus fundaciones se mantuvo correspondencia permanente y se intercambiaron artículos. Ambas revistas fueron, de hecho, producto del mismo equipo editorial, siendo la segunda una publicación oficial heredera de la primera; ésta, que reunía contenidos policiales y militares, no tuvo el rango institucional de su sucesora pero interactuó estrechamente con la policía de Santiago y en especial, con su jefatura, encabezada por el Prefecto Joaquín Pinto Concha, quien fuera justamente el fundador del Boletín de la Policía de Santiago, en 1901. Como ha mostrado Daniel Palma, los intercambios entre dicha publicación y otras revistas de policía latinoamericanas fueron también un rasgo común en la experiencia chilena, estableciéndose canjes y contactos, además de aquellos con la publicación porteña, con la Revista Policial editada en Río de Janeiro, la Revista de Policía de Asunción, el Boletín de la Policía de La Plata y la Gaceta de Policía de México43.

  • 44 En otro texto, se abordó específicamente ese viaje realizado por la dirección editorial de la Revis (...)
  • 45 Revista de Policía Nº67, Buenos Aires, 1 de marzo de 1900.

63La figura del Prefecto Pinto Concha fue clave en los contactos iniciados por la Revista de Policía con sus pares de Santiago de Chile. Un año antes de fundado el Boletín de la Policía de Santiago, en enero de 1900, Ballvé y Cesareo viajaron a esta ciudad invitados por el propio jefe de la policía chilena44, con el objetivo de comentar la experiencia editorial de la revista porteña. Esa experiencia fue retratada por Ballvé en un extenso reportaje que ocupó todo el Nº 67 de la Revista de Policía, titulado “Las Policías chilenas. Su organización y funcionamiento. Impresiones de viaje”45. Una vez puesto en circulación, el Boletín incluyó regularmente algún texto publicado por la Revista, a su vez, ésta inauguró una sección específica para la publicación chilena, independiente de los comentarios editoriales generales y de la propia sección “Policías del Pacífico”.

64Los contactos internacionales –directos e indirectos- fueron sin duda los más numerosos que los locales, tanto por la extensión temporal de éstos como por el volumen de publicaciones que fueron integradas en los canjes. Como lo muestra la Tabla Nº5, los formatos internacionales intercambiados entre 1899 y 1909, llegaron a la cifra de catorce, casi el triple de aquellos relativos a publicaciones policiales fundadas en Argentina.

65A diferencia de los contactos nacionales, los intercambios con publicaciones del exterior se llevaron a cabo durante todo el período en que se extendió la dirección editorial de Ballvé y Cesareo, incluidos los dos años correspondientes a la jefatura policial de Fraga, momento en que para el caso de publicaciones nacionales, no se realizaron intercambios. Sin embargo, éstos no incorporaron nuevos títulos una vez que Ballvé y Falcón desaparecieron de escena, aun cuando José Cesareo permaneció como director de la Revista durante siete años más y nuevas revistas policiales fueron inauguradas, tanto en Argentina como en los países vecinos. Pero no sólo no se incorporan a los intercambios estas nuevas publicaciones, a contar de fines de 1909, las secciones de comentarios desaparecieron definitivamente de las páginas de la Revista de Policía.

66Una respuesta al por qué desaparecieron las secciones de interacción de la Revista de Policía de Buenos Aires la encontramos en el hecho de que hacia fines de la primera década del siglo XX, los vínculos institucionales entre las policías regionales ya se encontraban lo suficientemente afianzados, por lo que los contactos editoriales podrían ser entendidos como parte de un momento inicial de intercambios entre policías los que, una vez concretados a través de instancias formales, no habrían sido necesarios. En este sentido, podemos entender a las revistas como un medio inaugural de intercambio institucional, que abrió camino hacia la cooperación técnica internacional de los cuerpos policiales profesionales.

67Por otro lado, una vez definida de manera más específica la estructura de las publicaciones policiales, los vínculos no habrían sido necesarios ya que corresponderían a momentos formativos del género: así, al institucionalizarse, la Revista de Policía restringió sus contenidos a lo estrictamente funcional que sirviera de adiestramiento a las tropas. La Revista de Policía de Buenos Aires constituiría una especie de eje articulador de la prensa policial en la región sudamericana, dado su circulación por casi cuatro décadas y, especialmente, por sus continuos intercambios con otras publicaciones; tales aspectos permitirían aproximarnos a la expansión del género en otros espacios –nacionales e internacionales– y ahondar en el modo en que se fueron construyendo sus contenidos hasta definirse en tanto periódico especializado de la policía.

68Sin embargo, una tercera respuesta la podríamos encontrar en el simple hecho de que la muerte de Ballvé, ocurrida en noviembre de 1909, marcó el fin de una época que bajo su iniciativa, estuvo caracterizada por el impulso de los contactos editoriales como parte de una gestión que pretendía constituir un género regional. Mediante la utilización de estrategias inspiradas en una concepción moderna del periodismo, Antonio Ballvé impulsó los intercambios internacionales entre otros formatos de la prensa policial y al interior de sus redes de colaboración entre la prensa de alto tiraje. Dicho aspecto sugiere sobre la necesidad de entender a la prensa de la policía no sólo como un género representativo de un proyecto institucional o que estuvo adscrito exclusivamente al servicio de un grupo profesional específico. Sin dejar de lado tal característica, el ejemplo de la experiencia de la Revista de Policía, al menos en lo que fueron sus primeros años de circulación, permite ver en dicha experiencia un modo heterogéneo y profano de ejercer el periodismo policial de corte institucional.

A modo de conclusión

69Este constituye un primer acercamiento a la Revista de Policía –y, al género, “revista de policía”- desde una perspectiva que resalta sus condiciones de publicación periódica por sobre su rol como fuente de información para la exploración de temáticas específicas en torno a la historia de la policía, el delito o la criminalidad urbana. Al entender a la Revista dentro de las dinámicas de la prensa moderna, podemos concluir al menos tres rasgos que es preciso continuar explorando.

70En primer lugar, respecto a la condición de hibridez de las revistas de policía, ésta se enmarca en un momento de transición de la prensa moderna. Dicho aspecto no es propio de las publicaciones policiales; al contrario, es precisamente la característica que permite entenderlas dentro de los procesos que se experimentaban en el resto de los géneros periodísticos durante el cambio del siglo XIX al XX. Esa hibridez representaría una disputa y a la vez una simbiosis entre las continuidades de la tradición letrada popular y las innovaciones técnicas y narrativas propiciadas por las primeras industrias culturales de corte moderno.

71En segundo lugar aunque derivado en parte de lo anterior, el público al que estuvieron dirigidos los textos de la Revista de Policía, sería tanto uno especializado o institucionalizado como uno heterogéneo y anónimo. Ese rasgo, también presente en la prensa “profana”, propició la publicación de contenidos que necesariamente debieron introducir temáticas misceláneas y estrategias de atracción comercial. Aunque no contamos con cifras exactas sobre la cantidad de ejemplares en cada tiraje, existe información suficiente para sostener que un importante número era distribuido por circuitos ajenos al oficio policial.

72Finalmente, el rol de “agente periodístico” de Antonio Ballvé nos permite explicar las decisiones editoriales que otorgaron a la Revista de Policía su apariencia hibrida dentro del contexto de la prensa porteña. Ello correspondería tanto al sentido “epocal” como a las dinámicas internas propias de la relación entre la gestión editorial y las jefaturas policiales. Por esa razón, es necesario también explorar, desde la historia de la policía, qué elementos estuvieron presentes en la constitución de las estructuras profesionales y políticas de la policía de Buenos Aires. Este aspecto ha quedado, por ahora, sin responder.

73Estas tres condiciones permiten sostener que la Revista de Policía se emplaza como un formato fundacional y de expansión periodística antes del arribo de las publicaciones policiales propias de la cultura de masas, que surgen durante la segunda década del siglo XX. Explica también el interés existente por las temáticas policiales, que es previo al proceso de masificación de la prensa. Por último, permite sostener que el proceso de configuración de la prensa policial en la región arrancó al menos dos décadas antes, con la propia fundación del periódico policial de Buenos Aires., modelo que fue el referente para todas aquellas publicaciones policiales aparecidas desde los inicios del siglo XX.

Fuentes

74Revista de Policía de Buenos Aires, números 1 al 300, comprendidos entre el 1 junio de 1897 y el 16 de noviembre de 1909. Ejemplares consultados en la Sección Periódicos Antiguos de la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno de Buenos Aires.

Inicio de página

Bibliografía

Alonso, Paula (Comp.), Construcciones impresas. Panfletos, diarios y revistas en la formación de los estados nacionales en América Latina 1820-1920, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2004. 344 p.

Ballvé, Antonio, La Penitenciaría Nacional de Buenos Aires (1907), prólogo de Calandria, María Sol; González, Esteban & González Alvo, Luis, Editorial Buena Vista, Córdoba, 2017. 216 p.

Barreneche, Osvaldo, “Las Revistas de Policía en la Provincia de Buenos Aires, 1948-1961”, en Galeano, Diego & Bretas, Marcos (Coord.), Policías escritores, delitos impresos. Revistas policiales en América del Sur, La Plata, Teseo, 2016, p. 277-298.

Barry, Viviana, “La policía de la Capital y sus revistas. Buenos Aires, 1882-1890”, Galeano, Diego & Bretas, Marcos (Coord.), Policías escritores, delitos impresos. Revistas policiales en América del Sur, La Plata, Teseo, 2016, p.29-56.

Barry, Viviana, “Lecturas de policías. La Revista de Policía de la ciudad de Buenos Aires”, Papeles de trabajo. Revista electrónica del Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de General San Martín, Año 2, nº3, Buenos Aires, junio de 2008, p. 43-58. Disponible en: http://www.unsam.edu.ar/ojs/index.php/papdetrab/issue/viewIssue/20/18 [Consultado el 29 de mayo de 2019]

Barry, Viviana, “La policía ha perdido a su jefe… Notas breves sobre el atentado a Ramón Falcón”, Buenos Aires, 2009. Disponible en: http://www.crimenysociedad.com.ar/a-cien-anos-de-la-muerte-de-falcon [Consultado el 29 de mayo de 2019]

Bruno, Paula, “Vida intelectual de la Argentina de fines del siglo XIX y comienzos del XX. Un balance historiográfico”, Polhis, Mar del Plata, Año V, n°9, 2012, p. 69-91.

Caimari, Lila, Apenas un delincuente. Crimen, castigo y cultura en la argentina, 1880-1955, Siglo XXI, Buenos Aires, 2004. 312 p.

Caimari, Lila, Mientras la ciudad duerme. Pistoleros, policías y periodistas en Buenos Aires, 1920-1945, Siglo XXI, Buenos Aires, 2012. 243 p.

Galeano, Diego & Bretas, Marcos (Coord.), Policías escritores, delitos impresos. Revistas policiales en América del Sur, La Plata, Teseo, 2016. 504 p.

Galeano, Diego & García Ferrari, Mercedes, “En búsqueda del vigilante lector. Cuatro décadas de la Revista de Policía (Buenos Aires, 1897-1939)”, en Galeano, Diego & Bretas, Marcos (Coord.), Policías escritores, delitos impresos. Revistas policiales en América del Sur, La Plata, Teseo, 2016, p. 57-88.

Galeano, Diego, Criminosos viajantes: circulações transnacionais entre Rio de Janeiro e Buenos Aires, 1890-1930, Ed. Arquivo Nacional do Brasil, Rio de Janeiro, 2016. 248 p.

Galeano, Diego, Escritores, detectives y archivistas. La cultura policial en Buenos Aires, 1821-1910, Teseo, Buenos Aires, 2009. 191 p.

García Ferrari, Mercedes, Marcas de identidad. Juan Vucetich y el surgimiento transnacional de la dactiloscopia (1888-1913), Prohistoria, Rosario, 2015. 312 p.

García Ferrari, Mercedes & Gayol, Sandra, “Ramón Falcón: asesinato político y usos políticos de la muerte en la argentina”, en Gayol, Sandra & Kessler, Gabriel (Eds.), Muerte, política y sociedad en la Argentina, Edhasa, Buenos Aires, 2015, pp. 61-86.

Ossandón, Carlos & Santa Cruz, Eduardo, Entre las alas y el plomo: la gestación de la prensa moderna en Chile, Lom Ediciones, Santiago, 2001. 168 p.

Palma, Daniel, “El Boletín de la Policía de Santiago. Autorretrato de una policía urbana (1901-1924), en Galeano, Diego & Bretas, Marcos (Coord.), Policías escritores, delitos impresos. Revistas policiales en América del Sur, La Plata, Teseo, 2016, p. 111-136.

Plotkin, Mariano Ben & Zimmermann, Eduardo (Comp.), Los saberes del Estado, Buenos Aires, Edhasa, 2012. 256 p.

Polansky, Jonathan A., “Algunas notas sobre la revista Criminalogía Moderna: entre el orden y la reforma”, Derecho Penal y Criminología, Año VI, nº8, septiembre 2016, p. 182-192.

Pugliese, María Rosa, “Las revistas jurídicas en la Argentina en la primera mitad del siglo XX. Una mirada cultural y didáctica sobre el género”, Revista de Historia del Derecho, Sección Investigaciones, n°47, INHIDE, Buenos Aires, enero-junio 2014, p. 105-148.

Pugliese, María Rosa, “Las revistas jurídicas: un instrumento didáctico para el estudio de la evolución del derecho en la Argentina”, Academia. Revista sobre enseñanza del Derecho, Año 13, n°25, Buenos Aires, 2015, p. 75-107.

Reiner, Robert, “Policing and Social Democracy: Resuscitating a Lost Perspective”, Cahiers Politiestudies, nº25, Apeldoorn, 2011, p. 91-114.

Reiner, Robert, The Politics of the Police, Oxford University Press, Oxford, 2010. 336 p.

Rodríguez Morales, Teresita, “‘Un incidente del corso y un proceso sensacional’: policías, jueces y periodistas en torno a las prerrogativas y contravenciones de los funcionarios públicos (Buenos Aires, 1901)”, X Jornadas Internacionales de Jóvenes Investigadores en Historia del Derecho, Facultad de Derecho Universidad Nacional de Córdoba, 17, 18 y 19 de octubre de 2018.

Rodríguez Morales, Teresita, “‘Las Policías chilenas. Su organización y funcionamiento. Impresiones de viaje’ de Antonio Ballvé”, en Revista Historia y Justicia, nº10, 2018, p. 193-240. Disponible en: http://journals.openedition.org/rhj/1305 [Consultado el 29 de mayo de 2019]

Sarlo, Beatriz, “Intelectuales y revistas: razones de una práctica”, Cahiers du Criccal, N°s 9-10, Dossier “Le discours culturel dans les revues latino-américaines, 1940-1970”, Paris, 1992, p. 9-16. Disponible en : http://www.persee.fr/doc/ameri_0982-9237_1992_num_9_1_1047 [Consultado el 29 de mayo de 2019]

Williams, Raymond, Sociología de la Cultura, Paidós, Madrid, 2015 [1977], 208 p.

Zimmermann, Eduardo, “Translations of the ‘American Model’ in Nineteenth Century Argentina: Constitutional Culture as a Global Legal Entanglement”, Duve, Thomas (Ed.), Entanglements in Legal History: Conceptual Approaches, Global Perspectives on Legal History V.1, Max Planck Institute for European Legal History, Frankfurt am Main, 2014, p. 385-426.

Zimmermann, Eduardo, “Circulation des savoirs juridiques: le droit administratif et l’Etat en Argentine, 1880-1930”, en Perez, Liliana & Gonzalez Bernaldo, Pilar (Dir.), Les savoirs-mondes, PUR, Rennes, 2016, p. 421-438.

Inicio de página

Notas

1 Este texto se enmarca en el proyecto de tesis doctoral: “El “magazine policial”: prensa, policía e historias conectadas. (Argentina, Brasil y Chile, 1900-1940)”, radicado en el Programa de Doctorado en Historia de la Universidad de San Andrés, Argentina; es dirigido por la Dra. Lila Caimari y financiado a través de la Beca Interna Doctoral del CONICET. A su vez, forma parte de las actividades de los proyectos de investigación: PICT 2015-2314 “Policía, redes transnacionales y prácticas delictivas en la Argentina, siglos XIX y XX” dirigido por el Dr. Eduardo Zimmermann, y PIP UNLP “Política, Estado y sistema judicial, policial y de castigo en Argentina y América Latina (Siglos XIX y XX). Ideas, procesos, actores y experiencias” dirigido por el Dr. Osvaldo Barreneche.

2 Pugliese, María Rosa, “Las Revistas Jurídicas en la Argentina en la primera mitad del siglo XX. Una mirada cultural y didáctica sobre el género”, Revista de Historia del Derecho, Sección Investigaciones, N° 47, INHIDE, Buenos Aires, enero-junio 2014. De esta misma autora, un trabajo enfocado en cuestiones metodológicas: “Las revistas jurídicas: un instrumento didáctico para el estudio de la evolución del derecho en la Argentina”, Academia. Revista sobre enseñanza del Derecho, Año 13, Nª 25, Buenos Aires, 2015.

3 En este mismo dossier, se encuentra el artículo de Mariana de Moraes Silveira, que aborda justamente una publicación periódica que impulsó cambios al interior del Derecho desde la adscripción institucional del Colegio de Abogados de Buenos Aires.

4 En relación a estas transformaciones y complementando lo argumentado por Pugliese respecto a que las revistas jurídicas no siempre representaron a cabalidad los cambios oficiales en el ejercicio interno de la Justicia y el Derecho sino que dieron cuenta de ideas provenientes de otras latitudes; un autor que ha abordado el rol de la circulación de textos en la constitución del Derecho es Eduardo Zimmermann, en los trabajos: “Translations of the ‘American Model’ in Nineteenth Century Argentina: Constitutional Culture as a Global Legal Entanglement”, Duve, Thomas (Ed.), Entanglements in Legal History: Conceptual Approaches, Global Perspectives on Legal History V.1, Max Planck Institute for European Legal History, Frankfurt am Main, 2014, p. 385-426; “Circulation des savoirs juridiques: le droit administratif et l’Etat en Argentine, 1880-1930”, Perez, Liliana & Gonzalez Bernaldo, Pilar (sous la dir. de), Les savoirs-mondes, PUR, Rennes, 2016, p.421-438.

5 Sarlo, Beatriz, “Intelectuales y revistas: razones de una práctica”, Cahiers du Criccal, Ns°9-10, Paris, 1992. Dossier: “Le discours culturel dans les revues latino-américaines, 1940-1970”, pp.9-16.

6 Lila Caimari ha explorado esas relaciones extra oficiales de la policía en: Mientras la ciudad duerme. Pistoleros, policías y periodistas en Buenos Aires, 1920-1945, Buenos Aires, S. XXI, 2012.

7 El concepto “profano”, lo entendemos a partir de: Caimari, Lila, Apenas un delincuente. Crimen, castigo y cultura en la argentina, 1880-1955, Siglo XXI, Buenos Aires, 2004.

8 Reiner, Robert, “Policing and Social Democracy: Resuscitating a Lost Perspective”, Cahiers Politiestudies, Nº25, Apeldoorn, 2011, pp. 91-114.

9 Reiner, Robert, The politics of the police, Oxford University Press, Oxford, 2010.

10 Caimari, L., Mientras la ciudad duerme… Op. Cit, p. 194.

11 Barry, Viviana, “Lecturas de policías. La Revista de Policía de la ciudad de Buenos Aires”, Papeles de trabajo. Revista electrónica del Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de General San Martín, Año 2, nº 3, Buenos Aires, junio de 2008; de la misma autora en: “La policía de la Capital y sus revistas. Buenos Aires, 1882-1890”, Galeano, Diego & Bretas, Marcos (Cords.), Policías escritores, delitos impresos. Revistas policiales en América del Sur, op. cit. De esa misma compilación está también el artículo de Galeano, Diego & García Ferrari, Mercedes, “Galeano, Diego & García Ferrari, Mercedes, “En búsqueda del vigilante lector. Cuatro décadas de la Revista de Policía (Buenos Aires, 1897-1939)”; y, publicado algunos años antes: Galeano, Diego, Escritores, detectives y archivistas. La cultura policial en Buenos Aires, 1821-1910, Buenos Aires, Teseo, 2009.

12 Williams, Raymond, Sociología de la Cultura, Paidós, Madrid, 2015 [1977].

13 Respecto a los países vecinos, se fundaron los siguientes formatos: el Boletín de la Policía de Santiago fundado en 1901; en el mismo año, la Revista Policial, fundada em Rio de Janeiro; y la Revista de Policía de Montevideo, aparecida en 1904.

14 Barry, V., “La policía de la Capital y sus revistas”, Op. Cit., p. 29 y 30.

15 Galeano, D. & García Ferrari, M., “En búsqueda del vigilante lector”, Op. Cit., p. 60 a 65.

16 Ejemplo de esto, fue la célebre revista Magazine Policial, publicada en Buenos Aires entre 1922 y 1948.

17 Galeano, D. & García Ferrari, M., “En búsqueda del vigilante lector”, Op. Cit., p. 77.

18 En ese sentido, sólo es posible mencionar el ya referido trabajo: Galeano, D., Escritores, detectives y archivistas. Op.Cit.

19 De las pocas referencias biográficas que existen sobre la figura de Antonio Ballvé, en el año 2017 fue publicada una reedición de su célebre libro La Penitenciaría Nacional de Buenos Aires, cuyo estudio preliminar reúne los principales aspectos de la carrera de Ballvé en la policía de Buenos Aires y como director de ese recinto, abordando escuetamente su rol como escritor: Ballvé, Antonio, La Penitenciaría Nacional de Buenos Aires (1907), prólogo de Calandria, María Sol, González, Esteban & González Alvo, Luis, Córdoba, Editorial Buena Vista, 2017. Agradezco a Sol Calandria la facilitación de este texto.

20 En un trabajo presentado recientemente, aun en preparación para ser publicado, se abordó específicamente una amplia polémica periodística que protagonizó Antonio Ballvé a partir de un incidente que tuvo con el juez del crimen Ernesto Madero, esto durante la celebración del corso de gala del carnaval de 1901. Dicha polémica, que envolvió a toda la prensa capitalina, acabó con Ballvé preso, acusado de desacato y abuso de autoridad, y la Revista de Policía involucrada en un juicio criminal por difamación. Ref.: “Un incidente del corso y un proceso sensacional”: policías, jueces y periodistas en torno a las prerrogativas y contravenciones de los funcionarios públicos (Buenos Aires, 1901)”, X Jornadas Internacionales de Jóvenes Investigadores en Historia del Derecho, Facultad de Derecho Universidad Nacional de Córdoba, 17, 18 y 19 de octubre de 2018.

21 Calandria, M.S., González, E. & González Alvo, L., Op. Cit.; Galeano, Diego, Escritores, detectives y archivistas. Op. Cit.

22 “Antonio Ballvé”, Revista de Policía N° 300, Buenos Aires, 16 de noviembre de 1909.

23 Galeano, D. & García Ferrari, M., “En búsqueda del vigilante lector”, Op. Cit.

24 “Nuestro Programa”, Revista de Policía Nº 1, Buenos Aires, 1 de junio de 1897. La cursiva es original de la publicación.

25 Ibídem.

26 “Sueltos. La Revista de Policía”, Revista de Policía Nº 3, Buenos Aires, 1 de julio de 1897.

27 Ibídem.

28 Respecto a la muerte de Falcón, ver los trabajos de: Barry, Viviana, “La policia ha perdido a su jefe… Notas breves sobre el atentado a Ramón Falcón”, Buenos Aires, 2009. Recuperado del sitio web del grupo Crimen y Sociedad: http://www.crimenysociedad.com.ar/a-cien-anos-de-la-muerte-de-falcon/; García Ferrari, Mercedes & Gayol, Sandra, “Ramón Falcón: asesinato político y usos políticos de la muerte en la argentina, en Gayol, Sandra & Kessler, Gabriel, Muerte, política y sociedad en la Argentina, Edhasa, Buenos Aires, 2015.

29 Este precio corresponde, a modo de ejemplo, a la popular revista magazine Caras y Caretas.

30 Ese precio corresponde a la revista Criminalogía Moderna.

31 “Los bonos de compra”, Revista de Policía Nº 1, Buenos Aires, 1 de junio de 1897.

32 “La Revista de Policía”, Revista de Policía Nº 15, Buenos Aires, 1 de enero de 1898, p. 244.

33 “La Revista de Policía. Modificaciones en su publicación”, Revista de Policía, Nº 181, Buenos Aires, 1 de diciembre de 1904.

34 Ídibem.

35 Ibídem.

36 Ver detalles más adelante, en la Tabla N° 2.

37 Esta revista, editada y dirigida por Pietro Gori, fue canjeada desde sus inicios con la Revista de Policía no obstante, no se establecieron contactos directos entre ambas. Un acercamiento a esta revista que pone énfasis en su condición de publicación especializada, lo encontramos en: Polansky, Jonathan A., “Algunas notas sobre la revista Criminalogía Moderna: entre el orden y la reforma”, Derecho Penal y Criminología, año VI, Nº 08, septiembre 2016, p. 182-192.

38 Dos referencias a Ballvé en Criminalogía Moderna se encuentran en los números 12 y 16, de 1899 y 1900, respectivamente. Aunque no hubo intercambios directos con esta publicación, de esas reseñas sobre Ballvé, es posible conocer que sí existían contactos, ya que se expresa que el comisario se ha acercado para obsequiarles copias de su libro Instrucción Policial.

39 “Varios. Agradecimientos”, Revista de Policía Nº 4, Buenos Aires, 16 de julio de 1897.

40 De acuerdo a Osvaldo Barreneche, esta publicación era editada por la Sociedad de Socorros Mutuos de Policía, cuya revista circuló entre 1900 y 1902 bajo un título homónimo. Aunque en los contactos con la Revista de Policía, Ballvé la menciona con el nombre de Revista de Policía de La Plata. Sin embargo, todo parece indicar de que se trata de la misma publicación. Barreneche, Osvaldo, “Las Revistas de Policía en la Provincia de Buenos Aires, 1948-1961”, Galeano, D., & Bretas, M. (Coords.), Policías escritores, delitos impresos. Op. Cit. p. 279

41 Respecto a esta publicación, existe una breve referencia en la Reseña histórica de la Sociedad de Socorros Mutuos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, 1894-1944, escrita por Rómulo Méndez Caldeira y distribuida como suplemento de la Revista de Policía de la Provincia. Agradezco este último dato a Pedro Berardi. A pesar de que en la Revista de Policía se lo llama Boletín Mensual de Estadística, es de suponer que se trata simplemente del Boletín de Estadística, fundado por Vucetich.

42 Galeano, D., & Bretas, M. (Coords.), Policías escritores, delitos impresos. Op. Cit.

43 Palma, Daniel, “El Boletín de la Policía de Santiago. Autorretrato de una policía urbana (1901-1924), Galeano, D., & Bretas, M. (Coords.), Policías escritores, delitos impresos. Op. Cit., p. 133.

44 En otro texto, se abordó específicamente ese viaje realizado por la dirección editorial de la Revista de Policía a las dependencias de la Policía de Santiago. Ref.: “Las Policías chilenas. Su organización y funcionamiento. Impresiones de viaje” de Antonio Ballvé., en Revista Historia y Justicia, Nº 10, 2018.

45 Revista de Policía Nº67, Buenos Aires, 1 de marzo de 1900.

Inicio de página

Índice de ilustraciones

Título Foto N°1. Nota de la Biblioteca Nacional, notificando que la Revista de Policía se encontraba agotada
Leyenda Transcripción: “El no. 216 correspondiente á este tomo de la “Revista de Policía” no figura aquí, por no haberse recibido y hallarse agotado en el momento que se formuló el respectivo reclamo. Buenos Aires, septiembre 29 de 1908. LA DIRECCIÓN”.Fuente: “Nota de la Biblioteca Nacional”, Revista de Policía, tomo correspondiente a 1908. Sección Periódicos Antiguos, Hemeroteca de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, Buenos Aires.
URL http://journals.openedition.org/rhj/docannexe/image/1961/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 56k
Título Gráfico N°1. Contactos de la Revista de Policía, entre 1897 y 1909
URL http://journals.openedition.org/rhj/docannexe/image/1961/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 40k
Título Gráfico Nº2. Tipos de secciones de intercambio directo entre 1897 y 1909
Leyenda Nota: Sólo corresponde a prensa policial y prensa de alto tiraje.Fuente: Elaboración propia, a partir del análisis de Revista de Policía, entre 1897 y 1909.
URL http://journals.openedition.org/rhj/docannexe/image/1961/img-3.jpg
Ficheros image/jpeg, 40k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Teresita Rodríguez Morales, « La Revista de Policía de Buenos Aires: ¿inauguración de un género periodístico moderno? (1897-1909)  », Revista Historia y Justicia [En línea], 12 | 2019, Publicado el 29 mayo 2019, consultado el 16 octubre 2019. URL : http://journals.openedition.org/rhj/1961 ; DOI : 10.4000/rhj.1961

Inicio de página

Autor

Teresita Rodríguez Morales

Licenciada en Historia por la Universidad de Chile. Doctoranda en Historia por la Universidad de San Andrés, Argentina. Becaria del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, CONICET. Correo electrónico: trodriguez[at]conicet.gov.ar

Artículos del mismo autor

Inicio de página

Derechos de autor

Revista Historia y Justicia

Inicio de página
  • Logo ACTO Editores Ltda
  • Logo Grupo de Estudios Historia y Justicia
  • OpenEdition Journals