Navigation – Plan du site

AccueilNuméros18VariaReinventando las representaciones...

Varia

Reinventando las representaciones de identidad y cultura "locales"

Artículo revisado por pares
Seraina Hürlemann
Traduction de Dr. Cinta Sanz Ibàñez
Cet article est une traduction de :
Reinventing Representations of “Local” Identity and Culture [en]
Autre(s) traduction(s) de cet article :
Réinventer les représentations de l'identité et de la culture « locales » [fr]
Reinventant representacions d’identitat i cultura “locals” [ca]

Résumé

Este artículo explora los procesos sociales que contribuyen a la reinvención de los destinos turísticos utilizando datos etnográficos recopilados para el caso de estudio de Lashi Hai, una zona rural situada en el noroeste de Yunnan, China. En lugar de reducir el proceso de reinvención a estrategias de marketing o planes de desarrollo oficiales, el artículo muestra que, de hecho, este proceso puede reflejar tendencias sociales más profundas y no se limita únicamente a las demandas cambiantes de los visitantes. Representando la identidad “local”, la reinvención de los lugares turísticos también pasa a ser objeto de negociación entre las poblaciones residentes, cuestionando los valores y declaraciones simbólicas aplicadas para representar su “propia” cultura. Se demostrará que hay varios actores importantes involucrados en este proceso de reinvención, que van desde un gobierno central fuerte, agencias oficiales de desarrollo e inversores privados hasta cooperativas locales y, finalmente, residentes individuales, todos con el interés en dar forma y crear lo que se percibe como la identidad y cultura "local".

Haut de page

Texte intégral

Introducción

  • 1 Las comillas se utilizan aquí, ya que "ellos", los residentes locales, por supuesto, no representan (...)

1Los lugares turísticos son reinventados constantemente por diversos actores vinculados a la industria altamente compleja que es el turismo (Low, 2000). En este artículo sostengo que estos procesos de reinvención no pueden reducirse a una simple adaptación de las estrategias de marketing por parte de las agencias de turismo o una nueva disposición del entorno físico por parte de los actores oficiales. Más bien sugiero considerar dicha reinvención como un proceso de impugnación y negociación entre una amplia gama de actores con diferentes intereses, esperanzas y deseos con respecto al futuro desarrollo turístico del destino en cuestión (Cartier, 2005, p. 4). Además de los muchos agentes oficiales y públicos involucrados, los residentes locales están muy preocupados por los resultados de tales procesos y, por lo tanto, también tienen una participación importante. No sólo sus negocios y su vida diaria dependen a menudo de las actividades relacionadas con el turismo, sino que el lugar que se vende como producto turístico sirve como escenario para presentar “su” identidad y cultura local (MacCannell, 1973).1 En este sentido, cuando se reinventan los lugares turísticos, se reinventan al mismo tiempo las representaciones de la cultura y la identidad “locales” (Adams, 2004). Este artículo explorará este proceso de reinvención, el cual refleja profundas cuestiones sociales relacionadas con el cambio de valores, nuevas perspectivas, ideas y deseos con respecto a una identidad “propia” entre la población local y también en relación a los visitantes (Notar, 2006, p. 4; Kobi, 2016, pp. 6,10).

I. Metodología

  • 2 Lashi Hai: 拉市海
  • 3 Las comillas se utilizan aquí, ya que las culturas y las identidades no se consideran vinculadas a (...)

2En este artículo hago referencia a la investigación realizada mientras trabajaba en mi tesis doctoral en Lashi Hai, en el noroeste de Yunnan2. Los datos presentados fueron recolectados durante varios períodos de trabajo de campo etnográfico realizado entre 2016 y 2018. Se utilizó la observación participante como el principal enfoque metodológico, lo que me permitió examinar “lo que la gente hace y lo que dice. Por lo tanto, permite un examen profundo de cualquier discrepancia entre pensamientos y acciones” (Herbert, 2000, p. 552, énfasis en el original). Cuando se trata de la creación de un lugar y la cuestión de cómo se debe representar la identidad y la cultura locales, está claro que los procesos sociales relacionados dan como resultado la construcción material y social de un lugar (Low, 2009). Metodológicamente, mi investigación ha tenido como objetivo comprender ambos aspectos, tanto las producciones materiales como las construcciones sociales de los lugares. Por tanto, analiza por un lado los procesos sociales que resultan en la disposición física del lugar (Low, 2000). Para ello, se llevaron a cabo entrevistas semiestructuradas y abiertas a informantes clave, así como observación participante, con un enfoque en los aspectos materiales del lugar (cf. Kusenbach, 2003). Por otro lado, para investigar los procesos involucrados en la construcción social del lugar, me concentré en las prácticas de los individuos, así como en narrativas, recuerdos e historias que contribuyen a crear un sentido de lugar compartido (Feld y Basso, 1996). Como la identidad se observa mejor cuando la realizan los individuos (Holland et al., 2001, pp. 4-7), esta investigación considera principalmente etnografías de lo particular (Abu-Lughod, 2008, p. 58), es decir, las formas en que la gente presenta, representa y habla sobre su identidad y cultura étnica o “local” (Okamura, 1981).3 En este sentido, el lugar no se concibe como una identidad única y coherente, sino que también es procesual y situacional: “lo que le da a un lugar su especificidad no es una historia largamente internalizada, sino el hecho de que se construye a partir de una particularidad constelación de relaciones sociales, encontrándose y tejiendo relaciones en un lugar particular […] en lugar de pensar los lugares como áreas con límites alrededor, se pueden imaginar como momentos articulados en redes de relaciones y concepciones sociales”. (Massey, 1994, pág.262)

3Este artículo examina la reinvención del lugar como destino turístico como parte de un proceso continuo de creación de lugar. Para comprender el momento particular de intersección en “la red de relaciones y concepciones sociales” (Massey, 1994, p. 262), también se tienen en cuenta las circunstancias socioeconómicas, así como políticas e históricas, las cuales se describen brevemente en la siguiente sección. Además, mi compromiso a largo plazo y mis relaciones personales con los residentes de las aldeas de Lashi Hai me han permitido obtener una visión profunda de su vida cotidiana. Esto ha facilitado una mejor comprensión de ciertos procesos sociales relacionados con la creación de lugares y la reinvención del lugar como se presenta a continuación (cf. Herbert, 2000).

II. Estudio de caso: Lashi Hai en el noroeste de Yunnan

  • 4 Montaña nevada del Dragón de Jade: Yulong Xueshan, 玉龙 雪山
  • 5 Casco antiguo de Lijiang, Lijiang Gucheng, 丽江 古城

4Lashi Hai es una zona de humedales situada alrededor de un lago e incluye varias aldeas. Se encuentra al pie de colinas cubiertas de bosques que conducen a los picos nevados de la conocida montaña nevada del Dragón de Jade.4 Con su gran altitud, al estar en una extensión del Himalaya, la región disfruta de un clima suave y agradable durante todo el año, una de las muchas razones por las que atrae a un gran número de turistas nacionales. Sin embargo, el atractivo más importante para los turistas de Lashi Hai es el casco antiguo de Lijiang,5 declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, a solo media hora en coche. Lijiang es uno de los destinos turísticos más populares de China y el número de visitantes se ha disparado desde que recibió el estatus de patrimonio en 1997. Sin embargo, al mismo tiempo, Lijiang se menciona con frecuencia como un ejemplo cuando se trata de demostrar los efectos negativos del turismo y a menudo es criticado por no ser auténtico, como un parque temático y estar completamente abarrotado, especialmente en la literatura de viajes occidental, así como en guías e informes (McKhann, 2001; Su, 2011). Para hacer frente a la gran cantidad de visitantes que abarrotaban las estrechas calles del casco antiguo, el gobierno local decidió desarrollar ofertas alternativas de actividades turísticas en los alrededores de Lijiang. Hoy en día, toda la meseta, incluidos los pueblos vecinos, así como varias partes de la cordillera nevada del Dragón de Jade, son accesibles para los turistas; hay teleféricos que conducen a las montañas y excursiones en autobús organizadas para visitar los pueblos y otros lugares pintorescos cercanos.

5
Una de las opciones es un viaje de un día a Lashi Hai, mi caso de estudio. Una visita a Lashi Hai es parte de un paquete reservado con un grupo turístico o se organiza a través del propietario de la casa de huéspedes o de una de las innumerables agencias de viajes ubicadas en el casco antiguo. Un viaje típico incluye transporte, recogiendo convenientemente el huésped en su hotel en el casco antiguo y llevándolo a uno de los innumerables centros de recepción en Lashi Hai. Una vez allí, la actividad habitual consiste en un paseo a caballo por las colinas detrás de los pueblos, desde donde se pueden vislumbrar vistas panorámicas sobre los humedales y el lago. El paseo a caballo es seguido por una comida de estofado típico local, un poco de té y, para aquellos que lo deseen, un paseo en barco por el lago. Recientemente, los centros de recepción en los pueblos se han vuelto más creativos para satisfacer las necesidades de los turistas, a menudo construyendo parques y áreas de ocio en la costa donde los visitantes pueden relajarse y tomar fotografías.

III. Minorías étnicas en Lashi Hai

  • 6 La campaña "para abrir el oeste": Xibu Da Kaifa, 西部 大 开发

6Lashi Hai es el hogar de varios de los grupos étnicos minoritarios oficialmente clasificados de China, principalmente hay miembros de las comunidades Naxi y Yi residiendo en la zona. Estos grupos fueron clasificados por el Partido Comunista Chino como parte de un gran proyecto el objetivo del cual era determinar los diferentes grupos dentro del país, con el fin de tener un representante de cada grupo en la primera convención de la Asamblea Popular Nacional (Mullaney, 2011). El proyecto se finalizó en 1954; hoy día, esas categorías están fijas e impresas en las tarjetas de identidad y, por lo tanto, se han convertido en una parte integral de la vida de las personas (Yeh, 2013, p. 41). El estatus étnico de una persona puede ser beneficioso a raíz de las medidas introducidas por el gobierno central para fomentar la educación y el desarrollo económico en las regiones de minorías étnicas (Chio, 2014, p. 33). Entre otras cosas, esto incluye regulaciones que otorgan un acceso más fácil para los jóvenes de minorías étnicas a la educación superior y puestos en el sector público. Dado que el auge económico del país tras las reformas económicas de 1979 afectó inicialmente a los centros urbanos a lo largo de la costa este de China, durante mucho tiempo provincias como Yunnan, Sichuan o Guangxi en el oeste no se beneficiaron mucho del desarrollo económico. Esas provincias también albergan a muchos grupos étnicos minoritarios diferentes. Por lo tanto, con el fin de mejorar los niveles de vida y la diversidad de actividades económicas en estas regiones, el gobierno central introdujo una campaña para “Abrir el Oeste”, que comenzó alrededor del cambio de milenio (Kobi, 2016, p. 34; Harwood, 2013, p. 25).6 Lo más importante és que se incluyó inmensos proyectos de infraestructura, con el fin de conectarlos a redes de electricidad, agua potable y movilidad. Se construyeron carreteras, ferrocarriles y aeropuertos a una velocidad increíble, con el objetivo de integrar áreas remotas dentro del sistema económico del país (Chio, 2014; Goodman, 2004).

7
Un aspecto importante del fomento del desarrollo económico en estas áreas es la introducción del turismo (Oakes, 1998; Schein, 2000). En Yunnan, al principio había principalmente turistas occidentales, fascinados por las coloridas poblaciones de minorías étnicas y los impresionantes paisajes, que van desde exóticas selvas tropicales en el sur hasta abruptas cumbres montañosas en el noroeste (Notar, 2006, p. 26). Sin embargo, dentro de la sociedad china, han existido durante mucho tiempo estigmas bastante negativos sobre estas regiones fronterizas y sus pueblos. Los lugareños eran vistos como bárbaros, salvajes y atrasados, carentes de cultura, sucios, algunos de ellos incluso peligrosos (Harrell, 1995; Chao, 2012). Durante la Revolución Cultural, la mayoría de las prácticas relacionadas con las culturas étnicas (festivales, actividades religiosas, rituales, canciones, bailes, etc.) fueron prohibidas y perseguidas severamente (Mueggler, 2001; Byrne, 2014). La llegada del turismo provocó un cambio definitivo en la actitud del gobierno hacia los grupos minoritarios. Oakes habla del "giro cultural" en la formulación de políticas chinas, describiendo el momento en que se reconoció el potencial de los elementos culturales en el sector turístico, pero también como un instrumento de poder blando (Oakes, 1998, págs. 58-62).

8Desde aproximadamente el cambio de milenio, las imágenes folclóricas de las culturas de minorías étnicas han sido impulsadas con fuerza en el mercado turístico, así como en las producciones de televisión nacional, programas oficiales y el negocio de la música (Chio, 2014; Davis, 2005; Harrell, 1995; Notar, 2006; Oakes, 1997; Swain, 2005). Así, junto al estereotipo negativo del atraso y la pobreza, se desarrolló otra imagen para las personas de minorías étnicas: son personas felices, amigables, hospitalarias, honestas, que viven en armonía entre sí y con la naturaleza. Si uno cree en los innumerables anuncios de destinos de turismo étnico, la gente en estos lugares siempre está vistiendo coloridos trajes, bailando y cantando en sus campos entre las flores en flor. Sin embargo, como dice Bruner: “Las narrativas no son solo estructuras de significado sino estructuras de poder” (Bruner, 2004, p. 21). Considerando que esta imagen es parte de un discurso liderado por el Estado, tiende a reducir grupos enteros de población a elementos folclóricos, emparejados con un sentido de lo infantil, lo que implica una falta de responsabilidad y una incapacidad para cuidar y hablar por sí mismos (Harrell, 1995); Coggins y Yeh, 2014; Vasantkumar, 2014).

9La preocupación por las regiones fronterizas habitadas por grupos étnicos minoritarios ha preocupado a muchos emperadores que han gobernado el territorio (o partes de este) que comprende la China actual (Chio, 2014, p. 25; Harrell, 2012, p. 36). El Partido Comunista también tiene un gran interés en controlar firmemente esas áreas, ya que estas regiones son ricas en recursos naturales y cursos de agua clave: los ríos Mekong, Yangtze y Salween, por ejemplo (Davis, 2005, p. 171 citando a Mao Tse-tung). Más recientemente, las minorías étnicas y los propios paisajes naturales han resultado ser valiosos atractivos en el mercado turístico. Al mismo tiempo, el turismo sirve como legitimación para que el gobierno central construya carreteras y ferrocarriles, de la mano de la consolidación del poder y el control (Swain, 1989; Oakes, 1993; Davis, 2005). Con este "regalo del desarrollo", el gobierno tiene la intención de aumentar el sentimiento de gratitud entre la población (Yeh, 2013). La imagen turística, además, se utiliza como un instrumento de poder blando para fortalecer la construcción nacional e ilustrar la idea de un estado chino plurinacional y armonioso (Chio, 2014, pp. 88-91; Silverman y Blumenfield, 2013, p. 4).

IV. Turismo en Lashi Hai

10A diferencia de muchos otros destinos turísticos en China, en Lashi Hai el turismo no ha sido introducido ni implementado oficialmente por una agencia de desarrollo. Una estrategia bastante común es 'abrir' un lugar para el turismo, generalmente utilizando una agencia de desarrollo oficial que establece un concepto turístico para el lugar, que incluye la marca, el nombre, la planificación y la construcción de infraestructura como carreteras, aparcamientos, puertas, taquillas y vallas publicitarias (Nyíri, 2006, p. 49ff). Desafortunadamente, esto tiene el efecto secundario de que al final muchos lugares se ven bastante similares entre sí, ya que los mismos conceptos rentables se aplican a muchos lugares diferentes (Davis, 2005, p. 40; Nyíri, 2006, p. 18). Hasta ahora, en Lashi Hai no se ha implementado un concepto universal de este tipo; sin embargo, probablemente también esté a punto de convertirse en parte de un proyecto de desarrollo turístico más grande. Durante mi trabajo de campo pude observar los procesos de reinvención de territorios de diferentes formas y por diferentes actores. Con el fin de ofrecer una mejor comprensión de la situación actual, describiré a continuación cómo el lugar se ha reinventado en el pasado y cómo el desarrollo del turismo ha llegado a las aldeas remotas de Lashi Hai.

  • 7 Entrevista con un guía de excursiones a caballo en Junliang Village, 2 de mayo de 2017.

11Muchos de mis informantes, que en este caso eran generalmente hombres de mediana edad que trabajaban en los centros de recepción, ya sea como guías de excursiones a caballo o en puestos administrativos, recuerdan cómo se inició el turismo en Lashi Hai: “Había una persona que tenía dos caballos y los dejó pastar en la orilla del lago porque había mucha hierba. Siempre que los turistas veían esto, preguntaban si podían montar a caballo y tomar fotografías. Entonces, el dueño del caballo comenzó a pedir dinero; si iban un poco más lejos, pediría un poco más. Al principio, fue así ".7

  • 8 Entrevista con un guía de excursiones a caballo en Junliang Village, 2 de mayo de 2017.

12Algunas personas con las que hablé recordaron cómo al principio los turistas se detenían en su camino a Lijiang (la carretera principal pasa a lo largo de la costa occidental de Lash Hai) para tomar fotografías y observar las aldeas. Algunos de ellos preguntaban a los residentes si podían montar en los caballos que pastaban en los campos. Lentamente evolucionó el negocio ecuestre. Los pueblos empezaron a organizarse en cooperativas, donde cada familia que deseaba participar compraba dos o tres caballos. Las decisiones se tomaban de forma conjunta, las ganancias se repartían equitativamente entre los miembros. El guía de excursiones a caballo citado anteriormente relató, además: “Cuando comenzamos, todo lo discutíamos juntos: qué otras familias podrían unirse, dónde alquilar la tierra, cuánto dinero tenía que invertir cada familia, cuántos caballos debería comprar cada hogar. Compartimos el trabajo y las ganancias”.8

  • 9 Entrevista con el fundador de uno de los primeros lugares para montar a caballo de Lashi Hai en la (...)

13El número de visitantes comenzó a dispararse, se establecieron centros ecuestres privados, los precios bajaron y de repente se pudieron observar autobuses turísticos bloqueando las estrechas carreteras que conectan las aldeas alrededor del lago. La atmósfera entre los diferentes equipamientos ecuestres se volvió tensa, ya que se robaban las ideas y los clientes entre ellos. Así es como la zona se ganó la reputación de caótica, incluso peligrosa, reforzando los estereotipos negativos sobre las minorías étnicas mencionados anteriormente. Sin embargo, muchas personas todavía visitan Lashi Hai, ya que sigue siendo una de las opciones más baratas cerca de Lijiang, por lo que a menudo atrae a visitantes más jóvenes con un presupuesto más ajustado. Hoy día, sin embargo, los paseos en caballo son un producto masivo: grupo tras grupo se traslada hacia las colinas para visitar uno de los “lugares escénicos” (Nyíri, 2006). Mis informantes explicaron que, anteriormente, los visitantes pasaban todo el día con ellos. Cocinaban en un fuego abierto en algún lugar alto de las montañas, les contaban historias sobre su vida y su cultura, e incluso les abrían las puertas de sus hogares para tomar una taza de té. Tanto el anfitrión como el invitado estaban satisfechos y los guías recibían una buena tarifa con generosas propinas por sus servicios9. Pero dicen que los turistas ahora son tacaños, no valoran tanto los servicios locales y nunca tienen suficiente tiempo. Con sus autobuses turísticos, siempre están corriendo de un lugar a otro y nadie está interesado en escuchar sus historias.

V. Reinventando las representaciones de lo “local”: rosas y plástico

14Durante mis visitas de campo también realicé entrevistas con turistas. Por lo general, solo pude hacer un conjunto de preguntas estándar cortas, a las que generalmente recibía respuestas estándar bastante cortas. Era cierto que la mayoría de las personas que conocí tenían algo de prisa, estaban ocupadas en divertirse. Con respecto a mi pregunta sobre si estaban interesados ​​en la cultura local, para mi sorpresa, la mayoría respondió que no. Más bien disfrutaban de los hermosos paisajes naturales y del aire fresco. Todo lo que realmente querían era relajarse un poco, divertirse y, lo que es más importante, hacer muchas fotos.

15Esta actitud cambiante entre su clientela ha sido reconocida también por los operadores turísticos locales y las empresas de inversión externas. El proceso de reinventar un destino local y adaptarlo a las necesidades cambiantes de los turistas ha llevado, en Lashi Hai, a una ruptura drástica del imaginario turístico tradicional del lugar típico local. En lugar de representar la cultura folclórica de las minorías étnicas y los arquetipos de los paisajes rurales, en Lashi Hai están evolucionando nuevos tipos de lugares: los campos agrícolas se han convertido en una "Rose Manor" y se han colocado enormes esculturas de plástico de colores entre las flores (véase el documento 1). Aquí, puentes y pasarelas de madera conducen de una plataforma a otra, desde donde se obtienen espléndidas vistas sobre las esculturas y el mar de rosas. Hay abundantes pabellones y bancos para el descanso de los visitantes, así como salones de té y puestos de refrigerios, incluso sillones de masaje con un agradable panorama. Además, se pueden encontrar "rincones de estilo" donde los visitantes pueden alquilar disfraces y se les proporciona maquillaje y peluquería profesional, por lo que las fotografías tomadas en los paisajes de fantasía se vuelven aún más fantásticas.

Documento 1: Esculturas de plástico en “Rose Manor” en Lashi Hai.

Documento 1: Esculturas de plástico en “Rose Manor” en Lashi Hai.

Autora

16Esta atracción recientemente inaugurada disfruta de un gran éxito y rápidamente se ha convertido en el centro de recepción más visitado de Lashi Hai. Poco después, muchos otros centros de recepción en Lashi Hai trataron de seguir el ejemplo de Rose Manor. Han creado áreas en la orilla del lago, decoradas con mucha fantasía, donde la gente se relaja, toma té, hace fotografías y pasea. Los paseos en caballo todavía se ofrecen a los turistas, pero ahora se trata de un mero espectáculo secundario. La interacción entre los residentes locales y los visitantes se ha reducido al mínimo. En el mejor de los casos, los habitantes locales funcionan como proveedores de servicios en el sector turístico. Los vecinos afirman que mientras que antes eran sus propios jefes y decidían cómo manejar el negocio de las cooperativas, hoy el sector está dominado por inversionistas externos y las decisiones las toman personas que nunca han estado en el lugar pero que gestionan sus empresas desde lejos. El Rose Manor fue diseñado y construido por una empresa de Shenzhen, que inicialmente había instalado escenarios como telones de fondo para sesiones de fotos de bodas. El concepto se ha convertido ahora en una estrategia popular para diseñar destinos turísticos por completo, como ha sucedido en Lashi Hai.

17Para los empresarios locales se ha vuelto muy difícil competir con esos grandes actores (ver también Chio, 2013, p. 154). Me contaron muchas historias de jóvenes en Lashi Hai que intentaban comenzar sus propios negocios, como lo hicieron sus padres en el pasado, pero luego fracasaron con grandes pérdidas frente al nuevo modelo comercial. Las grandes empresas externas poseen todo lo que les falta a los vecinos: enormes redes de conexiones con agencias de turismo y agentes gubernamentales, así como empresas privadas a nivel nacional y regional, además de capital, experiencia y know-how. Para la generación más joven, participar en el negocio del turismo se ha convertido en un tema bastante frustrante. Lo único que les queda son trabajos mal remunerados, con un estatus social bajo y sin poder de decisión.

18Por el contrario, muchas familias que viven en Lashi Hai se han beneficiado del turismo durante las últimas dos décadas y su nivel de vida ha aumentado significativamente (Hürlemann, 2014). Entre otras cosas, han podido costear una educación mejor y superior para sus hijos. Hoy en día, hay muchas familias en Lashi Hai que afirman con orgullo que sus hijos tienen una buena educación e incluso se gradúan en universidades. Estos adultos jóvenes están lejos de estar dispuestos a trabajar como guías de excursiones a caballo o en puestos similares en el sector turístico de Lashi Hai. Como es difícil tener éxito en ese negocio, a menudo se marchan para encontrar trabajos mejores en pueblos y ciudades. Mientras tanto, los trabajos de menor categoría son asumidos cada vez más por trabajadores migrantes y gente Yi, que tienden a vivir en aldeas aún más remotas en lo alto de las montañas y ahora encuentran trabajo como asalariados en la industria turística de Lashi Hai.

VI. Deseos cambiantes: la modernidad reemplaza la nostalgia y la tradición

  • 10 Entrevista con una amiga de veintitantos años, que creció en Lashi Hai y se graduó en una de las un (...)
  • 11 Entrevista con una amiga de veintitantos años. Creció en Lashi Hai, estudió en una gran ciudad del (...)
  • 12 Ibídem

19Las vallas, las taquillas y las puertas de entrada garantizan que el ámbito del entretenimiento esté claramente separado de la vida cotidiana de los residentes de Lashi Hai. Aparentemente, la cultura local está representada dentro del área cerrada por objetos de plástico en medio de campos de rosas y por compañías de baile profesionales que actúan con música pop. Los visitantes parecen estar satisfechos con esta reinvención del lugar. Sin embargo, la pregunta sigue siendo cómo los residentes interpretan esta nueva forma de presentar la identidad y la cultura local a los turistas. Para empezar, no tiene nada que ver con su vida diaria y culturas vividas. Pero tampoco está muy relacionado con los múltiples estereotipos que rodean su condición de minoría étnica. En lugar de representar sociedades rurales atrasadas, estos lugares proporcionan infraestructura moderna, nuevas ideas, progreso. Estos son valores con los que los residentes locales prefieren ser identificados, en contraposición a las imágenes folclóricas, infantiles o el estigma de la suciedad, la pobreza y los bajos estándares morales (ver también Schein, 2000; Oakes, 1998; Chio, 2014 para relatos similares). Incluso la generación más joven de residentes de Lashi Hai, que no está directamente involucrada en el negocio del turismo, se enfrenta a estereotipos en su vida diaria: “Había compañeros de estudios que realmente pensaban que en Yunnan todos usamos esos vestidos tradicionales todos los días, o caminamos con el pecho desnudo10. Otra amiga recordó su tiempo en la universidad: “Me preguntaban si en casa tenía que ayudar a cortar pasto o sacrificar el cerdo. Ellos dirían, vuestra vida es ciertamente muy amarga, tus padres viven en el nivel más bajo, ¿verdad?11 Para ambos, es muy importante que sus apariencias no se correspondan con los estereotipos prevalecientes sobre las minorías. Al igual que los marcadores exteriores de su apariencia individual, como la ropa o el peinado, están preocupados por el aspecto de su pueblo natal en Lashi Hai: “Todos los caminos que están llenos de agujeros en este momento deben convertirse en caminos de adoquines, como en otros famosos pueblos antiguos turísticos. Debe haber luces en las calles, flores y adornos. Todos los caballos tienen que ser lavados y todo debe estar muy limpio12". Para muchos residentes, lo más importante de reinventar los lugares turísticos en realidad es no representar ciertos valores, como por ejemplo los relacionados con los estereotipos predominantes de las minorías étnicas.

  • 13 Generación de la década de 1990: jiu ling hou, 九零 后

20El imaginario turístico predominante sobre los residentes locales y su cultura claramente no representaba su propia perspectiva sobre su identidad cultural, ni estaba vinculado a su vida y hábitos cotidianos. Más bien, debería considerarse como parte de un discurso dirigido por el gobierno, una narrativa construida con intenciones y objetivos específicos (Silverman y Blumenfield, 2013, p. 4; Chao, 2012, pp. 7-8). La imagen folclórica de las minorías étnicas sirve como un instrumento de poder blando para subrayar la imagen de un "estado plurinacional armonioso" (Mullaney, 2011, p. 2). Las narrativas turísticas buscan la esencia de la cultura de las minorías étnicas en ciertos elementos que buscan atraer visitantes (Davis, 2005, p. 72). Los elementos culturales considerados idóneos, como festivales, coloridos trajes y bailes, han sido pulidos y acondicionados para el mercado turístico, y siempre de forma similar, independientemente del grupo étnico realmente afectado (Oakes, 1993). Por esta razón, muchos destinos de turismo étnico en China se parecen mucho. Además, los bailes y actuaciones de minorías étnicas aparecen en todo tipo de programas y producciones de televisión, y son parte integral de las ceremonias oficiales en todos los niveles, por lo que uno los encuentra literalmente en todas partes (Notar, 2006, págs. 52-53). Por lo tanto, no es sorprendente que la generación más joven en China ya no esté interesada en el tema. Mientras que la generación mayor, que hasta ahora era la que tenía poder adquisitivo, aún abraza una sensación de nostalgia por el campo y una especie de vida pasada en pura naturaleza y sencillez (Chio, 2014, p. 36; Graburn, 1995, p. 167), los ciudadanos más jóvenes parecen estar hoy en un punto diferente. Se dice que la generación nacida en la década de 1990 mira hacia adelante con una fuerte búsqueda de la modernidad (Walsh y Swain, 2004, p. 62).13 No les atormentan los recuerdos de los horrores pasados ​​del país: nacieron en un sistema económico en auge, una sociedad en crecimiento y próspera, llena de esperanza (Anagnost, 2018). Mirar una ilusión pasada de poblaciones minoritarias nostálgicas y armoniosas y la vida rural no es su deseo. Prefieren disfrutar del lujo de la modernidad y el progreso, ya que buscan experiencias individuales y nuevas actividades de ocio (Zhang y Ong, 2008, p. 1).

21Sin embargo, esto no solo se aplica a los visitantes jóvenes de Lashi Hai, sino que la población local más joven también busca un sentido de modernidad (véase también Schein, 2000, p. 210). El hecho de que sus áreas de origen estén siendo reinventadas por profesionales con inteligencia y capital limita la posibilidad de ingresar al negocio turístico para algunos. Para otros, sin embargo, estos lugares recién establecidos representan sitios de prestigio, modernidad y elegancia (ver también Oakes, 1998, p. 7). De hecho, los propios residentes locales de las aldeas de Lashi Hai e incluso los residentes de la nueva ciudad urbana de Lijiang visitan Rose Manor en su tiempo libre, paseando entre los campos de rosas y haciéndose selfies en el paisaje de esculturas plásticas de fantasía.

22La reinvención observada en los lugares turísticos de Lashi Hai no solo refleja una nueva estrategia de marketing, ni es simplemente una adaptación de la oferta turística a las necesidades cambiantes de los visitantes. Esta reinvención refleja un profundo cambio social que está sucediendo entre generaciones, algo que no está ligado a este lugar en particular pero que probablemente está ocurriendo en muchas partes del país. Concierne a la generación más joven de visitantes y anfitriones por igual. Las categorías étnicas y los estereotipos son relegados a un segundo plano por una generación con visión de futuro y orientada al futuro. Esto no significa que sus propias tradiciones y cultura no sean valoradas por los miembros de la generación más joven. Por el contrario, muchas de las personas que encontré durante el trabajo de campo están muy interesadas en las tradiciones locales y se involucran en prácticas culturales específicas de su ciudad o aldea natal. Sin embargo, obviamente, esto está muy lejos de la cultura folclórica que se vende en el mercado turístico. Lo que observé es que el imaginario folclórico, pulido pero simplificado, brillante y colorido de la cultura de las minorías étnicas está perdiendo su atractivo entre la clientela más joven. Las recientes reinvenciones de cómo la identidad y la cultura "locales" se representan para los turistas en el centro de recepción Rose Manor de Lashi Hai ofrecen una de las muchas alternativas potenciales a los imaginarios basados ​​en discursos étnicos estereotipados dirigidos por el estado.

Discusión

23El estudio de caso del sector turístico de Lashi Hai ofrece información sobre los procesos sociales que contribuyen a la reinvención de los destinos turísticos. En este artículo he sostenido que los lugares visitados por los turistas están destinados a representar la identidad y la cultura local. En este sentido, la reinvención de los destinos turísticos está vinculada a los procesos sociales que negocian cómo (utilizando qué tipo de mensajes simbólicos, comunicando qué tipo de valores) se debe representar la cultura y la identidad local. En el turismo étnico en China, los marcadores simbólicos utilizados para la marca y el marketing de esos destinos estaban estrechamente relacionados con los discursos y estereotipos gubernamentales dominantes sobre los grupos étnicos minoritarios. Aunque en Lashi Hai el negocio del turismo comenzó como un proyecto comunal basado en las cooperativas de las aldeas, hoy en día está cada vez más dominado por inversores externos. Si bien esto hace que sea más difícil para los jóvenes empresarios locales ingresar con éxito al negocio del turismo, esta nueva forma de desarrollo está asociada con valores positivos por parte de muchos residentes locales. El negocio de los paseos a caballo, anteriormente dominante, es una atracción típica del turismo étnico y, por lo tanto, refuerza los estereotipos de la vida rural romántica, pero también el atraso, la suciedad y la pobreza. Por otro lado, los parques creados recientemente presentan rosas en lugar de cultivos de maíz y esculturas de plástico de artículos de lujo en lugar de casas tradicionales como telones de fondo escénicos para fotografías turísticas de lujo. Esta reinvención del lugar utiliza el lenguaje de la modernidad, desplegando símbolos de lujo y riqueza, creando un paisaje de sueños y fantasía en el que escapar y disfrutar del ocio durante la experiencia turística.

24Esos valores no solo corresponden a los deseos cambiantes entre los visitantes, sino que también representan aquello con lo que los miembros más jóvenes de la población anfitriona preferirían identificarse. Mientras que las coloridas decoraciones hechas de esculturas de plástico y rosas pueden asociarse fácilmente con el kitsch, Disney Land o incluso el consumismo y el capitalismo, esos símbolos se agregan a otra dimensión cuando se colocan en el paisaje arquetípico de Lashi Hai. Pensar los lugares como “momentos articulados en redes de relaciones y concepciones sociales” (Massey, 1994, p. 262) deben tenerse en cuenta los discursos predominantes que determinan estas concepciones, así como las relaciones sociales específicas creadas en los encuentros turísticos. En este caso, la historia reciente de crear culturas de minorías étnicas, así como productos turísticos basados ​​en ellas, ha dado forma a muchas capas de significados y valores que pintan los paisajes de los lugares de Lashi Hai. Claramente, estas pinturas nunca reflejan completamente los diversos enfoques de las personas sobre la etnia y las culturas vividas; sin embargo, son el resultado de procesos sociales y, por lo tanto, reflejan ciertos aspectos de ellos. En este sentido, la reinvención del destino ofrece una alternativa tanto para visitantes como para huéspedes, para pensar y experimentar nuevos tipos de paisajes étnicos y rurales.

25
Abu-Lughod, L. (2008), “Writing against Culture” in Oakes, T. S. and Price P. L. (Eds.) The Cultural Geography Reader, Routledge, pp. 62–71.

26
Adams, K. M. (2004), "The Genesis of Touristic Imagery Politics and Poetics in the Creation of a Remote Indonesian Island Destination", Tourist Studies, Vol. 4, No. 2, pp. 115–135.

27
Anagnost, A. (2018), "Imagining Global Futures in China: The Child as a Sign of Value" in Imagining Global Futures, available at: http://sckool.org/​imagining-global-futures-in-china-the-child-as-a-sign-of-value.html, (accessed 11 May 2020).

28
Bruner, E. M. (2004), Culture on Tour: Ethnographies of Travel, University Of Chicago Press, Chicago.

29
Byrne, D. (2014), Counterheritage: Critical Perspectives on Heritage Conservation in Asia, Routledge, New York and London.

30
Cartier, C. (2005), Seductions of Place: Geographical Perspectives on Globalization and Touristed Landscapes, Critical Geographies, Routledge, London.

31
Chao, E. (2012), Lijiang Stories : Shamans, Taxi Drivers, and Runaway Brides in Reform-Era China. Studies on Ethnic Groups in China, University of Washington Press, Seattle.

32
Chio, J. (2013), "Good Fences Make Good Neighbors: Claiming Heritage in the Longji Terraced Fields Scenic Area", in Cultural Heritage Politics in China, Springer, New York, pp. 143–159.

33Chio, J. ( 2014), A Landscape of Travel: The Work of Tourism in Rural Ethnic China, University of Washington Press, Seattle.

34
Coggins, C. and Yeh, E. T. (2014), "Introduction: Producing Shangrilas", in Yeh E. T. and Coggins C. (Eds.) Mapping Shangrila: Contested Landscapes in the Sino-Tibetan Borderlands, University of Washington Press, pp. 3–18.

35
Davis, S. L. (2005), Song and Silence: Ethnic Revival on China’s Southwest Borders, Columbia University Press, New York.

36
Feld, S. and Basso K. H. (1996), Senses of Place. School of American Research Press.

37
Graburn, N. (1995), "Tourism, Modernity and Nostalgia", in Ahmed A. and Shore C. (Eds.) The Future of Anthropology, London: The Athlone, 158–178.

38
Gupta, A. and James F. (1992), "Beyond “Culture”: Space, Identity, and the Politics of Difference", Cultural Anthropology, Vol. 7, No. 1, pp 6–23.

39
Harrell, S. (1995), "Introduction. Civilizing Projects and the Reaction to Them", in Cultural Encounter on China’s Ethnic Frontiers, University of Washington Press, Seattle, pp. 3–36.

40Harrell, S. (2012), Ways of Being Ethnic in Southwest China.University of Washington Press, Washington.

41
Harwood, R. (2013), China’s New Socialist Countryside: Modernity Arrives in the Nu River Valley, University of Washington Press, Seattle.

42
Herbert, S. (2000), "For Ethnography", Progress in Human Geography, Vol. 24, No. 4, pp. 550–568.

43
Holland, D., Lachicotte W. Jr, Skinner D. and Cain C. (2001), Identity and Agency in Cultural Worlds, Harvard University Press, Cambridge; London.

44
Hürlemann, S. (2014), Sustainable Development through Tourism: A Case Study from Lashi Hai, Unpublished Master Thesis. Université de Genève and The Graduate Institute, Geneva.

45
Kobi, M. (2016), Constructing, Creating and Contesting Cityscapes : A Socio-Anthropological Approach to Urban Transformation in Southern Xinjiang, People’s Republic of China, Alltagskulturen Chinas und Seiner Nachbarn. Harrassowitz, Wiesbaden.

46
Kusenbach, M. (2003), "Street Phenomenology: The Go-Along as Ethnographic Research Tool", Ethnography, Vol. 4, No.3, pp. 455–485.

47
Low, S. M. (2000), On the Plaza: The Politics of Public Space and Culture, University of Texas Press, Austin.

48Low, S. M. (2009), "Towards an Anthropological Theory of Space and Place", Semiotica, Vol. 2009, No. 175, pp. 21–37.

49
MacCannell, D. (1973), "Staged Authenticity: Arrangements of Social Place in Tourist Setting", American Journal of Sociology, Vol. 79, No. 3, pp. 589–603.

50
Massey, D. (1994), "A Global Sense of Place", in Doreen M. (Ed.) Space, Place and Gender. Polity, Cambridge.

51
McKhann, C. (2001), "The Good, the Bad, and the Ugly: Observations and Reflections on Tourism Development", Tourism Anthropology and Chinese Society, pp. 147–166.

52
Mueggler, E. (2001), The Age of Wild Ghosts: Memory, Violence, and Place in Southwest China, University of California Press, Berkeley.

53
Mullaney, T. S. (2011), Coming to Terms with the Nation: Ethnic Classification in Modern China, Asia: Local Studies/Global Themes, University of California Press, Berkeley.

54
Notar, B. E. (2006), Displacing Desire: Travel and Popular Culture in China, University of Hawaii Press, Honolulu.

55
Nyíri, P. (2006), Scenic Spots: Chinese Tourism, the State, and Cultural Authority, University of Washington Press.

56
Oakes, T. (1998), Tourism and Modernity in China. Routledge.

57Oakes, T. (1993), "The Cultural Space of Modernity: Ethnic Tourism and Place Identity in China", Environment and Planning: Society and Space, Vol. 11, No. 1, pp. 47–66.

58Oakes, T. (1997), "Ethnic Tourism in Rural Guizhou: Sense of Place and the Commerce of Authenticity", in Picard M. and Wood R. E. (Eds.) Tourism, Ethnicity, and the State in Asian and Pacific Societies, University of Hawai’i Press, Honolulu, Hawai’i.

59
Okamura, J. Y. (1981), "Situational Ethnicity", Ethnic and Racial Studies, Vol. 4, No. 4, pp. 452–465.

60
Schein, L. (2000), Minority Rules: The Miao and the Feminine in China’s Cultural Politics, Duke University Press Books, Durham.

61
Silverman, H. and Blumenfield T. (2013), "Cultural Heritage Politics in China: An Introduction", in Cultural Heritage Politics in China, Springer, New York, pp. 3-22.

62
Su, X. (2011), "Heritage Production and Urban Locational Policy in Lijiang, China", International Journal of Urban and Regional Research, Vol. 35, No. 6, pp. 1118–1132.

63
Swain Byrne M. (2005), "Desiring Ashima - Sexing Landscape in China’s Stone Forest", in Cartier C. and Lew A. (Eds.), Seductions of Place: Geographical Perspectives on Globalization and Touristed Landscapes, Routledge, Oxon, New York, pp. 245–259.

64Swain Byrne M. (1989), "Developing Ethnic Tourism in Yunnan, China: Shilin Sani", Tourism Recreation Research, Vol. 14, No. 1, pp. 33–39.

65
Vasantkumar, C. (2014), "Dreamworld, Shambala, Gannan: The Schangrilazation of China's "Littel Tibet" ”, in Yeh E. T. and Coggins, C. (Eds.) Mapping Shangrila: Contested Landscapes in the Sino-Tibetan Borderlands, University of Washington Press, pp. 51–74.

66
Walsh, E. R. and Swain Byrne M. (2004), "Creating Modernity by Touring Paradise: Domestic Ethnic Tourism in Yunnan, China", Tourism Recreation Research, Vol. 29, No. 2, pp. 59–68.

67
Yeh, E. T. (2013), Taming Tibet: Landscape Transformation and the Gift of Chinese Development, Cornell University Press, Ithaca, New York.

68
Zhang, L. and Ong A. (2008), Privatizing China: Socialism from Afar. Cornell University Press.

Haut de page

Notes

1 Las comillas se utilizan aquí, ya que "ellos", los residentes locales, por supuesto, no representan realmente un grupo homogéneo en absoluto. “Ellos” consisten en todo tipo de individuos con diferentes actitudes, intereses, antecedentes étnicos o nacionales, etc. (Massey, 1994).

2 Lashi Hai: 拉市海

3 Las comillas se utilizan aquí, ya que las culturas y las identidades no se consideran vinculadas a lugares físicos como tales. En el caso de las culturas turísticas, sin embargo, pueden localizarse en el imaginario turístico, las estrategias de marketing y los discursos relacionados (Gupta y Ferguson, 1992).

4 Montaña nevada del Dragón de Jade: Yulong Xueshan, 玉龙 雪山

5 Casco antiguo de Lijiang, Lijiang Gucheng, 丽江 古城

6 La campaña "para abrir el oeste": Xibu Da Kaifa, 西部 大 开发

7 Entrevista con un guía de excursiones a caballo en Junliang Village, 2 de mayo de 2017.

8 Entrevista con un guía de excursiones a caballo en Junliang Village, 2 de mayo de 2017.

9 Entrevista con el fundador de uno de los primeros lugares para montar a caballo de Lashi Hai en la aldea de Junliang, 26 de abril de 2017

10 Entrevista con una amiga de veintitantos años, que creció en Lashi Hai y se graduó en una de las universidades de renombre del país, Lijiang, el 12.05.2017.

11 Entrevista con una amiga de veintitantos años. Creció en Lashi Hai, estudió en una gran ciudad del norte de China. Lashi Hai, 08.05.2017.

12 Ibídem

13 Generación de la década de 1990: jiu ling hou, 九零 后

Haut de page

Table des illustrations

Titre Documento 1: Esculturas de plástico en “Rose Manor” en Lashi Hai.
Crédits Autora
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/6272/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 3,5M
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Seraina Hürlemann, « Reinventando las representaciones de identidad y cultura "locales" », Via [En ligne], 18 | 2020, mis en ligne le 27 décembre 2020, consulté le 21 juin 2021. URL : http://journals.openedition.org/viatourism/6272 ; DOI : https://doi.org/10.4000/viatourism.6272

Haut de page

Auteur

Seraina Hürlemann

Doctora en Estudios Turísticos, Grupo de Investigación "Cultures and Natures of Tourism". Instituto de Geografía y Sostenibilidad, Universidad de Lausana.

Haut de page

Traducteur

Dr. Cinta Sanz Ibàñez

Université Rovira i Virgili

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Via Tourism Review est mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo CNRS - Institut des sciences humaines et sociales
  • OpenEdition Journals
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search