Navigation – Plan du site

AccueilNuméros23Dossier Université Invitée: Barce...Espacio íntimo, espacio públicoVoz y cuerpo en la poesía de Adi ...

Dossier Université Invitée: Barcelone
Espacio íntimo, espacio público

Voz y cuerpo en la poesía de Adi Keissar y Sigalit Banai

Voice and body in the poetry of Adi Keissar and Sigalit Banai
Erica Consoli

Résumés

Adi Keissar (1980) es autora de tres libros poéticos, pero es conocida sobre todo por ser la fundadora de ‘Ars Poetica, unas veladas poéticas en las que jóvenes poetas judíos de origen árabe (mizrahíes) recitan sus composiciones. De esta manera, Keissar da voz también a sus versos, que, con un estilo cercano a la oralidad, contribuyen a la difusión de la poesía mizrahí y de sus reivindicaciones identitarias.

Otra artista, Sigalit Banai (1968), que también se reconoce en la cultura mizrahí, es autora de dos obras poéticas que recita en diversos escenarios. Como escritora y como actriz, Banai no solo da voz a sus versos, sino que les da también cuerpo: su mismo cuerpo se vuelve un instrumento de representación poética.

Con este artículo se pretende ofrecer una visión de cómo las dos autoras expresan sus propias identidades, como judías y árabes (mizrahíes), centrándonos sobre todo en el papel que juegan la voz (la oralidad) y el cuerpo en sus trayectorias poéticas.

Haut de page

Texte intégral

Poesía mizrahí y performance

  • 1 El adjetivo mizrahí significa literalmente «oriental» en hebreo y se usa para referirse a los judío (...)

1Las obras poéticas y artísticas de Adi Keissar (Jerusalén, 1980) y Sigalit Banai (Jerusalén, 1968) tienen en común tanto el vínculo con la cultura mizrahí1, es decir, aquella relativa a los judíos árabes que viven en Israel, como la importancia que tienen para ambas la expresión oral y la performance como partes complementarias del texto escrito.

2En relación con la primera característica que une a estas dos poetas y artistas, cabe destacar que en el panorama poético israelí contemporáneo se observa una creciente presencia de jóvenes mizrahíes que reivindican con sus poemas su pertenencia a ambas culturas, la judía y la árabe: escriben en hebreo, pero sus versos están salpicados de palabras y expresiones en árabe y, en muchos casos, dan voz, a través de sus relatos personales o familiares, a las vivencias de los judíos que migraron a Israel desde países de Oriente Medio o del Norte de África y a las discriminaciones que sufrieron y sufren en su nueva tierra.

  • 2 La descripción de la compleja composición étnica israelí, fruto de distintas oleadas migratorias de (...)
  • 3 Shohat, «The Invention of the Mizrahim», p. 6.

3Frente a todas las múltiples identidades que conforman el mosaico étnico de la sociedad israelí2, la característica que cabe destacar respecto a los judíos mizrahíes es su vínculo con la lengua y la cultura árabes, que son la lengua y la cultura de los enemigos por excelencia del Estado de Israel. Una visión dicotómica y estereotipada de la realidad étnica y política israelí provocó que la condición, natural para muchos, de ser judío y árabe a la vez, se volviera «an oxymoron and a misnomer, a conceptual impossibility» según afirma Ella Shohat3.

4En el panorama literario israelí, no son muchos los escritores judíos de origen árabe que alcanzaron el éxito. Sin embargo, se puede contar con autores de renombre, entre los cuales cabe destacar a Sami Michael (Bagdad, 1926) Shimon Ballas (Bagdad, 1930) en la prosa y a Erez Biton (Oran, 1941), Amira Hess (Bagdad, 1943) y Ronny Someck (Bagdad, 1951) en lo que concierne a la poesía. Ellos pertenecen a la primera generación de escritores que en los años 60 y sobre todo 70 del siglo pasado comenzaron a escribir sus obras en hebreo y abandonaron su lengua materna, el árabe, al menos en su producción literaria. El panorama de la literatura israelí se vio, así, ampliado y enriquecido, sobre todo en los temas abordados: el sentimiento de extrañeza respecto a la nueva tierra en la cual se instalaron, las dificultades de integración y la posición marginal a la que fueron relegados los judíos de origen árabe tanto geográfica (la mayoría de ellos vivieron en campos de tránsito y luego en ciudades periféricas) como culturalmente han sido motivos literarios recurrentes en sus obras.

  • 4 Si bien Oppenheimer no hace distinciones diacrónicas en su definición de la poesía mizrahí, de aquí (...)

5Restringiendo el ámbito a la poesía, Yochai Oppenheimer afirma que hay ciertas particularidades de la escritura mizrahí4 que la distinguen del resto de la literatura israelí puesto que dio

  • 5 Oppenheimer, ¿Qué quiere decir ser auténtico?, p. 20. Esta cita, y todas las siguientes cuya lengua (...)

expresión a una lengua diferente – ya sea al árabe de los inmigrantes, o a los términos de los judíos “religiosos” o al discurso de barrio- tres ámbitos distintos que se consideraban ajenos a la poesía israelí. La poesía mizrahí fue, en ese sentido, parte de las tendencias anti-hegemónicas que surgieron en poesía y, además, dio expresión de forma permanente y constante al carácter radical de las mismas5.

6Siguiendo las observaciones de Oppenheimer, la poesía mizrahí da voz a un lenguaje diferente, influenciado por términos y expresiones propios de grupos étnicos o sociales (ya sean árabes, religiosos o habitantes de las periferias) de alguna forma marginados en la sociedad israelí. Por eso se trata de un género reivindicativo, anti-hegemónico y, en este sentido, rompedor.

  • 6 Somers-Willet, «Slam Poetry and the Cultural Politics of Performing Identity», p. 56.
  • 7 Butler, Bodies that matter, p. 13.
  • 8 Bhabha, «The Third Space. Interview with Homi Bhabha», p. 211.
  • 9 Zumthor, Introducción a la poesía oral, p. 240.

7Las obras poéticas de Adi Keissar y Sigalit Banai son un ejemplo de esta escritura, ya que se trata de obras influenciadas por la lengua y la cultura árabes, en las que también la tradición judía religiosa tiene espacio y voz. Además, son textos que se insertan en la tradición de la literatura mizrahí en cuanto a su contenido, puesto que en ellos se pone frecuentemente en cuestión la homogeneidad de la identidad israelí y el relato de la historia nacional, por lo que son también obras reivindicativas y anti-hegemónicas. Más aún: también desde el punto de vista formal se trata de obras no canónicas, porque en la producción de ambas la oralidad y la performance cumplen un papel importante que rompe los confines del texto poético pensado solo como un texto escrito. Si se considera la performance como «an instance of identity’s performativity, a live embodiment and enactment of an identity in a particular space and time»6 y performativity como «that discursive practice that enacts or produces that which it names»7, las actuaciones públicas de Keissar y Banai llevan a la escena sus propias identidades individuales, como mujeres, como poetas y/o como mizrahíes. Se trata, por tanto, de obras que desmienten tópicos y estereotipos y representan identidades híbridas en una conmistión de formas. Siguiendo, por otra parte, la idea de Bhabha, según la cual «the importance of hybridity is not to be able to trace two original moments from which the third emerges, rather hybridity to me is the ‘third space’ which enables other positions to emerge»8, se puede afirmar que Keissar y Banai se mueven en este tercer espacio que permite crear posibilidades distintas, ya sea desde el punto de vista literario y artístico o también identitario. Al mismo tiempo, las poetas con sus actuaciones contribuyen a conformar una identidad colectiva en un espacio y un momento determinados, a través de la implicación del público, ya que «el oyente “forma parte” de la performance. El cometido que desempeña no contribuye menos que el del intérprete a constituirla.»9

  • 10 El término «slam poetry» hace referencia a un tipo de competición poética que desde los Estados Uni (...)
  • 11 Nos basamos en esta definición en el estudio de Martínez Cantón, en el que sepuede leer: «[...] pod (...)
  • 12 Zumthor, Introducción a la poesía oral, p. 157.

8Al hablar de performances poéticas se hace referencia a un ámbito muy amplio, que incluye, por ejemplo, las conocidas competiciones poéticas de slam poetry10, pero se distingue de los simples encuentros de lecturas de poemas escritos y previamente publicados. Así, si bien es frecuente que los poemas de Keissar y Banai se lean y reciten aún antes de su publicación, lo que convierte esas recitaciones en performances poéticas es que se trata de lecturas que presentan también algún elemento propio de otras artes, ya sean músicas o imágenes11. Además de ser una forma poética, la performance va más allá del texto y se considera también una acción, en cuanto obra performativa: «Como acción (y doble: emisión-recepción), la performance pone en presencia unos actores (emisor, receptor, singular o plurales) y en juego unos medios (voz, gesto, medio)»12. Con sus acciones poéticas Keissar y Banai efectivamente construyen y representan identidades individuales y/o colectivas.

9Considerando, por lo tanto, como ejes principales, la cultura mizrahí y la performance poética, nos acercaremos a la obra de Adi Keissar y de Sigalit Banai, a través del comentario de poemas o fragmentos de poemas que hemos traducido desde el hebreo para este estudio. Partiendo del hecho de que ambas autoras se insertan en la tradición poética mizrahí, veremos algunos de los temas que tratan en referencia a este aspecto identitario, pero haremos hincapié principalmente en lo innovador de las propuestas poéticas de ambas, es decir en su vínculo con la oralidad y la performance. Con este propósito es relevante la aportación cultural de Keissar por haber dado voz a sus versos y a los de otros jóvenes poetas mizrahíes, mientras que Banai ha añadido a su voz de poeta mizrahí también su cuerpo.

Adi Keissar y los encuentros de ‘Ars poetica

  • 13 El apóstrofe ante la palabra Ars, aunque lo pueda parecer, no es una errata sino la trascripción de (...)
  • 14 Keissar en ‘Ars poetica 2, p. 6. Las explicaciones terminológicas se han añadido.
  • 15 Eliahu, «El grupo “‘Ars poetica” quiere hacer una revolución en la poesía hebrea»

10Adi Keissar es la fundadora de ‘Ars poetica13, unos encuentros de poesía, música y fiesta organizados desde enero de 2013 en diversos bares o espacios públicos de Tel Aviv y de otras ciudades israelíes. Según palabras de su fundadora, ‘Ars poética es «una mezcla de jafla [«fiesta» en árabe] y palabras mojadas en el arak [licor anisado típico árabe] concebida para celebrar la riqueza cultural que existe a nuestro alrededor, crear una casa cálida para las palabras y ofrecer un palco a nuevos poetas.»14 Tratándose de veladas poéticas en las que diversos autores mizrahíes leen sus poemas, intercalados por música árabe y danza del vientre, en espacios abiertos al públicos, Adi Keissar ha cumplido con el propósito de dar voz a la poesía mizrahí más actual. Eli Eliahu, además, llega a definir ‘Ars poética como «una expresión de la lucha mizrahí en poesía»15, reconociendo también el compromiso social y cultural de estos encuentros.

  • 16 Ibidem. Los encuentros de ‘Ars poética tuvieron una rápida difusión y éxito entre el público de oye (...)
  • 17 Ong, Oralidad y escritura, p. 134.

11Según afirma Israel Dadon en una entrevista, ‘Ars poetica no es un grupo, ni un movimiento poético, sino una ola «que emerge de entre un mar de silencio»16. Ese espíritu espontáneo generado de la necesidad de romper un silencio es el que ha guiado a Adi Keissar en la propuesta de esas lecturas y performances poéticas y es el que sigue hasta hoy en día en las diversas tardes de ‘Ars poetica. Asimismo, la importancia de crear comunidad es evidente en los encuentros poéticos organizados por Keissar ya que en ellos se crea un sentimiento de pertenencia que se puede explicar con las palabras de Ong: «la oralidad secundaria ha engendrado un fuerte sentido de grupo, pues el escuchar palabras habladas convierte a los oyentes en grupo, un verdadero público, así como la lectura de textos escritos o impresos propicia la introspección en los individuos»17.

12Así, además, se evita que muchos poetas emergentes puedan sucumbir a las políticas editoriales que premian lo canónico y lo que vende, siendo ‘Ars poética una alternativa a esas políticas, una forma de dar difusión a un producto cultural, poético, más allá de su publicación por escrito, antes de su entrada en los procesos normativos y tradicionales de difusión y venta. Keissar, de hecho, ha publicado sus tres libros en una editorial pequeña, la editorial fundada por un grupo de activistas culturales mizrahíes, Guerrilla Tarbut (que se puede traducir como «Guerrilla cultural»), y siempre tras una campaña de crowdfunding, pero, antes de publicar, ya se había dado a conocer gracias a las lecturas de sus escritos en las veladas de ‘Ars poética.

13El primer libro de Keissar, publicado en 2014, comienza con un significativo poema, cuyo título es Yo no sé recitar poesía. Se puede considerar este poema como la declaración de intenciones que llevó a Keissar a dar inicio a los encuentros de lectura de ‘Ars poética.

Fui a un evento poético
estaba allí uno
leyó las palabras
con tono serio
para que yo supiera que sus palabras eran importantes.
Después subió una
leyó las palabras
con tono triste
para que yo supiera que sus palabras eran conmovedoras.
Después subió otro
leyó las palabras
con tono de actor
para que yo supiera que él sabe
él sabe
leer poesía.

  • 18 Keissar, Negro sobre negro, p. 3-4.

Y todo lo que yo quería era
que ellos leyeran como si
me hubiesen llevado a una comida
familiar a casa de sus padres
y mientras todos comían
hubiesen quitado
el mantel de la mesa
haciéndolo volar así
por los aires
con todos los cubiertos.
[…]
18

  • 19 Eliahu, «El grupo “‘Ars poetica” quiere hacer una revolución en la poesía hebrea»

14El poema muestra en la primera estrofa una estructura repetitiva que refleja el aburrimiento de la poeta-espectadora de las lecturas de otros, mientras que la segunda estrofa, con un ritmo más concitado y versos menos ordenados, da voz a los deseos de la autora, quien describe con una imagen esclarecedora su idea de lectura poética no convencional. De este modo Keissar da inicio a su creación artística y poética, revelando sus gustos y sus intenciones. «Fui a muchas veladas poéticas por la ciudad y no me encontré a mí misma» cuenta en la primera entrevista concedida a Haaretz; «sentí dos cosas: que no habría querido leer en unos eventos como aquellos. No sentía pertenecer a ese ambiente. Y, lo segundo, esperaba que en una velada poética encontraría al menos a tres personas que me hiciesen explotar el cerebro. Y no pasó. Era más como un club cerrado de amigos»19. El hecho de no sentirse parte de la cultura dominante ha movido Keissar a crear encuentros poéticos alternativos, cuya propuesta se basa en la espontaneidad, la ruptura con lo establecido y la autenticidad, así como también su estilo poético.

  • 20 Larochav, p. 3.
  • 21 https://www.youtube.com/channel/UCfNe-4439_X1l8DAeN1dpxw

15En algunas ocasiones los poetas mizrahíes han reivindicado que no hay que «bajar la poesía a la calle» ya que «la poesía es la calle»20. La idea de que la poesía sea la calle significa que su lenguaje tiene que reflejar el de la calle y se implementa leyendo en voz alta y recitando poemas en espacios públicos. Además, para que lleguen a «la calle», entendida como a la sociedad en sus diferentes capas, las veladas de ‘Ars poetica se pueden escuchar también en un canal de Youtube21.

16Una característica fundamental de la poética de Keissar –y de otros jóvenes poetas de ‘Ars poética – es la influencia que ejerce en ella la expresión oral, ya que afecta a su estilo a través del uso de repeticiones y de un ritmo que permite una mayor efectividad a la hora de llegar al público y transmitir un mensaje. Si bien los temas y las reivindicaciones a los que Adi Keissar da voz entran en el cauce de la poesía mizrahí, su estilo es más directo respecto al de los poetas judíos árabes de generaciones anteriores; el léxico es asequible, propio de composiciones pensadas también para la lectura. Un ejemplo de este estilo es el poema Yo soy la mizrahí, publicado por Adi Keissar en su primer libro (2014), pero recitado desde mucho antes:

  • 22 Un cantante mizrahí de renombre.

Yo soy la mizrahí
que vosotros no conocéis
yo soy la mizrahí
que vosotros no mencionáis
que sabe recitar
todas las canciones
de Zohar Argov22
y lee a Albert Camus
y a Bulgakov
mezcla todo poco a poco
sobre un pequeño fuego
leche y carne
negro y blanco

los humos envenenan
vuestro
cielo azul y blanco

¿Qué me vais a hacer?

Yo respiro en hebreo
compro en inglés
amo en árabe
[…]

No me digas cómo ser mizrahí
aunque hayas leído a Edward Said
porque yo soy la mizrahí
que no te tiene miedo a ti
ni a los comités de admisión
ni a las entrevistas de trabajo
ni a los aeropuertos
[…]23

17Este texto hizo famosa a su autora por el hecho de representar muy bien su estilo: directo y reivindicativo. La repetición de «yo soy la mizrahí» marca el ritmo del poema, formado por versos concitados en los que frases breves y sintagmas reiterados desmontan los estereotipos que marcan la construcción de la identidad mizrahí según la imagen que tienen de ella los otros, los que no son mizrahíes. Las repeticiones evidencian, además, que el poema se pensó para ser recitado en voz alta, y no solo leído. Con la lectura de sus versos, Keissar propone una representación, una performance de sí misma y una reivindicación identitaria con la que desmonta a lo largo del poema la rígida construcción dicotómica de las identidades que componen la sociedad israelí. Ella misma afirma querer mezclarlo todo y seguidamente menciona lo que no se puede mezclar: la leche y la carne no se pueden comer en una misma comida según las reglas alimenticias judías. Además, el negro y el blanco representan los colores opuestos por excelencia y hacen referencia también a diferencias étnicas y sociales. Sin embargo, Keissar se propone romper esa dualidad y contaminar, figurativamente, ese cielo azul y blanco que representa el Estado de Israel, a través de los colores de su bandera. Además, en los siguientes versos la poeta reivindica con orgullo su hibridez también desde el punto de vista lingüístico: «Yo respiro en hebreo / compro en inglés / amo en árabe». Las tres lenguas que habla la poeta ocupan ámbitos distintos de su vida y coexisten en sus vivencias cotidianas. El hebreo es una lengua vital, su lengua materna, el inglés es la lengua del consumo, de la economía, el árabe es la lengua de los sentimientos, una lengua ya perdida para ella, la lengua de la abuela de Adi Keissar, con la que la autora mantiene un vínculo afectivo que aflora de vez en cuando en sus versos.

18La historia familiar y, en particular, la relación de los escritores actuales con sus abuelos representa un tema frecuente en la poesía mizrahí, como se puede apreciar en este poema de Keissar que da nombre a su primer libro, Negro sobre negro:

  • 24 Una marca de yogur.

Con un fuerte acento me amaba mi abuela
y me decía palabras yemeníes
que yo no entendí nunca,
y cuando era niña
recuerdo
que tenía miedo de quedarme a solas con ella,
temía no entender la lengua de su boca
que seguía sonando para mí con una sonrisa,
y no entendía
ni una palabra de lo que decía
los sonidos se oían lejanos lejanos
incluso cuando me hablaba de cerca.
Una vez
recuerdo,
me compró un Prily
24 de piña
y tras haber roto con el pulgar
la tapa fina de aluminio
y habérmelo bebido entero,
quería decirle gracias,
pero no sabía
en qué lengua.
Entonces salí a un gran jardín,
recogí una flor
y se la di,
avergonzándome
recuerdo
cuánto apuro había entre nosotras
de la misma sangre
y de dos lenguas mudas.
Lavó el vaso del Prily
en silencio
lo llenó de agua
y le puso dentro la flor que le di.

Nunca entendí
ni una palabra de lo que decía
mi abuela,
pero sus manos las entendía
y su carne la entendía
aunque no
haya entendido nunca de verdad
las palabras que decía
y ella sencillamente amaba mi pequeño cuerpo
de la hija de su hija.

A veces al corazón se le ocurren
cosas extrañas
como aprender la lengua yemení
y volver a visitarla
para pegar los labios sobre la tierra
y gritarle dentro
todo lo que había querido decirle
aquella niña
y sobre todo advertirla
que la flor que le di
estaba llena de hormigas.
25

19Al declamar esos versos en las veladas de ‘Ars poética, Adi Keissar comparte una historia personal en la que muchas otras personas se pueden reconocer. Sus versos son sencillos, cuentan un recuerdo de infancia, en el que resalta la distancia y la incomunicabilidad entre esas dos generaciones de judías árabes. Se trata de una historia familiar que ejemplifica la historia de muchas familias provenientes de países árabes y el hecho de que esas historias no solo se escriban, sino que se proclamen públicamente, representa un desafío frente al relato canónico, al discurso oficial israelí.

20La voluntad de Adi Keissar de recuperar esa parte del relato judío familiar y colectivo junto con la lengua y la cultura árabes que resuenan en sus composiciones en forma de palabras, ecos o recuerdos, se puede leer también en algunos versos del poema Galbi, término que en árabe, con pronunciación yemení, significa «mi corazón»:

  • 26 Keissar, Negro sobre negro, p. 22-24.

[…] Con los ojos bien abiertos
intento buscar
el camino
hacia el templo
de los recuerdos,
entrar con la planta de los pies
en las huellas que dejaron atrás
los que vinieron desde allá
y recorrer el camino de regreso
para conocer algo
de mi
galbi.
Camino y recito
migajas de frases
murmullos desgarrados
la sinagoga de Gades
el puntero del
mori
el campamento de Hashed
sobre alas de águilas
26

  • 27 El nombre hace referencia al pasaje bíblico del Éxodo 19:4.

21Aquí Keissar intenta recuperar los ecos de un pasado perdido en el desierto. Se hace referencia en estos versos a la sinagoga de la comunidad de Gades, un pueblo de Yemen en el que vivía una de las comunidades judías del país. Se menciona al mori, el término yemení con el que los judíos se referían al rabino encargado de la enseñanza a los niños. Finalmente, Hashed es el nombre del campo de tránsito al que fueron llevados los judíos yemeníes tras llegar a Israel con la operación aérea denominada «En alas de águilas»27 que condujo al territorio israelí a casi cincuenta mil judíos yemeníes entre 1949 y 1950. Con ese camino hacia atrás, Keissar intenta recuperar sus raíces y volver al lugar en el que se quedó su corazón árabe. Su poesía, con un estilo sencillo, espontáneo y cercano a la oralidad y gracias a las lecturas en las veladas de ‘Ars poética, cumple en efecto con la función de reivindicar una identidad personal y colectiva y de darle voz y difusión también en la calle, propiciando un sentimiento comunitario que la escritura por sí sola difícilmente propiciaría.

Sigalit Banai y la performance de las identidades

22La poeta Sigalit Banai también se reconoce como artista mizrahí y participa no solo en las veladas de ‘Ars poética, sino también en muchos otros eventos de performance poética o de teatro de los que suele ser también promotora.

  • 28 En Imma Faiza (2002) Banai se centró en la figura de Faiza Rushdie, la voz por excelencia de la mús (...)

23Su carrera comienza en el ámbito cinematográfico, como directora de películas documentales que abordan el tema identitario y en particular exploran la influencia de la cultura árabe en la cultura israelí28. Su formación en el mundo del cine (Banai también es profesora de dirección cinematográfica en la universidad de Tel Aviv) influye profundamente en su obra poética. Los personajes que protagonizan sus poemas podrían ser personajes de cuentos o de alguna película o serie. La sección cairota de la primera obra poética de Banai, Barrio de Hatikva, El Cairo, presenta nueve poemas dedicados a nueve mujeres, la mayoría de origen europeo o norteamericano, que se encuentran en una pensión de El Cairo y allí comparten sus experiencias de mujeres occidentales en la capital egipcia. Las nueve se encuentran en el último poema de la sección, el que está dedicado a la autora misma, Sigalit:

[…] llorando me separo de ti en la puerta de la pensión
el olor conocido el ascensor el salón
me siento entre vosotras en el sofá
Aneli me ofrece galletas de mantequilla
Rachel y Mónica sonríen comprensivas
Evelin dice Tú de verdad te volviste loca
Einav dice Todas nosotras nos volvimos locas
estamos ebrias de El Cairo
Aneli dice Todos fuera están ebrios de El Cairo
solo que aquí nosotras podemos
despertarnos de la embriaguez de Europa y empezar a ver
Aisha dice con tristeza que al final
también de este despertar nos despertaremos
yo no puedo dejar de hilvanar
busco una respuesta en los ojos de Madame Crosetti
que escucha ya desde hace años las mismas conversaciones
que llevan allí a las mujeres de la pensión
que llamó Roma
en Oriente Medio
[…]
29

24Estos versos permiten evidenciar el tema, muy presente en la poética de Banai, de la dualidad, la contraposición y la fascinación recíproca de Oriente y Occidente, pero también permiten analizar –si bien en traducción– el lenguaje y el estilo de la autora. Banai escribe con palabras sencillas pero sin signos de puntuación, dejando que los versos se encadenen el uno al otro y con su longitud impriman ritmo al poema. Se trata de un poema que es más bien un cuento, que presenta un estilo narrativo e incluye diálogos entre los personajes como en una escena teatral. La presencia de la autora misma, como personaje poético, es una característica de la producción poética de Banai, quien se presenta y representa a través de su obra artística.

  • 30 Zumthor, Introducción a la poesía oral, p. 206.

25Es relevante también señalar que la autora recita este poema cubriéndose la cabeza con un velo negro durante la primera mitad del poema, en el que se mueve por las calles de El Cairo, pero se desvela en el momento en el que entra en la Pensión Roma, es decir cuando comienzan los versos anteriormente citados. En la recitación de sus poemas, Sigalit Banai acompaña igualmente cada verso con gestos y modulaciones de voz, haciendo de la performance un elemento indispensable de su labor poética, ya que «el gesto engendra en el espacio la forma externa del poema»30. Ella misma da, por consiguiente, voz y cuerpo a sus poemas en los escenarios, además de recitarlos en entrevistas televisivas.

26Banai es por tanto protagonista de sus poemas, que en su mayoría desarrollan historias alrededor de un personaje o de una escena. Al recitarlos en diversos escenarios, ella misma se identifica con sus personajes, los interpreta y les da vida. En ese sentido se puede afirmar que no solo su voz, sino también su mismo cuerpo forman parte de su obra poética. Ello se percibe, por ejemplo, en la portada y la contraportada de Barrio de Hatikva, El Cairo, donde la poeta presenta imágenes de su mismo rostro:

© Autorretrato en El Cairo, Sigalit Banai 2006, fotógrafo: Micha Shimhon

27Se trata de fotos que representan una indiscutible propuesta artística, en la que la imagen de la poeta hace manifiesta desde el primer momento la ambivalencia identitaria contenida en sus poemas, al mismo tiempo que el lector se ve transportado, también visualmente, desde la capital egipcia hasta Hatikva, un periférico barrio de Tel Aviv habitado sobre todo por judíos mizrahíes.

28El pañuelo oscuro le permite a Sigalit Banai representar personajes o situaciones en los escenarios, haciéndolos vivir más allá de las páginas, y así también le permite desempeñar el papel de musulmana en su primer libro y de judía religiosa en su segundo libro, Hebrea (2016), como se puede ver en la portada del mismo:

© Autorretrato en la sinagoga de Yad Eliahu, Sigalit Banai 2015, fotógrafo: Micha Shimhon

29El pañuelo es, en efecto, parte de la performance y del lenguaje artístico de Banai. Con él, la poeta representa diferentes identidades, incluida la suya: en ocasión de una entrevista para un programa televisivo31, la poeta contestó a la pregunta ¿Quién es Sigalit Banai? recitando el poema Mudémonos a Jerusalén y haciéndolo, también en este caso, con el auxilio performativo de un pañuelo. «Mudémonos a Jerusalén / fortaleceré mi fe / vayamos a vivir en la vieja Katamon / mandemos a los niños / a una escuela mixta / judíos-árabes / religiosos-laicos» y en este momento Banai se cubre la cabeza y sigue: «El sábado por la mañana iré al minian brasleví / despacio / me bajarán lágrimas leyendo la Torah»32, y adopta así la identidad de una mujer judía religiosa.

30Banai se define como artista de spoken word, es decir: artista de performances relacionadas con la palabra hablada, no solo escrita. «Yo hablo poesía» afirma en la entrevista antes mencionada y reconoce también que su obra es conocida probablemente más por sus videos o sus espectáculos que por la lectura de sus libros. Por eso, en el último de ellos, la autora especifica qué poemas se han recitado con ocasión de algún evento de spoken word. En concreto Poema en respuesta es el texto que Banai recitó en una velada de ‘Ars poetica y se concluye con los versos:

  • 33 Banai, Hebrea, p.49 https://www.youtube.com/watch?v=24lMhJLkVrw

Pues qué pasa si este poema no me representa
¿yo escribo poesía que representa?
¿A quién?
Yo quiero inventarme a mí misma
yo vivo en una película
una película árabe
judía
33

31El pañuelo que cubre la cabeza de Banai y los gestos con los que lo despliega o se envuelve en él son los que le permiten inventarse y recrearse representando varias identidades en el escenario, tal y como lo hace en la recitación de este mismo poema, en el que, una vez más, los elementos árabes y judíos entretejen los versos.

32Asimismo, y negando la homogeneidad identitaria israelí y resaltando los elementos árabes que hay en ella, en marzo de 2014 Banai llevó a un escenario de slam poetry un poema34 en el que inglés, árabe y hebreo se entremezclaban para criticar el carácter occidental del Estado de Israel e incluso de la competición en la que estaba participando. Con tono satírico, Banai puso de este modo en discusión la imagen de abertura que quieren dar los ambientes más alternativos de la sociedad israelí, ya que, sin embargo, se olvidan del espacio geográfico que habita Israel, de Oriente Medio, y prescinden de su componente árabe. Banai ironiza sobre el hecho de que todos hablen inglés, de que Tel Aviv sea una ciudad como Nueva York, Berlín, Tokio, como Barcelona, y por eso afirma en árabe: «no somos de aquí» y especifica en hebreo: «nosotros no venimos de Oriente Medio»35. Los provocativos versos de Banai cobran ritmo en la representación escénica entre palabras, sonidos, movimientos y gestos.

33De nuevo a través de su mismo cuerpo y más allá de la voz, Banai llega a ser, incluso, soporte de la escritura: si para la portada del primer libro se pinta con henna el brazo y la mano, en la portada de su segundo libro se tatúa en el brazo shema’ Israel («Escucha, Israel», el principio de la más importante plegaria judía, la que proclama la unicidad de Dios). Además, en un videoclip en el que anuncia la publicación de su segunda obra literaria, van apareciendo letras hebreas pintadas sobre su misma piel mientras ella recita el poema Mi piel es hebrea que une sus dos libros:

  • 36 Banai, Barrio de Hatikva, El Cairo, p. 67 y Banai, Hebrea, p. 7: este poema se encuentra publicado (...)

Mi piel es hebrea
y me agarro a esta tierra con todas mis uñas
no tengo otro lugar
hacia donde pueda migrar
porque cómo podría exiliarme de mi lengua
en la que me construí una casa
en mi poema
[…]
36

34El vínculo de Banai con su lengua es, por tanto, una cuestión de pertenencia, de hogar, pero también de cuerpo: de piel, aunque esto no le impida vestirse de distintas identidades, ya sean lingüísticas, étnicas o religiosas, en la interpretación de sus poemas. Voz y cuerpo son elementos inherentes a la poesía de Sigalit Banai, con los que la autora expresa y construye su identidad, pero también la de los personajes que protagonizan sus poemas, e interpela al público. La hibridez de su aportación poética: entre hebreo y árabe, versos y prosa, escritura y recitación, imágenes, gestos y voces, es absoluta.

Conclusiones

35La obra poética de Adi Keissar y Sigalit Banai permite a la poesía mizrahí actual beneficiarse de las ventajas de la oralidad, de la lectura pública y de la recitación para irrumpir con más fuerza en el panorama cultural israelí.

36Gracias a los encuentros de ‘Ars poética, en un contexto no canónico, relajado y festivo que esquiva la competición en el mercado editorial y se propone como poesía de la calle, Adi Keissar ha contribuido a que la cultura mizrahí saliera de la marginalidad a la que parecía estar relegada. Dando voz a sus versos y a los de muchos otros autores jóvenes, el tema de la discriminación de la cultura árabe y mizrahí en Israel ha llegado a un público más amplio. Al mismo tiempo, y añadiendo el cuerpo a la voz y a la palabra escrita, Sigalit Banai propone una obra ecléctica, que sobresale de los confines de la poesía canónica y de sus espacios. La artista «habla poesía» y la lleva a escenarios diferentes, desde los teatros hasta las competiciones de slam poetry y los programas televisivos.

37Con ello se observa que ambas autoras conciben la poesía como un medio para representar identidades distintas e híbridas, y también para afirmarlas y darles voz en la realidad misma en la que viven. La poesía de Adi Keissar y Sigalit Banai es así ese tercer espacio, definido por Bhabha, que permite a otras voces emerger, un espacio que conyuga lenguajes y estilos distintos y que, por eso, constituye el lugar idóneo para la representación de identidades híbridas y marginadas.

38La expresión de la identidad mizrahí encuentra de este modo un lenguaje mucho más directo y maleable y una forma que va más allá de la composición escrita y que, a través de la recitación, traspasa las páginas de los libros y se libra entre sonidos, movimientos e imágenes para llegar a un público más amplio y alcanzar más visibilidad en la sociedad israelí.

Haut de page

Bibliographie

AA.VV. Larochav. Magazine de Guerrilla Tarbut, ed.digital, 2012 –en hebreo

BANAI, Sigalit, Barrio de Hatikva, El Cairo, Tel Aviv, 2013, Iton 77 –en hebreo

– Hebrea, Tel Aviv, 2016, Iton 77. –en hebreo

BHABHA, Homi, «The Third Space: Interview with Homi Bhabha» en Ruthford, J., Identity: community, culture, difference, Londres, 1990, Lawrence&Wishart, p. 207-221.

BUTLER, Judith, Bodies That Matter, New York, 1993, Routledge.

ELIAHU, Eli, «El grupo ‘Ars poetica quiere hacer una revolución en la poesía hebrea», Haaretz 05/12/2013. –en hebreo

KEISSAR, Adi, Negro sobre negro, 2014, Ed. Guerrilla Tarbut. –en hebreo

KEISSAR, Adi (ed.) ‘Ars Poetica 2, Ed. Guerrilla Tarbut. –en hebreo

MARTÍNEZ CANTÓN, Clara Isabel, «El auge de la nueva poesía oral. El caso del poetry slam», Castilla. Estudios de literatura n.3 –revista electrónica- 2012, p. 385-401.

ONG, Walter J., Oralidad y escritura. Tecnologías de la palabra, trad. de A. Scherp, México, 1987 [1982], Fondo de Cultura Económica.

OPPENHEIMER, Yochai, ¿Qué quiere decir ser auténtico? Poesía mizrahí en Israel, Tel Aviv, 2012, Resling. –en hebreo

SHOHAT, Ella, «The invention of the Mizrahim», Journal of Palestine Studies, Vol.

29, n.1, 1999, University of California Press, p. 5-20.

SOMERS-WILLETT, Susan B.A., «Slam Poetry and the Cultural Politics of

Performing Identity», The Journal of the Midwest Modern Language Association, Vol.3, n.1, 2005, Midwest Modern Language Association, p. 51- 73.

YIFTACHEL, Oren, Ethnocracy. Land and Identity Politics in Israel/Palestine, Philadelphia, 2006, University of Pennsylvania Press.

ZUMTHOR, Paul, Introducción a la poesía oral, Madrid, 1991 [1983], Taurus Humanidades, Alfaguara.

Videos:

- Adi Keissar recita Yo soy la mizrahí, en ‘Ars poetica 10:

https://www.youtube.com/watch?v=2ASGYf6FUTs (última consulta: 8/07/2018)

- Adi Keissar recita Negro sobre negro en ‘Ars poetica 1:

https://www.youtube.com/watch?v=fiZjoSUelE8 (última consulta: 8/07/2018)

- Entrevista a Sigalit Banai en Mekablim shabbat im Dov Elbaum el 15/07/2016:

https://www.youtube.com/watch?v=zAHrL57zvMI&t=164s

(última consulta: 8/07/2018)

- Sigalit Banai en Poetry Slam, 7/04/2014:

https://www.youtube.com/watch?v=BUxJNRURTII (última consulta: 8/07/2018)

- Sigalit Banai recita Sigalit:

https://www.youtube.com/watch?v=2ny4KBKNlaQ (última consulta: 8/07/2018)

- Sigalit Banai recita Mi piel es hebrea:

https://www.youtube.com/watch?v=zPlsIKZkgXU (última consulta: 8/07/2018)

- Sigalita Banai recita Poema en respuesta en ‘Ars poetica:

https://www.youtube.com/watch?v=24lMhJLkVrw (última consulta: 8/07/2018)

Haut de page

Notes

1 El adjetivo mizrahí significa literalmente «oriental» en hebreo y se usa para referirse a los judíos provenientes de países árabes o islámicos, desde Oriente Medio hasta el Norte de África. Se trata de un término acuñado tras la fundación del Estado de Israel por la élite de origen europea y claramente fruto de una visión orientalista de la categorización étnica judía. Solo a partir de los años 90 del siglo pasado en ámbito intelectual los mismos judíos provenientes de países árabes han comenzado a auto-denominarse mizarhíes, con propósito reivindicativo. Para más información sobre este tema, se puede consultar el estudio de Ella Shohat «The Invention of the Mizrahim». En este artículo se utilizará el término mizrahí con desinencia hispanizada, por lo tanto el plural será mizrahíes.

2 La descripción de la compleja composición étnica israelí, fruto de distintas oleadas migratorias desde los más diversos lugares del planeta, resultaría demasiado superficial en el espacio limitado de este artículo. Para conocer más sobre el tema de las relaciones de poder entre las diversas etnias que componen la sociedad israelí desde sus albores, uno de los estudios de referencia es Ethnocracy. Land and Identity Politics in Israel/Palestine de Oren Yiftachel.

3 Shohat, «The Invention of the Mizrahim», p. 6.

4 Si bien Oppenheimer no hace distinciones diacrónicas en su definición de la poesía mizrahí, de aquí en adelante se hará referencia con ese término principalmente a la poesía y a todo lo referido a la generación más joven de escritores judíos árabes, nietos de los primeros migrantes desde las tierras del Islam, cuyas obras se comenzaron a publicar a partir de la primera década del segundo milenio, ya que son ellos mismos los que se autodenominan como tales, mizrahíes, apoderándose de ese apelativo, pese a su connotación negativa.

5 Oppenheimer, ¿Qué quiere decir ser auténtico?, p. 20. Esta cita, y todas las siguientes cuya lengua original es el hebreo, están traducidas por mí.

6 Somers-Willet, «Slam Poetry and the Cultural Politics of Performing Identity», p. 56.

7 Butler, Bodies that matter, p. 13.

8 Bhabha, «The Third Space. Interview with Homi Bhabha», p. 211.

9 Zumthor, Introducción a la poesía oral, p. 240.

10 El término «slam poetry» hace referencia a un tipo de competición poética que desde los Estados Unidos se está expandiendo por el mundo y conjuga poesía y oralidad. En sus escenarios se suelen reivindicar y representar identidades marginadas, como la de los afroamericanos en Estados Unidos.

11 Nos basamos en esta definición en el estudio de Martínez Cantón, en el que sepuede leer: «[...] podemos decir que consideraremos dentro de la performance poética todas aquellas manifestaciones en las que entre en juego de alguna manera la actuación, la representación, que suele conllevar como mínimo una utilización de la voz especial, una gesticulación y un movimiento corporal. Una performance poética debe, por tanto, aportar algo diferente a lo que sería su simple trascripción.» [Martínez Cantón, «El auge de la nueva poesía oral», p. 390-391]

12 Zumthor, Introducción a la poesía oral, p. 157.

13 El apóstrofe ante la palabra Ars, aunque lo pueda parecer, no es una errata sino la trascripción de la letra hebrea ‘ayin, una letra que ha perdido su pronunciación en la lengua que hablan los israelíes hoy en día y queda muda en su lectura, así como lo es la letra alef. ‘Ars poetica es un juego de palabras. Si ars estuviera escrita con alef, en vez que con ‘ayin, su pronunciación sería la misma, pero su significado sería el de «arte» y la locución representaría la trascripción al hebreo de la expresión latina ars poetica. Sin embargo, la palabra ‘ars con ‘ayin, es una expresión propia del slang mizrahí, de la lengua de la calle. Se trata de un atributo que se solía dar a los jóvenes de familia proveniente de los países árabes o islámicos y hacía referencia a una imagen estereotipada de esas personas, semejante a la del cani, macarra o chulo, en traducción al español actual, o del chav, en inglés. La expresión, usada por el mismo colectivo de judíos mizrahíes, no ha perdido su significado despectivo, pero hoy en día indica también una reivindicación identitaria. Por eso, el sintagma ‘Ars poetica no solo da nombre a unas veladas poéticas, sino que especifica también que se trata de veladas de poesía escrita por ‘arsim (en plural), es decir, por mizrahíes.

14 Keissar en ‘Ars poetica 2, p. 6. Las explicaciones terminológicas se han añadido.

15 Eliahu, «El grupo “‘Ars poetica” quiere hacer una revolución en la poesía hebrea»

16 Ibidem. Los encuentros de ‘Ars poética tuvieron una rápida difusión y éxito entre el público de oyentes y participantes. Aún antes de que se cumpliera el primer año desde sus comienzos, ‘Ars poetica ya había llamado la atención de los periodistas de Haaretz, el periódico israelí más conocido y de mayor difusión, en el que se dedicaba una entrevista a Adi Keissar y a otros tres poetas mizrahíes: Roy Hassan, Shlomi Hatuka e Israel Dadon.

17 Ong, Oralidad y escritura, p. 134.

18 Keissar, Negro sobre negro, p. 3-4.

19 Eliahu, «El grupo “‘Ars poetica” quiere hacer una revolución en la poesía hebrea»

20 Larochav, p. 3.

21 https://www.youtube.com/channel/UCfNe-4439_X1l8DAeN1dpxw

22 Un cantante mizrahí de renombre.

23 Keissar, Negro sobre negro, p. 66-67 / En el canal de Youtube de ‘Ars poética: https://www.youtube.com/watch?v=2ASGYf6FUTs

24 Una marca de yogur.

25 Keissar, Negro sobre negro, pp. 51-53 / En el canal de Youtube de ‘Ars poética: https://www.youtube.com/watch?v=fiZjoSUelE8

26 Keissar, Negro sobre negro, p. 22-24.

27 El nombre hace referencia al pasaje bíblico del Éxodo 19:4.

28 En Imma Faiza (2002) Banai se centró en la figura de Faiza Rushdie, la voz por excelencia de la música árabe en Israel; Ha-khalutzim (2007) es, por su parte, un documental sobre la fundación de la ciudad de Sderot, poblada principalmente por judíos provenientes de países árabes; en Ben adamah – Walad al-balad (2012), finalmente, la directora acompaña al actor judío marroquí Ze'ev Revach en su viaje a Marruecos.

29 Banai, Barrio de Hatikva, El Cairo, p. 35-38 / https://www.youtube.com/watch?v=2ny4KBKNlaQ

30 Zumthor, Introducción a la poesía oral, p. 206.

31 https://www.youtube.com/watch?v=zAHrL57zvMI&t=164s (15/07/2016) Se trata de un programa dedicado a la recepción del shabat y al comentario de un episodio de la Torah.

32 Banai, Hebrea, p. 11. Katamon es un barrio de Jerusalén en el que viven judíos que siguen la tradición religiosa, muchos de origen mizrahí. Antes del 1948 era un barrio palestino cristiano y sus habitantes fueron expulsados durante la guerra. / Con los términos minian brasleví la autora hace referencia a una comunidad hasídica, de judíos religiosos.

33 Banai, Hebrea, p.49 https://www.youtube.com/watch?v=24lMhJLkVrw

34 https://www.youtube.com/watch?v=BUxJNRURTII

35 Se trata de una reivindicación frecuente en el discurso mizrahí, que pretende reclamar a Israel que ocupe su lugar geográfico, también desde un punto de vista cultural y político, ya que está en Medio Oriente, aunque se haya concebido el Estado como un satélite de Europa o de Estados Unidos.

36 Banai, Barrio de Hatikva, El Cairo, p. 67 y Banai, Hebrea, p. 7: este poema se encuentra publicado al final del primer libro y al principio del segundo.

Haut de page

Table des illustrations

Crédits © Autorretrato en El Cairo, Sigalit Banai 2006, fotógrafo: Micha Shimhon
URL http://journals.openedition.org/trans/docannexe/image/2262/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 48k
Crédits © Autorretrato en la sinagoga de Yad Eliahu, Sigalit Banai 2015, fotógrafo: Micha Shimhon
URL http://journals.openedition.org/trans/docannexe/image/2262/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 57k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Erica Consoli, « Voz y cuerpo en la poesía de Adi Keissar y Sigalit Banai »TRANS- [En ligne], 23 | 2018, mis en ligne le 15 novembre 2018, consulté le 28 mars 2023. URL : http://journals.openedition.org/trans/2262 ; DOI : https://doi.org/10.4000/trans.2262

Haut de page

Auteur

Erica Consoli

Erica Consoli es doctoranda en la Universidad de Barcelona, en el programa de doctorado en Estudios lingüísticos, literarios y culturales. Es graduada en Comunicación Intercultural por la Universidad de Turín (Italia) y en Filología Hebrea y Filología Árabe por la Universidad de Salamanca. En la Universidad de Barcelona cursó los estudios de Máster en Construcción y representación de identidades culturales. El ámbito de su investigación es la poesía hebrea contemporánea escrita por autores judíos de origen árabe (mizrahíes). Es autora de artículos publicados en libros o revistas de ámbito nacional, como Ex patria: Pensamiento utópico en las literaturas del exilio y la diáspora (Barcelona 2018), o de ámbito internacional, como Translatio and History of Ideas, (Frankfurt am Main, en prensa). Ha participado en diversos congresos, entre los cuales el World Congress for Middle Eastern Studies (2014 y 2018). En el año 2014 ha realizado una estancia de investigación en la Universidad de Tel Aviv (Israel).

Erica Consoli is a PhD Candidate at the University of Barcelona, within the Linguistic, Literary and Cultural Studies programme. She completed a BA in Intercultural Communication at the University of Turin (Italy) and two more in both Hebrew and Arabic Philology at the University of Salamanca (Spain). She received her MA in Construction and Representation of Cultural Identities from the University of Barcelona. In her research, she focuses on contemporary Hebrew poetry written by Jewish authors of Arab origin (Mizrahi). Her papers have been published in national and international books and journals, such as Ex patria: Pensamiento utópico en las literaturas del exilio y la diáspora (Barcelona 2018) and Translatio and History of Ideas (Frankfurt am Main, forthcoming). She has participated in several conferences, most notably the World Congress for Middle Eastern Studies (2014 and 2018). In 2014, she was a visiting researcher at the University of Tel Aviv (Israel).

Haut de page

Droits d’auteur

Tous droits réservés

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search