Navigation – Plan du site

AccueilNuméros19Airbnb o la geopolítica (globaliz...

Airbnb o la geopolítica (globalizada) de un alojamiento turístico en disputa. Desde su avasalladora llegada a la generalización de los conflictos

Victor Piganiol
Traduction de Antonio Zárate
Cet article est une traduction de :
Airbnb ou la géopolitique (mondialisée) d’un hébergement touristique contesté. De la disruption magnifiée aux conflictualités généralisées... [fr]

Résumé

La plataforma de alquiler digital Airbnb se ha consolidado como uno de los líderes en alojamientos turísticos del mundo: millones de usuarios, más de 7 millones de alojamientos disponibles, otros tantos anfitriones que se han convertido en "socios", con presencia en más de 100.000 ciudades. La multinacional ha transformado la industria de viajes, hasta el punto de ser considerada un actor turístico por derecho propio. Sin embargo, detrás de este éxito sorprendente, comenzaron a surgir críticas de los actores de la ciudad, de habitantes exasperados o profesionales de la vivienda. Dondequiera que la empresa esté presente, se acumulan las polémicas y problemas hasta el punto de crear tensiones que pueden desembocar en conflictos. Un enfoque geopolítico permite –gracias a la movilización de herramientas, conceptos y razonamientos inventados por y para este campo de la geografía – analizar la empresa desde un ángulo puramente conflictivo y actualizar algunos de los componentes que la convierten en un "rompeolas de la ciudad", especialmente a escala local o incluso microlocal, el espacio de la propia residencia.

Haut de page

Notes de la rédaction

Artículo evaluado por pares

Texte intégral

Introducción

1A través del uso de los eslóganes "Welcome Home" o "Belong Anywhere", Airbnb promete una renovación de la experiencia turística basada en un alojamiento original para los viajeros, sobre el principio de “como en casa”, basado en una "comunidad" muy grande, y movilizando valores de solidaridad, apertura y virtudes "pacíficas". Durante más de diez años, la plataforma ha modificado nuestras costumbres de viaje, y se ha consolidado en nuestros paisajes turísticos urbanos. Sin embargo, las realidades asociadas a la multinacional, que revelan sus dificultades para integrarse en los diversos contextos territoriales y conservar su "puesto", contradicen este discurso oficial. El desarrollo de Airbnb, independientemente de la escala elegida, plantea muchos problemas que se consideran generadores de conflicto. Un conflicto 1es una "situación relacional estructurada en torno a un antagonismo [...]", que se caracteriza por "la presencia de fuerzas opuestas [...] un desacuerdo, [...] una rivalidad o una falta de unanimidad", que puede "tener varias formas y ser considerado según su grado de gravedad o según la profundidad de las disensiones entre los diferentes actores” (Cattaruzza et Sintès, 2011). Es "un proceso en el que varios actores se enfrentan claramente, donde el espacio es soporte objeto o afección" (Anne Cadoret, 2017). Entramos en el campo del turismo estudiando los conflictos inherentes a su despliegue, mientras que los especialistas en geografía política se interesan por el hecho del turismo como sustancia para pensar, reflexionar, producir y enfrentarse. Como tal, Airbnb es un procedimiento de mediación, lo que justifica el enfoque geográfico de los conflictos y el turismo. Este último, definido como todo lo perteneciente tanto a los espacios, como a las prácticas y los actores "que participan en el ''tiempo libre'' de los individuos a través del desplazamiento y la vida temporal fuera de los lugares cotidianos" (Knafou y Stock, 2003), puede ser también abordado la geopolítica (Giblin, 2007; Hoerner, 2007a, 2007b; Matelly 2013). Para el geógrafo Yves Lacoste, la geopolítica sigue siendo "el estudio de las rivalidades de poder (s) y / o de influencia (s) en los territorios, y su representación (s)2  [contradictoria]" (Lacoste, 1993, 2002). Este campo científico también promueve "[...] el estudio multiescalar de los conflictos entre actores3 [...] ». Convencionalmente, el uso científico y/o mediático del término geopolítica se refiere a las principales cuestiones internacionales, guerras o tensiones entre Estados, ejércitos rebeldes y grupos terroristas. Paralelamente frente esta "geopolítica clásica centrada en el Estado, su crecimiento y declive [...], está surgiendo una micro-geopolítica, que analiza la evolución de las "micro-entidades": regiones, ciudades, multinacionales, diversas organizaciones [...]" (Moreau Defarges, 2002). Esta "nueva" forma de hacer geopolítica, especialmente en lo referente a la atención de otras escalas, de otros actores, ha llevado a una nueva interpretación de los territorios, incluidos los ubicados a escala local (Subra, 2016).

2La creciente proporción de turistas en las ciudades desde la década de 1990 ha provocado fuertes críticas de académicos, ciudadanos y de gentes de la política (Aguilera et al., 2019), denunciando las consecuencias visibles y duraderas en la transformación de los barrios, la alteración de los mercados de la vivienda y de la vida cotidiana de los residentes de larga duración. Como tal, el reciente desarrollo de plataformas pertenecientes a la denominada economía "colaborativa" (Fang et al., 2015) ha modificado profundamente el turismo (Stock, 2005), participando de un cambio de usos relacionados con el alojamiento de los turistas o incluso con la modificación de la forma de vida turística (Lazzarotti, 2018; Lucas, 2018; Stock). Airbnb es sintomático de los conflictos asociados con el despliegue de estas plataformas, debido a su contribución a los procesos de gentrificación, mientras que la naturaleza digital de esta hace que la práctica del alojamiento sea un tema político importante en la mayoría de las metrópolis. Por lo tanto, estudiar Airbnb a través de una lectura geopolítica nos lleva a analizar "los conflictos [emergentes] en torno a quién tiene el “derecho” a vivir y disfrutar de la ciudad, y a obtener una parte de los beneficios del “capitalismo de plataformas'”(Srnicek, 2017)", y "en torno a la justificación y las condiciones bajo las cuales puede ser restringido o regulado el derecho a usar la propiedad o a ejercer una actividad económica " (Aguilera et al., 2019). Esta visión profundamente conflictiva se refleja en la semántica utilizada por los principales medios de comunicación en lengua francesa (televisión, diarios nacionales o regionales, radio): "colonización", "guerra", "depredación", "confiscación", "destrucción", "agresión", "impactos", "destructor de ciudades", "desestructuración", "desestabilización", "asesino", etc.

3En este artículo, nos centramos en la continuación de este trabajo, interesándonos por los conflictos que surgen del despliegue de la actividad de alojamiento Airbnb, cuya variedad de situaciones depende de los actores involucrados, las tensiones y los bloqueos inherentes a cada espacio considerado, y del estado de las formas de control de los conflictos y / o las medidas regulatorias, consideradas de "vuelta a la normalidad".

4La atención a Airbnb como parte de un estudio que combina turismo y geopolítica participa de varios objetivos. La multinacional sitúa "al individuo", entendido, dependiendo del momento, como turista y/o anfitrión, en el centro de su estrategia comercial y de comunicación. Por lo tanto, es para nosotros una forma segura de acceder a las prácticas individuales de los turistas y especialmente de los inquilinos, y de reevaluarlas de acuerdo con una perspectiva geopolítica, centrándose en distinguir las situaciones de conflicto, las estrategias de los diferentes actores en estos conflictos – desde su formalización hasta su materialidad concreta – los modos de regulación, y esto, a diferentes escalas. Además, centrarnos en Airbnb nos permite también entrar en la dinámica de funcionamiento de los espacios turísticos anteriormente o recién formalizados: metrópolis, barrios, edificios, viviendas, etc. Las otras formas de habitar la ciudad turísticamente facilitadas por Airbnb, y las diferentes formas de conflictividad asociadas a ella constituyen un buen indicador para analizar cualquier espacio dedicado a la recepción de visitantes.

5¿Cuáles son los aspectos conflictivos vinculados al desarrollo del negocio de alojamiento de Airbnb? ¿A qué escala(s) se hacen visibles? ¿Podemos sintetizarlos? ¿Cómo la utilización de herramientas y conceptos de geopolítica –análisis multiescalar, juegos de actores, estudio de "rivalidades" multifacéticas, etc.– aplicados a los micro- espacios nos permite desvelar situaciones de conflicto originales y adicionales asociadas a Airbnb?

6Para responder a estas preguntas, hemos desarrollado varias hipótesis de investigación:

  • 4 En este artículo, utilizaremos preferentemente lo femenino para evocar Airbnb (la empresa, la multi (...)
  • 5 Los « vendedores de sueños » mundiales : Marriott Int., OYO, Jing Jiang Int. Hotels Group, Hilton H (...)
  • 6 La plateforma Couchsurfing creada en 2004, Leboncoin, Booking.com, Abritel HomeAway, TripAdvisor, G (...)

7Airbnb es profundamente conflictiva4, incluso en la construcción de su business model (Flichy, 2017). La empresa se ha construido en relación con un sector de alojamiento comercial tradicional ya presente en el mercado, integrado por actores históricos, incluidos hoteles5 u otros jugadores digitales6. Varios autores describen esta irrupción como "brutal", "directa" y "rápida", utilizando el neologismo extraído de las ciencias económicas, disruptivo (Guttentag, 2015). Se hizo de forma rápida y casi sincrónica en todo el planeta, aprovechando la ambigüedad jurídica, legal y fiscal e incluso un "efecto sorpresa". Los demás actores de la vivienda turística, algunos de los cuales existen desde hace mucho tiempo, han seguido una estrategia económica "clásica" (estudios de mercado, inversiones, absorciones, fusiones, etc.), más lenta, que se construye a largo plazo y cuyo funcionamiento ha sido más controlado.

8Airbnb es un jugador geopolítico por derecho propio. Esto es cierto a nivel local y micro local, en las relaciones anfitriones/no anfitriones y turista/no anfitriones, y anfitriones/turistas.

9La espacialidad de los conflictos relacionados con Airbnb se puede estudiar (también) a una escala muy pequeña: intervivienda e intravivienda, en entornos que son privados y que se suponían alejados de cualquier problema importante, especialmente porque los actores que actúan e interactúan allí son "voluntarios" y "permisivos". Además, no se encuentran los mismos tipos, ni las mismas formas de conflictos según sea el modelo de alquiler. Los contextos espaciales, socioeconómicos, de alquiler y regulatorios pueden, pues, explicar estas diferencias y contrastes.

10En primer lugar, veremos las características generales que nos permiten afirmar que Airbnb tiene un carácter muy conflictivo, sobre todo cuando actúa en áreas metropolitanas, donde elaboraremos una tipología de conflictos relacionados con la empresa. Luego cambiaremos de escala para centrarnos en los conflictos locales y micro - locales ocasionados por la acogida de turistas en los alojamientos de Airbnb ofertados en Burdeos. Basándonos en entrevistas semidirigidas, mostraremos las dificultades encontradas entre ciertos usuarios y residentes permanentes en relación con el incremento de las ofertas de estancias de corta duración ofrecidas por Airbnb.

11Metodología

12Se han realizado casi 50 entrevistas semi - dirigidas a anfitriones de Burdeos entre septiembre y octubre de 2019, que se completan con algunas entrevistas a no anfitriones. Los objetivos fueron caracterizar y medir las relaciones asociadas, que a priori son conflictivas, entre los residentes anfitriones y no anfitriones (encuesta n°1), y entre los anfitriones y los turistas (encuesta n° 2). El enfoque científico dirigido a comprender las nuevas perturbaciones, vinculadas a la práctica del alojamiento “modelo” Airbnb, presente en el discurso de unos, y visible en las adaptaciones espaciales y / o de comportamiento de otros, refleja diversas situaciones de conflicto. En cuanto al análisis de las relaciones entre anfitriones/residentes permanentes dentro de la vivienda colectiva o individual, y entre un amplio conjunto de situaciones de alquiler observadas, seleccionamos algunas de ellas (un edificio, locales), aquellas que nos parecieron más significativas, dado el número de anfitriones de Airbnb presentes en el ámbito espacial estudiado, y los conflictos potenciales asociados a los mismos. Por eso se han excluido de nuestro estudio los ejemplos de alquiler donde los conflictos estaban menos presentes, para tratar de mostrar una de las realidades de la polémica relacionada con la presencia de Airbnb. Sin embargo, estos pequeños casos de investigación no pueden ser generalizados y considerados como el estado "normal" de funcionamiento de Airbnb en un contexto territorial. En cuanto al estudio de las formas de convivencia entre anfitriones/turistas dentro del espacio privado del apartamento, nos hemos quedado con los anfitriones que comparten directamente con los turistas una parte de su residencia personal. Estos perfiles de anfitriones tienen una sensación de conflicto más fuerte y estereotipado, ya que comparten su espacio privado e íntimo con extraños (Feldman, 2016).

134 jubilados

2 docentes

4 profesiones artísticas

3 empresarios

2 oficios de construcción

5 enfermeros

5 agentes inmobiliarios

2 docentes-investigadores

5 comerciantes de vino

4 camareras

4 informáticos

1 dependientes de comercio

3 médicos generalistas

5 comerciantes

1 altos funcionarios

Documento nº 1: Cuadro de situaciones conflictivas y de alquiler de los anfitriones entrevistados

Encuesta

Número de anfitriones entrevistados

Escalera retenida

Situaciones de alquiler

Situación (s) de conflicto (s)

Investigación n°1

39

- Edificio

- Habitaciones compartidas

- Viviendas enteras

- Habitaciones compartidas

- Residentes permanentes no anfitriones/turistas

- Residentes permanentes que no son anfitriones/anfitriones

Investigación n° 2

11

- Apartamentos

- Habitaciones compartidas

- Turistas/anfitriones

I. La conflictiva geografía de Airbnb: estado actual de la cuestión

A. « La Airbnbización » del mundo

14El alquiler a corto plazo de alojamientos para turistas como actividad comercial no es nuevo. En la mayoría de los países de Europa Occidental –España, Italia, Grecia, Francia, Portugal– esta actividad económica ha estado regulada durante mucho tiempo. Se ha hecho polémica tras la transformación provocada por la aparición de plataformas digitales que han animado a más actores a implicarse en este sistema, lo que se traduce en una "industrialización" de la acogida de viajeros a escala global. Airbnb es una nueva forma de negocio (Beckouche, 2019; Edelman y Luca, 2014) que reutiliza una práctica tan antigua como es la invención del turismo.

  • 7 Mediante la creación de una comisión de mediación por cada transacción
  • 8 Para darse cuenta de esto, basta con hacer una consulta directamente desde la plataforma introducie (...)

15Airbnb es una plataforma en línea con fines de lucro, tanto de pago como privada, que organiza la oferta y la demanda7entre propietarios y/o inquilinos individuales, y los usuarios. Creada en 2008 en San Francisco (California, Estados Unidos), centraliza millones de ofertas de vivienda (Beckouche, 2019) para alquileres a corto plazo (« short-term rentals »). Mediante una interfaz fácil de usar y un algoritmo diseñado para maximizar la intermediación digital, "peer-to-peer" (Yannopoulou et al. 2013), la empresa permite conexiones muy fáciles entre turistas dispersos por todo el mundo que planean visitar una ciudad con personas que tienen una propiedad infrautilizado en ese momento. Inicialmente basada en los conceptos de economía colaborativa (Quattrone, Prospe, Quercia, Capra y Musolesi, 2016), ahora se asimila a una forma de "capitalismo de plataformas" (Srnicek, 2017). La multinacional ha experimentado un rápido desarrollo económico -incluida su "exitosa" salida a bolsa en Wall Street en diciembre de 2020- y una expansión geográfica continua y sostenida8 (documento n°2).

Documento n°2: El mundo según Airbnb

Documento n°2: El mundo según Airbnb

16Las razones de este éxito son muchas, y los beneficios derivados por quienes lo utilizan son reales. Entre los turistas, los principales argumentos que legitiman el uso frecuente de la plataforma son el ahorro obtenido de costos y el deseo de contactar con los "lugareños", viviendo directamente en casa (Tussyadiah y Pesonen, 2018). Las prácticas relacionadas con el uso de Airbnb forman parte de una cierta democratización de los viajes. Entre los anfitriones, esta actividad genera ingresos adicionales –ambición resumida en el leitmotiv "emprendimiento para los pobres"– permite preservar un patrimonio o incluso construir uno (Andrieu, Devaux y Oppenchaim, 2019), promueve los encuentros sociales, al tiempo que contribuye a una mejor difusión territorial de los alojamientos turísticos en la ciudad, y produce "efectos derivados" para las economías locales (Airbnb, 2018).

17El documento nº3 revela la complejidad y variedad de los actores que se mueven en torno al sistema Airbnb. Varios ámbitos –judicial, legislativo, político, económico, activista, ciudadano, etc.– coexisten e interactúan los unos con los otros, a favor o en contra de Airbnb. La plataforma aparece, así, como un operador turístico “más” que forma parte de un sistema turístico, financiero, técnico y regulatorio ya existente. La gran mayoría de los actores son conocidos, porque estaban presentes mucho antes de la creación de la empresa

Documento n°3: Airbnb y su ámbito de actores asociados. El ejemplo de Francia

Documento n°3: Airbnb y su ámbito de actores asociados. El ejemplo de Francia

18Por lo tanto, podemos esbozar una geografía del conflicto de Airbnb creando tres grupos de actores que se encuentran en los espacios en los que está implantada la empresa y según su relación con ella, distinguiendo a la vez el lugar que ocupan dentro del sistema Airbnb

Documento n°4 : Cuadro de la posición de los diferentes grupos de actores con relación a la Airbnb

Actores

Interés/desinterés directos o indirectos asociados al desarrollo de d’Airbnb

Posición establecida frente a Airbnb

Estrategias desarrolladas frente a Airbnb

Anfitriones, turistas, « subcontratistas » (conserjes, traductores, gestores de bienes, profesionales del hogar y de la limpieza, etc.), profesionales del alojamiento, red de comerciantes, etc.

- Económicos

- Fiscales

- Culturales

- Políticos etc.

Bastante favorables a la empresa

Se aprovechan [...]
Se benefician de [...]
Sacan partido de [...]
Utilizan [...]
Se asocian [...]

Residentes no anfitriones, turistas, etc.

Ninguno

Más bien neutrales

Dejan hacer [...]
Se acomodan [...]
Se desinteresa [...]

Residentes no anfitriones, elegidos, asociaciones, autoridades locales, organismos públicos de la vivienda, etc.

- Económicos
- Fiscales
- Políticas
- Estratégicos
- Sociales y demás.

.

Preferentemente desfavorables a la empresa

Se oponen [...]
Condicionan [...]
Impiden [...]
Limitan [...]
Regulan [...]
Denuncian [...]

19Los diferentes grupos son permeables entre sí y la movilidad entre ellos es posible, como se ha estudiado en el caso de las relaciones entre el municipio parisino y la multinacional, donde se ha pasado de la "colaboración" político-económica a la denuncia ante la justicia. Los actores de la categoría "favorables a la empresa" se encuentran numéricamente en minoría10, especialmente respecto a los actores "neutrales" o "desfavorables a la empresa". Si bien los tres grupos de actores no participan del mismo modo en una oposición sistemática a la empresa, hay una serie de situaciones de conflicto.

20(A) Entre actor (s) desfavorable (s) a Airbnb, y la misma Airbnb (lógica ascendente de tipo « bottom-up »).

21(B) Entre actores pertenecientes a diferentes grupos (lógica intergrupos).

22(C) Entre actores pertenecientes al mimo (lógica intragrupal)

23He aquí algunos ejemplos: conflictos entre una o más ciudades –estén o no en coalición– y la plataforma Airbnb (A). Prueba de ello es la "batalla legal" librada por París en los últimos años contra la multinacional. Pueden adoptar formas visuales, más esporádicas y concretas: carteles pegados en el espacio público, eslóganes anti-Airbnb etiquetados en el mobiliario urbano, etc. Conflictos globales (B) entre ayuntamientos y propietarios de apartamentos de Airbnb que no cumplen con la normativa vigente. Es el caso de Barcelona, que multiplica los controles a través de agentes sobre el terreno, o de París que, tras señalar irregularidades o indicios de la falta de conformidad de determinados anuncios, decidió emprender la vía judicial, primero nacional y luego internacional, llevando el caso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en febrero de 2021. También puede haber conflictos entre propietarios e inquilinos que subarriendan su vivienda en la plataforma, "fuera de las reglas". Otros ejemplos que arrojan luz sobre esta situación son las manifestaciones organizadas por residentes que se oponen al alquiler de apartamentos mediante Airbnb en su barrio. Por último, aparecen los conflictos entre anfitriones y turistas (C), como los casos que nos muestra la prensa regional o local, que nos informa, a modo de ejemplo, sobre los daños causados por los turistas en un alojamiento de Burdeos. Las situaciones de conflicto (A) y (B) son las que se difunden más y revelan situaciones de bloqueo y tensión entre varias realidades: aumento de los alquileres frente al control y el límite de los flujos turísticos; rentabilidad frente a derecho a la vivienda; ganancias récord frente a baja tasa de impuestos, etc., todo ello oponiéndose entre sí. Las situaciones de conflicto (C) se refieren a actores con fines similares –aceptar o limitar el desarrollo de Airbnb– pero cuyos medios para lograrlos difieren.

B. Los datos, ¿« nervios de guerra » ?

24Los datos son de importancia fundamental cuando se trata de la geopolítica de Airbnb. Como todas las plataformas digitales, la empresa ha construido su modelo a partir de la creación y gestión de millones de datos (Gallagher, 2018; Beckouche, 2019), considerados como un "recurso" por derecho propio, y explotados convenientemente para sus intereses: geolocalizaciones y direcciones de vivienda, perfiles de inquilinos y clientes, comportamientos y rastros digitales, reseñas y comentarios, fotografías, información de pago etc. Por lo tanto, uno de los principales valores de la empresa radica en la posesión, el control y el uso de dichos datos (Cardon, 2015, 2018). Algunos autores evocan el "datapower", este "control de los flujos de datos [...] relacionado con el comercio diario de datos entre la plataforma y sus usuarios donde los datos y el código son controlados por la plataforma" (Mermet y Söderström, 2020). Hasta ahora, estos datos nunca se han transmitido a los actores de la ciudad. La política de opacidad respecto al intercambio de esta información clave impide a las autoridades realizar cualquier diagnóstico de la presencia de Airbnb en su territorio. De este modo, es muy complicado para estos actores desarrollar una estrategia efectiva para controlar y limitar la actividad de alojamiento turístico: identificación de los anfitriones, limitación del período de alquiler, impuestos. Además, las regulaciones establecidas por los municipios –limitación del número de noches al año, registro de un número de registro, etc.– no están totalmente "integradas" en el algoritmo de Airbnb (lo que sigue siendo legalmente cuestionable o incluso condenable), teniendo cuidado de ocultar "todo lo que parece una serie de números" (ibid.).

25Estas dificultades de los municipios para medir el fenómeno y limitarlo se hallan en gran parte en el origen de los conflictos entre la empresa y algunos municipios franceses y/o europeos, incluido París. El inventario de la oferta se ha convertido en una cuestión científica, política y ciudadana. Airbnb desarrolló el portal "Dataville by Airbnb" en 2017 (documento n°5) sin mucho éxito. Para evitarlo, el campo más crítico se ha movilizado (Cox y Slee, 2016), ofreciéndose para recuperar directamente de la página de Airbnb, toda la información disponible para un destino elegido, gracias al uso de técnicas automatizadas de vigilancia. Estos métodos, que forman parte de la ingeniería cartográfica o geomática, proporcionan acceso a información útil (tipo de vivienda, tipo de propiedad, capacidad, comodidades, precio y evaluación de la vivienda por parte de los usuarios). Varios colaboradores ofrecen acceso a multitud de datos llave en mano para cientos de ciudades de todo el mundo, incluido el proyecto Insideairbnb. Por lo general, a partir de estos sitios colaborativos, se construyen mapas y análisis que se difunden a través de los medios de comunicación y se elaboran trabajos académicos relacionados con Airbnb.

Documento n°5: Captura de pantalla del portal « Dataville by Airbnb » el 08.01.2018

Documento n°5: Captura de pantalla del portal « Dataville by Airbnb » el 08.01.2018

26Las dificultades estructurales para cuantificar y calificar el fenómeno Airbnb reflejan el dominio de este último sobre los datos considerados estratégicos. Recientemente, Airbnb se ha visto obligada a comunicar sus datos a determinados municipios, tras duras negociaciones y/o decisiones judiciales, dando prueba de la evolución de la situación conflictiva entre la plataforma y los grupos de interés de la ciudad. Tras ser factores de conflicto, los datos podrían convertirse en uno de los medios de regulación utilizados por los poderes públicos, como ocurrió en Ámsterdam entre 2016 y 2018, tras la firma de un acuerdo entre la ciudad y la multinacional (Mermet y Söderström, 2020).

C. La ciudad, el principal caldo de cultivo para el conflicto

  • 9 La aparente "falta de intermediario" de Airbnb -que aparece claramente en su política de marketing- (...)

27Los principales conflictos relacionados con Airbnb se encuentran en primer lugar en los centros de las ciudades o incluso en los de las metrópolis. Sobre todo, porque la oferta de alojamiento en ellos es superior a la de otros espacios, y también porque las situaciones de presencia compartida se multiplican. La cobertura mediática y la cientificidad del fenómeno también aumenta en las ciudades, y mayoría de la literatura científica dedicada a Airbnb se centra en los grandes espacios urbanos (Kagermeier y Stors 2015; Sans y Quaglieri 2016). La intermediación digital9l habilitada por la firma ha generado numerosas situaciones nuevas, difuminando cada vez más los límites entre la vivienda y el alojamiento turístico (Stabrowski, 2017). La expansión del modelo de alojamiento desarrollado por Airbnb en las ciudades genera y generaliza tres tipos de alquileres resumidos a continuación (Aguilera et al. 2019): "(I) Práctica comercial de un apartamento completo que normalmente no se utiliza como residencia principal. II) La práctica comercial de un apartamento completo mientras el residente principal está ausente. III) Alquiler de parte de una residencia principal con el anfitrión presente (compartir el hogar/habitación o home-sharing)."

28Estas tres situaciones de alquiler reflejan todas las realidades ofrecidas por la multinacional. Algunas se pueden combinar, y la variedad de perfiles de alquiler "encaja" dentro de este sistema. De las tres propuestas seleccionadas por los investigadores, las dos primeras son las más controvertidas, mientras que equiparan la última con la economía "colaborativa" o "compartida", cuya dimensión conflictiva es sin embargo muy real (ver la segunda parte del artículo). Basándonos en nuestras lecturas de parte de la literatura científica que trata sobre Airbnb, hemos elaborado una lista no exhaustiva de conflictos e "impactos" generados por el despliegue de la actividad de alojamiento de la plataforma americana (documento n°6).

Documento n°6: Tipología de conflictos asociados a Airbnb

Documento n°6: Tipología de conflictos asociados a Airbnb

D. Intentos de resolver conflictos

29La situación de Airbnb ha llevado a las partes interesadas de la ciudad a adoptar regulaciones sin precedentes destinadas a controlar la proliferación y sus actividades (documento n.°7). A nivel europeo, la variedad de estas iniciativas regulatorias –en cuanto al grado(s) de restricción(es), pluralidad de medidas, evaluación de su efectividad, etc.– puede explicarse por el "tipo de actores que han politizado el tema", por las "condiciones políticas y económicas" específicas de cada espacio estudiado y por "el producto de la lucha entre actores colectivos con intereses y modos de acción variados" (Aguilera et al. , 2019). Estas regulaciones reflejan el profundo desequilibrio de poder entre los responsables políticos locales y las plataformas que incluye Airbnb (Nieuwland y Van Melik, 2018; Mermet y Söderström 2020). La implantación diferenciada –en espacio y tiempo– de medidas coercitivas para controlar o limitar los alojamientos turísticos promovidos por Airbnb por los actores de la ciudad ha contribuido a modificar las distintas situaciones de conflicto existentes. Ya sea permitiendo que ciertos actores entren en conflicto con otros – este es el caso de la ciudad de París, que ahora puede "denunciar" en los tribunales a aquellos propietarios y / o inquilinos que no respetan la limitación de 120 días por año, o que no han solicitado una autorización para cambiar el uso de la (s) vivienda (s) alquilada (s) – ; ya sea facilitando su "contacto"; o cristalizando las posiciones de ciertos actores, "encerrándolos" en delicadas posiciones ideológicas o éticas. Este es, por ejemplo, el caso de algunos anfitriones que dudan ahora en mantener o no su actividad de alquiler ante las nuevas restricciones regulatorias, a lo que a menudo se suman otras dificultades específicas planteadas por los inquilinos.

Documento n°7: Escalas, principales tipos de conflictos, reglamentos

Escala

Tipos de conflictos

Modos de regulación

Mundial

- Competencia en la conquista y control de mercados

- Compras/ventas

- Controles

- Legislativo

- Asociaciones económicas

Europea (supranacional)

- Judicial (proceso)

- Legislativo

- Decisiones judiciales

- Uso compartido de datos

Nacional

- Judicial (proceso)

- Legales

- Decisiones judiciales

Metropolitana (metrópoli, municipios que la integran)

- Judicial (proceso)

- Controles/multas

- Arsenal legislativo restrictivo y vinculante

(regímenes regulatorios específicos de la ciudad)

- Fortalecimiento de la gobernanza

- Decisiones judiciales

- Intercambio de datos

- Asociaciones

Infraurbano (copropiedades)

- Conflictos vecinales

- Conflictos de usos y de representación del espacio público o semipúblico

- Degradación

- Apelación a un mediador externo

- Reglas de copropiedad

- Denuncia/o acuerdo

Microlocal (infrapropiedades)

- Conflictos de usos y de interpretación del suelo residencial

- Degradación

- Amenazas y violencia física

- Dispositivos específicos para cada espacio y cada arrendador

- Reinvención de las reglas de convivencia

- Queja y/o acuerdos

30El documento n.°8 permite localizar los principales lugares afectados por el fenómeno Airbnb, al tiempo que aborda algunas de las normativas vigentes para limitar su desarrollo. La espacialidad de la plataforma más o menos respeta la geografía turística del país, al ubicarse en los puntos turísticos conocidos (metrópolis, balnearios, montañas, etc.).

Documento n°8: La oferta de alojamiento de corta duración ofrecida por Airbnb, y sus normativas

Documento n°8: La oferta de alojamiento de corta duración ofrecida por Airbnb, y sus normativas

II. El nivel local y microlocal: la aparición de nuevos conflictos relacionados con Airbnb

A. El lugar de la plataforma en Burdeos

  • 10 Deuxième marché mondial avec plus de 600 000 annonces disponibles.

31Al igual que otras ciudades francesas y europeas (Coyle y Yu-Cheong Yeung, 2018; Artioli, 2018, 2020), Burdeos es muy popular entre los anfitriones de Airbnb. La oferta de vivienda es una de las más grandes de Francia10 con más de 10.000 anuncios. El aumento anual en el número de unidades de vivienda disponibles también atestigua el crecimiento y el lugar ocupado por la plataforma aquí (documento n°9). Entre diciembre de 2018 (1) y diciembre de 2020 (2), el stock de alojamientos con etiqueta Airbnb en Burdeos aumentó un 7,93%, de 9.815 (1) a 10.593 (2), a pesar del contexto de una pandemia mundial vinculada al brote de SARS-CoV-2. La proporción de viviendas enteras representa el 75% de la oferta total de Airbnb, pasando de 7.409 en 2018 (1) a 8.121 en 2020 (2).

Documento n°9: La evolución de la oferta de Airbnb en Burdeos

Documento n°9: La evolución de la oferta de Airbnb en Burdeos

32La multinacional ha invertido en gran medida en la capital girondina, implantándose de manera permanente en el paisaje turístico local, y participando de la misma manera que en otras metrópolis en una forma de "canibalismo" en el sector de la vivienda. La tabla de conflictos utilizada antes (ver parte I.B), puede, por tanto, aplicarse convenientemente aquí, mientras que las referencias científicas sobre el papel de Airbnb en Burdeos se multiplican. Así, diversos estudios (presentados aquí de forma tecnológica) ya han analizado el fenómeno Airbnb en Burdeos, estudiando la "desorganización del mercado de alquiler privado" creada por la plataforma (Ayouba et al., 2019), el papel de la firma en la evolución y formalización de los precios de la vivienda a escala metropolitana (Décamps y Gaschet, 2013), los diversos impactos de la crisis del Covid-19 en el sistema de alquiler local y los efectos directos en la multinacional (Piganiol, 2020), los desequilibrios globales sobre las ciudades asociados al "capitalismo de plataformas", tal como lo practica Airbnb, descrito por G. Pouyanne en 2017, "el aumento de la fragilidad" económica y social de las poblaciones más expuestas a los cambios en el mercado del alquiler y las consecuencias que se le asocian (Dagorn y Rouveyre, 2021), o la renovación metodológica en cuanto a los estudios hedónicos ya realizados a partir de los datos de Airbnb en Burdeos (Faye , 2021).

33En Burdeos, Airbnb se ha desarrollado sincrónicamente con el aumento de la afluencia turística, y ha acompañado su cambio de estatus, convirtiendo a la antigua bella durmiente en un destino turístico de primer orden, "lo que hace [aquí también] que los cambios producidos por la plataforma [...] sean especialmente visibles en esta ciudad". Sin embargo, la geografía turística dibujada por Airbnb en Burdeos no es de ninguna manera "disruptiva" o innovadora. A pesar de las posibilidades de anuncios "nacidos" en todas partes de la ciudad, lejos, en las periferias y en lugares "heterogéneos" (Maitland, 2008), así como en las fronteras y márgenes (Gravari-Barbas y Delaplace, 2015), la mayor parte de la oferta de Airbnb en Burdeos tiene lugar sin embargo en el centro histórico (documento n.° 10), ya muy frecuentado por los turistas (Adamiak , 2018 ; Wachsmuth y Weisler 2018), y donde se encuentran las mayores densidades de población. Los espacios centrales – el Triángulo de Oro, el distrito de Chartrons, los muelles desde la Porte de Bourgogne en el sur, hasta la Cité du Vin, alrededor de la Flèche Saint-Michel – y pericentral – la estación de Saint-Jean y sus espacios adyacentes, a lo largo de las líneas de tranvía, en la orilla derecha alrededor de Stalingrado y la Avenida Thiers – están muy preocupados por Airbnb. Aunque el número de potenciales prescriptores de servicios turísticos se ha ampliado con el desarrollo de la plataforma, con un mayor papel de "aficionados" (Flichy, 2010), los anfitriones de Burdeos vienen a reforzar una oferta turística ya bien presente en los distritos históricos y centrales de la ciudad (Duhamel, Saint-Julien y Le Goix, 2007; Stock, 2017), como ya ocurre en otras ciudades donde la plataforma está presente.

Documento n°10: Oferta de alojamiento Airbnb en Burdeos

Documento n°10: Oferta de alojamiento Airbnb en Burdeos

B. Estudio de caso a gran escala

34Los conflictos locales o microlocales se producen porque el alojamiento "tipo Airbnb" interrumpe y recompone la vida cotidiana de los residentes permanentes, obligándoles a la convivencia (Delaplace y Simon, 2017; Crozat y Alves, 2018), con una presencia compartida o incluso competencia por el espacio, usos, valores, temporalidades, etc. Airbnb tiende a mezclar los límites de la "vida cotidiana" con los de la "experiencia de viaje". El turista es el que "simplemente va de paso", a quien no le importan los problemas locales, el que de alguna manera escapa de las normas de los espacios turísticos –incluidos los discursos relacionados con la gobernanza del lugar– que utiliza y usa los dispositivos espaciales disponibles sin participar en su conservación o sustitución. Para entender mejor la efectividad de estos conflictos hemos realizado varias infografías: el corte de un edificio (documento n°11), una serie de tiendas contiguas entre sí (documento n°12), y el plano de tres apartamentos alquilados en Airbnb (documentos n°13, 14 y 15)

Documento n°11: Corte de un edificio gestionado por Airbnb

Documento n°11: Corte de un edificio gestionado por Airbnb

Documento n°12: Plan de tiendas gestionadas por Airbnb

Documento n°12: Plan de tiendas gestionadas por Airbnb

Documento n°13: Geopolítica de un apartamento (1) "Airbnbized"

Documento n°13: Geopolítica de un apartamento (1) "Airbnbized"

Documento n°14: Geopolítica de un apartamento (2) "Airbnbized”

Documento n°14: Geopolítica de un apartamento (2) "Airbnbized”

Documento n°15: Geopolítica de un apartamento (3) "Airbnbized"

Documento n°15: Geopolítica de un apartamento (3) "Airbnbized"

Documento n°16: Leyenda que acompaña a los documentos 13, 14 y 15

Documento n°16: Leyenda que acompaña a los documentos 13, 14 y 15
  • 11 Se han cambiado los nombres de los entrevistados para garantizar su anonimato

35La utilización de componentes etnográficos nos permite arrojar luz sobre las situaciones estudiadas hasta el momento. En la mayoría de los casos, los residentes permanentes se han ido convirtiendo en una minoría numérica como consecuencia de la intensificación de los alquileres de Airbnb. Si las primeras llegadas tuvieron lugar sin mayor inconveniente, el aumento del ritmo de alquileres y apartamentos alquilados provocó las primeras tensiones. « [...] Estoy más que exasperado por estas constantes idas y venidas. Algunos días, parece que vivo en una sala de la estación por lo que hay movimientos y estruendo [...]. A decir verdad, no me canso de estos ruidos de maletas y de estas personas que hablan alto" (Simone, 11, dueña de un edificio). Los pocos lugareños que permanecieron en el edificio se sintieron parcialmente "desposeídos" de sus pertenencias e "invadidos" por los turistas. Varios residentes nos contaron su exasperación por esta situación. "Airbnb es una verdadera plaga para nosotros ''simples lugareños''. Los turistas regresan completamente borrachos algunas noches, sobre todo los le weekend » (Marc, dueño de un inmueble), “constantes idas y venidas. Algunos días, parece que vivo en una sala de la estación por lo que hay movimientos y estruendo [...]. A decir verdad, no me canso de estos ruidos de maletas y de estas personas que hablan alto" (Simone, dueña de un edificio). "Airbnb es una verdadera plaga para nosotros ''simples'' vecinos'. Los turistas regresan completamente borrachos algunas noches, especialmente los fines de semana" (Marc, propietario en un edificio). Así, surgen formas de "degradación" y desprecio. Los discursos de los vecinos de las tiendas de Burdeos alquiladas en Airbnb, se dirigen menos violentamente contra los anfitriones de Airbnb y los turistas, principalmente porque se enfrentan menos directamente con su presencia. No se ven obligados a tratar con ellos a diario, como es el caso de los vecinos de un edificio o de cualquier espacio residencial cerrado. « [...] de hecho estoy completamente rodeado de turistas. [...] mi vida se volvió menos amigable, mientras que precisamente habíamos comprado aquí atraídos por este famoso espíritu de "vecindad". En definitiva, un error" (Madeleine, dueña de una tienda). La tensión y los conflictos son menores y menos intensos entre los no anfitriones que no comparten el espacio del edificio con los turistas. El carácter intrínsecamente "abierto" de la calle juega a favor de este cambio. "No me opongo vehementemente a los alquileres a corto plazo, al estilo Airbnb o de otro tipo, especialmente porque los he utilizado varias veces [...]. Pero es cierto que a la larga la repetición de alquileres se vuelve agotadora y exasperante. Mi vecino puso su casa en siete plataformas al mismo tiempo, ¡es una locura! (Risas) (Philippe, inquilino de una tienda).

36Las dos situaciones que hemos analizado difieren en intensidad y en formas asociadas de conflictividad. En la primera encuesta, que tiene en cuenta el espacio entre propietarios y que define las relaciones entre anfitriones/no anfitriones, la convivencia y las discrepancias –de usos, prácticas, representaciones, etc.–, que pueden existir entre turistas temporales y residentes no han querido nunca compartir un pedazo de suelo o un momento con el Otro. Los contactos y los intercambios –o no intercambios– entre ellos se perciben como reducidos y/o perfectamente "artificiales". El deseo de contacto con los "lugareños" (Tussyadiah y Pesonen, 2018), señalado anteriormente, y promocionado por Airbnb, se ve como algo vacío. "Los turistas se burlan de tus vecinos por completo, estés en buenos términos con ellos o no. No los ven como habitantes como cualquier otro. Para ellos, los habitantes "reales" son los que están fuera del edificio, tan pronto como cruzan el umbral de la puerta principal. ¡Son estos lugareños los que quieren conocer, no los demás! [...] (Loïc, inquilino de un apartamento entero en Airbnb en Burdeos). Los turistas procederían a una cierta "selección" de las poblaciones locales a las que dirigirse, con las que podrían entablar una conversación o incluso con las que se atreverían a ser fotografiados. La disociación entre las poblaciones residentes es fundamental para comprender los conflictos asociados con los alquileres a corto plazo de Airbnb y los problemas asociados con ellos. Por el contrario, la segunda encuesta realizada entre los anfitriones que comparten una habitación dentro de su espacio residencial privado, y que se ocupan exclusivamente de las relaciones entre el anfitrión y el turista, pone de manifiesto la existencia de relaciones queridas y consentidas. Es el propietario quien decide "embarcarse en la aventura de Airbnb", creando un anuncio, mostrando fotografías de su apartamento y recibiendo turistas cada semana. A su vez, es el turista quien elige el lugar de estancia, las condiciones del mismo, y quien se compromete a seguir y respetar las normas consecuentes con esta estancia.

37Esta diferencia entre los dos grupos de anfitriones y sus dos formas de hacer Airbnb ayudan a identificar diferentes formas de conflictividad. En la encuesta 1, anfitriones y no anfitriones entrevistados nos alertaron de la naturaleza descontrolada del alquiler. Los turistas son "abandonados a su suerte" o incluso "dejados" solos en el espacio residencial. No hay reglas, nadie controla lo que hacen. Y a pesar del uso de dispositivos financieros desalentadores –como una garantía– o las amenazas de remitirlos a las fuerzas del orden, los daños y enfrentamientos con el vecindario no han disminuido, al contrario. "He intentado reducir el ruido y los problemas de entrada y salida intempestiva de turistas, [...]. Hablé con turistas [...], imprimí y luego colgué carteles con consejos o incluso recomendaciones para no cerrar golpeando la puerta, para no hablar demasiado alto en el vestíbulo del edificio, para no volver demasiado tarde... Nada se ha conseguido" (Pierre-Henri, inquilino de todo un alojamiento de Airbnb en Burdeos). Los conflictos se agravan en ausencia de policía de barrio, y sólo existe el operador para reclamar, es el único mediador entre los turistas y la vivienda. En la encuesta n°2, las relaciones entre inquilinos y turistas están más regladas y normalizadas. Las características intrínsecas del territorio de lo íntimo y lo privado, unidas a una práctica de uso compartido del espacio, contribuyen a borrar algunos de los motivos de conflicto. Sin embargo, asistimos a la aparición de otros conflictos, aunque estén al margen, y no nos permitan cuestionar la esencia misma de la actividad de alquiler. "Cuando recibo turistas en mi casa ... No estoy del todo cómodo. Realmente no me gusta encontrarme frente a ellos cuando desayuno o cuando salgo de la ducha. Incluso he desarrollado "técnicas" para huir de ellos o al menos evitarlos: en primer lugar, porque conozco la geografía de mi apartamento mucho mejor que ellos (risas), y en segundo lugar porque siempre me las arreglo para acoplar mis horas de entrada y salida a las suyas. [...] (Hugo, inquilino de una habitación de Airbnb en Burdeos). La presencia de los anfitriones en el alojamiento, y las relaciones "artificiales" pero sinceras construidas con los viajeros, "evitarían" que estos últimos entraran en conflicto con el barrio, que "hicieran cualquier cosa en el ascensor o pasillos". Las estrategias de prevención de conflictos o regulación desplegadas por los anfitriones dan fe de un control más estricto ejercido sobre las prácticas y comportamientos de los turistas. El establecimiento de normas de convivencia en los espacios residenciales requiere el seguimiento y el recordatorio de las normas esenciales para los turistas. Lejos de evitar cualquier clase de conflicto, estas estrategias permiten mitigar sus efectos. A fin de cuentas, el “vivir como turista”, tal como se traduce en el hecho de compartir una habitación, es menos "desestabilizador" para el barrio y las relaciones con este barrio, que el alquiler de una vivienda entera, sin la presencia del (los) propietario(s) y/o el (los) inquilino(s). La perturbación del "ecosistema" del barrio local, es por lo tanto más fuerte con un tipo de alquiler de vivienda entera, que con un tipo de alquiler de habitación compartida. Por otro lado, este último contexto, no significa la ausencia de conflictos entre anfitriones y turistas, como vemos con los mapas a la escala del apartamento.

38El alquiler de una habitación directamente en la casa de familia, cuando esta última está presente, conduce a conflictos y modos particulares de regulación, más "silenciosos" y menos "violentos" en forma e intensidad. "No sé si puedo llamarlo 'conflicto' con los turistas, es un poco fuerte como una palabra. [...] A veces siento que ya no estoy en casa. Son más bien microeventos o incluso epifenómenos. [...] el desorden, las cosas sucias que quedan en la mesa, los productos almacenados, pero no en el lugar correcto, los rastros de suciedad en el baño o el inodoro, los horarios de sueño que no necesariamente se respetan, etc." (Martial, anfitrión de una habitación de Airbnb en Burdeos). Los alquileres se realizan con pocos actores presentes y los conflictos siguen "limitados" a la esfera privada, confinados al perímetro del apartamento, por lo que sus soluciones parecen más "sencillas" y "rápidas". El alquiler de una vivienda entera sin la presencia del inquilino conduce a conflictos "más fuertes", y menos capaces de escapar a la regulación "desde el exterior", teniendo que recurrir a un mediador.

39Realmente, pocos anfitriones utilizan el término "conflicto" para referirse a su actividad de alquiler, y prefieren hablar de "dificultad" o “dificultades": cancelaciones de última hora, reembolsos tardíos o inexistentes, errores de reserva, daños materiales, multa por incumplimiento de la ley, etc. Las malas relaciones que pueden tener con los turistas y sus vecinos, o las estrategias de escape puestas en marcha no les molestan demasiado. Se sienten relativamente cómodos con la situación y la encuentran "normal". Todos reconocen la discrepancia entre el discurso oficial de la multinacional, y la "práctica" del escenario del alquiler de Airbnb, pero parecen aceptarlo bastante bien. El aspecto económico –la búsqueda de ingresos adicionales, la constitución del capital económico y/o inmobiliario– parece situarse aquí por encima de los aspectos conflictos relacionados con el alquiler. La formalización de un determinado compromiso también explica la actitud “a priori” vacilante de algunos inquilinos a la hora de detener esta actividad.

Conclusión

40La modalidad de alojamiento turístico a corto plazo que ofrece Airbnb es "totalmente" conflictiva. Los conflictos generados por la empresa son numerosos y diversos, se analizan a todos los niveles, hacen intervenir a una multiplicidad de actores y se desenvuelven en muchos espacios y muy heterogéneos. La multinacional se construye sistemáticamente contra otros alojamientos turísticos, y la mayoría de las veces en detrimento de los territorios en los que se implanta. Las formas de regulación también tienden a generalizarse a todos los niveles, iniciadas por operadores públicos cada vez más abrumados y "experimentados" frente a su "lucha" contra Airbnb.

41En este artículo, hemos querido destapar nuevos conflictos relacionados con el hecho de compartir los espacios domésticos privados (apartamentos) o espacios públicos para acceder a dicha esfera privada (halls, calles, aceras, etc.) tras la llegada de Airbnb. Y esto, mediante el uso de la escala local o micro local, mediante la incorporación de nuevos actores (el anfitrión y el turista, el anfitrión y el residente "de al lado", el turista y el residente permanente), a las prácticas y a los representantes a veces contradictorios, por el descubrimiento de nuevas formas de conflictos y reglamentación de estos etc. Estos conflictos son calificados como “micro", no sólo porque se desarrollan en los espacios de lo pequeño o incluso de lo muy pequeño, sino también porque siguen siendo fenómenos "confidenciales", confinados a la esfera privada y a la de lo íntimo, cuyas repercusiones no exceden estos espacios.

42Estos conflictos se suman a los ya identificados y analizados, por el político, el geógrafo, el economista, el sociólogo, el antropólogo, el arquitecto etc., y que ya han sido puestos de manifiesto desde hace algunos años a través de diferentes canales. Por las ideas y los ejemplos expuestos, este artículo no pretende ser exhaustivo. A falta de poder alcanzar todas las situaciones de Airbnb, este trabajo permite, no obstante, una lectura complementaria del fenómeno Airbnb, y proporciona algunas vías de reflexión sobre el análisis de la multinacional en los territorios donde se ha desplegado.

Haut de page

Bibliographie

Aguilera, T., Artioli F. and Colomb C. (2019), « Explaining the diversity of policy responses to platform-mediated short-term rentals in European cities: A comparison of Barcelona, Paris and Milan », disponible sur : https://hal.archives-ouvertes.fr/hal-02283143/document

- Andrieu, D., Devaux J. and Oppenchaim N., (2019), « Cet Airbnb dont on ne parle pas », disponible sur : https://metropolitiques.eu/Cet-Airbnb-dont-on-ne-parle-pas.html

- Artioli, F. (2018), « Digital platforms and cities: a literature review for urban research », disponible sur : https://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-01829899/document

- Artioli, F. (2020), « La gouvernance urbaine à l’épreuve d’Airbnb. Locations de courte durée et groupes d’intérêt à Milan », disponible sur : http://www.urbanisme-puca.gouv.fr/IMG/pdf/la_gouvernance_urbaine_a_lepreuve_dairbnb.pdf

Beckouche, P. (2019), Les nouveaux territoires du numérique. L’univers digital du sur-mesure de masse, Éditions sciences humaines », Auxerre.


Bouquet, C., Vacher L. and Vye D. (2019), « Que nous dit l’offre Airbnb sur l’évolution des territoires touristiques ? Le cas de La Rochelle / Île de Ré », disponible sur : https://journals.openedition.org/mappemonde/739

Brossat, I. (2018), Airbnb, la ville ubérisée, La ville brûle, Montreuil.

Cardon, D. (2010), La démocratie Internet, Seuil, Paris.

Cardon, D. (2015), « À quoi rêvent les algorithmes, nos vies à l’heure des big data », Seuil, Paris.

Cocola-Gant, A. (2016), « Holiday Rentals: The New Gentrification Battlefront », disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/307554257_Holiday_Rentals_The_New_Gentrification_Battlefront

Coyle, D. and Yu-Cheong Yeung, T. (2016), « Understanding Airbnb in Fourteen European Cities », The Jean-Jacques Laffont Digital Chair Working Papers, no 7088, pp. 1-33, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/333021103_Understanding_AirBnB_in_Fourteen_European_Cities

Crozat, D. and Alves, D. (2018), Le touriste et l’habitant, Éditions « Connaissances et Savoirs », Saint-Denis.

Delaplace, M. and Simon, G. (2017), Touristes et habitants. Conflits, complémentarités et arrangements, Infolio, Paris.

Duhamel, P. and Knafou, R. (2007), « Le tourisme dans la centralité parisienne » dans Saint-Julien T. and Le Goix R., La métropole parisienne. Centralités, inégalités, proximités, Belin, Paris, pp. 37-63.

Edelman B. and Luca M. (2014), « Digital Discrimination : The Case of Airbnb.com », disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/272244325_Digital_Discrimination_The_Case_of_Airbnbcom

Feldman, D. (2016), « AirBnB : l’intimité exposée », mémoire de master 2, École Nationale Supérieure d’Architecture, Paris, La Villette.

Flichy, P. (2010), « Le sacre de l’amateur. Sociologie des passions ordinaires à l’ère numérique », Seuil, Paris.

Flichy, P. (2017), « Les nouvelles frontières du travail à l’ère numérique », Seuil, Paris.

Gallagher, L. (2018), « Airbnb Story : Comment trois jeunes ont disrupté un secteur… et créé la polémique », Dunod, Paris.

Gallic, E. and Malardé, V. (2018), « Airbnb in Paris : quel impact sur l’industrie hôtelière ? », disponible sur : https://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-01838059/document

Giblin, B. (2007), « Le tourisme : un théâtre géopolitique ? » dans Géopolitique du tourisme, Hérodote n°127 vol. n°4, La Découverte, Paris, pp. 3-14.

Gravari-Barbas, M. and Delaplace, M. (2015), « Le tourisme urbain « hors des sentiers battus ». Coulisses, interstices et nouveaux territoires touristiques urbains », Téoros. Revue de recherche en tourisme, vol. 34, n°1-2, disponible sur : https://journals.openedition.org/teoros/2790

Gurran, N. and Phibbs, P. (2017), « When Tourists Move in: How Should Urban Planners Respond to Airbnb ? », Journal of the American Planning Association, vol. 83, n° 1, p. 80-92, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/312113130_When_Tourists_Move_In_How_Should_Urban_Planners_Respond_to_Airbnb

Guttentag, D. (2015), « Airbnb: Disruptive Innovation and the Rise of an Informal Tourism Accommodation Sector », Current Issues in Tourism, vol. 18, no 12, p. 1192-1217, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/271624904_Airbnb_Disruptive_innovation_and_the_rise_of_an_informal_tourism_accommodation_sector

Horn, K. and Merante, M. (2017), « Is Home Sharing Driving Up Rents? Evidence from Airbnb in Boston », Journal of Housing Economics, n° 38, p. 14-24, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/319400631_Is_Home_Sharing_Driving_Up_Rents_Evidence_from_Airbnb_in_Boston

Knafou, R. and Stock, M. (2003), « Tourisme », dans Lévy J. and Lussault M., Dictionnaire de la géographie et de l’espace des sociétés, Belin, Paris, pp. 931-934.

Maitland, R. (2008), « Conviviality and Everyday Life: The Appeal of New Areas of London for Visitors », International Journal of Tourism Research, vol. 10, no 1, p. 15-25, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/230253150_Conviviality_and_Everyday_Life_the_Appeal_of_New_Areas_of_London_for_Visitors

- Mermet A.-C. (2017), « Airbnb and Tourism Gentrification. Critical Insights from the Exploratory Analysis of the ‘Airbnb Syndrome’ in Reykjavik », dans Gravari-Barbas M. and Guinand S., Tourism and Gentrification in Contemporary Metropolises: International Perspectives, Routledge, Londres, pp. 52-74.

Mermet, A.-C. and Söderström, O. (2020), « When Airbnb sits in the control room: platform urbanism as actually existing smart urbanism in Reykjavík », Frontiers in Sustainable cities, Section Governance and Cities, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/341370431_When_Airbnb_Sits_in_the_Control_Room_Platform_Urbanism_as_Actually_Existing_Smart_Urbanism_in_Reykjavik

Nieuwland, S. and Van Melik, R. (2018), « Regulating Airbnb: How Cities Deal with Perceived Negative Externalities of Short-term Rentals », Current Issues in Tourism, p. 1-15, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/326814900_Regulating_Airbnb_how_cities_deal_with_perceived_negative_externalities_of_short-term_rentals

Oskam, J. and Boswijk, A. (2016), « Airbnb: the future of networked hospitality businesses », Journal of Tourism Futures, vol. 2, Issue 1, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/304215036_Airbnb_or_Networked_Hospitality_Businesses_Between_Innovation_and_Commercialization_A_Research_Agenda

Piganiol, V. (2020), « La planète Airbnb au risque de la COVID-19 », Téoros. Revue de recherche en tourisme, vol. 39, n°3, disponible sur : https://journals.openedition.org/teoros/6518

Quattrone, G., Prospe, D., Quercia, D., Capra, L. and Musolesi, M. (2016), « Who Benefits from the ‘’sharing’’ Economy of Airbnb ? », disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/301874810_Who_Benefits_from_the_Sharing_Economy_of_Airbnb

Sales-Favà, J., Chevalier, P., López-Gay, A. and Módenes, J. A. (2020), « Diminution du nombre de logements disponibles pour les ménages et pression touristique : l’exemple de Barcelone », Téoros. Revue de recherche en tourisme, vol. 39, no 1, disponible sur : https://journals.openedition.org/teoros/3945

Sans A. A. and Quaglieri, A. (2016), « Unravelling Airbnb: Urban Perspectives from Barcelona », Built Environments and “Glocalized” Spaces, n° 73, p. 209-228, disponible sur : https://www.academia.edu/24653298/Unravelling_Airbnb_Urban_Perspectives_from_Barcelona

Stock, M. (2005), « Les sociétés à individus mobiles : vers un nouveau mode d’habiter ? », EspacesTemps.net, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/30464413_Les_societes_a_individus_mobiles_vers_un_nouveau_mode_d%27habiter

Stock, M. (2017), « Le concept de centralité à l’épreuve du tourisme. Réflexions critiques à partir du modèle des lieux centraux » dans Bernard N., Blondy C. and Duhamel P., Tourisme et périphéries. La centralité des lieux en question, Presses Universitaires de Rennes, pp. 269-291.

Stors, N. and Kagermeier, A. (2015), « Motives for Using Airbnb in Metropolitan Tourism – Why do People Sleep in the Bed of a Stranger ? », Regions Magazine, vol. 299, no 1, p. 17-19, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/281812033_Motives_for_Using_Airbnb_in_Metropolitan_Tourism-Why_do_People_Sleep_in_the_Bed_of_a_Stranger

Viard, J. (2006), « Éloge de la mobilité : essai sur le capital temps libre et la valeur travail », Éditions de l’Aube, La Tour d’Aigues.

Yannopoulou, N., Moufahim, N. and Bian, X. (2013), « User-generated Brands and Social Media: Couchsurfing and AirBnb », Contemporary Management Research, vol. 9, no 1, p. 85-91, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/270831957_User-Generated_Brands_and_Social_Media_Couchsurfing_and_Airbnb

Zervas, G., Proserpio, D. and Byers, J. W. (2014), « The Rise of the Sharing Economy: Estimating the Impact of Airbnb on the Hotel Industry », Journal of Marketing Research, vol. 54, no 5, p. 687-705, disponible sur : https://www.researchgate.net/publication/272302080_The_Rise_of_the_Sharing_Economy_Estimating_the_Impact_of_Airbnb_on_the_Hotel_Industry

Artículos de prensa

- https://www.lesechos.fr/industrie-services/tourisme-transport/treize-ans-apres-sa-creation-airbnb-fait-le-grand-saut-boursier-1272634

- https://aoc.media/opinion/2019/03/08/stade-airbnb-capitalisme/

- https://www.lemonde.fr/economie/article/2019/02/10/paris-repart-en-guerre-contre-airbnb-avec-une-assignation-en-justice_5421584_3234.html

- https://www.researchgate.net/figure/An-Anti-Airbnb-Campaign-in-Berlin-in-2016-reprinted-from-Heureka-Online-2016_fig4_324517111

- https://www.lexpress.fr/actualite/monde/europe/airbnb-a-barcelone-des-inspecteurs-municipaux-traquent-les-locations-illegales_1914302.html

- https://www.lemonde.fr/economie/article/2021/02/18/airbnb-la-justice-valide-le-mode-de-regulation-en-vigueur-a-paris-pour-les-locations-touristiques_6070425_3234.html

- https://www.liberation.fr/france/2020/06/26/responsabiliser-les-plateformes-est-fondamental_1792562/

- https://www.francebleu.fr/infos/economie-social/les-habitants-du-quartier-des-halles-a-paris-manifestent-contre-airbnb-1569606171 ; https://www.tvanouvelles.ca/2019/05/09/manifestation-contre-airbnb-a-montreal

- https://www.sudouest.fr/gironde/bordeaux/gironde-ils-louent-leur-maison-sur-airbnb-et-la-retrouvent-saccagee-1380894.php

- https://www.lechotouristique.com/article/paris-amsterdam-et-6-autres-villes-veulent-acceder-aux-donnees

- https://www.lechotouristique.com/article/airbnb-fait-un-pas-vers-la-transparence-demandee-par-les-villes

- https://news.airbnb.com/fr/ce-qui-va-changer-en-matiere-de-transmission-de-donnees-en-2021/

https://www.airbnb.fr/cityportal?_set_bev_on_new_domain=1549726234_EKvj26dLlnnZVGNG

- https://www.lesechos.fr/politique-societe/societe/logement-comment-paris-accroit-la-pression-sur-airbnb-1225496

- https://www.lemonde.fr/economie/article/2019/11/29/immobilier-comment-airbnb-cannibalise-le-logement-dans-les-grandes-villes_6021009_3234.html

- https://infolocs.files.wordpress.com/2017/08/clairsienne-cahier-a5-pages-bd.pdf

- https://www.lexpress.fr/tendances/voyage/bordeaux-premiere-destination-touristique-2017-par-le-los-angeles-times_1866080.html

Haut de page

Notes

1 Una definición complementaria de "conflictos" está disponible aquí : https://www.hypergeo.eu/spip.php?article549

2 Las representaciones se refieren a una construcción o conjunto de ideas cuya función es describir la realidad con mayor o menor precisión. Son, sobre todo, una construcción social

3 http://geoconfluences.ens-lyon.fr/glossaire/conflits

4 En este artículo, utilizaremos preferentemente lo femenino para evocar Airbnb (la empresa, la multinacional, la firma, la plataforma...).

5 Los « vendedores de sueños » mundiales : Marriott Int., OYO, Jing Jiang Int. Hotels Group, Hilton Hotels & Resorts, AccorHotels etc.

6 La plateforma Couchsurfing creada en 2004, Leboncoin, Booking.com, Abritel HomeAway, TripAdvisor, GuestReady etc.

7 Mediante la creación de una comisión de mediación por cada transacción

8 Para darse cuenta de esto, basta con hacer una consulta directamente desde la plataforma introduciendo los nombres de las metrópolis (Londres, París, Berlín, Roma, Nueva York, Yakarta, Seattle, Río de Janeiro, Kinshasa ...) en el buscador.

9 La aparente "falta de intermediario" de Airbnb -que aparece claramente en su política de marketing- es en realidad una "mediación" disfrazada, ya que bajo el pretexto de eliminar intermediarios entre el "solicitante" (el turista) y el "ofertante" (el anfitrión), la empresa introduce otro escalón, directamente a través de la plataforma en línea.

10 Deuxième marché mondial avec plus de 600 000 annonces disponibles.

11 Se han cambiado los nombres de los entrevistados para garantizar su anonimato

Haut de page

Table des illustrations

Titre Documento n°2: El mundo según Airbnb
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 3,0M
Titre Documento n°3: Airbnb y su ámbito de actores asociados. El ejemplo de Francia
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 3,1M
Titre Documento n°5: Captura de pantalla del portal « Dataville by Airbnb » el 08.01.2018
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 556k
Titre Documento n°6: Tipología de conflictos asociados a Airbnb
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 2,1M
Titre Documento n°8: La oferta de alojamiento de corta duración ofrecida por Airbnb, y sus normativas
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 2,8M
Titre Documento n°9: La evolución de la oferta de Airbnb en Burdeos
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 2,4M
Titre Documento n°10: Oferta de alojamiento Airbnb en Burdeos
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 3,5M
Titre Documento n°11: Corte de un edificio gestionado por Airbnb
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 3,2M
Titre Documento n°12: Plan de tiendas gestionadas por Airbnb
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 3,1M
Titre Documento n°13: Geopolítica de un apartamento (1) "Airbnbized"
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 3,6M
Titre Documento n°14: Geopolítica de un apartamento (2) "Airbnbized”
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 3,2M
Titre Documento n°15: Geopolítica de un apartamento (3) "Airbnbized"
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 3,5M
Titre Documento n°16: Leyenda que acompaña a los documentos 13, 14 y 15
URL http://journals.openedition.org/viatourism/docannexe/image/7010/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 1,3M
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Victor Piganiol, « Airbnb o la geopolítica (globalizada) de un alojamiento turístico en disputa. Desde su avasalladora llegada a la generalización de los conflictos », Via [En ligne], 19 | 2021, mis en ligne le 26 juillet 2021, consulté le 05 décembre 2021. URL : http://journals.openedition.org/viatourism/7010 ; DOI : https://doi.org/10.4000/viatourism.7010

Haut de page

Auteur

Victor Piganiol

Doctorando en Geografía, UMR PASSAGES 5319 – CNRS, Universidad de Bordeaux Montaigne

Haut de page

Traducteur

Antonio Zárate

Real Sociedad Geográfica

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Via Tourism Review est mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo CNRS - Institut des sciences humaines et sociales
  • OpenEdition Journals
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search